La recepcionista veinteañera y el cuarenton

Por
9 abril, 2019 7:10 am

Hola que tal mi nombre es Elina y actualmente tengo 27 años, les contare una aventura que tuve a los 21 años con un hombre de 45. En ese entonces yo trabajaba como recepcionista y los días viernes o miércoles mi jefe salia a juntas de coordinadores, y había poco trabajo así que navegaba seguido en Internet.

A el lo conocí en una página web donde también se relatan historias eróticas, leí una de sus publicaciones que por cierto me hizo excitarme y masturbarme en el baño,  y decidí agregar su dirección a mi mensajero para platicar con el, tardo como dos semanas en aceptar mi solicitud tanto que ya me había olvidado de el y su historia en aquella página. Y un día por la noche al llegar del trabajo decidí no ver tv y ver un rato vídeos en Youtube, por obvias razones inicie sesión en el mensajero eran casi las once de la noche y vi que alguien nuevo me mandaba mensaje, me desconcertó ya que hasta había olvidado mi invitación a agregar a aquella persona. Comenzó la platica preguntando de donde lo había agregado y bla bla bla jeje le relate todo lo que paso y así comenzaron nuestras platicas por Internet.

Llegamos a tanta confianza que hasta en el trabajo nos enviábamos fotos de nuestras partes intimas excitadas por nuestras platicas etc, pasaron como unos 3 meses y ya sabíamos lo suficiente uno del otro el no me llamaba por mi nombre me decía princesa, era tal nuestra excitación cuando hablábamos que decidimos vernos en un lugar céntrico para los dos. El era encargado del área de informática en un lugar bastante reconocido en México.

Nos citamos en un hotel en la entrada de tal edificio yo iba de conjunto sastre en tono negro, quitando el saco para diluir lo serio de mi atuendo, y para llamar su atención llevaba la falda mas corta de lo habitual con una blusa manga a medio brazo y escote discreto, zapatillas altas y cabello suelto, no tengo el gran cuerpo pero mis atributos siempre han sido mis piernas y senos, el por lo visto llego con anticipación para cualquier inconveniente, cuando lo vi no aguantaba las ganas de estar con el y pregunto estas segura de querer entrar? y respondí claro que si no hay ningún problema, lo que pase entre nosotros quedara guardada en esa habitación (siempre se porto como un caballero).

Entramos y comenzó a besarme en el elevador acariciando mis piernas y nalgas, besaba mi cuello lo cual sinceramente me derrite jaja!! pego mi cuerpo a el de  tal manera que quede de espaldas y sentía aquella erección a toda su capacidad, tocaba mis senos y me decía al oído que me deseaba, yo respondía a pausas ya que estaba muy excitada sin aliento, nos habían asignado una habitación en el 4to piso, pero el detuvo el elevador a mitad de camino para besarnos y darme un sexo oral rápido increíble, solo levanto un poco mi falda he hizo a un lado mi ropa intima, era un maestro movía su lengua de a tras hacia adelante le excitaba mucho el ver mi rostro lleno de placer lo levante de aquella posición y lo bese mientras acariciaba su pene sobre el pantalón.

Abrí un poco su bragueta y vi aquel miembro grande y con venas marcadas por el deseo de entrar en mi vagina, lo tome con una mano y acaricie mi clítoris con el lo deslizaba poco a poco para que se empapara con mis fluidos vaginales..era obvia nuestra calentura jaja que le sugerí que mejor llegáramos a la habitación que ya no aguantaba las ganas de que me penetrara con aquel miembro.

Al llegar cerro la puerta me beso y me cargo hacia un mueble donde había cajones y un espejo enorme, me quito mi panti y bajo sus pantalones y me penetro sin aviso, era una sensación increíble ya que estaba muy lubricada por el entremés del elevador, mientras me penetraba me despojo de mi blusa y mi bra dejo al descubierto mis senos que el tanto había visto en fotos cuando platicábamos por messenger, los besaba y los acariciaba con gran deseo, yo no paraba de gemir, le repetía a cada rato, más más Gustavo lo apretaba contra mi para que no dejara afuera nada de su miembro, mi vagina estaba deseosa de mas envestidas.

Me cargo hacia la cama se quito el resto de la ropa y me desnudo en un abrir y cerra de ojos, me beso y bajo hasta mi vagina para devorarla, jadeaba de placer nunca me habían hecho un oral tan espectacular, me penetraba con la lengua la deslizaba de arriba hacia abajo yo me quedaba sin aliento, llegue a mi primer orgasmo con ese oral, pero estaba deseosa de mas, me lleve su pene a mi boca y lo deguste con ansiedad, el gemía y gemía, me decía así así mi princesa así,  me detuvo y me puso en cuatro puntos y me penetro, sentí la gloria entrar por mi vagina aumento el volumen de mis quejidos, lo cual no nos importaba ya que por todas partes se oían esos ruidos jajaja, sentía esa dureza en su pene y sabia que eyacularía, al igual que yo llegaría a mi 2do orgasmo,  y no se por que pero me excita que eyaculen en mis nalgas y así se lo hice saber, se sentía tan caliente aquel semen.

Descansamos unos 15 minutos cuando su miembro comenzó a erectarse una vez mas, quiso que me sentara sobre el mientras besaba mi cuello y senos, entramos en un vaivén de caricias y penetraciones entraba y salia de manera fácil estaba tan mojada que no había ningún problema de que lo hiciera lento o rápido, yo subía y bajaba apretaba mi vagina para excitarlo mas y sintiera que me lo comía todo, eso le gusto al ver su rostro lleno de placer, estábamos en la máxima excitación, llegamos los dos a nuestro respectivo orgasmo.

Después de ese encuentro nos citamos una vez mas para vivir esas sensaciones, se las contare en el próximo relato.

Entradas recientes

Por
6 diciembre, 2019 9:00 am
Por
5 diciembre, 2019 5:00 pm
Por
5 diciembre, 2019 9:00 am
Por
5 diciembre, 2019 1:00 am
Por
4 diciembre, 2019 5:00 pm

Deja un Comentario

Tu dirección de Email no sera publicada. Los datos requeridos están marcados*

Ver comentarios

  • Me gusto mucho tu relato. Eres muy sexy y me gustaría conocerte. Para ver que se da. Mi watt. 5573663323. Si te interesa mi propuesta mandame mensaje