Mi suegra y mi novia

NeoPene

CON MI SUEGRA Y MI NOVIA.

NeoPene

Mi novia Andrea tiene 18 años es una niña muy guapa, bajita, un poco gordita pero con muy bonito cuerpo, unos senos de tamaño mediano y un trasero grande. Mi suegra Paty es alta tiene un cuerpazo porque ha practicado deporte por mucho tiempo. Sus senos son enormes y unas nalguitas bien redonditas y paraditas. Tiene 45 años pero con un cuerpo muy firme.

Esto es algo que nunca pense que me pasaría. La primera vez que vi a mi suegra me quede con la boca abierta, era un jueves por la mañana y ella regresaba del gym, vestía unos pants muy pegaditos junto con un body que dejaba ver sus hermosos senos. Esa noche me masturbe pensando en ella imaginando algún día tenerla para mi.

Pasaron varios meses hasta que un día que estaba en el cuarto de mi novia fui al baño y cual fue mi sorpresa al ver que Paty estaba bañándose y yo no supe que hacer. Ella se dio cuenta que estaba ahí y abrió la cortina de la regadera pidiéndome que le pasara la toalla con una sonrisa muy picara. Yo le pase la toalla y le pedí perdón porque no sabía que se estaba bañando y salí del cuarto. Pasaron los días y Paty cada que iba a su casa me miraba de una manera muy cachonda cuando Andrea no nos veía.

Un día hubo una fiesta en su casa y cuando quedaba muy poca gente Paty me pidió que bailara con ella. Mientras bailábamos Paty se acercaba cada vez más a mí, yo sentía sus enormes senos en mi pecho y su vientre muy pegado a mi verga lo cual me puso a mil. Ella se dio cuenta y me dijo que teníamos que aliviar esa protuberancia que tenía abajo y que sabía perfectamente como hacerlo. Salimos al patio trasero y Paty me empezó a acariciar la verga por encima del pantalón, yo le tome las manos y le dije que no estaba bien lo que hacíamos, ya que ella tenía esposo y su hija era mi novia. Pasaron un par de semanas sin que ella intentara nada. Un día fui a su casa a buscar a Andrea y ella Paty me dijo que pasara que Andrea no estaba pero que no tardaba en llegar. Yo entre y espere en la sala, Paty me ofreció un refresco y yo acepte. Cuando regresó con los refrescos los tiró encima de mi y me dijo que lo sentía mucho que era una tonta. Tomó una toalla y me empezó a secar por encima del pantalón, lo cual me provocó una erección monumental. El masaje que me daba era muy excitante y cuando me di cuenta ya tenía la verga de fuera y Paty me estaba masturbando. En ese momento yo estaba ya fuera de mí y no lo pude evitar. Paty me dio una mamada como nunca nadie lo había hecho. Me vine dentro de su boca y ella limpió mi verga sin dejar un solo rastro de semen. En eso oímos que llegaba Andrea, yo me subí el pantalón rápidamente y ella corrió a la cocina, no sin antes darme un beso en la boca. Después de ese día yo no podía dejar de pensar en mi suegra y estaba muy caliente todo el tiempo.

Un día Andrea y yo estabamos solos en su casa, yo le pedí que tuviéramos relaciones a lo que ella dudó, ya que era virgen y no estaba muy segura. Yo le empece a besar la oreja y le metí la lengua en el oído lo cual la estremeció y se empezó a calentar. Por fin accedió y la lleve a su recamara, ya ahí la empece a besar y a acariciar sus nalguitas. Nos recostamos en la cama y estuvimos un rato acariciándonos por encima de la ropa. Le empece a desabrochar la blusa y pude ver su hermosa piel blanca, sus pezones erectos sobresalían de su brasier lo cual me dijo que estaba muy excitada. Empece a bajar hasta su abdomen el cual lamí como si fuera un delicioso dulce. Desabroche su pantalón y se lo quité, con lo que pude ver un par de piernas rellenitas pero muy bien formaditas, le empece a chupar los dedos de los pies a lo que ella respondía con unos gemidos. Fui besándola subiendo poco a poco por sus pantorrillas y rodillas hasta llegar a sus muslos los cuales bese y lamí por un rato, pude ver que estaba muy caliente porque su calzoncito estaba ya todo mojado. Volví a subir a su pecho y empece a mamar sus senos por encima del brasier, le quite su brasier y pude ver ese par de hermosos senos que tenía y los bese y mame durante un buen rato a lo que ella respondía con gemidos de gozo. Mientras le besaba los senos con una mano le acariciaba su vagina por encima del calzón el cual ya estaba totalmente empapado. Baje y le empece a besar su vagina por encima del calzón mientras acariciaba sus muslos. La puse boca a bajo y pude ver sus hermosas nalguitas las cuales chupe, le lamí su rajita y ella se empezó a mover muy rápido y su calzón se volví a mojar intensamente lo cual me dio a entender que ya había tenido su primer orgasmo y sin siquiera quitarle el calzón. En eso vi que había alguien en la puerta del cuarto y cual fue mi sorpresa al ver a Paty viéndonos con una de sus manos dentro de su pantalón, cuando se dio cuenta que la veía salió corriendo del cuarto. Yo volví a poner a Andrea boca arriba y tome una de sus manos metiéndola dentro de su calzón y le dije que se acariciara, ella estaba como ida por la excitación del primer orgasmo de su vida, por lo que no dijo nada cuando le comente que iba al baño y se empezó a masturbar. Yo salí corriendo detrás de Paty, la seguí hasta su cuarto yo para ese momento estaba en ropa interior. Cuando entre a su cuarto Paty estaba en el teléfono a punto de marcarle a su esposo. Yo llegué por atrás de ella y la tome por la cintura, ella me dijo que estaba mal lo que hacía con su hija ya que era virgen y que le hablaría a su esposo. Yo le agarre sus senos pero no cabían en mis manos, los empece a masajear y le bese el cuello. Luego le metí una mano en su falda y pude darme cuenta que estaba mojada. Le dije que no le hablara a su esposo y que si no le gustaría esta presente durante la primera vez de su hija, además le dije que le cumpliría su fantacía de tener sexo conmigo. Ella se resistió un poco, pero le metí un dedo en su vagina lo cual hizo que se excitara y dejara el teléfono tomando mi verga. La senté en la cama y me quite el calzón, mi verga estaba a punto de explotar después del faje que le había dado a Andrea. Ella tomó mi verga y se la metió en la boca mientras me acariciaba los huevos. Ella me la mamaba como desesperada por lo que tuve que detenerla porque no me quería venir toda vía. La empece a desnudar y por fin pude ver ese esplendoroso cuerpo con el que contaba sus senos eran enormes y bien paraditos, sus nalgas eran grandes y bien redonditas, no tenía una sola arruga, su piel era del mismo color de la de Andrea blanca, casi transparente. Me hinqué, le abrí las piernas y le empece a mamar su vagina. Ella se movía como desesperada y chorreaba líquidos de su vagina. Luego me acorde de que había dejado a Andrea en la otra habitación tomé a Paty y la lleve al cuarto de Andrea. Cuando entramos Andrea estaba masturbándose y ya se había quitado el calzón, no se dio cuenta de que estabamos ahí, luego recosté a Paty en la cama junto a su hija y cuando esta se dio cuenta de que era su mamá y de que estaba desnuda se asustó un poco y trató de pararse, pero la detuve y le su mamá le dijo que todo estaba bien, que se relajara. Yo le abrí las piernas a Andrea y le empece a pasar la lengua por su rayita, lo cual hizo que se relajara un poco y se dejara manejar. Mientras yo le daba una mamada de su vagina, Paty la besaba y le acariciaba los senos, ya para este momento Andrea estaba más relajada por la excitación y le contestaba las caricias a su madre. Mientras ellas se besaban yo seguía mamándole la vagina a Andrea y le metía un dedo en el culo a Paty lo cual las excitaba mucho. Nunca me imagine tener a madre e hija en la misma cama. Si llegue a pensar en tenerlas a las dos, pero nunca juntas.

Después de seguir mamándole su vagina a Andrea, esta se vino por segunda vez con una inmensa oleada de líquidos que salían de su rajita. Paty me dijo que si no había para ella, por lo que tuve que obedecer y le empece a chupar sus muslos, que son la parte que más me gusta de una mujer. Fui subiendo poco a poco hasta llegar a su rayita la cual estaba más abierta que la de su hija, pero igual de deliciosa. Con Paty fui un poco más agresivo y mientras le metía la lengua lo más profundo que podía, también le metía dos dedos por el culo, ya que no quería que su hija fuera la única desvirgada esa noche. Mientras yo hacía esto Andrea se metía un dedo en su vagina y le mamaba las tetas a su madre y la besaba. Paty tuvo su primer orgasmo y mojo toda la cama con sus líquidos. Yo subí y le empece a mamar sus tetas junto a Andrea, Paty se movía y gemía como desesperada, me hinqué encima de Paty y puse mi pene entre sus tetas luego las apreté y me empece a mover. Paty trataba de tocar con su lengua mi pene, mientras Andrea nos veía sin sacar los dedos de su vagina. Paty le dijo a Andrea que se acercara y lo dijo que le enseñaría como mamar una verga, las dos se hincaron junto a mi verga y Paty me la empezó a mamar y luego le dijo a Andrea que lo intentara al principio me raspaba con sus dientes, pero Paty le dijo como hacerlo y la cosa mejoro. La forma como Andrea me mamaba la verga era de una manera más dulce y más tierna de cómo lo hacía Paty que parecía que se la quería comer. Después de un rato en el se intercambiaran constantemente para mamármela le pedí a Andrea que se recostara, le abrí las piernas y le empece nuevamente a mamarle la vagina mientras Paty la besaba con una gran pasión y le pellizcaba los pezones. Yo acerque mi verga a la entrada de la rayita de Andrea y se la restregué por toda su entradita a lo que ella se movía como desesperada tratando de que se la metiera. Se la fui metiendo poco a poco y esperando un ratito sin moverme antes de introducirla más, esto enloquecía a Andrea conforme fui metiéndosela más, sentí que había algo que me impedía entrar, por lo que empujaba con más fuerza fuerzas y Andrea empezó a llorar un poco diciendo que le dolía, Paty le acarició la mejilla y le dijo que aguantara tantito, que el dolor pasaría y gozaría como nunca. Cuando por fin logre romper eso que me impedía entrar, empece a moverme con más ritmo a lo que Andrea me pedía que lo hiciera más rápido. Paty se hincó con las piernas abiertas encima de la cara de Andrea y le pidió de le mamara su rayita a lo que Andrea respondió inmediatamente. Mientras me cogía a Andrea, le mame a Paty sus tetas que las tenía enfrente de mí. Me seguí moviendo hasta que sentí que Andrea tenía su tercer orgasmo, cuando sentí que me venía salí de la vagina de Andrea y me vine encima de su abdomen. Paty lamió todo el semen de la pancita de Andrea y después me chupo la verga hasta dejarla limpia. Le di un beso a Andrea y le pedí que chupara las últimas gotas de semen de mi boca, le bese sus senos y la deje descansar mientras se acariciaba su rajita.

Empece a besar a Paty mientras le agarraba sus senos, una de mis manos fue bajando hasta llegar a su rayita y le metí un dedo mientras la seguía besando. Bajé y le mamé su rajita mientras le dedeaba el culo mientras esperaba que mi verga tomara fuerzas, Paty me pidió que se la metiera ya, lo que hice de inmediato, puse sus piernas encima de mis hombros y la penetre, Paty gozaba y gemía, mientras yo me excitaba más viendo como sus enormes tetas se movían y escuchaba como sonaba el choque de mis huevos en sus nalgas. Paty se acomodó de tal forma que quedó encima de mí, me empezó a cabalgar como desesperada y veía como brincaban sus tetas de una forma fabulosa. Le saque la verga y le pedí que se pusiera en cuatro puntos luego se la volví a meter ahora de a perrito mientras que con los dedos le abría poco a poco su culito. Cuando sentí que ya estaba lo suficientemente abierta, saque mi verga de su rayita y la lleve a su culito, cuando Paty sintió que se la trataba de meter por ahí trató de zafarse pero no la deje y se la fui metiendo poco a poco a lo que ella se quejaba de que le dolía pero le recordé las palabras que le dijo a su hija cuando la desvirgue, pero ella lloraba porque le dolía mucho, yo no me quise detener porque ya iba a la mitad, cuando se la logre meter toda me quede un momento quieto para que se adaptara su culito a mi verga. Me empece a mover lentamente y poco a poco fui subiendo el ritmo, vi como gemía y seguía llorando, por lo que le pregunte que si le dolía y ella me contesto que no parara que lloraba de gozo. Mientras yo me la cogía ella se acariciaba su clítoris para darse más placer. Andrea se acerco y se acostó enfrente de su mama pidiéndole que le mamara su rajita. Paty le mamaba su vagina a Andrea mientras yo me la cogía. De repente Paty se arqueo y tuvo un orgasmo que después me enteraría había sido el mejor de su vida. Me vine dentro del culo de Paty y quedamos acostados uno encima de otro durante un rato y deje mi verga dentro de su ano. Yo le acariciaba los senos a Paty y a Andrea mientras descansábamos. Andrea me dijo que eso que le había hecho a su madre se veía muy rico y que quería probarlo, que si ya le había desvirgado un agujero pues que de una vez la desvirgara por el otro. Recosté a Andrea boca a bajo con una almohada debajo de su abdomen para que su culito quedara paradito. Paty se sentó enfrente de Andrea para que le mamara su rayita. Mientras tanto yo le metí la lengua en su culito a lo que ella brinco un poquito pero me dijo que le gustaba. Le empece a meter un dedo y a moverlo en circulos y poco a poco le fui metiendo más dedos hasta que ya le cabían tres dedos sin ningún problema, entonces le dije que ya se la iba a meter a lo que me dijo que lo hiciera con cuidado yo se la empece a meter poco a poco y me dijo que le dolía que mejor no le siguiera pero no le hice caso y seguí entrando. Andrea intento zafarse pero Paty la detuvo por los brazos y no la dejo mover. Yo fui metiendo poco a poco hasta que se la metí toda y empece a bombear cada vez más rápido y Andrea gozaba y me pedía que siguiera, que no parara, que era una sensación muy placentera. Yo me seguía moviendo y con una mano le masajeaba su clítoris y sentí como le escurrían líquidos por sus muslos, Andrea lloraba y gritaba, pero me pedía que no parara, Paty le pellizcaba sus pezones, yo seguí bombeando cada vez más rápido hasta que sentí como me apretaba la verga con su ano Andrea y como su cuerpo se tensaba y de repente se relajó lo que entendí como su cuarto orgasmo de la mañana, por fin me pude venir dentro de Andrea sin temer por un embarazo. Andrea quedó rendida después de tremenda cogida que había recibido y se quedó dormida. Se veía hermosa con su cuerpecito desnudo todo bañado en sudor y con su vagina, su ano y sus piernas escurriendo en líquidos vaginales y semen.

Paty me pidió que la dejáramos descasar por lo que le di un beso en la frente y salimos del cuarto. Mi suegra me dijo que si me quería bañar, a lo que conteste que sí y me dijo que ella me ayudaría por lo que fuimos al cuarto de baño y nos metimos a la regadera juntos, ya en el chorro de agua nos empezamos a besar y a acariciar nuestros cuerpos, yo seguía soñado con ese culito tan lindo y bien formadito de mi suegra que había sido mío y el cual ni su esposo había podido tocar nunca. Yo le acaricie sus nalgas y sus tetas mientras nos besábamos, la recargue con la cara viendo hacia la pared y le puse un poco de jabón en su culito para poder metérsela una vez más. Ella me dijo que no, que toda vía le dolía pero le dije que por lo menos le daría un orgasmo más ya que a su hija le di 4. Se la metí hasta el fondo bruscamente y pego un grito pero no la deje moverse y empece a moverme rápidamente. Ella temblaba y casi no podía mantenerse de pie por lo que la agarre de los muslos y la cargue. Empezó a gemir fuertemente y a gritar que se venía. Aflojó todo su cuerpo y entendí que había tenido otro orgasmo, pero yo toda vía no había terminado por lo que la recosté en el piso y me la cogí por el frente con las piernas encima de mis hombros ella toda vía no se reponía del orgasmo por el culo cuando me la empece a coger por su vagina, ella estaba demasiado cansada por lo que le dije que me la mamara. Me la chupo y también los huevos, cuando sentía que me venía le aventé el chorro de semen en su cara y en su pelo, ella con sus manos se lo embarraba por toda la cara y lo que le quedaba en las manos los chupo, luego me chupo la verga y me la dejo limpia. Salimos de la regadera y nos secamos, la lleve al cuarto de Andrea y la deje dormir desnuda junto a su hija y me fui a mi casa después de una mañana de puro sexo.

Después de eso hemos seguido teniendo sesiones largas de sexo en su casa o en algún hotel a donde llegamos como una madre y sus hijos por lo que nos dejan entrar a los tres sin ningún problema. Luego les contare de alguna de estas citas.

Tener a una madre y a una hija juntas fue algo que nunca había imaginado, pero tener la oportunidad dos veces es algo que nunca pese que me fuera a pasar, luego les cuento de mi primer novia junto a su hermana y madre.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

3 comentarios en “Mi suegra y mi novia

Deja un comentario