Mi hermana es mi amante

Esta es la historia de como mi hermana y yo nos hicimos amantes, la historia de la primera vez que tuvimos sexo y como a pesar de estar casado cada quien por su cuenta nos la ingeniamos para seguir gozando de sesiones muy candentes de sexo.Una tarde de invierno, exactamente el 26 de diciembre, todos estabamos descansando de las fiestas navideñas, veiamos peliculas que habíamos alquilado, mis padres sentados en un sillon y mis hermanos y yo recostados sobre un tapete y una colchoneta en el piso, debido a que hacia mucho frio todos estabamos cubiertos con cobijas. En mi familia somos padre madre 3 hobres y una mujer, quien es la mas chica, en esos días contaba ella con 15 años, yo tenía 19, ella estaba recostada junto a mi, su cuerpo estaba pegado al mio, dandome la espalda, yo la abrazaba. No se por que, al estarla abrazando puse una mano en su pecho, ella no dijo nada, como no queriendo, con mis dedos comence a presionar su incipientes pezones, sobre su blusa, senti claramente como ella se pego mas a mi cuerpo, lo tome como un signo de asentimiento, así que desabotone su blusa y meti mi mano debajo de ella sobando sus senos y apreidionando sus pezones que en muy poco tiempo se pusieron duros, nuestros padres y hermanos seguian con atención la perlicula, y al esta cubiertos con una cobija, no se percataron de nada, despues de un instante, baje mi mano y la meti atraves del pantalon de mi hermana, comence a juguetear con sus pelitos, tenia bastantes, y despues pude sentir lo humedo que tenia el conejito, por lo que comence a sobar su clitoris y a frotar sus labios vaginales, llegó un momento que a ella le costo trabajo el mantener la respiración serena, así que saque mis manos en lo que ella como pudo se acomodó la ropa, entonces dije que iba a la tienda a comprar algo, ella de inmediato dijo, yo te acompaño, pense que me reclamaría algo, entonces al salir de la casa, me dijo, sabes lo que stuviste haciendo, le dije si, estas enojada, ella dijo no y me beso en la boca, entonces, la lleve a la azotea de la casa, ya que se puede subir por la parte de afuera, ahí seguimos besandonos le desabotone la blusa y comence a besar y morder su pechos, y pezones los tenia rosaditos, aun cuando estaban muy duros, se confundian conlo blanco de su piel, saque mi verga del pantalon e hice que se arrodillara, ell hizo cara de asco y le dije, chupalo, como si fuera un helado, ella comenzo a hacerlo, primero la puntita, despues se metio toda la cabecita a la boica sucionando mi verga como si fuera una mamila, entonces yo comence a meter y sacar mi verga de su boca, hasta que senti que no podía aguantar mi eyaculación, me vacie en su boca, ella quiso sacar mi verga de su boca y yo le dije cometelo, te va a gustar, entonces la levante y aún con restos de semen en su boca, la bese, saboreando el sabor de mis mocos con los de su boca. segui besando y mordiendo sus pezones, desabotone su pantalon y se lo baje, entonce sla subi sobre una barda que sostiene el tinaco y ahí sentada abri sus piernas y comence a chuparle su conejito, estaba super mojada, su conchita sabia lalada y tenia el clásico aroma de mujer virgen, concentrado pero excitante, despues de una buenas mamadas, la bajhe de la barda y la puse de espaldas a mi, y por detras comence a penetrar su suave vagina, apretada y hmeda, senti como que tronaba algo, ella solo emitio un gemido de dolor muy pasajero, pero de inmediato comenzo a jadear y a emitirs suspiros de placer, no aguante mucho, y arroje mi esperma dentro de su vagina, que se sentía muy tibia, nos quedamos así un rato, el calor de su vagina constrastaba con el frio del ambiente, así que no queria sacarla ya que sus nalgas apoyadas en mi pelvis me trnasmitian un calor delicioso, mi verga aunque perdio un podo de erección, no se bajo por completo, así que con ella comence a sobar entre sus nalgas, humedeciendo su culo, despues de un rato, con la verga totalmente erecta, atravece su culo virginal, aunque trate de hacerlo con mucho cuidado, ella se quejaba, le dolia bastante, así que comence a besarle las nalgas y el culo inundandoselo de saliva, tratando de clamar su dolor, volvi a intentarlo, esta vez costo menos trabajo, y aunque le dolio bastante, soporto que le clavara mi verga, poco a poco, hasta que finalmente mis huevos chocaron con sus nalgas, comence a sacarla despacio y volvia a meterla un poco mas rapido y así lentamente comence a incrementar la velocidad de mis arremetidas, hasya que finalmente senti los espasmos de la eyaculación, nuevamente me vine dentro de mi hermana, arrojandole un potente chorro de semen tibio que calmara un poco el ardor de su culo. Nos arreglamos la ropa, fuimos a la tienda y compramos cualquier cosa, dijimos que nos encontramos unos amigos mios y que estuvimos platicando.

Despues de esa vez, mi hermana y yo buscabamos cualquier oportunidad para coger, lo hicimos caso durante 2 años, tiempo en elque cogiamos varias veces por semana y lo haciamos de muchas maneras imaginablkes a la edad que teniamos, aunque casi siempre de prisa, ya que viviendo en una ciudad pequeñla, se dificulta entrar a un hotel, donde todos te conocen. Tuve que dejar la casa por motivos de trabajo me traslade a otra ciudad mas grande, despues me case y ella vino a la misma ciudad en la que yo vivia a estudiar. Pasaron casi 3 años sin que volvieramos a hacerlo, y aunque nos veiamos, nunca platicabamos del tema, parecía como si nunca hubiera sucedido un día, despues del trabajo pase por ella y le invite un cafe, ella acepto, en el cafe, ella me dijo, te acuerdas de nuestros jueguitos, le dije que si me dijo, tengo ganas de repetirlos, para entonces yo ya tenia coche y la ciudad mas grande sin pensarlo nos dirijimos a un motel, en donde me dijo, quiero hacer los mismo que cuando empezamos, así que lentamente y conforme nos fuimos acordando volvimos a coger como la primera vez. A partir de esa fecha, mi hermana y yo nos volvimos amantes, ella se caso, pero eso no ha interrumpido nuestras citas, nos vemos 3 o 4 veces por semana, el pretexto es fantastico ya que les decimos a nuestras respectivas parejas, voy con mi hermana o hermano, saben que somos una familia muy unida y no les causa ninguna extrañeza que nos veamos seguido, inclusive hemos llegado a salir en familia y aún así buscamos un espacio para nosotros.

NeoPene

A veces que ambos inventamos viajes de negocio y lo que hacemos es irnos por dos o tres días muchas veces ni salimos de la ciudad, nos quedamos en un hotel grande, y aprovechamos para ir a clubes de intercambio de parejas en donde ella pasa por mi esposa y yo distfruto viendo como otros se cogen a mi hermana delante de mi sabiendo que despues seguira mi turno

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

8 comentarios en “Mi hermana es mi amante

  1. No manches mebine dos beses el solo echo de pensar en las locuras que hacieron mi exito super demaciadisimo ycreo qme boy amasturbar leyendo loq escriben

  2. Estimado Faustino
    eso es normal, se llama AMOR FILIAL, todas las hermanas aunque lo hayamos hecho con hermano siempre lo tratamos como si nada, porque el sexo con él es como un juego tener caricias, NADA TIENE QUE VER CON QUE SEAN CASADOS, eso es tan bonito, que siempre nosotras las mujeres lo buscamos con hermano. Y claro siempre eso se hace en casa, nadie se enterará y en mi caso nadie se enteró.

    Es una experiencia maravillosa hacerlo con hermano, gracias por cuidarla.

    Besos.

    Rachel

  3. yo tuve unas experiencias con mi hermana menor que yo cuando niños pero solo tuvimos sexo oral por varios meses no llegue a penetrarla pero eso fue demasiado rico para ambos mientras lo vivimos 😛

Deja un comentario