Esta historia sucedió en los primeros meses cuando fui a vivir a España, yo pude sacar la nacionalidad de dicho país pero no tenia familiares en ese lugar, por lo tanto fui a vivir junto a una amiga con la que compartíamos el alquiler debido a que se hacia una gran carga pagarlo con un sueldo.

Mi compañera se llamaba Daniela, ella tenia 26 años 6 años mas que yo, era alta 1,82 m tez blanca cabello oscuro lacio por la cintura, era en verdad muy atractiva …….

La había conocido en mi país cuando vino de vacaciones y nos habíamos hecho buenos amigos.

Vivíamos en el mismo departamento pero éramos discretos el uno con el otro, es decir no hacíamos nada que supiéramos que al otro podía incomodar.

Trabajábamos todos los días desde temprano ella en un supermercado y yo en una pequeña empresa en el área administrativa, solo descansábamos los domingos.

Día en el cual tuvo lugar esta historia………

Me levante temprano acostumbrado a mi horario de rutina, casi siempre antes que Daniela, era verano por lo que hacia mucho calor y dejábamos las puertas de los cuartos semi-abiertas para que corriera aire.

Fui hacia la cocina prepare algo para desayunar rápidamente, y me dirigí a la habitación de Daniela para ver si ya se había levantado, su puerta estaba entornada como siempre, la empuje despacio para que no hiciera ruido alguno y observe su cama, mis ojos se deleitaron con aquella hermosa figura que aun dormía sobre las des-prolijas sabanas.

En verdad era mas hermosa de lo que pensaba, pocas veces ya sea por error o atropello había visto a Daniela en ropa interior, la observe durante unos instantes llevaba puesto solo una bombacha blanca pequeña y la típica remera que usaba para dormir (una que le quedaba grande), ella se encontraba boca arriba con la piernas casi juntas…..

En ese momento se me cruzaron muchas cosas por la mente, primero que nada siempre me había excitado la idea de tener relaciones con una mujer mas grande que yo y mas alta y Daniela cumplía con ambos requisitos, tenia hermosas piernas que mostraba siempre bajo sus cortas faldas, y su hermoso pecho marcado por sus ajustadas blusas, por otra parte sabia que ella no estaba en pareja hacia años y posiblemente no había tenido relaciones en algunos meses, me excitaba mucho la idea de que yo fuera el que pudiera complacerla…….

No tarde mucho hasta que me decidí a entrar a su habitación, entorne la puerta detrás mío para que no entrase mucha luz, igual algunos rayos de sol se colaban por la entreabierta ventana, Daniela era de buen dormir y sabia que no se despertaba con facilidad, me acerque a la cama del lado de sus piernas y observe su delicada bombachita, sin dudarlo acerque dos de mis dedos y comencé a acariciar muy despacio el lugar para que ella no se despertara, pase mis dedos una y otra ves, Daniela murmuro “mmmmmmmm”, pensé que se había despertado sin embargo no fue así, en ese momento volvieron a pasar por mi cabeza las ideas de necesidad de placer de ella, en verdad me calentaba mucho eso.

Sin muchas precauciones separe un poco sus piernas, para poder colocar mi cara cerca de su bombachita, me acerqué de a poco y pude sentir el olor de su sexo, ella se bañaba al levantarse cada mañana por lo tanto la bombacha era la misma que traía puesta desde ayer, con mi lengua comencé a humedecer la tela de su bombacha, esta ves ella murmuro un “ahhhhhh” que realmente me volvió loco, luego de repetir mi acción por unos minutos observe el rostro de Daniela, ella se había despertado y estaba viendo lo que yo estaba haciendo, nos miramos por unos instantes yo no pude decir palabra alguna, por lo tanto fue ella quien dijo “ahora que empezaste termina”, realmente lo que había imaginado estaba sucediendo, Daniela tenia tantas ganas como yo de que suceda algo mas entre nosotros……..

Me senté en la cama, ella seguía en la misma posición solo que había cerrado sus hermosos ojos negros de nuevo, comencé llevando dos dedos por debajo de su bombacha desde el lado de arriba cruzando su bello hasta su rayita, con el dedo mayor hice el dedo mayor fue el primero en aventurarse en esos recovecos, sabia que en tan poca acción ella no había podido mojarse aun, por lo tanto ese era mi próximo objetivo.

Puse de nuevo mi cara en su bombacha y comencé a pasar mi lengua por todo el lugar a la vez que me ayudaba con las yemas de mis dedos para masajearle la hermosa zona, ella comenzó con pequeños suspiros de placer que se fueron acrecentando mientras duraba la acción, le pedí que flexionara las rodillas para poder trabajar mas cómodo ( en verdad para dejarla mas expuesta), una vez que ella hizo esto de a poco entre los masajes fui corriendo su bombachita dejando a la vista su hermosa vagina, en ese momento me percate que Daniela había expulsado sus primeros exquisitos y deliciosos jugos.

Antes de continuar decidí hacerla desear para que se moje mas, me levante y me senté detrás de ella diciéndole que se siente de espaldas a mi y abra sus piernas, ella hacia lo que le pedía lo cual me excitaba mas aun, me sentía dueño y señor del cuerpo de una mujer mayor que yo, sentía que ella estaba a mis ordenes, entregada para poder sentir el placer que deseaba hace meses, tome con delicadeza los costados de su bombachita y tirando hacia arriba hice que se apretara contra su vagina introduciéndose la tela entre sus labios, la reacción de ella fue inmediata dio un gran suspiro de excitación “ahhhhhhh” sentí como todo su cuerpo se estremecía.

Tenia la cola de Daniela contra mi pene por lo tanto sabia que ella sentía eso sobre su cola, con la remera grande que llevaba puesta no podía guiarme por sus pezones para saber si estaba excitada, lleve mis brazos a su cintura y comencé a subirle la remera para quitársela, ella levanto los brazos accediendo a mis acciones, lleve mis manos a sus senos y comencé a apretar entre mis dedos sus pezones, pude sentir que estaban bien rígidos y duros, mis manos recorrieron sus senos durante un buen rato, mientras los apretaba y masajeaba ella se recostaba sobre mi cuerpo y apoyaba su cabeza en mi hombro siguiendo por sus “mmmmmmmm” que demostraba que realmente estaba disfrutando.

Mientras que una de mis manos seguía en sus senos, deslice la otra pasando por su ombligo y baje hasta su sexo, volví a levantar su bombacha con dos de mis dedos y de inmediato pude sentir la humedad de su vagina, Daniela estaba muy mojada y yo había sido el causante de dicha excitación por lo tanto yo no me quedaba atrás, la tenia muy parada pero aun dentro de mi bóxer.

Hice que ella se vuelva a acostar, y baje su bombacha hasta las rodillas, el bello de su vagina bañado por sus fluidos le daban un brillo hermoso, me senté sobre su panza, me saque el bóxer
y coloque mi pene entre sus senos y lo apreté entre ellas, Daniela cerraba los ojos y gemía lentamente, sus carnosos y apretados labios me daban ganas que me la chupe, abriéndole las piernas coloque la cabeza de mi pene dentro de su vagina por lo que quedo empapada en sus fluidos, en ese momento ella abrió mas las piernas, supe que quería ser penetrada pero aun quería que desee mas………

Lleve mi empapado pene a sus labios ella, al hacer contacto con su boca ella se acerco tomo mi pene con su mano y comenzó a pasar toda su lengua por la cabeza, luego continuo meciéndosela completa dentro de la boca, paso toda su lengua haciendo círculos por toda mi verga.

Nos recostamos los dos, yo sobre ella, comencé a besarle el pecho, a chuparle y apretarle con mis labios sus pezones, baje mi boca por su panza sin dejar de besarla mientras mis manos continuaban en sus senos apretándolos, seguí bajando y pronto el aroma de los fluidos de Daniela estuvieron frente a mi, su vagina tenia un brillo hermoso, comencé a abrir sus labios con mis manos, luego acerque mi cara y pase mi lengua por su clítoris, ella empezó a gemir mas y mas fuerte, con cada roce de mi lengua sobre su mojado clítoris ella se estremecía, mi boca se manchaba con los exquisitos jugos de Daniela, apoye mis manos sobre sus muslos y mire su rostro, entre los gemidos dijo “no puedo mas, la necesito ahora”, sabia que la había hecho desear pues sus fluidos habían manchado las sabanas.

Levante las piernas de Daniela he hice que se las tenga con los brazos, de ese modo su vagina quedaba demasiado expuesta, acerque mi verga y roce su cabeza sobre los labios, ella gemía cada vez mas fuerte, introduje mi la cabeza en su vagina de a poco, luego de un golpe se la metí entera, luego de un largo gemido supe que Daniela explotaba de placer, comencé a moverme hacia delante y atrás, ella me acompañaba con el movimiento, sus senos golpeaban sobre su pecho, el ruido de mi pene empapado en sus fluidos entrando y saliendo de su vagina y los gemidos de Daniela daban al ambiente de verano un clima único e irresistible. No tardo mucho hasta que tuvo su primer orgasmo, lo sentí porque me lleno de sus fluidos.

Luego de eso se la saque e hice que se ponga en cuatro, esta ves seria su cola la que iba a disfrutar, ella obedeció, la tome de sus caderas, y comencé a hundir mi pene dentro de su cola, ella se llevo una mano a la vagina y frotaba su clítoris. Gemía mas y mas cuando me di cuenta que no me faltaba mucho para llegar, pero deseaba hacerlo dentro de ella.

Me senté de frente a ella entrelazamos las piernas y la abrase mientras se la metía, a causa del calor estábamos transpirados, lo cual me daba mas deseos de hacerla mía, me empezó a besar el cuello mientras le acariciaba la espalda, recosté a Dani sobre la cama y volví a levantarles las piernas, esta ves no tarde en penetrarla, mantuve la presión sobre su vagina y ella cerro los ojos y ambos terminamos, estábamos muy agitados la abrase y me susurro al oído que le prometiera que volveríamos a hacerlo……..