Mi Primita cachonda


Donar etherum a Cuentos Cachondos <3


Hola a todos, mi prima Angélica es una mujer de 32 años, de baja estatura, blanca, muy bonita, de pechos pequeños pero unas nalgas espectaculares; siempre fuimos muy buenos primos y amigos y nos platicábamos todo. Ella fue mi primer contacto sexual como creo que todos lo han hecho con alguna prima, de jóvenes y me dejaba tocarla, por lo que le agarraba sus tetas, sus nalgas y su panochita pero todo por encima de la ropa; incluso, me le arrimaba con mi verga y solo una vez que traía falda, le toqué sus nalgas por encima de su ropa interior.

Yo soy casado, de 29 años y ella me lleva 3 años, además vive en una ciudad diferente a la mía y en la ciudad donde vive ella, yo me casé y es donde sucedió esta historia. Yo me fui de mi ciudad a la ciudad de ella precisamente con el esposo de mi prima, era miércoles y yo me casaba el siguiente sábado.

Llegamos a la casa de mi prima como a las tres de la mañana, por lo que el esposo de mi prima llegó a dormirse y ella se quedó conmigo, platicando en la recámara donde yo iba a dormir; estábamos platicando trivialidades y cosas de la boda, de cómo iban los preparativos etc. Ese día, ella vestía una falda corta y una blusa de tirantes y como estábamos sentados en la cama, ella tenía entreabiertas sus piernas, por lo que yo volteé a verla y noté que no traía ropa interior pues le vi su panochita velluda riquísima pero no hice nada, pensé que había sido un descuido de ella.

Ya después, ella se fue a su recámara dejándome muy caliente, por lo que yo no me podía dormir ya que no podía quitar de mi mente la imagen de esa panochita abultadita y de color rosita. Luego de un rato, me paré por un vaso de agua y lo que vi fue una imagen preciosa, vi a mi prima boca abajo, desnuda, con sus nalgas ricas y su velluda panochita mojadita y se estaba sobando el clítoris con un dedo. Su esposo dormía a su lado y yo me quedé viendo ese espectáculo, al tiempo que mi verga estaba súper parada.


Donar etherum a Cuentos Cachondos <3


En un momento dado, ella me vio y medio se sonrojó pero le hablé a señas y con la mano le dije que viniera, entonces ella se paró completamente desnuda (yo estaba en shorts y sin camisa) y le agarré la mano y me la llevé a la recámara. Una vez ahí, le chupó los pechos que ya tenían los pezones paraditos, al tiempo que ella me agarraba la verga.

Así le fui chupando hasta su ombligo y luego, le puse una pierna en la cama y le empecé a mamar su rica panochita y pasaba mi lengua hasta su culito mientras ella solo se estremecía, era un rico morbo estar con ella y su esposo dormido en la otra habitación. Una vez que tuvo un orgasmo con la mamada y su panocha estaba súper húmeda, la pegué a la pared y le metí toda la verga hasta el fondo, por lo que ella empezó a moverse muy rico, era una imagen muy excitante ver sus nalgas moviéndose.

Luego de unos minutos así, la acosté boca abajo y seguí con mi bombeo al tiempo que ella continuaba con su movimiento de nalgas y caderas. Después de unos minutos, yo le dije “mamita, siempre has sido mi fantasía sexual”, ella me contestó “soy tuya, hazme lo que quieras”, entonces le propuse “quiero tu culito” y ella me dijo “sííí”.

Así pues, como la tenía le abrí las nalgas y le puse cremita, luego se la metí por el culo, primero lentamente y después muy fuerte, al tiempo que ella me decía “destrózame el culo, papi”, eso me prendía aún más hasta que ella me dijo que le habían dicho que la penetración por el culo en posición de misionero era lo más rico, así que cambiamos de posición. Ya colocados así, se la metí por el culo viendo que su cara era de excitación total y mientras yo lo sobaba las tetas, le dije que ya quería venirme pero que lo quería hacer en su boca, entonces ella me contestó que sí y terminé en su boca.

Ella me chupó hasta la última gota de semen y luego nos quedamos acostados. Después de un rato, ella empezó a mamarme y sobarme los juegos, a lo cual respondí con otra erección y me la volví a coger por la panocha; esta vez le llené su panocha de semen, luego me dio un beso y me dijo “gracias, has marcado territorio y de ahora en adelante, soy tuya”.

Bueno, espero que les haya gustado esta historia, después les platico más; a ella la hice mi pareja swinger y hemos tenido algunas experiencias ricas. Escríbanme y les puedo mandar fotos de Angélica.


Visitar StripChat!


Author: tombraider44

1 thought on “Mi Primita cachonda

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.