El Museo

NeoPene

Yo trabajo en un Museo de Madrid del cual voy a evitar decir su nombre por si acaso que nunca se sabe…
Mi funcion entre otras es la atencion al publico, cosa que hago con mucho gusto porque siempre me gusto conocer gente.
En un frio Domingo de este Febrero yo estaba como siempre en el mostrdor de mi stand escuchando musica y atendiendo a la gente que se acercaba pero yo sabia que aquel dia el ambiente era diferente estaba como enrarecido, no explicarlo muy bien, habia menos gente de lo abitual y ademas de esto la gente que venia lo hacia como con prisas,asi habia empezado el dia y asi transcurrio hasta que se hacerco a mi una mujer de unos 30 años con un jersey de lana hasta el ombligo y unos jeans, su piel era muy blanca y su pelo era castaño claro con reflejos rubios todo esto estaba culminado con unos icribles ojos verdeazulados. Ella me pregunto por una de las cosas que estan espuestas en el museo y yo como es costumbre me levante y la conduge hacia donde estaba acompañandola para esplicarle un poco sobre las curiosidades que emvolvian a esta pieza,tras dar estas esplicaciones ella miro a su alrededor y me dijo te lo has ganado y me propino un beso, de esos que hacen epoca en las peliculas de cine, pero claro yo sobre todo llevado por el miedo a que alguno de mis compañeros pudiera vernos me separe de ella, cosa que por el contrario del efecto que me habria gustado causar parecio animarla mas y tuve que sujetarla para que su segundo intento no tuviera exito, pero no vallan a pensar que yo soy tonto, yo la tenia agarrada por los brazos e impedia que se moviera, por fin la dije aqui no, no quiero que nos vengan a decir algo hay muchas camaras, de seguridad ella me contetesto entonces donde, yo no sabia que decirle todo era tan precipitado, y ademas nunca habia hecho por imaginarme haciendolo alli asi que no tenia ni idea de donde ir lo que si sabia es que no hiba a perder tal oportunidad, la dige que aguantara un poco alli y que cuando pudiera se hacercara denuevo a mi estand que veria una puertezuela al fondo que entrara por ella con cuidado; Yo me fui disimulando y me fuy hacia el cuarto que no era otra cosa que un mini almacen para tener los panfletos, me meti y empece a desnudarme cuando solo me habia quitado la corbata y empezaba a desabrocharme el cinturon llego ella con la respiracion muy temblorosa por la emocion del momento, al verentrar yo la cogi por un brazo y sin mediar palabra la bese muy suabemente al principio para luego ir abriendo su boca con mi lengua y terminar jugando los dos en un apasionado beso que estayo cuando yo desabotone la botonera de su pantalon y la di la vuelta violentamente poniendo su cara contra la pared ella gimio de placer y dolor al chocar su cuerpo con la pared yo entonces comence a quitarle el pantalon mientras bajaba mordiendole primero el cuello luego la espalda y acabando con su culito sin dejar que se moviera y ya restablecido en pie la ordene al oido que fuera levantando las piernas para poder quitarle completamente el pantalon, ella ovedecio sin rechistar y yo los aparte con el pie mientras volvia a mordisquear su cuello y ya una de mis manos se ocupaba de su sujetador desabrochandolo y la otra estaba dentro de su tanguita negro de encage acariciandole el clitoris, cosa a la que ella renpodio colocando y frotando su rendondito y renpingon colito contra mi ya voluminoso paquete, baje la mano que habia estado trabajando sus pezones por encima del sujetador y termine de desabrochar mi camisa y el pantalon cosa que me costo pues ella no paraba de arrimar su culito cuando yo me apartaba un poco para poder sacar ya mis 24 cm, de una manera casi bestial rompi su tanga con mis manos para poder hacerlo con la mayor comodidad posible ella gemia de placer ante los tirones que di para romperselo y me decia que ya no podia mas que la partiera en dos que la dejar disfrutar por fin de lo que necesitaba de mi, yo mordi denuevo su cuello con fuerza y con la mano apunte mi pene hacia su culito, ella un poco sobresaltada me dijo que por ese agujero no que era virgen por el pero para cuando pudo acabar de hablar ya era tarde yo habia empezado a empujar despacio pero con fuerza y eso a ella le devia de doler mucho por la falta de lubricacion pero yo no iva a dar vuelta a atras me pare un momento mientras volvi a acariciar su chochito y a morder su cuello dando tiempo a que su culito se tragara lo que aun quedaba fuera ella no podia ni gemir devido a lo que le estaba entrando aunque si que alguna lagrimilla se le escapaba. Yo segui apretando hasta que llegue al final del tunel y ella devio de sentir de verdad como se partia en dos por el alarido que dio cuando comence a moverme, solo habian pasado tres minutos desde la primera embestida cuando ella comenzo a moverse respondiendo al movimiento que yo la imponia entre jadeos y y palabras de placer, tras un buen rato de seguir asi ella tubo su primer orgasmo que yo prolongue acariciando sus lavios y clitoris, le saque lentamente el pene y vi que aun a pesar de todo no la habia lastimado mucho porque no corria ni una ebra de sangre. Pero yo aun no habia terminado y ahora la di la vuelta ella casi no podia consigo misma y yo sugetandola me sente sobre un monton de folletos y la puse encima haciendola trgar mi verga esta vez por su vagina, al hacerlo fue como darle nuevas energias pues enseguida comenzo a moverse y se quito el jersey para dejarme ver sus increibles pechos que yo pellizque con los dedos de una de mis manos mientras que con la otra puesta en sus caderas la imponia el ritmo a seguir, ella ya no podia mas y dejo ir mientras yo la daba el que para ella segun me dijo fue el mas placentero beso de su vida,ella entonces me hagradecio todo lo hecho haciendome una de las mejores mamadas que me hicieron en la vida , ella arrodilla da frente a mi se la tragaba toda y jugba con su lengua de una manera descomunal, ella me hizo correrme dentro y trago hasta la ulttima gota de mi semen yo la levante la bese y la pregunte como estaba ella me dijo que habia sido el mejor polvo de su vida.
Sali del cuarto y luego ella salio todavia sonrojada y con el cuello lleeno de marcas rojas, me miro me sonrio y me dejo su tarjeta, estoy ansioso de volver a verla para darle un poco mas de si esa priciosa, redondita y respingona forma que ahora cubren denuevo sus jeans.
Pd no he podido dejar de acariciar su tanga todos los dia cuando voy a trabajar

NeoPene

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario