Helena II – Helena Liberada

Por
23 April, 2020 2:00 am

Continuación de Helena I

La bella Helena debía cumplir su palabra y en esto radicaba si fuera feliz o no
Narra_Helena.- Como habíamos acordado mi hermana Carlota y yo debía tener sexo con un amigo de mi padre, para que Carlota con planes de dejar la casa cobrara una gran cantidad de dinero, ella me amenazaba con aquellas fotos. El se presento para atender el llamado de mi hermana el era el señor Eugenio Meyer ellos hablaron largo rato, después entrada la tarde ella me hizo llamar para presentarme.

El me miro como nunca me había mirado nadie, era notoria la ansiedad que producía en el la carne joven.

Acordaron el precio, algo que jamas pensé alguien pagaría por sexo y verdaderamente hasta me sentí halagada. El trato seria que yo permanecería con el por dos dias y estos serian el Miércoles y Jueves próximos. Eso había sido el domingo. Ya siendo miércoles.

Mi hermana me llevo a caza de Eugenio una antigua ascienda al norte del Estado de México el viaje fue rápido alrededor de 1 hora, el le ofreció hospedaje ella acepto y le fue dada una habitación.

Enseguida Eugenio me mostró su casa era realmente grande y remodelada al estilo Don Porfirio, los exuberantes jardines le venían muy bien y yo ya me estaba acostumbrando a la idea de ser poseída por el, ademas un hombre espléndido para conmigo. Al regresar a la casa principal mi hermana tomaba un refrigerio en las terrazas laterales. Eugenio un hombre de alrededor de 50 años nada feo conocía poco a poco acerca de mi y pronto llego la noche, el me tenia preparado un vestido de noche negro de espalda descubierta me pidió que fuera a cambiarme pues cenaríamos pronto.

Narra_Carlota.- Helena regresada de cambiarse lucia espléndida el vestido ceñido hacia ver su contorno femenino como nunca, las caderas fuertes como de una mujer Germana, y su cintura delgada con sus bastantes desarrollados senos.

De inmediato me fingí enferma para retirarme sorpresa mia fue el encontrar una mujer camino a la salida del salon. Ella era Cassandra la esposa de Eugenio, una mujer sumamente hermosa. yo mo supe que decir y ella lo hizo.

Cassandra.- Así que tu eres…

Carlota.- Carlota, señora, ese es mi nombre.

Cassandra.- es un placer conocerte, mi marido me ha hablado de ti, es de decir de ustedes. Pero porque te retiras?.

Carlota.- Me ha Dolido la cabeza y deseo descansar

Cassandra.- cuanto lo siento, espero te sientas mejor por la mañana.

Carlota.- gracias, con su permiso.

Carlota_Narra.- así que me fui preparar la cámara para hacer de este un buen negocio.

Eugenio.- Helena ahora que estamos solos vallamos a mis habitaciones.

Pero primero quisiera presentarte a mi esposa Cassandra.

Helena_narra.- el que eugenio me presentase a su esposa al principio me atemorizo creí que ella me echaría pero al parecer ella conocía ya la razón de mi estancia. Y parecía la aprobaba. Nos dirigimos los tres a sus habitaciones mientras cassandra me abrazaba claramente yo le gustaba y poco a poco bajo sus manos por mi espalda hasta comenzar a restregar mi intimidad.

Ya en su cuarto Eugenio se sentó en un sillón alejado y solo nos miraba, miraba como su mujer poseia una mas joven. Entonces yo acepte lo que desde un principio yo quería, quería vivir y no reprimirme mas. Y comencé a besar a cassandra, ella se reía y me decía: así, así bebita. Era hora de que escucharas tu coño.

Deslizo la parte superior de mi vestido y comenzó a jugar con mis virgíneas tetas.

Cassandra_narra.- era una criaturita la que me gustaba hasta ponerme bramante, su tetas eran blancas y su redondez la de una virgen. Ella me decía: mi conejito arde. Te quiero dentro.

Si mi niña, mi puta princesita aquí rigurosa verga tendrás. Pero primero hacele sucio el coño a mama.

Asi se inclinaba dejando a mi marido verle las caderas bien calientes. Su culo paradito y joven se mese, mientras su boquita traga mis jugos y pregunta: Eugenio no vendrá?.

No lo se coñito de palomita. Pero si te arremangas a lo mejor lo convences!, mi palomita meteme tus deditos ¿si?

Los deditos de Helena eran exquisitos, le temblaban y eso me ponía super Jariosa.

Eugeio rápidamente vino con nosotras el la costo boca arriba y le alivio su coñito, eran tan sucios mis pensamientos con esta Chica que solo restregaba mi vulva contra su cara fuertemente, ella apenas podia respirar y cuando lo hacia era en mi chucha mojada, y los sonidos eran líquidos y mis labios menores vibrando. Rápidamente sobrevino el primer y segundo orgasmo por parte de esa boquita.

Yo le dije: Helena jalale la picha a papa.

Ella se levanto y tomo entre sus manos la polla de mi esposo. Yo me recosté y comenze a trabajar su conejito. Su labia estaba lastimada de sesiones anteriores y le dije: quien te ha maltratado el coño?.

La respuesta me pareció tan sucia que solo al decimelo me corrí a chorros, había sido su hermana Carlota.

Ya después hicimos el 69 con mi esposo penetrandola.

Al principio ella jugaba y decía: soy doncella y muñequita, nada mas la puntita.

Por supuesto eso fue gracioso y hasta pensé que era la mas puta adolescente que jamas hubiera yo conocido, tuvo ella un orgasmo muy fuerte que la dejo deshecha, le ayude a sentarse y ¡a que Eugenio eyacularía y la sostuve de los brazos desde atrás Helena mamaba a mi esposo y cuando el termino ella no pudo mas y cayo hacia elfrente siendo ella bastante alta para su edad aproximadamente 160 cm yo cai con ella y en esa posición yo le acariciaba su coñito por largo rato, yo sobre Helena y eugenio se me subió para meter su pija aun erecta en Helena así estuvimos unos minutos hasta quedar dormidos.

Helena_Narra.- después de que Eugenio se vino sobre mi no tuve mas fuerzas y cai al suelo quedando semi-inconsciente. Lo único que recuerdo es que Cassandra cayo sobre mi y que ella me masturbaba, tuve algunos orgasmos mas pero estaba casi inconsciente.

Al despertar me dolía la cara, el cuello y mis senos estaba atrapada debajo de Cassandra y Eugenio ellos dormían y por su peso yo casi no podia respirar. Tate de quitarmelos de encima cuando escuche que alguien quería abrir la puerta pero estaba asegurada recordé a mi hermana y me di cuenta de que ella no había podido entrar. El ruido despertó a Cassandra y ella despertó a Eugenio para que se quitara. Me ordeno vestirme e ir a bañarme como si de mi madre se tratara. Así lo hice pues no quería que mi hermana tan pronto arruinara esa cogida.

Al salir del baño mi hermana me esperaba y me dio ropa limpia, me pregunto que había pasado y yo le conte todo. Le dije también que seria mejor que tuviera sexo con Eugenio fuera de la casa y así no habría problema con tomar las fotografías. A Carlota le pareció buena idea ademas así podia chantajearlos sin correr peligro de represalias por parte de Eugenio. Y así lo acordamos.

Después de desayunar Eugenio y Cassandra Irían a cazar, en verdad les fascinaba. Yo alegue que me gustaría ir con ellos enseguida Eugenio se negó dijo que eso no era para niñas como yo Cassandra intervino y acordamos que si yo no interfería estaría bien. Después de rato de andar por el campo yo me sentí muy aburrida y para echar a andar mi plan fingí que me caía como yo iba atrás de ambos no se dieron cuenta de que era una farsa y aunque cai apropósito mi piel suave se lastimo fácilmente y me encontré con heridas por todo el cuerpo por ramas y espinas.

De inmediato me levaron al rio que estaba próximo, mi hermana nos seguía sin que nadie se percatase. Yo llevaba un vestido de falda hasta las rodillas como de muñeca y un sombrero de primavera. Fingí que mi rodilla me molestaban mucho y Cassandra me sentó en una piedra y subió mi pierna mientras me desinfectaba yo le comencé a recogí mi vestido sin que se diera cuenta. Poco a poco la fue invadiendo el deseo.

Cassandra_Narra.- Helena me mostraba sus bien formadas piernas, y poco a poco yo solo deseaba mirarle su entrepierna, cuando ella se dio cuenta comenzó a jugar a cerrar las piernas. Yo se las intentaba abrir y ella las cerraba, cuando Eugenio nos miro jugando en esa manera dijo: ah mi hijita, tengo una idea.

Y Helena dejo de reír y se puso seria. Ella parecía que entendia lo que Eugenio quería y parecía gustarle esa idea.

Ella comenzó a llorar, eugenio apuntaba hacia ella con el rifle y decía: creo que voy a tener un trofeo mas.

Helena le pidió que no la matara que aria lo que el pidiese. Eugenio le dijo pues eso sera, pero nada de esto dirás a tu hermana, ¿ De acuerdo?

Helena.- si.

Helena_Narra.- Regresamos a la casa por la parte de atrás para no ser vistos y nos metimos a las caballerizas ahí dentro Eugenio tomo un látigo y me dijo que fuera al fondo donde Cassandra me Prepararía. Eso hice y Cassandra me dijo que esta vez iba a gozar mas. Me ato los brazos a las vigas del techo y yo quede parada con mis brazos hacia el techo.

Cassandra_Narra.- Ya atada Helena comencé a rasgar su ropa hasta dejarla desnuda de inmediato me abalance sobre su conejito ella ya no estaba muy dispuesta, pero sus quejidos me hacían sentir calentorra.

Primero su chocha estaba tibia y seca pero no tardo en arder al igual que lubricarse profusamente, Eugenio se acerco y comenzamos lo planeado, el comenzó a blandir el látigo contra la espalda de Helena y pronto su sangre comenzó a correr ella gritaba como nunca escuche a princesita alguna.

Mientras yo jugaba con sus carnes, eran deliciosas, me divertía dando jalones a sus pliegues haciendola gemir y mordisqueando su clitoris con fuerza. Le lamia su clitoris de puta tanto que ella comenzó a decir que le dolía mucho yo seguí.

Mientras tanto Eugenio había flagelado tanto la espalda de Helena que su sangre rodó hasta su Hoyito, fue muy excitante el sabor a sangre combinado con su fluido, me levante y la bese, Eugenio se detuvo. La llevamos a una mesa donde Eugenio se puso boca arriba para recibir a Helena ella estaba completamente afectada, pero se sentó sobre Eugenio sin replicar aun llorando, mi marido la ensarto hasta el fondo y ella grito: ahh mi cosita me la rompes.

Ahh noooo. (llorando)

la tomo de las cinturas y comenzó el bombeo la niña se veía deliciosa ensartada en el, y yo me acerque con un calzoncillo consolador, la vaina de Helena estaba expandida al máximo y a cada estocada se metía y salía de su lugar, entonces me acerque a su redondo culo y comencé a lamerla para lubricarla. Cuando ella me dijo: Vas a encularme?.

Me enojo que quisiera siempre saber y le di una bofetada que le regreso la cabeza a mirar a mi marido.

Y se la enterré toda lo que la hizo colapsar en un orgasmo terrible. Pronto se recupero y yo le dije a Eugenio que quería tener la galletita (Vagina) de Helena. Me recosté y Helena muy obediente se metió lentamente el falo, seguí dándole mientras le metía dedo a su ano, ella ya no soportaba de repente la vi asustada de nuevo, era mi marido con Baldwin un caballo Pura Sangre írabe el animal tenia la pija tiesa como tubo y al acercarlo Eugenio hizo a helena tragarse el tolete.

La saliva de Helena escurría en mi cara, el falo de aquella bestia no la dejaba controlar sus secreciones parecía que quería vomitar cuando mi marido la enchufa por detras y la niña no hace mas que llorar.

Yo disfrutando a Helena desde adentro, lamia sus pezones mientras ella estaba apunto de desmayar, estuvimos cogiendo un buen rato en esa posición hasta que su hermana entro.

Carlota_Narra.- después de seguirlos por el bosque regresaron a la casa y a las caballerizas fueron a mi Hermana Sodomizaron y Flagelaron pero mientras tanto yo solo me comía con los ojos a Cassandra eran una Hembra que si yo Hubiese Sido Hombre Desearía nadie mas poseyera. Comencé a masturbarme con aquella vision de Helena Y Cassandra, para cuando Helena hacia sexo oral al equino. Un plan aun mejor vino a mi mente, dejaría la cámara en automatico y así no tendrían porque sospechar de mi.

Presto! La cámara acomodada y yo a cojer, al entrar me miraron con asombro y aun mas cuando le pedí a Cassandra me metiera la pija falsa que le colgaba. Así me uni y lamí a mi hermana por debajo siendo culiada por Cassandra, que tenia una mirada de excitación que solo con un polvaso se quitaría.

Ella bombeaba mas fuerte que amante alguno que yo hubiera tenido, y me corrí por primera vez, ohhhhhh mi cuu-loooooooo me sentí como una gatita ante tremenda cojelona. Me dominaba a asu antojo y yo solo quería mas para mi puchita, me decía:

Chica mala te gusta ver como coge papa y mama con tu hermanita verdad?. te gusta ver como le destrozamos el culo a Helenita verdad? Dime puta, dime zorra de labriegos, zorra de cerdos.

Quieres que a ti también te violemos?.

Y yo decía: si, si, mamita, dame asta romperme el culo.

Dame hasta que me mates, y tenia denuevo me corrí. Cassandraaaaaaaaaa. Uhhhhhh, siiiiiii

Y después dijo, pues entonces dale gusto a la princesita. Y me dio un calzoncillo como el que ella tenia

y me hizo meter la verga falsa en la vagina de Helena mientras que ella detrás de mi también se la metía por la vagina, y Eugenio por el otro agujero. Me excitaba tanto ver a mi hermana penetrada por 3 pichas ella ya ni siquiera hacia ruido, el caballo eyaculo tanto semen que asta para repartir entre tres viejas tuvimos. La cara de Helena era la de una Zorra Total. Todos quedamos exhaustos, Helena y yo quedamos con tremendo dolor de partes bajas.

A los minutos yo me levante recogí la cámara y me fui a mi habitación a bañarme y a alistarme para regresar a casa.

Todos aparecieron tiempo mas tarde y cuando baje, de nuevo se habían cogido a Helena. Ella no sabia ni siquiera donde estaba. Y llego la noche ora a la que debíamos regresar a casa. El pago fue echo y nos fuimos hacia la casa Helena iba dormida en la parte de atrás del auto y solo la desperté para llevarla a su cuarto. Solo quería dormir. Yo me jalonee mi puchita unas cuantas veces antes de acostarme y me dormí.

Helena_Narra.- después de partir de la casa de Eugenio no recuerdo nada Hasta el dia siguiente cuando desperté ya entrada la mañana, me dolía horrible la entrepierna, recordé que ese dia regresarían mis padres y baje rápidamente,ellos ya estaban el la casa y me dijeron que no me habían despertado por que me habían visto bien dormida. Comí algo y después mi madre me pregunto porque tenia moretones en los brazos y piernas y no supe contestarle, de inmediato Carlota respondió que habíamos ido a nuestra casa de campo en la montaña el Iztaccihuatl (que en Náhuat significa mujer dormida). ellos aun no sabían porque habíamos hecho eso y ella dijo pues simple la inteligente Helena olvido sus manuales de estudio y mientras estabamos ahi ella se resbalo barias veces.

Y el alivio llego, mis padres me regañaron y después mucha atención prestaron a todas mis heridas, aunque las que tenia en la espalda no las podría justificar así que no supieron nada de esas.

Fin del Relato II

Continua en Helena III

Por favor hacedme saber su opinión acerca del relato Helena II y susantecesore Helena I a : pietrolecapeno@hotmail.com

Por DIESIRAE

Etiquetas: prostitutaputa

Entradas recientes

Por
25 May, 2020 6:00 pm
Por
25 May, 2020 2:00 am
Por
24 May, 2020 6:00 pm
Por
24 May, 2020 10:00 am
Por
24 May, 2020 2:00 am

Deja un Comentario

Tu dirección de Email no sera publicada. Los datos requeridos están marcados*