Rock Niger

Aqui vuelvo a la carga con otra de mis esperiencias esta vez con una mujer del este de europa la tierra que para mi desde ese dia es la mas caliente del mundo.
Era el tipico dia de entre diario y yo como cada dia me habia levantado, duchado, desayunado y ya un poco tarde sali para el trabajo.
Entre en el autobus y comence mi viaje, como es muy pronto cuando salgo para trabajar siempre hay poca gente y suelo ir medio dormido, pero como la noche anterior no habia nada interesante en la tele me habia acostado pronto y ese dia estaba bien despierto, asi que empece a fijarme en la gente que ivamos en el bus hasta que sin quererlo me empece a fijar de forma casi accidental en una preciosa rubia natural de intensos ojos azules superclaros y piel blanca como la nieve, iva bestida con un bestido de florecillas que le llegaba por debajo de las rodillas y que le silueteaba un turgente pecho en uno de esos escotes abotonado ; ella tambien reparo en mi y asi estuvimos mirandonos hasta que baje del autobus para ir al metro.
Subi al metro y como el que no quiere la cosa me di cuenta de que ella estaba justo pegada a mi por detras (ya saben como son las horas punta en los transportes) no queria girar la cabeza para ser descarado pero al poco senti como alguien me tocaba el culo en inicio pense que alguien me intentaba quitar la cartera pero en un instante empece a comprender que era ella la que con entusiasmo habia empezado a acariciar mi duro trasero, yo queria corresponderla pero en ese momento vi que estaba llegando a mi parada y tenia que bajar asi que lo hice pero inmediatamente arrepentido di marcha atras y volvi a entrar en el metro (del que devo añadir se habia bajado casi todo el mundo). Alli estaba ella con una sonrisa preciosa al verme entrar me indico que me sentara enfrente de ella con la mirada y asi lo hice ella empezo a acariciar su cuerpo de una manera muy sensual y comedida, para que nadie mas se diera cuenta salvo yo, por mi parte yo coloque mi mano entre mis piernas y empeze a frotarme contra mi brazo como poseido por el presagio carnivoro de lo que hiba a pasar, poco a poco la gente nos fue dejando solos en nuestro vagon (para cuando lo estuvimos mas de un hombre me habia mirado sonriendo como diciendome la suerte que tenia).
Solo quedaban dos estaciones cuando nos quedamos solos para el final de la linea, ella se levanto y con cuidado se acerco a mi se puso de rodillas y me desabrocho el cinturon antes de que continuara yo la levante la cara y la bese con toda la pasion que habia contenido durante el viaje, jugamos con nuetras lenguas y apretamos nuestros lavios como si fuera el ultimo beso de nuestras vidas ella mientras esto ocurria habia sacado mi miembro erecto y habia comenzado a masturbarlo y desde luego habia hecho efecto porque mis 23 por 4 estaban a punto de estallar ella se solto de mi beso y se fue para atras propinandome una cachetada terrible y poniendose de nuevo en pie dandose la vuelta para ir denuevo a su sitio, yo tambien me puse en pie, la cogi los brazos con una mano y con la otra empece a subir la parte de abajo de su bestido mientras ella intentaba zafarse yo la aprete mas fuerte colocando mi mano en su sexo por encima de unas lindas bragitas blancas de encage en la costura y comence a moverme frotando todo mi cuerpo contra el sullo y haciendo que mi mano acariciara su sexo hasta que empece a sentir un calor desesperante en su entrepierna la di la vuelta, comence a besarla denuevo, ella empezo a frotarse contra mi sexo como desesperada y yo respondia a sus movimientos, mis manos se pararon en sus caderas y comenzaron a bajarle sus braguitas de encaje, su vello puvico (a penas un un mechoncito) era de color dorado y estaba tan humedo como el mar. Ella levanto primero una pierna y luego la otra para quedar libre de sus bragitas, mientras yo comence a hacer la forma redondita y respingona de su culito con mis dos manos apretando hacia el centro que estaba estraordinariamente duro mientras ella me acariciaba el pecho yo fui subiendo una de mis manos y comence a desabrochar el escote y a bajarle ahora como podia el bestido para dejar ese precioso par de pechos prisioneros de un sosten tambien blanco y casi tranparente por el que se apreciaba muy bien lo rigido de sus pezones. Al bajar el bestido sus brazos habian quedado aprisionados y ella estaba entera a mi merced, asi que comenze a morder sus pezones atraves del sujetador que pronto desabroche para poder disfrutar del sabor de su piel. De manera muy brusca la di la buelta y la hice apollar su cara contra el que minutos antes habia sido su asiento (como queriendo que se oliera), ella balbuceo algo en su idioma e intento zafarse moviendo todo su cuerpo al sentir mi miembro en la entrada de su culito, le aprete con mi prepucio en la mano y era demasiado estrecho tenia que lubricarlo y hacerlo mas grande, asi que me retire un poco y se la meti de un unico y duro empujon dentro de su coñito ella grito de dolor ,y yo crei que me iva, pero rapidamente me rehice y comence a bombearla lento pero profundo hasta el cuello de su utero, y al estar en esa posicion rozando con cada entrada su punto “G” comenzo ahora mas confiada a moverse al ritmo que yo le imponia con mis manos hasta que senti que se venia con esplendido y largisimo orgasmo que prolonge acariciando su clitoris,saque mi verga humeda y le meti un dedo en su culito estendiendo sus fluidos a esa parte para lubricarla y darle forma, otra vez ella balbuceo algo en su idioma he hizo por zafarse, pero esta vez habia conseguido ensancharselo bastante y comence a meterle mi prepucio despacio dando tiempo a que se lo tragara todo cada vez mas fuerte, era muy estrecha de ahi y ademas tenia el culo tan duro que tuve que habrirselo con las manos para poder dar el ultimo apreton y asi terminar de meter mis 23 senti como partia su cerpo y como ella no aguartaba mas esa posicion si no la liberaba los brazos y asi lo hice ella inmediatamente me clavo sus uñas en mi culo y la espalda a lo que yo respondi empujando mas fuerte y adentro de su blanca piel giro su cara estaba muy congestionada casi no podia gritar (estaba llena de mi ).
Segui empujando y saliendo de ella, ahora no paraba de gritar y seguia arañandome, mis envestidas eran cada vez mas fuertes (como sus gritos), joder estabamos apunto de llegar a la ultima estacion, asi que acelere el ritmo estabamos a punto, yo gemia y la empujaba hacia alante para que mis cogidas fueran mas profundas a lo que ella respondio abriendo mas las piernas, por fin , o dios, senti como su culo se estrechaba estangulando mi pene intentando sacarme toda la leche pero yo aun aguante un poco mas acariciando su cuerpo, pellizcando sus pezones y por fin me deje ir en un largisimo orgasmo mutuo que prolongue en ella acariziando su cuerpo, y que ella prolongo en mi con esos estrangulamientos de culito sobre mi polla. Me sali rapidamente (la voz ya anunciaba la siguiente y ultima estacion) empezamos a bestirnos apresuradamente nos miramos y ella con una sonrisa muy tierna me volvio a besar y me metio algo en el volsillo mientras se despedia de mi en la estacion pues yo devia volver hacia atras para ir al trabajo, me beso una ultima vez muy tierna y me dijo gracias en su idioma y desaparecio por el pasillo.
Al subir en el bagon registre mi bolsillo y encontre sus braguitas y una tarjeta con su numero de telefono.
A modo de epilogo no se si la llamare lo que si que se es que no hay nada tan duradero como el olor a sexo en las braguitas de una mujer

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario