Una vendedora toco mi puerta

Era una tarde soleada, seguía siendo invierno así que hacia aire un poco helado.

Yo estaba solo en casa, vivo con dos hermanos los cuales los dos trabajan casi todo el día, tengo 24 años, soy alto, soy un poco robusto pero me considero de buen ver.

NeoPene

En fin, yo estaba preparando de comer y escuchando un poco de música, lo cual me pone muy relajado, eran casi las 3 de la tarde, decidí ducharme antes de sentarme en la mesa a disfrutar de mi comida.

No soy de esos que suelen tardarse mucho en la ducha, así que dure al rededor de 10 min duchándome, cuando termine escuche que llamaban a la puerta. Mis tíos viven a espadas de mi casa así que creí que eran mi tío y creía que ocupaba algo así que decidí abrir la puerta poniéndome una toalla al rededor de mi cintura.

Cuando abro la puerta me doy cuanta que era una joven alrededor de 20 años, media como 1.60 morena clara pelo obscuro largo, acuerpada, era una vendedora que iba a ofrecerme televisión por cable.

Yo me sorprendida al verla, ya que no me esperaba ver a una chava parada en mi puerta y yo estando solo en toalla.

Pero al parecer no fui el único sorprendido, cuando abrí la puerta ella me sonrió y me miro de pies a cabeza y con una sonrisa coqueta me dice.

-hola buenas tardes vengo ofrecesiendo tv por cable.

La verdad es que me éxito su mirada, me veía con lujuria y eso me ponía cachondo, el cual rápidamente se me vino a la mente no dejar pasar la oportunidad, tenia que llevarme a esa niña a mi cama, y yo sabia que no seria difícil, por lo cual conteste.

-hola amiga, buenas y tardes… Ups discúlpame por salir así creí que era un tío que venia por algo que se le había ofrecido.
Ella me sonrió y sin quitarme la vista de encima me dijo.

-No te preocupes amigo, suele pasar.

Yo obviamente tenia que invitarla a pasar lo cual pues se lo único que se me ocurrió era mostrarme interesado en su producto.

-pero que bueno que pasas por acá, la verdad es que si estaba interesado en ver algún paquete para contratar, si quieres pasa y espérame en la sala mientras me pongo algo de ropa.

Ella acepto y entro a la casa, le indique donde podría sentarse mientras regresaba.

Fui a mi habitación pensando en esa mujer que parecía tener unas tetas deliciosas.

Entre a mi habitación dejando la puerta entreabierta por si a ella se le ocurría espiar, lo hiciera sin problemas.

Estando en mi habitación me quite la toalla y empece a caminar en mi cuarto desnudo buscando ropa para ponerme lo cual tome todo el tiempo del mundo.

Yo estaba excitado pensando en ese trasero tan bien formadito que tenia esa mujer. Mi pene no estaba del todo erecto, pero se veía grande y con ganas de tener acción.

Ya después de algunos 10 min muy discreto volteo a la puerta y veo a la chava asomándose dentro del cuarto, eso me puso muy caliente y sabia que ella iba acceder muy fácil.

Me vestí , y salí a la sala donde estaba ella, realmente son escasos metros de distancia.

-perdón por la tardanza. Le dije.
-no te preocupes. Menciono ella con una voz entre cortada. Yo sabia que estaba exitada y sabia que tenia que ser muy dulce con ella.
-eres muy bella, lo sabias?
-gracias, tu también eres muy guapo.
-jaja, gracias… Ademas de bella, me saliste encantadora… Ya no hay muchas mujeres así!
Ella solo sonrió y me agradeció.

-y bien cuales son las promociones que ofreces en contratar un paquete en esta compañía?
Ella comenzaba a explicar se notaba nerviosa y yo lo estaba un poco también, después la interrumpo y le dije
-perdón, no estoy poniendo atención, me distraen esos labios tan hermosos que tienes, lo único que viene a mi mente es poder besarte!

Ella se quedo como hipnotizada, como qe no sabia que decir, y fue cuando decidí robarle un beso.

Después de un largo y húmedo beso, nos miramos a los ojos y sin decir nada volvimos a besarnos pero ahora fue mas intenso, comencé acariciar su pelo, su espalda su cintura, sus piernas.

De pronto sentí como frotaba su mano sobre mi pene por encima del pantalón, el cual ya estaba muy duro.

Comencé a sobar sus pechos y se notaba una excitación muy fuerte en el ambiente… Ella comenzó a desabrocharme el pantalón, se arrodilló y me bajo el pantalón quedando solo en bóxer.

Mi miembro estaba que ya queria salir del bóxer, y ella comenzó a besarlo por encima suavemente.

De pronto me mira a los ojos me sonríe y me baja el bóxer dejando al descubierto mi pene de 18 cm.

Después comenzó a chuparlo y besarlo muy suavemente, lo trataba con delicadeza y eso me gustaba… Dejaba caer su saliva por mis testículos y eso me excitaba aun mas.

Se levanto y me beso. Después yo la lleve al cuarto donde se quitó la blusa y sus bubis eran mas grandes de lo que parecían, se quitó el sostén y vi que tenia unas hermosas firmes y redondas tetas. Yo obviamente me le lance y comencé a besarlas, chuparlas, saborearlas y darles pequeños mordisqueos en los pezones.

Desabroche su pantalón y lo baje lentamente ella llevaba unos bóxer cacheteros color rosa.

Adoro el color rosa en la ropa interior de una mujer.

La recosté en la cama levante sus piernas y quite su ropa interior, yo lo único que queria hacer después de eso era lanzarme a su entrepierna y saborear su conchita mojada. Así que abrí sus piernitas y comencé a chupar todos esos juguitos que salían de su interior.

Adoro el sexo oral y amo ver a una mujer retorcerse cuando le haces oral.

Ya después de un rato subí la bese y le dije ahora empieza lo bueno. Y ella sonriendo me dijo, lo bueno empezó desde que entre a tu casa papi.

La puse a gatas y comencé a penetrarla suavemente mientras agarraba ritmo, comencé a penetrar cada vez mas rápido y fuerte lo cual la hacia gemir y gritar de placer.

Cambiamos de posición, yo me puse boca arriba en la cama y ella comenzó a cabalgarme, los dos estábamos exitadisimos yo estaba apunto de venirme cuando de pronto siento de jugos vaginales sobre mi….

Ella había terminado antes que yo y eso me gustaba por que sabia que todo estaba saliendo perfecto.

Yo al sentir sus jugos baje rápidamente a chupar lo que quedaba de ellos, chupe su vagina, juguetee con ella, hasta ponerla mas cachonda nuevamente.

Después volvimos a follar y esta vez los dos llegamos al orgasmo juntos.

Nos recostamos un rato para recuperar el aliento mientras platicábamos y conocernos un poco mejor.

Llego el momento que ella tuvo que irse, y nos despedimos.

Fue así como término, hasta ahora nos vemos, salimos, nos divertimos y lo mejor de todo disfrutamos de un buen rato de sexo.

Relatos Similares:

NeoPene

2 comentarios en “Una vendedora toco mi puerta”

Deja un comentario