La posición que teníamos se llama “Penetración 110”, YO me siento en “L” y ella sobre mi –CON EL PENE DENTRO, CLARO ESTA- sube la pierna derecha a mi hombre izquierdo y la pierna izquierda a mi hombre derecho y YO recogo mis piernas siempre con la planta de los pies en el suelo! ENTRA TODO! Y hasta de mas.
YO tardaría en venirme un poco así que deci que ella sintiera lo mas que se pudiera, me encantaba la sensación de sentirla tan escurrida y tan puta! Verla como se le tensaba la cara y luego como respiraba rápido intento bajarse un par de veces, pero levantaba mis manos para impedírselo hasta que, en uno de sus orgasmos ESTALLO! Baje mis piernas para dejarla descansar un poco, se salió y se recostó boja abajo recuperándose.
Tía Amada: Estoy agotada, creo que no puedo más!
YO: Ya verá que si –Y le hundía los dedos con lubricante, ella respingo y giro para ver que hacia-
Tía Amada: De verdad hijo, creo que no podre mas
YO: Téngame confianza tía, vera que le gusta!
Me pare y sin decirle nada le introduje mi pene lleno de lubricante, al principio veía como no le gustaba, hasta intento zafarse pero con las embestidas, le fue tomando amor a la tranca dentro de su culo, sentí el cosquilleo cuando estas por venir, le avise y me dijo :
Tía Amada: Lléname de tu leche corazón, te lo mereces!
Ni atine a decirle nada Sentí los espasmos!!! Casi ni salía nada, sentía el toque eléctrico que recorría mi espina dorsal, las piernas se me acalambraron un rato y sentía como su culote, me exprimía. Estábamos muy metidos en lo nuestro cuando vi que la luz del pasillo estaba prendida, que NO debería estar prendida, no quise alarmarla, así que como pude me pare y CUAL FUE MI SORPRESA ver a la hija más chica, la fresita, la guapa, una chica alta, delgada, 50 kilos, 1.60 de alta, con las pantaletas en las rodillas y tumbada en el suelo.

YO: Levántate, acomódate la ropa, no hagas ruido para que no se dé cuenta tu mama, platicamos luego, y recoge toda la regazon sin ruido, está dormida, para que no se dé cuenta –TODO ESTO MIENTRAS TENIA EL PENE APUNTANDO AL CIELO DE NUEVO, ELLA SOLO LEVANTO LA VISTA PARA SENTIR UN MUCHO AVERGONZADA.
Entre al cuarto y cerré la puerta.
Tía Amada: Pasa algo?
YO: No, no pasa nada, solo que me pareció oír algo.
Tía Amada: Vinieron las niñas? –Su tono de voz era de alarma y miedo, era obvio que le preocupaba que nos pudieran encontrar sus hijas conmigo adentro-.
YO: No! Como cree, eso pensé y tuve que poner mucha atención en la escalera pero parece que era la gata de la vecina.
Tía Amada: Esa gata siempre me vive asustando.
YO: Creo que será mejor que duerma en mi habitación, no sea que las niñas vengan y nos pesquen desnudos o a ud. Orinándose –y enseguida se sonrojo, no le di tiempo y salí de la habitación desnudo, cerrando la puerta a mis espaldas- BUENAS NOCHES!

Fui x ropa, me vestí a toda prisa y baje a ver a Sofí, quien aun estaba en calzones.

YO: Puedo? –He hice ademan de pasar-
Sofí: Ya me viste masturbarme y sin calzones, qué más da que me veas con ellos puestos.

Me acerque a ella, su voz parecía llena de decepción, molesta, ira y reclamo; No sé exactamente llena de que.
YO: No es lo que piensas… -Ni siquiera me dio tiempo, me dio una bofetada y casi gritando-
Sofí: No? No es lo que creo? NO ESTABA MEANDOSE MI MAMA ENCIMA DE TI?
YO: Baja la voz, te va a oír, vístete, vamos a tomar algo y lo platicamos. Pero necesitare que marques acá a la casa y le digas que necesitas que te lleve algo, no se inventa algo que ella crea, para que no sospeche y te pueda tardar y explicarte.
Sofí: No me interesa lo que me puedas decir, se lo que vi!
YO: Aja! Y qué? –Eso ya empezaba a preocuparme, no quería entrar en razón y no sabía que pensaba, necesitaba saber que pensaba y si diría algo o que es lo que haría… Sobre todo, me preocupaba la idea de perder a la Tía Amada y claro, que mi esposa me pidiera el divorcio- Olvidas que YO también vi! Y que –sin darme tiempo, me beso, un piquito, suave, rápido, como de novios de primaria, hasta como con pena. La idea me excito! Más de lo que ya estaba- Marca y pide que vaya a dejarte algo, pijama, cel. O cualquier tontería. –Y me levante de la cama con el pene erecto, claro! Sofí se dio cuenta.-

El teléfono solo, oí que la tía Amada hablaba fuerte, como en tono de regaño y luego fue a la habitación donde según YO ya estaba dormido.

Tía Amada: Hijo, disculpa la molestia, quería saber si podrías llevarles a las niñas ropa para dormir, están con la vecina –y puso cara de picara- y si no tardas –se descubrió la bata de dormir, para dejarme ver su desnudes TAN SENSUAL que me estuve a punto de comérmela de nuevo, pero recode a Sofí y me levante rápidamente-.
YO: Claro que si! Y regreso para que me dé otra de sus mamadas de campeonato! Tome agua Tía, quiero que se repita lo de la meada –y ella se sonrojo- me gusto mucho!
Tía Amada: De verdad?
YO: Si, mucho! Seria genial repetirlo.
Tía Amada: Ok! Solo x tratarse de ti, que me has tratado tan bien!

Salí de la casa y le imprimí velocidad a la caminata, Sofí me esperaba en un bar a 3 cuadras de ahí, donde había un motel alado.
Llegue y ella levanto la mano, me acerque y nos dimos otro picotazo y empecé a hablarle:

YO: Mira, las cosas no son lo que parecen, tu prima y YO hemos tenido un poco de diferencias, a ella ya no le gusta como antes hacer el amor, y aunque la amo con locura, no puedo estar así. Soy demasiado sexual para estar solo masturbándome, necesito labios, saliva, flujos –ella puse cara de ASCOOOO!- y esas cosas que no entiendes x estar muy chiquita.
Sofí: Y entonces x que no me buscaste a mí, en lugar de buscar a la viejona de mi mama? –y puso cara de molesta, la pregunta me dejo en SHOCK! No sabía que responder- Te doy miedo, verdad? –reímos y entonces entendí que ella también quería que me la cogiera-
YO: Vámonos de aquí!
Sofí: Ok!

Pague y salimos del lugar y nos metimos al motel, pague y entramos a la habitación.
Sofí era una niña inocente, según YO, pero la verdad MUY MORBOSA, le gustaban las cosas fuertes, nalgadas y mordidas, aunque se le notaba BASTANTE la falta de experiencia se le agradecía el impetud, las ganas, los niveles de excitación y claro estar desnuda conmigo en un motel.

Las cosas subieron y subieron de nivel, para entonces ya tenía más que claro que no era virgen y que, tampoco había tenido grandes amantes, mas bien, pubertos de eyaculación precoz y quien no, con tremenda hembra, también me habría venido rápido si no hubiese tenido tanta acción con su madre.
El sabor era muy similar aunque Sofí era más suave, no se impregnaba tanto en mi piel, las tetas eran mas firmes y un poco mas apiñonadas, el coño sabia tan delicioso como el de su madre, con menos flujos y exactamente igual de depilado total.
la penetre sin miramientos, sin esperar a que estuviera lista, quería que me recordara! Que recordara que le había hecho daño en el primer contacto. Pujo un poco, y en más de 2 ocasiones tuvimos que cambiar de posición x que no le gustaba y le pedía que lubricara un poco llenándome de su saliva para después volverla a penetrar, l gustaban las posturas de frente, me besaba con los ojos abiertos muy apasionada pero muy toscas, termine ensalivado hasta los cachetes.
No se cuantas veces se vino, ni cuanto tiempo tardamos, pero llego el momento en que me dijo:

Sofí: Que no te piensas venir? Ya me arde!
YO: Si pero solo si te subes encima de mi.
Sofí: Ok! Me vas guiando.

Cambiamos de posición, me tumbe en la cama y ella se subió, pero la puse de lado, para mirarme tenia que mover su cabeza hacia el lado derecho.
Y le marque la pauta, le fui mostrando el ritmo. Cuando estaba por venirme:

Sofí: Quiero mearme encima de ti, como mi mama!
YO: Hazlo! X que ya me vengo.
Sofí: PERO no sé cómo.
YO: Solo frótate el clítoris como si te masturbaras, pero apúrate y cállate que ya estoy por venirme!

No lo logro, o no me di cuenta, la verdad no le pregunte… Me quede en un letargo. Muerto de cansancio, sentía que el corazón me estallaría, la piel del pene me ardía y sentía una sensación extraña de orinar alambre de púas, pero sin dolor, solo era raro. Reaccione a no se que horas y le dije:

YO: Me tengo que ir!
Sofí: Ya no quiero que cojas con mi mama! Te daré todo lo que quieras, pero no quiero que la vuelva a tocar.
YO: Es muy tentadora la oferta! –Los ojos me brillaron! Acaso dijo “TODO LO QUE QUIERAS”? Sonaba prometedor- TODO lo que YO quiera? Estas segura?

Me vestí y Salí del motel regrese a casa para que la Tía Amada no sospechara la tardanza, la cuartada había sido perfecta… Las chicas estaban enfiestadas y no me había dejado salir antes.
Toque el timbre y al abrir la puerta, la tía Amada estaba COMPLETAMENTE DESNUDA… Y YO, con el pene tieso.

PERO ESO, SE LAS PLATICO EN LA OTRA! SALUDOS!!!!
fuegodragon@rocketmail.com