DOS NIÑAS MUY ATREVIDAS


Hace dos noches atrás salí de mi trabajo muy deseoso de tener una noche romántica con mi señora, ya habían pasado varios días en que yo había estado encerrado, en mi taller de arquitecto terminando de confeccionar unos proyectos para la construcción de unas casas. Pero al llegar a mi domicilio me encontré con que mi señora, había salido de viaje con urgencia, por que su madre había enfermado, ante esta situación decidí salir a la calle para ir a un prostíbulo, pero en el camino me pare en un semáforo y allí se me acercaron dos niñas a pedirme unas monedas, una de ellas tendría como 15 años y la otra unos 17 años, me comentaron que estaban allí desde hace cuatro horas y que no habían conseguido mucho dinero, en ese momento se me cruzo por la cabeza hacerles una proposición y era de que me acompañaran ambas a mi casa, con el pretexto de que hicieran un poco de limpieza, por el cual yo les pagaría, las dos aceptaron de inmediato.
Bien que llegamos a mi casa, las hice pasar a la cocina, allí les entregue los artículos de limpieza, les pregunte si querían tomar algún tipo de bebida, ellas me respondieron que si, así que les invite con un trago de vino blanco, al beberlo ambas se pusieron muy relajadas, especialmente Paula la de 15 años, la cual estaba limpiando uno de los dormitorios, en ese momento entre yo, la niña estaba vestida con una falda corta y una remera blanca, de inmediato yo la tome por la cintura, ella quiso resistirse, cerré la puerta, y le metí la mano entre sus piernas y le empecé a masajear su clítoris, metí mi mano hasta lo profundo de su vagina, podía escuchar su jadeo de niña virgen, le saque la bombacha de color azul, le levante por completo la pollera, la tire en la cama y la penetre vaginalmente, mi pija estaba duro como el acero, entraba y salía con frenesí de esa linda â??cuevita calienteâ? mientras tanto Paula gemía de placer, por que era la primer vez que sentía un pene entre sus piernas, la monte varias veces, cuando estaba a punto de volcar mi leche en su cuerpo, apareció en el cuarto Claudia que era la muchacha de 17 años y que desde hace varios minutos estaba buscando a su amiga, cuando nos vio en esa situación, ella salio huyendo del cuarto, tanto yo como Paula corrimos detrás de ella, y la alcanzamos en la sala principal allí Paula convenció a su amiga, para que no se fuera, además yo les dije que les iva a dar algún dinero extra, así que las dos regresaron al cuarto, allí las dos se desnudaron por completo, Paula tenia excelentes tetas para su edad, un cola magnifica, mientras que Claudia tenia unos pechos duros, una cola excelente, las dos se acostaron en la cama y les pedí que me mamaran mi miembro viril, Paula no necesito invitación, tomo con sus dos manos mi pene y lo empezó a chupar con placer, Claudia empezó a lamer mis testículos de rato en rato las dos intercambiaban posiciones finalmente eyacule en la boca de las dos, después las penetre analmente allí me di cuenta que las dos eran vírgenes del culo, así que primero culie a Claudia, la cual lanzo enormes quejidos de dolor al principio, para luego disfrutar, después que mi pija se recupero agarre a Paula, a ella no le tuve contemplación, la monte varias veces por atrás hasta tal punto que mi leche ya revalsaba de su culo, después que los tres quedamos satisfechos, dormimos un rato y después las lleve hasta la cercanía del lugar donde viven, las dos estaban contentas, y me pidieron que de ves en cuando pasara por la misma esquina para levantarlas y hacerlas disfrutar.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares

4 comentarios en “DOS NIÑAS MUY ATREVIDAS”

  1. 😳 No se, no me convencio.
    yo fuy seducida por muchos hombres y al principio tenian que darme mucho licor para que yo asectara a estar con ellos, incluso una ves me cojieron entre cinco y quede desmallada, pero al final yo sin licor asi yo lo queria nada mas, el licor eera la escusa para que ellos se aprovecharan de mi.
    😳
    😈
    la perversa bizesual

Deja un comentario