Tia Amada (Visita a su al extranjero parte 1)

Incesto con tia

La tía Amada es tía de mi esposa, una mujer de 50 y tantos, entrada en carnes, 1.65 caderona, tetona. Una mujer que hace ejercicio y esta dura.

Fuimos a visitarla a otro país (vivo en México) por que decidieron irse a vivir al país natal de su enfermo esposo y las cosas pasaron así:

Mi esposa un día me comento que estaba muy enfermo el Tío Arturo y que quería que fuéramos a verlos, tenía más de 1 año que NO cruzaba palabras con la tía Amada después de tan suculenta noche, ellos a los 2 meses se fueron al extranjero y YO me quede deseándola. Por supuesto no puse objeción y preparamos todo para el viaje.
Cuando llegamos a nuestro destino, la sorpresa fue que, el tío Arturo estaba más enfermo de que lo que sabíamos, ellas prácticamente vivían en el hospital, para mí las cosas serian MUCHO más fáciles; pues nosotros habíamos ido para ayudar a la tía Amada con las cosas del tío Arturo.

Una noche de viernes, las primas de mi esposa me invitaron a ir a un bar con ellas, que estaba a unas 5 o 7 cuadras de la casa, mi esposa decidió que se quedaría con el Tío Arturo para que la Tía Amada descansara ese fin de semana, nos fuimos al bar y platicas y tragos y bal bla bla bla, YO llegue a casa medio mareado la Tía Amada me esperaba en el portal, ella estaba preocupada x que había marcado al móvil de las niñas y le dijeron que ya me había ido.

Me hizo pasar y me ofreció cena, le dije que sí y nos fuimos a la cocina.
En la cocina el silencio era MUY incomodo y YO estaba embriagado de pasión al verla en ropa de dormir con el culote y las tetonas al aire, le dije que había sido YO quien había propuesto el viaje para verla, pero no creía que las cosas estuvieran tan mal, que había pensado mucho en lo de la ultima vez y que tenia muchas ganas de repetirlo. Ella se soltó a llorar y me dijo que no podía ser, que no estaba preparada, que su esposo estaba al borde de la muerte y YO pensando en cogérmela –para ser francos me puso “frickeo” la forma en que ella me hablaba, nunca la había oído hablar así- y entre llanto me pidió que le dijera a mi esposa que nos fuéramos el lunes. Mudo ante la petición no me quedo más remedio que quedarme callado, pero mi pene estaba a todo lo que daba termino de prepararme la cena y no se quedo, me sentía mal, las nauseas me ganaban y moralmente no me sentía bien, pero aun así la tenia tiesa, así que tenía que arreglármelas para VOLVER A COGERMELA! Así que fingí vomitar y caerme en el W.C. así que ellas salieron de su habitación y me llevo a la que nos tocaba  mi esposa y a mí. Ahí me arme de valor y mientras me pasa alcohol para que según ella regresara YO le acariciaba el culo ella se intento parar pero la sostuve le baje la pijama y ESTABA HUMEDA! Seguí en lo que hacía sin decir nada.
La fui encuerando, que quita las ropas, acariciaba su cuerpo, recorría con mis labios y mi lengua todo su cuerpo no nos besamos en la boca, pero la pasión se hacía sentir, mis manos apretaban su carne y mis labios humedecían por donde pasaba, ella se resistía y de cuando en cuando me dejaba ganar alguna batalla, en su mayoría las que tenían que ver con rozarle el clítoris o los pezones. Fui ganando terreno o ella cediendo sabia YO estaba seguro que ella quería que se repitiera. Cuando logre quitarle la parte de debajo de la pija, ella metió la mano para rozar mi pene y en ese momento supe que la tenía ganada!

Amada: Las niñas están fuera, han hablado para avisar que dormirán con la vecina.
YO: Perversa! Tenías Las mismas o más ganas que YO de volverte a sentir.
Amada: Me encantas! Me gusta cómo te mueves, me gusta cómo me tocas, como me miras, quería volver a sentirte pero con ellas cerca no iba a poder concentrarme.
YO: De eso iba a encargarme YO, pero no importa, ahora tendremos toda la noche para nosotros, donde hay una farmacia, te voy a hacer un regalo que te va a encantar!
Amada: Que necesitas? X que no lo pedimos.
YO: quiero que sea sorpresa, no me tardo
Amada: a 3 cuadras de aquí (y me explico donde quedaba).

Mientras caminaba sentía que se me salía el corazón, está perdido en un éxtasis donde solo quería llegar a casa a cogérmela. Así que apreté el paso, compre un vigorizante sexual para mi, 2 botes de lubricante, 2 bebidas hidratantes, un aro vibrador y un gel estimulante para el clítoris. Me tome la pastilla y regrese.

Hay 2 cosas en esta vida que me vuelven loco, la primera es que una mujer LUBRIQUE  tanto que cuando se venga te empape los huevos y la otra una buena mamada de pito, que se vea las ganas que le tiene!
La tía Amada tiene las 2 cosas!

Llegue a casa, me encuere y me pare frente a la cama, ella, sabiendo que hacer lo tomo y le daba carisias mientras me hablaba bajito y cosas sugerentes.

Amada: Que rico que se, hace tiempo que no lo hago, no sé si recuerde.
YO: Inténtelo tía, nada se pierde.

Maestra en las artes de amar, claro estaba, sabía perfectamente cómo hacerle, le daba laminas largas desde los huevos hasta el glande y luego se lo metía todo a la boca, después movía la mano derecha en de arriba hacia abajo (masturbándome) y en forma de tornado! El solo movimiento de su mano me tenía al borde de la locura. Me mordisqueaba la cabeza con los dientes, hacia que se prolongara mi venida, era delicioso verla arrodillada masturbándose con la mano izquierda y masturbándome a mí con la derecha entre chupadas largas.
Amada: Ya estás por venirte, verdad hijito?

Solo atine a hacer un ruido con la garganta, estaba en las cumbres del placer!
Antes de meterse la cabeza a la boca, escupió en 2 o 3 ocasiones el tallo y la base de mi pene, para lubricarlo y así darme más placer. No tarde mucho, bastaron 4 o 5 sacudidas y un par de succiones para que mi pene sacar toda la leche, le caía en las tetas, la cara y parte del abdomen, cuando recupere el aliento, la recorrió toda para limpiarla con la lengua, era delicioso verla hincada en tareas de limpieza, no sé si por el vigorizante o por lo caliente y la tuve de nuevo dura, pero esta vez sería mi turno.

YO: Recuerda que le había dicho que tenía un regalo para Ud.?

Amada: Si, me intriga saber (y estiro la mano para quitarme la bolsa de la farmacia).

YO: No se desespere (y le retire la bolsa sin que ella pudiera quitármela). Acuéstese y déjese hacer, LE PROMETO QUE NO SE VA A ARREPENTIR!

Comencé con lengüetazos largos, sobre los labios, después en metía mi lengua en su vagina, mis dedos la acariciaban, después separe los labios.

YO: Le voy a dar un beso en los labios (y reímos, ella sabía a que me refería).

Le mordisqueé el clítoris, lo lamí hasta el monte de venus y regrese, le soplaba el clítoris que esta húmedo, notaba en sus piernas la piel de gallina la humedad acrecentaba y nos ponía mas cachondos! Antes de ponerle el “sensibilizado de clítoris” metí uno de mis dedos en su ano, y le mordisqueaba el clítoris con mis labios y lo apretaba, mientras mi lengua lo movía como tornado, la lubricación para meterle el dedo en el culo fue la misma humedad de su vagina! Solo escuchaba suspiros largos, las uñas en el colchón y de cuando en cuando un –Grrrrrrrrs!- o un –Uhmmmmmm- Prolongado. Llevábamos buen camino, creí que protestaría al meterle el dedo en el culo.

Me detuve un poco a buscar en la bolsa y ella irguió la cabeza.

Amada: Que haces? Estoy a punto de terminar!!!!  -Con mala cara-.

YO: Esta es la sorpresa!! –Y le mostré el bote, el lubricante y el aro-.

Recuperamos la postura, le pase el “rolon” del “sensibilizador” y me ocupe de otras partes del cuerpo (dándole tiempo a que los químicos hicieran su trabajo) me dedique a sus ingles, lamí a largo de una y luego la otra, ella se resistía un poco y de cuando en cuando le daban accesos de risa, decía que sentía mucho, luego la parte interior de los muslos, hasta la parte trasera de las rodillas, para ese entonces la Tía Amada me decía:

Amada: Ya hijo, que voy a gritar! Mejor muérdeme los pezones u otra parte del cuerpo.

En realidad no le hacía mucho caso, quería llenarme de ella, de su olor, de su sabor, y sobre todo, quería que terminara en una GRAN EXPLOSION DE ORIN
baje hasta sus pantorrillas, le bese los tobillos y ahí, le mordí un poco la piel, la lengua le recorría el hueso del tobillo, la tenía a punto ya a esas alturas me quitaba el pie y se reía a carcajadas

Amada: No puedo, me haces mucho daño, es mucho lo que siento. -Ya ven Y me jalaba hacia ella-.

 

Y justo eso era lo que YO quería! Tenerla en ese punto, mi pene me dolía a cada latido del corazón! Sentir que explotaría. Pase mi lengua x su clítoris desde el culo hasta el monte de Venus y conseguí un grito, se puso tensa y su boca hizo un ruido que me anuncio su orgasmo (no llevaba la cuenta, así que no supe que numero era).  Me levante y me senté en la cama, me puse el aro vibrador, ella aun no se había dado cuenta, hasta que se me sentó encima, sin condón, no corríamos riesgos ella era una mujer madura, sabría que necesitaría usar para no embarazarse, fue un tema que ni siquiera tocamos, solo se sentó encima de mí, muy despacito, el aro estaba prendido, cuando el aro toco su clítoris:

Amada: Eres un bandido, me vas a matar de placer, se me hace que no quieres que coja con nadie más nunca…

Cerró los ojos y apretó los dientes, YO no perdía de vista ni un solo detalle, el vaivén de tus tetas, grandes, con algunas estrías, algo caídas, de pezones grandes, erguidos, orgullos, de un tono rosita-violeta tan exquisito, con sus subidas y bajadas mi lengua estática rozaba los pezones, me amaba, le apretaba las nalgas… Estábamos empapados y ni hablar de la corrida, tenia los huevos empapados de sus jugos, el tiempo se pauso, no tengo idea de cuando fue… Cuando le metí un dedo en el culo, movió su cabeza para arriba y sentí como su vagina me ordeñaba, me da apretones tan deliciosos que solo atine a decir:
YO: Me vengo otra vez!!!! –Y le apreté una nalga con la mano libre y le introduje otro dedo en el culo, preso de la excitación, le mordía la teta izquierda-
Amada: Que delicia, puedo quedarme aquí? –Y hacia referencia a seguir encima de mi-.
YO: Honor que me haría tía!

Despues de unos minutos mi pene no perdía su dimencio, en cambio YO ya había recuperado el aliento y creo que a causa de el vigorizante, tenia otra vez el pene listo! Solo apretaba los huevos para mi pene se dilatara y eso basto para desencadenarla OTRA VEZ…
PERO eso se los platicare luego… Saludos! Ojala y les haya gustado la experiencia, si quisieran contactar mi mail es:
[email protected]

Author: OjosdeFuego

1 thought on “Tia Amada (Visita a su al extranjero parte 1)

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.