Mama y sus enseñanzas


Este es mi primer relato, me presento: soy un joven de 21 años de edad que vive en el D.F México, estudio la carrera de administración en la Unam, tengo una madre cuyo nombre por obvias razones no mencionare pero la llamare Melisa, tiene 38 años de edad, madre de 3 hijos, cabello castaño claro actualmente rizado, ojos café claro, busto 36c, piernas torneadas, color de piel morena clara, rostro de niña con cuerpo de mujer.

Mi madre se divorcio hace 6 meses  y actualmente trabaja en una tienda departamental como supervisor de ventas.  Me he dado cuenta que últimamente  mi madre me mira mas como hombre que como hijo, a lo cual ha mi me agrada. Ella tiene un uniforme tipo sastre color azul marino cuya falda es corta lo que permite ver sus hermosas piernas, su blusa es de color blanco con botones al frente, y el saco esta estilizado de manera que le da una buena presentación.

Al llegar mi madre a casa acostumbra quitarse las medias y subir las piernas en un reposet para descansar del trabajo, al hacer esto  su falda se sube y deja ver un poco de sus pantis lo cual me provoca cierta excitación. Ella ya se ha dado cuenta de esta situación y parece disfrutarlo tanto como yo. Así que fue constante verla a ella descansando y tener los primeros botones de la blusa desabrochados para mostrar sus grandes y hermosos senos.

Poco a poco fuimos comunicándonos sin palabras hasta tener una comunicación casi intuitiva. Era frecuente que cuando estábamos solos en casa ella entrara a mi recamara sin previo aviso para solicitarme algo lo cual provoco que en ocasiones me encontrara cambiándome de ropa y casi desnudo  lo que ella  parecía agradarle tanto como a mi, así que yo empecé hacer lo mismo con ella y varias veces la encontré cambiándose de ropa, con las pantis abajo, poniéndose o quitándose las medias, etc.


Esta situación me provocaba mucha excitación y a ella también, pero no habíamos dado el siguiente paso debido quizá a que era muy excitante nuestra situación sin inhibiciones.

Una tarde al regresar de un partido de futbol soccer todo sucio, golpeado, sangrado y con un par de moretones en las piernas debido a que el partido de futbol se torno áspero y con muchos roces y golpes, fue que encontré a mi madre sentada en el reposet y la salude de manera muy efusiva casi besándola en la boca y dejándole sentir un poco mi lengua…mmm, lo cual  ella me lo correspondió  e intercambiamos una miradas con mucha lujuria y en ese momento sonó el teléfono de la casa lo que rompió el momento.

Me dirigí a bañarme y poco después entra mi madre con mi teléfono celular en la mano diciéndome que no dejaba de sonar, tome el celular tocando completamente su mano con un jaloncito de invitación para bañase conmigo a lo cual ella con su mirada sensual acepto mi sugerente invitación. Conteste el teléfono y termine rápidamente la llamada debido a que mi madre estaba de espalda quitándose la ropa razón por lo cual empecé a ayudarle en esa candente, sensual, lujuriosa tarea que todo hombre debe hacer.

Al bajarle la panti hasta los tobillos empecé a besar y chupar sus piernas hasta terminar en la parte interna de sus muslos lo cual provocaba que ella empezara a gemir y contorsionarse más y más hasta llegar a un intenso, largo, ruidoso y entrecortado grito-gemido.

En ese momento comencé a besar, chupar y lamer su húmeda vagina lo que le provoco que mi madre gimiera entrecortadamente de manera mas y mas ruidosa lo cual era muy excitante tener a mi madre en esa situación,mmmm.

Acosté a mi madre en el suelo y empecé a quitarle completamente toda la ropa hasta dejarla desnuda e inmediatamente empecé a  chupar sus grandes y jugosos senos con unas ganas tremendas como si fueran los últimos senos que chuparía en mi vida. Ella disfrutaba tanto como yo cada momento.  Me concentre en chupar por largo rato cada uno de sus senos hasta el punto que mi madre gemía ya entre cortadamente y me apretaba mi cabeza fuertemente contra su senos como si quisiera que me los comiera completamente.

Todo estaba listo para penetrarla pero no tenía ningún condón a la mano así que decidí penetrarla sin protección alguna. Su vagina estaba completamente lubricada así que ingreso completamente todo mi pene con facilidad hasta llegar al fondo de su vagina, mi madre me  abrazado con sus piernas y con sus brazos mientras yo metía cada vez mas mi pene en su vagina y después de una rato sentí como su vagina succionaba  cada vez con mas fuerza mi pene como queriendo exprimirlo a cada momento y sacar de el todo su contenido.

Mas tarde el clímax llego y no pude sacar mi pene de la vagina de mi madre porque ella me tenia bien abrazado con sus torneadas y ricas piernas así que termine por depositar en el fondo de su vagina una cantidad abundante de candente y viscoso semen, mientras sentía como su vagina succionaba poco a poco todo mi semen depositado. Mi madre no dejaba de gemir ahora de manera más ruidosa y entre cortada como si estuviera disfrutando al máximo cada momento. Su vagina se encargo de succionar cada gota de mi semen depositado y de exprimir mi pene hasta la última gota de su viscoso contenido.

Razón por la cual, entre gritos y gemidos entre cortados, perdí completamente la noción del tiempo y del espacio.  Recobre la conciencia estando aun sobre mi madre y con mi pene en el fondo de su vagina, al parecer, ambos dejamos correr nuestros instintos hasta el punto de quedar cansados y exhaustos.

Poco tiempo después decidimos reiniciar el baño mutuo ya completamente satisfechos uno del otro y nos dirigimos a mi recamara para pasar la noche… mmm

Esa historia la escribiré mas adelante.

Para comentarios, sugerencias, observaciones, criticas., escríbanme al email  beto101.glez@gmail.com

Saludos y que tengan un extraordinario día.

 

Relatos Similares:


4 comentarios en “Mama y sus enseñanzas”

  1. Hace tiempo mi mama y yo nos gusta tomar algunas lineas de coca y tragos de Ron y siempre terminamos hablando se sexo y viendo vídeos porno juntos. Ella siempre está vestida en ropa íntima transparente y yo en boxers. Nos contamos fantasías juntos y experiencias vividas. La confianza ha crecido mucho y ella incluso en esas ocasiones se desnuda frente a mi , hasta nos hemos bañado juntos con su comadre en un jacuzzi. Hace una semana la pille masturbandose con un lindo en su habitación.

Deja un comentario