DESCUBRIENDOME (1a. Parte)

Relato enviado originalmente por K.R.A.M. el 1º de Agosto del 2001 a www.SexoServicio.com

DESCUBRIENDOME (1a. Parte)

Han pasado mas de tres meses desde que me sucedió lo que modifico mi forma

de disfrutar el sexo; soy una chica de 19 años y soy hija única, mis padres

son profesionistas por lo que casi nunca están en casa, ambos son Abogados y

yo me encuentro estudiando el primer semestre de Administración de Empresas,

mi nombre es Sandy y puedo decir que a pesar de haber tenido antes novios

con los que obviamente tenia momentos de placer que me proporcionaban sus

caricias y besos, nunca había tenido relaciones con ninguno de ellos, y

ocasionalmente había alcanzado el orgasmo, pero a pesar de ello, no me

obsesionaba el sexo.

Todo sucedió un viernes cuando regresaba de la Universidad, eran las siete

de la noche y al entrar a casa encontré una nota de mis padres en la que me

decían que habían salido de emergencia a la ciudad y que posiblemente no

regresarían hasta el domingo; eso me alegro el fin de semana, inmediatamente

me comunique con mi novio para ponernos de acuerdo y salir por la noche a

divertirnos, sin embargo mi decepción fue enorme cuando me contesto

diciéndome que se encontraba sumamente enfermo de gripa y no tenía ánimos de

salir; mis planes se iban por la borda aun más cuando me trate de comunicar

con mis amigas para salir con ellas, pero todas ya tenían planes con sus

respectivos novios, así que no quise hacer mal tercio y decidí quedarme en

casa a aburrirme como una ostra, me tumbe en el sillón de la sala y me puse

a ver TV, eran ya casi las once de la noche y seguía aburrida, me levante a

poner una película en el DVD y al sacar la carpeta en donde están todas las

películas, encontré un CD que no tenia ningún membrete ni estuche, así que

me llamo la atención y lo puse para ver de que se trataba, enseguida que

presione el botón de â??playâ?, la pantalla de la televisión se

inundo de una gran escena de sexo, eran dos rubias y una negra

verdaderamente escultural que fornicaban con dos tipos que tenían un aparato

enorme, pero más me llamo la atención uno de ellos ya que su verga además de

ser enorme y gruesa, estaba enormemente curveada hacia arriba, ese tipo era

el que disfrutaba de las dos rubias mientras que el otro le hacia sexo oral

a la morena escultural, el video era obviamente de mis padres, pues yo sabia

de la afición de ambos de excitarse con videos de ese tipo, así que me puse

a disfrutar de ese video y me tumbe en el sillón, pues nunca había podido

ver completo uno de estos videos y esta era mi oportunidad, no habían pasado

más de cinco minutos y ya me encontraba sumamente excitada, el quejido de

la protagonista negra era rítmico y me identifique inmediatamente con ella,

pues aunque yo no tengo el cuerpo tan voluptuoso, puedo decir que tengo un

cuerpo excelente, ya que mi estrecha cintura y amplias caderas hacen que mi

busto se vea espectacularmente grande, poco a poco empecé a bajar mi mano

hacia mi â??puchaâ? me acaricie sobre la ropa y no pude dejar de

extrañar tener cerca de un hombre con una verga como los de la película, ya

me encontraba sumamente excitada así que me quite la ropa y solo me quede

con mi sostén que era de lickra y no me estorbaba nada, me recosté

nuevamente y con una pierna sobre el respaldo del sillón me empecé a

acariciar, primero con un dedo a hacer círculos imaginarios sobre los labios

de mi vagina, al tiempo que amasaba mis senos y pellizcaba mis pezones con

mi mano izquierda, no me atrevía a introducir mi dedo por temor a que me

desgarrara el himen, pues quería llegar virgen al matrimonio, pero la

tensión sexual que inundaba el cuarto era ya casi imposible de soportar, la

orgía que estaba en la pantalla hacia más grande el deseo que tenia de ser

penetrada, no podía contenerme mas así que lentamente introduje mi dedo

dentro de mi vagina, y la sensación fue tan maravillosa que no paso mucho

tiempo antes de introducirlo hasta el fondo, movía frenéticamente mi pelvis,

la temperatura de mi cuerpo era extrema, las gotas de sudor que resbalaban

de mi frente hasta mis senos me excitaban demasiado, todo aquello me

invitaba a impulsar mi cintura hacia arriba mientras que mi dedo era

estrangulado por mi vagina; era tal mi placer que me amasaba fuertemente mis

senos y me lubricaba mis pezones con saliva antes de pellizcarlos, no sé

cuanto tiempo paso pero llego el momento que no pude más y me vine entre

gritos entrecortados y quejidos de placer que desencadenaron uno de los

mejores orgasmos que hasta entonces había tenido, quede tendida en el sillón

un buen rato, mientras trataba de recupérame de toda esa sensación, mi aroma

invadía cada rincón de la habitación, y la ventana de la sala se encontraba

aun empañada por mi agitada respiración…

>>CONTINUA…

Por KRAM.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *