Seduci a mi futuro cuñado

Contacta Mujeres Cachondas Buscan Sexo en Tu Ciudad

501665651_QMHEYWQISWRNQGC

Una vez en una tipica tarde familiar no pudo acudir mi novio por razones de trabajo, era constante el hecho de que el tuviese que ausentar y las veces que nos veíamos eran muy pocas, pero yo lo amaba  y disfrutaba los momentos en que nos veiamos, esa ocasión llego uno de los novios de mi hermana con el cual yo me llevaba muy bien, tan bien que jugueteabamos a molestarnos y a veces el me cargaba, le pegaba, en fin una relación como de hermanos.

En veces mi hermana nos veía como celosa pero al final de cuentas eso solo era un jugueteo a lo cual no le daba mucha  importancia, en aquella ocasión se distanciaron un poco puesto que yo y su novio optamos por ver una película y ella otra, sin embargo no la complacimos y terminamos viendo la nuestra, mis papas irían al centro comercial para comprar lo necesario para hacer la comida, su novio bueno Edgar, se decidió quedar debido a que estaba interesado en la película , no fue nada raro puesto que a veces hasta en nuestra casa llegaba a dormirse.

Esa ocasión mi hermana decidió ir con mis papas argumentando que necesitaba comprar unos maquillajes y cortante le dijo a Edgar ahí te quedas! Pero sin molestarse a lo que el asintió y dijo que no habría problema, total se fueron y nos quedamos solo Edgar y yo, estábamos atentos en la película cuando de repente el me dio un manotazo a lo que yo también respondí pegandole, me aventó un cojín a lo que yo respondí con otro, total terminamos en el piso como peleándonos pero de broma.

Como dije al principio nuestra relación era como de amigos, cuando en eso sin querer rose mi pierna con su entrepierna, cabe decir que sentí que la tenia como parada, no me inmute y seguí jugando, me pare y el me abrazo por detrás como queriéndome aventar hacia el sillón, yo lo empuje con mis nalgas hacia atrás y comenzó a hacerme como cosquillas en la panza pero sin dejarme de abrazar, yo sentía su pene atrás mio y comenzaba como a sentir como sensaciones en el estomago, le dije que parara que ya estaba cansada a lo que el dijo que no que me aguantara.

Continuamos la guerra hasta que el fue quien cayo en el sillón y yo encima de el, en una posición comprometedora como si estuviéramos haciendo el amor, pero no, solo jugábamos como 2 niños, me pare y senté en el sillón, el continuo haciéndome cosquillas a lo que respondí pellizcandole las piernas hasta que en una de esas le dije que le iba a pellizcar donde mas le doliera y no se iba a aguantar, el se reía y dijo que donde seria aquel pellizco, yo no le conteste solo le dije que le dolería, el insistía preguntándome hasta que le respondí en tu cosa esa te voy a pellizcar, el me dijo, te gustaría intentarlo? Anda, me retaba, yo le decía, ay olvídalo ¡ vas a lloriquear !, no te atreverías!

Me enfrentaba, hasta que en una de esas no se porque pero le agarre su pene  con mi mano, el abrió los ojos como sorprendido, y solo me miro y dijo en voz baja, te atreverías?, la tenia erguida, le dije que en que estaba pensando, porque la traía así? Y me contesto el muy cochino: en ti, me puse toda roja y no supe que decir, se la seguí agarrando y me acerque a su boca, estaba loca no se porque lo hice pero lo hice, nos besamos y me arrincono hacia el, metió su lengua en mi boca y solo trataba de no pensar en mi hermana o en mi novio.

Mi mente decía que estaba mal pero me siguió gustando,  yo sujetaba su verga y comencé a masajearla a darle como vueltas, el muy aprovechado deslizo su mano debajo de mi playera, comenzó a frotar mis pechos que poco a poco se comenzaron a enderezar, yo le dije para, para, pero el no hizo caso, nos echamos un mini faje ahí mismo, el quería quitarme el pantalón pero temerosa no quise por que podrían llegar mis papas, le dije que solo por encima a lo cual el me masajeaba mi vagina pero por encima de mi pantalón, se notaba desesperado puesto que luego frotaba mis pechos y luego mi vagina, yo estaba excitada y le seguía masajeando su pene, metí la mano debajo del pantalón y comencé a hacerle una paja.

Era incomodo y decidí  desabrocharle el pantalón, saque su verga que estaba peluda y se la seguí chaqueteando, yo estaba totalmente empapada, me encanto que su verga ya tenia un poco de semen, significaba que estaba muy excitado por mi, mi lengua jugaba con la suya y la hacia hacia arriba como haciéndole señas de que quería mamársela, no lo hice claro puesto que mis padres ya habían tardado y no tardaban en llegar, le dije que parara para preguntar por donde venían en efecto le decidí mandar un watsapp a mi hermana para pedirle me trajera un delineador, me contesto que no podía puesto que ya venían en camino y que en 10 minutos estarían ahí, yo solo le dije que estaba bien y que los estábamos esperando que Edgar se había dormido y que ya tenia hambre,

Mire a Edgar y seguí besándolo todavía tenia su verga de fuera y le dije que mi pellizco ahora era un mordisco, el solo se rió y fui directo a su pene y le di un beso, quise meterla en mi boca pero estaba asustada porque llegara mi hermana, le di por ultimo un lenguetazo y lo mire picara diciéndole que ya paráramos, el solo asintió y subió su pantalón, estaba totalmente excitado y me dijo que iría al baño a limpiarse, yo estaba mojada y lo primero que quería hacer era masturbarme, me gusto ese faje y ansiaba poder  terminarlo.

Se escucho un carro afuera, Edgar ya había salido del baño y se hizo como el dormido, mi hermana abrió la puerta y lo miro tiernamente, no la pude ver a los ojos, para suerte la película estaba por terminar, le arroje un cojín a Edgar y este fingió despertarse sobresaltado, mi hermana lo abrazo y pidió que ahora si vieran la película que quería ver, total les dije que que ñoños y aburridos y me subí a mi cuarto para bañarme, claro olía a secreción mía y necesitaba ducharme.

Me desnude totalmente y comencé a pensar en Edgar y en su forma de tocarme, a la vez pensé que aquello solo había sido un juego y que quizá nunca pasaría algo mas, mientras tanto fantasee y comencé a meter mis dedos en mi vagina ya de por si hinchada de tanta excitación, metí al baño mi celular con su bocinita, algo que siempre he hecho y que no extrañaba a nadie puesto que me gustaba escuchar música mientras me bañaba, toque mis pezones y con la lengua los lamia, mis dedos me daban el placer que necesitaba, mis gemidos eran apagados y se mezclaban con la música.

Mis dedos dentro de mi vagina los metia a mi boca y probaba mi mismo sexo, estaba muy exitada, frotaba mi clitoris recarge mis pechos en la pared y los apretujaba contra la misma, los embarraba en un movimiento de arriba hacia abajo y a los lados, mis pechos no son muy grandes pero si de tamaño natural, comenze a masturbarme con mi mano izquierda imaginando que edgar podría estar ahí y concluir lo que ya habiamos empezado,  tenia hace tiempo la ansiedad de meter mis dedos en mi ano, pero cuando lo queria hacer me hechaba para atrás, esa ocasión me masajee un rato y comenze a meter mis dedos sin embargo me dolio  a la vez y solte un gemido un poco fuerte que probablemente se pudo haber escuchado, fingi que cantaba la cancion que estaba sintonizando, después decidi continuar con mi auto servicio, hasta que logre terminar, suspire, me gusto, y me éxito la idea de que podría pasar después.

Salí del baño un poco mas dueña de la situación, era tarde así que decidí ponerme un bluson y un pants que uso regularmente para dormir, no me puse calzones a propósito puesto que hacia calor y me excitaba la idea de no traer nada encima, además el bluson que usaba estaba largo por lo cual llegaba a taparme,  baje y mis papas estaban en la cocina concluyendo la cena, en serio moría de hambre, llegue a la sala y estuvimos ahí viendo su tonta película mi hermana.

Como tenemos un gato que luego se salia a los techos se escuchaba que tocaba la ventana del cuarto de mis papas para querer entrar, mi hermana subió corriendo por el y solo me quede con Edgar, me miro y me reto con un tono de : que!? Vas haber he!, me levante con una sonrisa y alze mi bluson tantito solo para subirme el pants denotando mis nalgas bien marcadas,  sentí que el me miro y camine hacia la cocina preguntando a mis padres que si ya podíamos comer, a propósito llevaba mi bluson en la cintura dejando notar mis nalguitas bien pegadas al pants, me contonee y me agradaba la idea de que el me estaba siguiendo con la mirada.

Esa ocasión fue el primer encuentro que tuve con el, después pudimos concluir lo que comenzamos, después narrare esa segunda parte y claro que tiene mas, pero sera en otro momento.

Relatos Similares:

8 comentarios en “Seduci a mi futuro cuñado

Deja un comentario