Sexo con la vecina

hola amigos, esta historia es muy real y se que les encantara.

Esto fue un día que estaba tomando unos tragos con unos tíos, era me acuerdo un martes y llegamos tomando hasta como a eso de las 2 de la madrugada, de repente mire a mi vecina que sacaba la cabeza por la ventana como viendo quienes eran los que estaban tomando, la cosa que a como pude me acerque a ella y me di cuenta que estaba completamente sola, su marido trabajaba de noche y sus hija estaban dormidas cosa de que eso me causo mucha confianza en poderle hablar y dirigirme a ella.

NeoPene

Entonces a los pocos minutos entre a su casa, la sala era cómoda había un juego de sillas y unos sillones parecido a los sofá pero sin tapizar, la cosa de que me senté en el sillón grande porque ella me dijo que la esperara, cabe mencionarles que ella andaba vestida de un babydoll muy cinco y muy sexy, pues mi vecina no tiene un cuerpo fascinante como otras mujeres pero si unos tremendos melonones muy excitantes y tentadores a tocarlos y besarlos.

De pronto mi vecina salio del cuarto y cual es mi susto que ella sale envuelta en toalla lo cual quede asombrado pues pensé que iba a ducharse o algo así parecido, cundo ella me dice, – FÍJATE COMPRE UN PAR DE PIEZAS INTIMA PARA MI MARIDO PERO A EL NO LE GUSTARON PORQUE SON MUY ATREVIDAS – en lo que se quita la toalla y me dice – QUIERO ME DES TU OPINIÓN Y SE SINCERO – quede atónito al verla pues tenia puesto un hilo color blanco asedado y un sostén que le hacia juego igual blanco asedado y se podía ver casi todo su pecho pues era bastante rala la prenda la cual admiraba tu pezón y su aureola.

Cuanto no mas la vi de pies a cabeza pude sentir como mi verga se me paro, wow sentí que lo poco que andaba tomado se me fue a la chingada y entonces le dije, te ves muy bien solo que faltan unos ajustes, yo le dije eso para disimular lo cual ella me dijo -COMO QUE- entonces le comencé a arreglar las prendas, eso lo hacia con las intención de tocarla y no solo quedarle viendo.

De pronto mire como ella cerraba los ojos en señal que cuando la tocaba le gustaba y eso le excitaba, pues era lógico su marido solo se dedicaba a trabajar de noche y en el día dormía, cosa que no la tocaba para nada por su cansancio, entonces le pregunte, Ani te gusta que te este tocando verdad, ella no me dijo nada en el momento pero de pronto se me acerco al oído y me dijo -ME FASCINA LO QUE HACES- entonces ella me comenzó a besar el cuello, cosa que eso a mi me éxito mas y mi verga mas se ponía dura como una roca.

Entonces decidí besarla en la parte alta de sus costillas mientras ella me besaba el cuello, comencé a besarla mas y a cogerla por las caderas, tocando lentamente sus pechos y con las yemas de mis dedos excitaba mas sus pezones, que ricos pezones los de esta vieja, unos pezones algo medio grandes y bien duritos.

Entonces le dije a ella.. Ani me tienes bien excitado, lo cual ella me dijo -DE VERDAD, QUIERO VERLA- sin pensar dos veces ella metió mi mano en mi pantalón desabotono  y me saco mi  verga, cabe mencionar que soy blanco lo cual mi verga es bien chelita y de gorro rojito sangre, ella me dijo – QUE RICA SE VE- y sin pensarlo se lanzo a comerselo, y se lo comía con una tranquilidad como que si fuera una paleta pero chupandola queriendo nunca acabarsela.

Entonces vine y la cogí de la cintura le quita el hilo y comencé a frotarle su conchita la cual estaba muy mojadita, tocaba y masajeaba su clítoris, lo cual no es muy grande pero muy excitante, la cogí, la tumbe en el sillón y le puse los pies en los brazos del sillón para quedara abierta, podía ver como salían sus jugos, lo cual yo me lance a comerlos y a chuparle toda su conchita.

Que rico sentía sus jugos en mi boca y ella como gemía y se retorcía de placer mientras mis manos tocaban sus pechos, la volví a levantar, la puse de espalda y la incline de modo se apoyara en el sillón, cuando se la metí, que rico se sentía aquello tibio de su húmeda y apetitiva conchita, cuando no mas se la meti ella comenzó a gemir de placer y me decía. -QUE RICO LO HACES, RICA VERGA DOTADA LA QUE TIENES ME ENCANTA SIGUE SIGUE Y NO PARES.- seguimos así un buen ratito.

Luego me senté en el sillón y ella comenzó a encajarse encima de mi, y a hacer movimientos deliciosos, lo mas rico cuando comenzó a hacer sentadillas de una manera rápida y brusca de modo que alcanzaba un punto de penetración fascinante cosa que a ella la hacia gemir de mucho placer y dolor, luego nos tumbamos al piso para poderla poner acostada y yo encima de ella haciéndole el pase de patitas al hombro.

Que rica conchita la que tenia mi vecina, por los efecto del alcohol dure mucho tiempo y al final quedamos súper complacidos. descasamos un poco, de suerte ella tenia unas cervezas en el refrigerador, me tome un par nos relajamos y de vuelta a la acción amigos… que rica como lo hace mi vecina y desde entonces llego casi todos los días por las madrugadas aprovechando que su marido trabaja, pues entonces yo me quedo en reposición de el en hacerle el amor a su esposa…..

si quiren compartir experiencias queridas mujeres, les dejo mi correo  jorgeluisromeroborge@gmail.com

Relatos Similares:

NeoPene

Deja un comentario