Veran, esta es mi primer historia y empieza así:

No hace mucho tiempo,  un amigo mio y yo nos inboxeabamos por facebook, todo iba bien hasta que la platica se torno caliente, primero fue de juego hasta que en verdad nos prendimos y me pidio hacerlo. Ya que él es de otro país  y yo por más que quisiera no podía darle cam me pidio que lo hicieramos por escrito, suena raro, lo sé, pero en ese momento no me importó.

Yo no sabia que decirle asi que en lo que tomaba valor busque ideas por internet y me encontré esta página y de todos los títulos escogí el que más me gustó, le di clic esperando que no me entraran virus o algo parecido. Mientras leía, yo me imaginaba todo, y por el chat con mi amigo iba escribiéndole inspirada por la historia, todo terminó siendo un exito! él terminó diciéndome lo mucho que le había gustado y lo mucho que se había corrido con lo que le decía. Por una parte estaba muy feliz y emocionada y por otro me sentía muy rara, pero me dieron ganas por unirme a esta página y después no sabía que escribir.

Y  así pasaron un par de meses, sin escribir nada, olvidando mi cuenta; hasta que hoy me decidí a contarles lo que pasó en la noche anterior;  estaba muy pero muy caliente! no sabía que hacer! Usualmente en esos casos opto por masturbarme, algunas veces cuando estoy sola lo hago viendo porno, así que esa noche no sería la excepción, y menos con lo prendida que estaba. Ví la hora, ya era muy tarde casi las doce de la noche, me apresuré a ir a mi cuarto, me empecé a cambiar quitándome mi bracier rosa y mi short, dejándome una blusa de tirantes negra y mi pantaleta rosa; apagué la luz del cuarto, me metí a la cama y me puse a jugar con mi cel nerviosa puesto que ya quería masturbarme.  Pasaron unos minutos, minutos que se me hicieron eternos, pero por fin no se escuchaba nada, me levante, prendí la luz de  mi cuarto y me aseguré que nadie estuviera despierto, con las luces apagadas y todos dormidos me encerré en mi cuarto, apagué la luz, emocionada me acomodé en mi cama de nuevo, cerré el juego,  abrí la página de Google, pusé  mi página preferida  de porno pero en mi cel no cargaban los vídeos que me gustaban, así que probé con otra página y me alegro tanto el que realmente pudiera ver vídeos. Procedí rápidamente a ver las descripciones y duraciones de los vídeos, le di en reproducir y mientras cargaba el vídeo, deslicé una mano entre mi ropa interior y acomodé mis dedos listos para tocarme.

El vídeo comenzó con unas tomas de una chica creo que japonesa y el hombre con el que estaba, ambos totalmente desnudos, pero nunca mostraban la cara de él pero si la de ella,  muy linda ella, estaban en la cama, ella recostada con las piernas bien abiertas dejando ver su vagina, una vagina excitada, húmeda, nada rasurada y penetrada por un vibrador, y  mientras él, hincado viendo las expresiones de excitación de ella al excitarla con el vibrador, al ver que ella no podía más, la cambió de posición, para que ella le mamara su pene, le hacia un rico oral (el cual combinado con el movimiento de mis dedos  me mojaba mucho) luego la aventó a la cama, la penetro en la pose de en 4 y la  hizo gemir como loca! la japonesita estaba que ardía de placer (y yo a punto de explotar)  después de follarla así por un rato la puso en la pose inicial del vídeo (osea recostada y el medio hincado) y la siguió cogiendo, ella se resistía pero al final él se detuvo y ella lanzó un gemido enorme, yo pensaba que iba a hacer algo más, pero cual seria mi sorpresa, él estaba corriéndose dentro de ella! entonces yo no aguante, y con mis dedos me toque el clítoris tan rápido como pude hasta que me vine casi a chorro acompañado de unos gemidos. Mojé  mi pantaleta, pero quería más, hice  a un lado mi pantaleta,me penetré mi vagina con tres de mis dedos y me di  tan duro como podía volví a mojarme, tuve otro rico orgasmo, saque mis dedos y cual gata me los lamí,  al terminar noté como seguía escurriendo mi vagina y al olvidarme de todo y sin importarme nada dejé que mis jugos brotaran de mi aunque mancharan mi cama y pensé, es mi forma de marcar mi territorio…. no noté cuando me quedé dormida y empecé a soñar…

Lo que recuerdo de mi sueño es lo siguiente:

Me desperté al escuchar un ruido, estaba  sola según yo, en mi cuarto con mi ropa interior antes mencionada,  me levanté y vi unas sombras… asustada me encerraba en mi cuarto tratando de no hacer ruido pero lo que hacia el ruido se percató de mi presencia y se dirigió a mi cuarto, de escuchar unas pisadas luego no se oía nada! y justo cuando me decidí a abrir mi puerta una fuerza brutal me aventó con todo y la puerta, era un ladrón! que al verme en ropa interior e indefensa quizo llevarse algo más que objetos de valor, de pronto llamó a otros dos y ya reunidos todos ellos se susurraban que podían hacerme, yo les suplicaba que no me hicieran nada, por instinto les di todo lo «valioso» que pudiera tener  rogándoles de rodillas que no me mataran, vieron que en mi celular estaba el vídeo porno, así que en su mirada lujuriosa dejaron mostrar su sonrisa, uno de ellos se aprovechó de que estaba de rodillas, me tomó del cabello a jalones me hizo que le besara su pene por encima de su ropa, yo lloraba y suplicaba porque no me hicieran nada, yo no cedía,  así que perdieron la paciencia,  el que me sujetaba del cabello me miró,  se abrió el cierre, bajó sus pantalones y me pasó su pene  por el rostro luego me amenazó con que si le hacia algo me iba a matar así que me obligó a que le acariciara su pene con mis manos.

Yo sentía un terrible asco, quería vomitar, pero no podía hacer nada, los otros me grababan con mi celular,  cuando estaba medio parado, me hizo lamerlo, como si fuera algo riquísimo, imaginé lo del vídeo he hice lo mismo que ella, pasarle la lengua por la punta, luego lamerme los testículos y meterme el pene por completo, el tipo me lo metía hasta el fondo, yo solo sentía lagrimas que corrían por mis mejillas, el tipo estaba más cachondo, me aventó   ami cama, le dio señales a los otros dos, y me abrió de piernas, pasó su lengua por mi pantaleta, yo gritaba, luego la rompió  y empezó a lamerme el clítoris muy rápido, metiéndome sus dedos gordos y largos, por la vagina, apenas me cabían dos…. luego metió el tercero, me desgarraba y él disfrutaba de mi dolor, los otros se tocaban de lo lindo al ver tal escena, luego se acomodaron, me acomodaron de tal manera que pudieran joderme los 3, entonces de pronto sentí 3 vergas gruesas largas y venosas en mi boca, vagina y culo, me estremecí!

El que me jodía por la vagina me succionaba mis senos, era rudo y me lastimaba, el de culo me azotaba fuerte, mientras se besaba con el que me penetraba por la boca, yo era su juguete, una esclava a la que hacían como quisieran y se prendían con mi sufrimiento, luego el dolor se transformó en placer….. deje de resistirme y  me dejé llevar, entonces me decían puta! zorra,  y yo gemía! realmente disfrutaba, se cambiaban de lugar! y disfrutaba al probar cada verga dentro de mi, luego llegó la hora… estaban a punto de correrse así que el que comenzó todo los alejó, me tomó con delicadeza me besó con pasión, le correspondí y me penetró… suave …. lento… como si él me amara… me dijo que estuve fantástica y luego apresuró el ritmo, yo sentía que me rompía en dos,  pero me gustaba, y se corrió dentro de mi y gemimos,  y sacó su pene saciado luego prosiguieron los otros,  turnándose y corriéndose dentro de mi… tendida en mi cama escurriendo por la vagina veía como se vestían, dejaban mis pertenencias, y se llevaban mi celular con el vídeo de un encuentro horrible  que se torno en puro placer.

Suspirando por que mis amantes se iban el primero me dijo que volvería para amarnos como ahora, yo feliz lo jalé y lo besé, se fueron, y me dirigí al baño a bañarme, me cambié y guardé celosamente mi roma interior destruida como el recuerdo de mi mejor follada,  acomodé todo y me fui a mi cama, cerré los ojos y de la nada me desperté hiper mojada  al igual que mi cama, mi cel estaba ami lado, cerré la página porno, tomé algo para limpiar mi cama, fui al baño para limpiarme yo y lavar mi pantaleta, regresé  a mi cuarto, me cambie de panti y me dispuse a dormir, luego recordé y me alegre de que nadie me hubiera descubierto.

Y así me dispondré a dormir para ver si vuelvo a soñar de nuevo y puedo correrme como esa noche!! Gracias y adiós.»