Aposto su trasero

Hola a todos, les quiero contar como en una apuesta jugando poker con mi compañera la española perdió lo que yo mas quería tener

 

Esa noche teníamos que entregar un trabajo para la dirección ejecutiva, pero se nos hizo la media noche, ella sabia que siempre guardaba un mazo de cartas en mi escritorio, fue ahí y lo saco diciéndome que ella no había quien le pudiera ganar en las cartas y que me retaba a jugar contra ella, que pidiera lo que quisiera que ella haría lo mismo y quien ganara al mejor de cinco obtendría lo que pidió.

NeoPene

 

Pues le dije que aceptaba jugar, esta bien dijo si gano me tendrás que lavar mis tangas por un mes así veré tus ojos de deseo mientras lavas mi ropa, en ese momento solo imaginaba esos pedacitos de ropa sobre su blanca piel, cubriendo su rico trasero, al ver que no reaccionaba me dijo, te imaginas estas braguitas en tus manos para lavarlas verdad??, se nota dije, jajaja.

 

Esta bien acepto tu apuesta, pero lo mío es mas comprometedor le mencione.

 

lo que quieras pide, no ganaras de todos modos.

 

Esta bien no ganare pero lo intentare.

 

Que deseas me pregunto.

 

Durante un mes me darás sin ninguna objeción tu culo para mi deleite cada vez que lo pida.

 

Se rio y dijo estas loco, o que te has creido

 

Tu dijiste que apostara lo que quisiera, o no fue así pregunte

 

Claro dijo, pero pides mucho

 

Si voy a perder quiero perder con la mayor ilusión y mi mas grande deseo

 

Mirándome a los ojos dijo, eres lo que deseas de verdad

 

Si deseo tu trasero a mi disposición

 

Soy una mujer de palabra, si eso apuestas eso aceptare, pero no significa que ganaras, por lo que te dolerá mas perder

 

Esta bien juguemos dije

 

En ese momento tomo el mazo y dijo será cinco partidas de cartas, sin joker, y sin elevar la apuesta, pues ya pediste demasiado

 

Jajaja, la que va a ganar esta llorando, le hice ver lo que hacia

 

Lo dudas, menciono

 

No importa quien gane, lo cierto es que estas tan segura que no veo tu miedo a ponerlo a mi disposición en el juego

 

Esta bien, no solo lo pondré a tu disposición, también te hare ver el cielo para que sepas que es estar con una mujer como yo y comenzó a repartir cartas.

 

De las cinco cartas que me sirvió, lo único bueno que me dio fue un As, los demás no hacia ni pareja, ni una posible escala.

 

En eso ella dijo, cuantas vas a cambiar,

 

Cuatro dije

 

Llevas un gran juego menciono

 

Nunca se sabe

 

Ella dijo que cambiaria dos

 

Estaba perdido, ella tenia un trio dije

 

Pero ya estaba en el juego, no levante las cartas y ella vio sus nuevas cartas

 

Solo tengo un trio menciono

 

Yo no se, dije, pero aquí están, mi sorpresa fue tener una par de haces mas con lo que gane la partida

 

La dos partidas siguiente la perdí

 

Pero mi sorpresa fue ganar la cuarta, hoy si te llego el turno le dije

 

Era la ultima partida, y todo parecía norma, ella veía sus cartas tranquilamente y me miro a los ojos, antes de mostrar las cartas puedo decir algo importante me dijo

 

Claro, lo que quieras

 

Nunca he entregado el culo a nadie, podría pedirte que seas un caballero con el me dijo

 

No faltaba mas, lo que tu pidas, pero no te preocupes, que tu ganaras esta partida, pues yo solo tengo un cuatro, un seis, un siete una dama y el caballo, por lo que tu vas a ganar y le mostré mis cartas y le dije, por favor tus braguitas quiero que tengan tu aroma, para que tenga premio de consuelo

 

Jajaja, dijo, no te preocupes, pues mojaditas las dejaras tu, por que esas braguitas tendrás que quitármelas tu mientras las llevo puestas, pues he perdido, y dejando caer las cartas vi como aparecieron un dos, un tres, un cinco, un seis y un siete.

 

En ese instante se levanto y me dijo, dicen que es bueno lubricarse para que no tenga mucho dolor, es cierto es???

 

Si, le dije, pues así costara menos la penetración

 

En ese caso, espero que esta crema de manos sea útil, pues aquí esta tu trofeo, para que lo poseas apoyándose en el escritorio y levantándose la falda, me dejo ver su lindo trasero, me acerque para acariciarle, saborear sus jugos y ver de cerca eso que había deseado desde que llego seis meses antes.

 

Espera un momento dijo, antes de todo dije que sabrías que es estar con una mujer como yo, y comenzando a desvestirme saboreo desde mi pecho hasta mi falo, se lo trago todo, así se posee a un hombre me dijo, así se le deja con el deseo para que regrese por mas y tu lo disfrutaras todo, desde mis labios hasta tu mas grande deseo mi trasero virgen acoto, al mismo tiempo que me daba todas sus caricias ella ponía la pasión al retirar prenda por prenda su vestimenta, con una elegancia que hacia arder el ambiente

 

Yo estaba que me quemaba, pues esa pasión que me trasmitía, nunca la había tenido jamás, pero ahora estaba recibiendo toda la pasión de una mujer en ese primera vez con mi compañera.

 

No te aflijas me dijo, que esto aun comienza, me impulso a un asiento y mientras ella jugaba con su ultima pieza, las bragas que lavaría si perdía

 

Le dije, lavar tus braguitas eran ya un gran premio, pero lo que estaba recibiendo, era lo mejor que tenia de una apuesta

 

Y lo que te hace falta, dijo, mientras se subía y me montaba a caballo, y dijo, no quiero que hagas nada, te enseñare que a una mujer no se posee, se le proporciona el mejor de los placeres para que este satisfecha y pida mas, te daré la mejor de las clases, me explico donde tocar, donde chuparle, donde morder y hasta las partes mas locas que puedan darle placer a una mujer, mientras ella llegaba al punto de explotar,

 

Después de darme una gran enseñanza de cómo tocar una mujer y de darle placer me dijo, ahora tendrás tu sueño esperado, se inclino en el escritorio y me dijo contempla lo que vas a estrenar, te lo ganaste, pero sobre todo has sido un buen alumno, y mientras tomaba la crema me dijo llénate de ella, para que no duela tanto y me enseñes que mi trasero me puede dar placer.

 

Me acerque muy despacio a ella, baje para acariciar desde adelante hasta atrás para que supiera su cuerpo que estaba a punto de ser horadado con pasión.

Lentamente sentí como sus piernas fueron tranquilizándose, pues estaban tensa, cuando eso paso, puse un dedo sobre su ano y comencé a darle caricias desde afuera, mientras seguía lamiéndola, ella comenzó a dejarse caer sobre el escritorio, ella estaba en un punto que sus dilataciones comenzaban a dar la soltura que su ano necesitaba para dar placer.

 

En ese momento introduje un dedo a lo cual exclamo un gemido con dolor, lo deje inmóvil por un tiempo, acto seguido comenzó a dar síntomas de placer, fue el momento de mover mi dedo para ayudarle al placer, es así que ella dio el punto del placer que el dolor y el placer se funden y el cuerpo lo trasmite en fluidos para su mayor deleite.

 

Me pare y puse mi miembro en su entrada, y comencé a presionar para que la introducción se diera por inercia, ella seguía gimiendo, en un moviente involuntario pero de placer de ella, se introdujo mi cabeza en su ano, y dio un pequeño gemido de dolor, me detuve pero ella seguía, y comencé a darle caricias a su clítoris el cual estaba bien húmedo, al instante se sintió su reacción de placer.

 

En eso me dijo puedo hacer unos movimiento para que no sienta tanto dolor

 

Si le dije

 

Ella comenzó con movimiento de cadera, adelante y hacia atrás,  y fue ella quien poco a poco se permitía pequeñas introducciones hasta que su climax llego al máximo y comenzó a darme placer y realizar movimiento que me daban un placer que no podía resistir, me dijo quiero que me llenes con tus leche, quiero saber que es tener ese liquido en mi interior.

 

Me dio el mejor de los placer en un instante, y nos corrimos al par de minutos y me deje caer sobre su cuerpo.

 

Esto si es un buen sexo, dijo, de suerte lo seguiremos haciendo, pues ya mi trasero es todo tuyo, te lo mereces, y me agradeció por esa introducción al sexo anal que deben tener las mujeres.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

1 comentario en “Aposto su trasero

Deja un comentario