La cita

Puntualidad era la regla…… Nunca hablaban de cosas sensibles, cada ultimo jueves del mes, puntual a las 9.00pm el aparecia. Este jueves ella estaba lista, se habia tomado un litro y medio de agua, dos copas de vino y trataba de resistir el mayor tiempo posible. El cruzo la puerta, un beso en la mejilla y recibio su copa de vino, ella tenia una bata gris de seda con unas letras chinas en alto relieve, agradable al tacto pero el no la toco, se dirigio al bano se desvistio prendio un cigarrillo y entro al enorme jacuzzi circular, comenzo a apurar la copa y el humo, parecia una manecilla de un reloj situada a las once. Ella seguia resistiendo estaba en el limite pero hacia el esfuerzo por el, pasaron los minutos cuando finalizo su copa, entro al bano, la luz estaba apagada pero bien iluminado por la que entraba por la puerta, el seguia sentado a las once del reloj la cabeza recostada hacia atras, entro con la bata dentro de la enorme tina, coloco sus pies a ambos lados de el, luego subio el izquierdo al lado del hombro derecho de el, se quito la bata, la luz le daba tres cuartos desde la izquierda y le iba bien el juego de sombras, el la miraba desde abajo su sexo rosado estaba a veinte centimetros de su cara, su vientre ligeramente dilatado, sus senos se movian con la respiracion y veia claramente sus ojos, ella lo vio ahi sentado, en extasis, ya no podia aguantar mas era el momento, mordia su labio inferior cuando comenzo a relajar su pelvis, esos musculos que habian estado contraidos se liberaron, en ese momento el comenzo a ver fluir y sentir caer sobre su cara, su torso y su espalda aquel liquido tibio, claro amarillo con sabor a lagrimas, ella sentia el placer escondido del poder a la vez que le entregaba su intimidad y sus sentimientos en estado liquido, el se entregaba en pleno a ese acto de humildad y sumision. Al final estaba liberada y ligera, el acerco su boca a el sexo humedo y lubricado secando cada gota, ella bajo de las alturas y lo acariciaba distante su mano derecha buscaba el sexo de el pues queria con urgencia el placer sordo de la sodomizacion, su pelvis se movia despacio en circulos para ayudarlo a penetrar, comenzo a subir y bajar sentia entrar dentro de ella el sexo en pleno, coloco su mano derecha sobre el vientre de el dosificando el movimiento, con la izquierda se acariciaba ella a su ritmo, estaban bien orquestrados, sentia la distension y la progresion en su interior, el apretaba su pezon izquierdo porque era el del corazon, la respiracion y el ritmo aumentaron, sus miradas se encontraron como dos filos iluminados, se la sostuvieron unos segundos el noto que sus ojos se cerraron y que su mano izquierda acelero el paso, era el momento, se dejo arrastrar por ella y se derramo en su interior, todo quedo en silencio, desaparecio la energia, ella se recosto sobre el torso sobre torso y su cabeza de lado sobre su hombro izquierdo, su mirada se cruzo perpendicular con la de el y ella le entrego una tierna sonrisa vertical.

Espero que les haya gustado, los comentarios los pueden enviar a mi correo [email protected]

Author: Didierr

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.