Sexo Seguro

Relato enviado originalmente por Laura D. el 17 de Junio del 2001 a www.SexoServicio.com

Me dicen que soy linda, tengo 1,70 m. de altura, mis medidas son 92-62-89, ojos verdes, y en este momento tengo 24 años y mi nombre es laura, desde hace un tiempo me encanta hacer el amor, pero quisiera contarles como y porque me encuentro en este instante en una encrucijada de mi vida.

A los 18 me encontraba tomando sol en la alberca y apareció pablo, dos años mayor que yo, bien formado, ojos verdes, 1,80 , nos pusimos a hablar sobre vanalidades, pero terminamos hablando del sexo seguro y las ganas que vienen, poco le podía yo decir , puesto que mantuve mi primer relación (la cual fue desastrosa) y hacia cuatro meses había salido con un chico en Capital , que la había pasado mejor, pero no lo que yo buscaba, nos fuimos a duchar y no pude evitar de mirarle su polla, que ha ese momento era enorme, la ducha era un pequeño ambiente, cerro la puerta y me beso, a partir de ese momento, por varios minutos, se me hizo un vacío del cual desperté mamando su enorme polla, tragando su corrida, que me encanto, en el inodoro se sentó y empece a cabalgar, creía que me salía por la boca, hermoso es poco, lo que sentía , el goce que teníamos, el paraíso recién empezaba , ahora como podíamos seguir , siendo hermanos.

A la noche en la cena con mis padres y pablo, yo creía que me moría, nuestros padres nos informaron que en una semana se marchaban a Europa, por negocios y placer , preguntándonos si nos arreglamos solos o necesitábamos de alguien, al unísono contestamos .

vayan que nosotros nos arreglamos, así fue.

Todas las noches dormimos juntos, aprendimos entre ambos, las poses del kamasutra, y haciendo el 69 como inicio o final , un domingo a la mañana, me despertó con el desayuno (el cual no tome) y me penetro por el coño, no me gusto nada, pero después de higienizarlo, se la mamé , despacio, hasta que corrió, primero la salado y después todo ese mar , que de solo pensarlo me estremezco.

En la ducha, me dijo algo que me encanto, que nunca ninguna mujer , lo había hecho gozar tanto, por eso teníamos que pensar como hacer, para continuar con este sexo seguro.

Como pablo estudiaba en Buenos Aires, en un departamente alquilado, despues de las vacaciones me llegaba , con la excusa de ver las facultades, al año siguiente, me fui con una amiga a estudiar medicina, que creo sospechaba, puesto siempre se le tiraba y no pasaba nada.

Cada encuentro es como el primer día, cada acto es como el primero, hasta que hoy me dijo, vamos a vivir juntos.

Que hago, como salgo de esta situación, como entro más y más, por ahora sigamos cabalgando le conteste.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.