Una aventura que empezó por twitter


[includeme file=”wibble.php”]


Hola este es el tercer relato que me da chance de subir. En esta ocasión les contaré como a través del twitter pude conocer a una gran mujer con mucho fuego por dentro… Me llamo Mateo, soy blanco, mido 170, contextura normal, ni flaco ni gordo, cabello y ojos castaños, me considero una persona callada, pero bastante resultón para las mujeres (así me lo han hecho saber varias veces), pero en la intimidad soy realmente caliente y con una grata sorpresa, la verdad creo nadie se le ocurriría que tengo un pene de 21 cms aproximadamente…

Bueno a lo que íbamos, siempre he sido muy caliente y empecé a ver que en el twitter había cuentas de sexo, uno más joven, era lo ideal, ver si se conocían personas, cumplir fantasías, etc… Esto sucedió al menos unos cinco años atras. Gracias a esta red social, pude cumplir varios encuentros, conocer personas, que más adelante seguramente les relataré, incluyendo a Karina (nombre cambiado x seguridad de los personajes, es lo mejor).

Karina es una mujer simpática, una cara linda, de piel blanca, senos de buen tamaño naturales, aureola clara, algo gordita, pero de verdad con un humor y un humor muy buena vibra ante la vida, a pesar que ha pasado por varios problemas, como pude conocer a medida que convérsabamos… En mi twitter, obviamente tenía fotos de mi miembro, en diferentes ángulos, etc, ella le llamó la atención, comenzamos a hablar y decidimos almorzar e ir al cine para ver que tal fluia todo… todo fue chevere, ella me contó tenía una hija de casi 18 años, la luz de sus ojos; Karina cuenta con 40 años de edad, en este momento yo tendría unos 25 seguramente… Luego de comer y ver una película, fuimos a buscar mi carro, lo que aproveché para darnos unos besos muy ricos, pero los mismos se vieron interrumpidos, por la presencia de un vigilante, ni modo, tuvimos que retirarnos y fui a dejarla en casa; allí prosiguieron los besos a la entrada de su edificio y la hice palpar mi pene para que viera lo caliente que me llegaba a poner, situación que le subió mucho el autoestima, como luego me confesó… la dejé y me retiré… ese día seguimos hablando por cel, que ambos la pasamos muy rico y me dijo estaba muy mojada y caliente, por lo que le pedí unas fotos y pude apreciar que tenía puesto un hilo dental de tigresa, la verdad me parece muy sensual jeje, y realmente estaba hecha agua…


[includeme file=”wibble.php”]


Ambos nos teníamos muchas ganas por lo que acordamos vernos el fin de semana siguiente e irnos a un hotel para quitarnos las ganas que ambos nos teníamos. Ese día nos fuimos en la noche a un hotel en Caracas llamado California Suites, muy lindo, unas instalaciones excelentes y la compañía mejor todavía jeje… llegamos a la habitación y empezamos a besarnos como si el mundo se acabara, empecé a quitarle la ropa mientras me decía que le excitaba mucho como la besaba, con deseo, con ganar… y la dejé en lencería (me considero un amante de la ropa íntima femenina, otro de mis fetiches) la admiré y no aguanté nalguearla un poco, cosa que le hizo reirse un poco de forma apenada…

Ella quitó mi ropa y solo me dejó en boxer, con una erección considerable, por lo que le quité el sosten y pude apreciar esos pezones claros, que ya estaban erguidos y que pude saborear como un bebé hambriento, mientras soltaba sus gemidos de excitación y su respiración aumentaba al máximo; luego quité su hilo y pude ver una vaigina rosada, totalmente depilada, higiénica hermosa que ya emanaba un olor abrumador, cuando llevé esos labios vaginales a mi boca, pude saborear un flujo muy dulce, que hizo perderme en ellos por horas, a su vez, olía y chupaba su culito, también color claro, y se veía apretado, (cosa que no pude percatar o sentir, lamentablemente, porque estaba algo indispuesta y le dio miedo intentar por atrás) pero a pesar que eso me desilucionaba, no iba a arruinar mi velada y luego de un rico oral, le tocó a ella consentirme, ver su cara de asombro mientras me tocaba y chupaba mi guevo era un poema, me llenaba mucho de satisfacción ver como lo gozaba incrédula, porque sabía y le decía que era su guevo y que con él la iba a hacer acabar varias veces…

Luego de una rica sesión de oral de lado y lado, le dije se montara en mi guevo y así lo hizo, fui metiéndolo de a poco hasta que se lo fue tragando completo y ya mis bolas chocaban con sus gluteos, arriba esa hermosa mujer gritaba, se retorcía, pero no se bajaba, más bien aumentaba el ritmo y en tres ocasiones pude sentir como llegaba a su orgasmo, su cara era puro placer y su vagina era un río que olía a mujer, a hembra satisfecha… luego la puse en cuatro y le mamé el culo de nuevo, diciéndole que aunque no lo iba a penetrar, mi lengua si lo haría, que le olía exquisito el culo y que su sabor también era espectacular… ella excitada se liberó y ya a esta altura me decía que le gustaba lo caliente y morboso que era… posteriormente se lo metí suavemente, pero hasta el fondo, le jalaba el cabello, le decía era mi mujer, y que sabía nadie la había cogido como yo lo iba a hacer esa noche, a lo que ella me decía era cierto, que lo estaba gozando mucho, esto me excitó más aun y acabé por primera vez en mi preservativo mientras la cogía por esa caliente cuquita…

Esa noche fue monumental, fueron varios polvos, creo cuatro o cinco, ya que nos retiramos en horas de la tarde del día siguiente, nos metimos al jacuzzi, me dio sexo oral, de lado en la cama, le penetraba la boca como si la cogía, de verdad dimos rienda suelta a nuestras ganas; hasta luego le acabé dentro, porque ella quería sentir mi leche allí, obviamente en su boquita…

Fue una jornada impresionante que hoy en día cuando hablamos siempre recordamos, no lo hemos repetido, por asuntos personales, pero que siempre ambos guardaremos como un encuentro divino donde le dimos rienda suelta a nuestros instintos… también pude confirmar, que las mujeres gorditas tiran divino, ella no lo era tanto, pero si tenía alguna duda, esta experiencia me quitó cualquier duda posible… Espero les agrade este relato real que viví en Caracas, Venezuela unos años atrás. Agradecido de sus comentarios.


[includeme file=”wibble.php”]


Author: calientico2

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.