Vendiendo a mi esposa

Vendiendo a mi esposa. Todo comenzó de manera casual un día conduciendo por Blvr.Artigas llevaba a mi mujer, era de noche. Ella observó a las prostitutas de las esquinas y como se acercaban a los coches y subían en algunos de ellos, luego preguntó, -“¿Has contratado los servicios de alguna de esas chicas alguna vez?”-. … Leer más