Helena I – Desvirgue en México

NeoPene

Este Relato, Sucedido un Viernes 16 de marzo de el año 1996, la gran ciudad de México situada en un valle entre colosos Volcánicos,
Una joven se pasea, entre jardines rodeados del rocío de la tarde, ella camina fragante entre los matorrales, su juventud es total, tanta que embriaga los sentidos. dirigese a su hogar, pero su actitud viva y despreocupada decrece, se esconde en disfraz de seriedad, pena y desapruebo; su nombre es Helena,

NeoPene

Y soy yo Pietro Lecapeno testigo de lo que a esta hija de la antigua Casa Imperial de México sucedio, Tersos cabellos y castaños, castaños como sus ojos y en cada espira de su rizado cabello el linaje es, en la niña Helena.

La niña linda, la niña bellísima era y la corta vida un confesor encontró en mi, es deseo de aquella el hablaros de sus pesares, Os lo explicare en sus propias palabras y dice así:

Helena.- Mi nombre es Helena de Iturbide tengo 14 años durante mi niñees fui criada de manera ortodoxa, mi padre era Represivo; al ser mi familia perteneciente a la clase aristocrática ellos siempre han sido tradicionalistas. He vivido casi cautiva y educada solo mediante tutores al igual que mis hermano Alfredo de 13 años, Carlotta de 22 años y la menor Antonieta de 12 años

Ahora comenzare mi historia, el día en que todo comenzó fue cuando yo tenia 14 años un sábado 16 de marzo y yo había cumplido años hacia 2 días, aproximadamente eran las seis de la tarde yo regresaba de mi estancia en caza de una amiga y cuando llegue a casa no había sirvientes pues era su día de descanso así que no pude entrar a mi casa, y pensé que podría hacerlo atravez de los jardines traseros que conducían a las escaleras para la terraza del segundo piso, y mientras caminaba por los balcones laterales del segundo piso escuche la voz de mi hermana mayor, hacia ruidos extraños me acerque a la puerta de sus habitaciones y claramente, la escuche gemir, pronunciaba el nombre de quien en aquel momento había sido nuestro instructor de música, el señor Masimo Barnacchi, entonces, me estremecí al pensar que mi hermana había atentado contra los mandatos de nuestro padre, temí estar haciendo lo mismo al estar ahí y rápidamente me dirigí a mi habitación.

Decidí hablar con Carlota, pero mis pensamientos me traicionaron, poco a poco comense a tocar mi virginal cuerpo sin darme cuenta, mi piernas comenzaron a rozarse fuertemente entre si y mis manos jugaban con mis poco desarrollados pechos, jamas dude tanto algo como el tocar mi entrepierna y jugar con mis suaves féminas formas, acerque a mi cuerpo un espejo de mano y mire a través de el por primera vez mis pequeños labios menores y la silueta de corazón que se suponía debían formar, recargada en mi cama mis dedos exploraban mi interior era tan húmedo que irradiaba un aroma estimulante y tenia que resistir para no perder mi virginidad ante mi misma, mis pensamientos estaban con mi hermana siendo poseída por aquel hombre, el era ya adulto y no muy agraciado, pero seguramente ella, como yo, sabíamos que solo bastaba el que fuera varón.

Veía la figura atlética y delicada de mi hermana en infinitas perversiones que ni si quiera yo negaría a realizar, comense a halar mis paredes vaginales alistandolas para insertar cualquier cosa, tome un cepillo de mi buró y me asegure en no meter el mango tanto como para perder mi gracia de virgen, solo podía meter algunos centímetros y rotarlo para no perder el vaivén que erizaría mis bellos, sentía que orinara de seguir así pero no me importo, nada sucedió al respecto pero una cosa mas extraña me pasaría, comencé a tocar un pequeño punto que sobresalía de la parte superior de mi vagina era tan intenso el descubrir y volver a cubrilo con el capuchón que tenia que pronto conocí el éxtasis, sentí un escalofrío detrás de mi cabeza y en mi dorso, que inmediatamente se convirtió en un dolor intenso había presionado demasiado el cepillo casi arrancando mi himen, retire el cepillo y con dificultad fui a el baño, mi preocupación hizo desaparecer el placer que tenia y poco a poco inserte mi dedo indice en mi vagina, fue un alivio, no había sido penetrada por el cepillo pero si me había lastimado,

Tome un baño y me aliste pues mis papas habían regresado de la ciudad, tome un momento para hablar con Carlota y le dije lo que había escuchado ella se enfado con migo al saber que yo no estaba de acuerdo, pero en realidad yo misma dudaba de lo que decía, ella me advirtió con decirles a nuestros padres que yo no era virgen, yo no dude en decirle que aun lo era, a lo cual respondió: por ahora
su actitud me hizo temer a su amenaza. Acaso sabia algo de lo que me había ocurrido?.

Nos sentamos a la mesa y el maestro que poco antes había tenido a mi hermana en goce absoluto se sentó a la mesa como si nada hubiera sucedido, solo cenamos algo ligero y nos despedimos de nuestros padres mi hermana alego estar cansada y se fue a su habitación yo estuve un momento frente a la chimenea pensando que debía hacer, mi padre me miro y pregunto si algo me ocurría yo no sabia si delatar a mi hermana y cumplir abnegada a mi padre o mentir, le dije que yo también estaba cansada, ese fue un error que pagaría con creces.

Durante la noche pensé durante algunas horas y finalmente cuando concilie el sueño, tuve un sueño en el que yo decía a mi padre lo que había oído y de repente el reaccionaba diciendome que era su pequeña y que me diaria un regalo por ser tan obediente, a continuación el me besaba y tocaba con furor mis genitales,
el decía: como tu conejito es tan pequeño hoy te lo agrandare toca abrirte de piernas, y yo caía rendida a sus pies para tener su enorme falo frente ami. De repente sentí que no podia respirar entonces desperté. Mi hermana apretaba mi cuello fuertemente, yo moría a cada segundo, mi pecho intentaba dilararse para obtener aire pero ella no lo permitía, yo trate de gritar y comencé a ver luciérnagas, estaba perdiendo la vista por la falta de aire, Carlota entre mis piernas usaba un calzoncillo con un consolador adherido, ella me había penetrado hacia tiempo, mi sangre estaba por todos lados, y yo no podía hablar, cuando ella me soltó yo estaba al borde de perder el conocimiento, me volteo boca abajo y dijo:
maldita perra, te enseñare lo que necesitas para dejar de pensar en cojerte al viejo, y ella rompió mis entrañas, fui sodomizada por mi propia hermana, se burlaba y decía que jamas nadie me respetaría, mientras tocaba mi vulva y lamia mi espalda, yo no tenia fuerza para quitarmela de encima.

Carlota. _ ahora este osito va a comer

al decir eso ella comenzó a aumentar el ritmo en mi penetración, yo sentía chorros de fluidos y sangre que brotaban de mi.

Carlota._ Así chucha dale…….duro

yo solo lloraba y en mi pensamiento solo rogaba que mi hermana dejara de violarme

alfin pude hablar y le dije:
Helena._ ¿Qué es esto?… ¿qué me haces?… ¿por qué?
Carlota._ uh!, por que es asquerosamente rico, y callate, es lo único que debes saber.

Cada ves que quería ella me cambiaba de posición y yo no podía luchar por liberarme, finalmente ella tuvo un orgasmo muy fuerte lo suficiente como para detenerse mientras mi ano era estacado por ella
Carlota._ Que delicia, que delicia……
Nooo, noooooooo…

después de ese vaivén de dolor, se quedo dormida dentro de mi por largo rato yo lloraba despavorida, Carlota se había escabullido en mi cuarto e hizo lo que me había dicho en la cena:
Helena._ “aun soy virgen”
Carlota ._ “Por Ahora”

después de unas dos o tres horas ella despertó yo aun lloraba y como ella era 8 años mayor que yo no pude quitarmela de encima en esas condiciones,
comenzó a lamer mi espalda como lo había hecho antes.

Carlota._ Sssssshh, ssshhh…… Hermanita, que tersa es tu piel.

Carlota comenzó a besar mi cuello y a mover sus caderas haciendo que el falo restregara mis paredes interiores, ella seguía lamiendo mi espalda y bombeando, y yo tenia miedo

El pene falso entraba y salía de la vagina de la joven helena mientras el incesto era disfrutado por Carlota,
que metía uno y dos dedos en la entrada vaginla de helena al igual que el consolador, carlota hizo que helena se pusiera de rodillas mientras ella la clavaba para poder jugar con sus senos adolescentes, la sangre de helena se había convertido en jugos de placer, ella ahora gemía y salían jugos a borbotones.

Carlota. _ Helena te deseé desdeque tenias 11 años, tu bella cara y tus jóvenes carnes, pero eres una mosquita muerta, eso no importa pues disfrute de tu estreches primero que nadie.
Helena._ me duele mucho, dejame.

Narra. Carlota. – esa brujita se quejaba de todo, pero me excitaba mas y mas oírla rogandome, mientras le atascaba verga, atascaba mas y mas la vagina, su sudor la delataba al igual que sus movimientos de cadera, sus gemidos, y sus manos, pedían mas. Sus alaridos eran los de una puta cualquiera y al hacerle eso mataba dos pájaros de un tiro, gozaba con mi hermanita y lastimaba a mis aburridos padres desvirgando a su muñequita de Rococó. Al fin les diaria una lección a mis padres.

Narra. Helena. – derrepente ella me saco el garrote y me volteo, mirandonos cara a cara me hizo ver mi penetración frontalmente y poco tiempo después comenzó a hacerme sexo oral ella jalaba el capuchón que recién había yo descubierto y lamia muy atentamente el pequeño punto que dejaba ver el capuchón recorrido, y me dijo que le avisara cuando sintiera que mis carnes se prepararan.

Helena._ Lo siento venir……viene……..huggggggg…

el placer que sentí fue inmenso, fue tan intenso que en ese momento mi abdomen se contrajo tan bruscamente que caí sobre mi hermana y no pude levantarme por varios minutos, Cuando pude hacerlo
ella me forzó a hacerle sexo oral de igual manera en que ella había hecho, yo me negué al principio pero entonces ella me golpeo en los senos y se abalanzo sobre mi mordiendome muy fuertemente los pezones, yo trate de defenderme y ella comenzó a golpearme.

Helena._ no, porfavor, ya dejame, haré lo que quieras.

Narra. Carlota. – la pequeña mimada lloraba mientras se acercaba a mi pucha yo le dije que se recostara y yo me acomode en posición 69 ella comenzó a lamer gentilmente mis labios mayores mientras yo trabajaba en su durasnito, tuvimos dos o mas orgasmos hasta que ella se quedo dormida después del acto.

Narra. Helena. – Entre el llanto dormí y desperté con un horrible dolor en mi vientre por haber sido desflorada y Desvirgada en una sola noche por la fuerza, tenia un moretón por la paliza que Carlota me había dado y les dije a mis padres que me había caído de la cama.

Ese Domingo rogué a mis padres quedarme en caza y no asistir a misa accedieron pues les dije que no me sentía bien le dije a mi madre que sufría de cólicos y así pude permanecer en casa, mientras arreglaba mi cuarto para que nadie se diera cuenta de lo que había pasado en la madrugada, encontré una carta de mi hermana dirigida hacia mi, en la que decía:

Pase la noche mas excitante de mi vida con una perra, es cierto que joderte en esas condiciones fue algo difícil pero lo disfrute, disfrute tu estrecha vagina mientras pronunciabas el nombre de nuestro padre, y mucho mas tu fabuloso trasero, sigue así madre de las rameras y no te metas en mis asuntos.

Ese día permanecí en mi habitación creo que carlota me había lastimado internamente, sangre por horas y tuve que decirle que me ayudara, ella acepto llevarme al medico y no decir nada, al llegar al hospital, me di cuenta que era un hospital casi clandestino, me miro y dijo: porque pones esa cara, no creerías que te llevaría a un hospital de lujo, para que mis padres se enteraran de que no eres mas “La Nena”, yo le dije que si era seguro, ella me dijo que no pasaría nada que ella conocía a algunas personas ahí.

Carlota se encargo de todo, entramos juntas a donde me ayudarían y un doctor me pregunto cual era el problema, a lo que mi hermana dijo: es que la han ensartado y su lindo bombón no resistió ese trato,
enseguida el doctor comprendió,

al poco rato había cesado de sangrar y mi hermana me llevaba a casa en su auto, pues su actitud había engañado a mi padre de ser responsable, lo cual le daba muchas libertades hasta el punto de ser su favorita entre ella yo y mis hermanos pequeños, ella me decía: ahora que te he liberado, creo que deberías tener algo de diversión,

al regresar a casa, mi tío estaba ahí con mis padres, los despedía pues ellos saldrían de viaje, y regresarían en una semana, pero me pareció extraño que mi tío estuviera despidiendolos pues no seria un viaje largo, enseguida mi hermana hablaba con el muy entusiasmada, ella preparaba algo, al irse mis padres todos estábamos en la casa de huéspedes que estaba a aproximadamente 200 metros de la caza principal, en la piscina que tenia que era la única al aire libre, mis hermanos jugaban mientras yo descansaba alejada del grupo, mi hermana hablaba con mi tío Alberto y después de un rato solo mi tío regresaba y se dirigía hacia mi, me hablaba muy cariñoso.

poco tiempo después me comenzé a sentir incomoda, tenia mas calor de lo normal, mi hermana que había regresado insistía en darme soda para beber y cada vez que ella decía que eso me quitaría el calor sentía que me quemaba mas y mas, finalmente mi tío me llevo a recostar, y me dijo que era lo que sentía, yo en ese momento tenia muy húmeda mi vagina y sentía desesperación por tocarme, le dije que estaría bien si estaba sola, y el me dijo que si no le decía que tenia no sabría como ayudarme, me pereció bochornosa la situación y le dije que mi estomago ardía, el me toco y dijo que tenia un poco de fiebre, y comenzó a jugar con mi cabello, yo creía que me trataba de calmar y le dije que me daba pena, el dijo que como era mi tío no debía de darme pena y finalmente le hice prometer que no le diría a nadie, y le dije que mi entrepierna ardía porque había perdido la virginidad la noche pasada y el me pidió ver que me sucedía, de inmediato de negué pero tras una rato me convenció, me quite el short que traía y el me miro, yo no sospechaba nada hasta que de repente el comenzó a besarme, y sentí que ese fuego se apaciguaba, al poco rato el había sacado su pene y me decía, chupalo pequeña, pues así te quitare la fiebre, yo sabia que era demasiado y me di cuenta que el me había engañado, le dije que no, a lo que respondió:

Alberto._ pues tu padre puede enterarse que no eres virgen.
Helena._ lo prometiste, prometiste no decir nada.
Alberto._ Yo no recuerdo esa parte muñequita, así que si no te tragas mi al señor albertito(su miembro), tu padre lo sabrá muy pronto.

Pude pensar rápidamente y lo amenace:
Helena._ pues le diré que tu me violaste, entiendes?
Alberto._ No harás nada de eso, tu hermana esta de mi lado, ella fue quien puso en tu bebida un afrodisiaco muy potente, puedo ver que ha hecho efecto por que tus jugos corren por tus piernas.

El tenia razón, ya no podía resistir mi pequeño cuerpecito tanta excitación, así que comencé a masturbarme, y el se reía, eso era tan humillante.

Alberto._ así pequeña, copera y ya veras lo bien que te ira.

Mi tío comenzó a acercar su miembro a mi cara yo estaba acostada sobre un diván y no podía resistirlo así que comience a lamer la gran cabeza de su enorme pene, las gotas de mi saliva caían en mi cuerpo pues no podía controlar mis movimientos, el retiro su miembro para montarme y lo hizo con mucho trabajo pues mi vagina herida dolía, el me coloco sobre mis rodillas y inclinada hacia el diván, tomo mi mano derecha con mucha fuerza y me sometió, el lastimaba mis entrañas topando con mi cerviz y lastimaba mi mano al girarla y ponerla sobre mi espalda, yo no me sentía bien, y de repente entro mi hermana, traía consigo una cámara, trate de taparme pero ya había tomado algunas fitografías con el miembro de mi tío en mi interior, mi tío se detuvo y pregunto porque hacia eso y ella le contesto.

Carlota._ hora los tengo a ambos.
Alberto._ pero si tu estas de mi lado, no es si?
Carlota._ pues te engañe, ahora ustedes están en problemas, a menos que tu tío, me pagues por mi silencio y dejes a mi hermana en paz.

Mi tío alberto trato de quitarle la cámara a lo que ella dijo: no tío, ella esta de mi lado, entiendes?

Yo no sabia que estaba pasando, acaso mi hermana estaba de mi lado o era una treta para engañarme mas de lo que habían hecho. A lo que respondí afirmativamente, pues era mejor solo guardar el secreto de mi hermana a ser poseída cuantas veces mi tío quisiera.

Alberto._ ustedes, pequeñas zorras!, debí sospechar que me dijeras que helena quería estar conmigo.
Carlota._ pues decide! Que prefieres, perder dinero o Tu reputación, ademas seguramente irías a la cárcel pues mi hermanita es muy pequeña.

Tío alberto decidió que debía pagar a mi hermana, y después de acordar el pago, el se fue.

Yo le pregunte a mi hermana porque había hecho eso si papa nos diaria todo lo que quisiéramos, y ella dijo:
Carlota._ helena hermanita mía, yo tengo deseos de vivir fuera de esta caza pues vivir aquí me enferma y ya no quiero verle la cara a ninguna persona falsa como mama, papa, y porsupuesto tu,

son tan enfermos, ya estoy harta de la familia perfecta, tu eres una mustia, con tu sonrisa falsa, y tu terror hacia el sexo, no eres mas que basura, ahora mi tío proveerá lo que necesito para vivir, y largarme de una buena vez.

En ese momento yo me enfade y le dije que dijera eso de mi y de nuestros padres, yo aun estaba desnuda y dijo:

Carlota._ no mientas, mira tu maldito coño lleno de jugos, no me digas que no gozabas con el viejo que te acabo de quitar de encima, mire como te comías su babeante polla.

Le di una bofetada con todas mis fuerzas y trate de huir, cuando ella me tomo del brazo y me golpeo en la cara, yo caí de espaldas y me dolió mucho el trasero, comense a sangrar nuevamente y el piso de mármol verde, comenzó a mancharse con una sombra carmesí, yo lloraba mientras ella se acercaba hacia mi y me volteaba boca abajo, y decía:

Carlota._ desde los 12 años me he encerrado en mi cuarto para hacer mis cositas, pero creo eso debe cambiar, zorra, ahora se que te gusta gozar pues desde el principio hubieras decidido delatarme, pero tu miedo y tu chocha te traicionaron, cierto?.

Mientras ella decía eso me tocaba y mi sangrante vagina era invadida por un consolador de dos cabezas una estaba dentro de mi y la otra dentro de mi hermana, ella se movía frenéticamente y yo solo sufría en mi interior, ella decía:

Carlota._ sabes algo pequeñita, tu todavía no estas perdida y si te escapas conmigo podrás hacer lo que quieras, ademas, me gustas, me gusta como tus estrechas paredes presionan fuertemente, y que seas mi hermana agrega un elemento que nadie puede remplazar.

Ella tenia en algún grado razón, pues no me atreví y ya seria mas difícil hacerlo, aunque aun tenia una oportunidad de hacer creer a mis padres que mi tío me había violado y debía hacerlo, esa era mi única carta para jugar.

Toda la tarde estuve muy enferma y mi hermana jugaba con mi vulva, yo me dormí y al despertar el domingo, ella me dijo: ahora perrita en celo, debes hacer crecer mi dinero!.

Helena. _ que dices?.
Carlota._ un amigo de papa vino a la caza, yo lo llame, le dije que tenia un buen trato.
Helena. _ que quieres?.
Carlota. _ Aun no lo has adivinado… pues, no crees que un viejo pagaría lo que sea por un durasnito como el tuyo?

Helena. _ pero… carlota, porfavor, no me hagas esto!.
Carlota. _ pues debo decirte que el día que te estrene, tome ciertas precauciones y… te tome algunas fotografías, parece que te estas masturbando!… eh, sabes que preferiría no tener que usarlas, pero, de eso tu decides.

Helena._ no te creo!.
Carlota. _ Mira!

Narra Helena. – ella me mostró esas fotografías y ademas estaba lo de mi virginidad, deseaba matarla, y tuve que ceder le dije que lo haría, pero que dejara que mi vagina se recuperara, y ella dijo:

Carlota. _ esta bien, pero eso no debe de pasar de el viernes pues nuestros padres regresan y si ellos regresan estarás en problemas, ok?
Helena._ si, cumpliré, pero porfavor, ya no me hagas hacerlo con nadie mas, prometeme que no me obligaras otra vez.

Carlota._ Estabien Pero debes hacerlo bien para poder atraparlo justo como lo hice con mi tío.
Helena._ Deacuerdo, Lo haré así y tendrás lo que quieras.

Helena caía rápidamente en los juegos de su hermana carlota
Fin del relato I

Continua en Helena II

Por favor hacedme saber su opinión acerca del relato Helena I a : pietrolecapeno@hotmail.com

Por DIESIRAE

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario