No todo en el Sexo es Sexo

Relato enviado originalmente por Serguei el 9 de Septiembre del 2000 a www.SexoServicio.com

Todo comenzo un verano de hace ya cuatro años, ahi estaba yo, cursando el ultimo año de preparatoria, dueño entonces, aun a mi corta edad, de una amplia experiecia en el sexo.

NeoPene

Decia pues que estaba ahi con una gran experiencia y solo, si solo pues acababa de terminar con Claudia, quien fue mi novia por dos años y para colmo tenia que verla a diario.

A unos cuantos metros de mi, en el mismo salon, a centimetros de su piel, podia sentir su aroma, palpar su rastro en el aire , reprimiendo el enorme deseo que tenia de tomarla entre mis brazos, y besarle, hacerla mia, ahi, en ese mismo lugar sin importarme nada.

Me encontraba ahi solo, con mis pensamientos, ni siquiera me habia percatado que la maestra de quimica organizaba al grupo para un viaje de estudios a a ciudad de Zacatecas, para mi solo existia la PIEL DE KLAUDIA EN ESE MOMNENTO, TENIA QUE SER MIA DE NUEVO Y JUSTO EN ESE MOMENTO senti un golpe en la cabeza con una mochila al pasar, volvia la reaidad con el golpe y voltie impulsivamente creyendo que se trataba de uno de mis amigos, pero no, ahi estaban ella, con esos ojos preciosos, con una sonrisa angelical era Laura la chica mas aplicada y recatada del salon.

Nunca antes en los casi tres años que llevavamos de convivir a diario en la misma escuela, en el mismo salon habia percibido su belleza, o tal ves las curvas de claudia, el calor de su cuerpo, me hicieron pasar de largo sin voltear a ver a Laura, dos mujeres muy diferewntes.

Claudia era la esencia destilada y concentrada de la sensualidad, Laura era un angel tierno con una cara encantadora.

Despues de ese dia no pude dejar de pensar en ella y seguia pensando en ella al subirme al camion rumbo a Zacatecas, un poco triste pues sabia que Laura no vendria, nunca habia ido a ninguno de los viajes de estudio que habiamos realizado, pero ¡o sorpresa! ahi estaba ella solo a dos asientos del mio, que suerte la mia.

Mis amigos estaban ya instalados en la parte trasera del camion y me invitaban a sentarme con ellos, yo alegue un ligero dolor de cabeza y para evitar el ruido del motor todo el camino les dije que me sentaria mas adelante.

Raul saco la guitarra y empezo a cantar boleros y canciones rancheras, lo unico que sabia de Laura era que casi no salia y que le encantaba la bohemia, y como mi compañera de asiento iba dormida le propuse a Martita quien iba sentada junto a Laura, que me cambiara el lugar para poder cantar agusto, asi pues estabamos ella y yo juntos como nunca lo habiamos estado y cantando canciones romanticas y de despecho jaja quien lo hiba a decir.

Comenzamos a conversar y me parecio en realidad una chica muy linda, le comenente que mis amigos y yo teniamos planeado ir a comer a la cantera musical al llegar a Zacatecas y despues de hacer las visitas a las empresas , la invite y me dijo que no conocia Zacatecas asi que acepto que yo fuera su guia.

Pasamos todo el dia juntos platicando y platicando, felizes, muy agusto, solo un poco turbados por las miradas de celos de Claudia, pero eso no importaba, llegamos al hotel a eso de las 6 de la tarde, nos registramos y cada quien subio a su habitacion doble con vista a un callejon pero en fin asi son los viajes de estudios.

Por la noche hicimos planes para ir a algun bar, o disco, decidimos ir a la mina con nuestras flamantes y recien falsificadas cartillas del servicio militar.

Invite por supuesto a Laura y por supuesto no nos dejaron entrar a la discoteque asi que regresamos al bar del hotel, bebimos y bebimnos hasta que todos se fueron llendo a dormir, menos Laura y yo.

Cuando la acompañe a su habiatacion descubrimos con sorpresa que Minerva la chica mas reventada de la escuela y que habian asigando como su compañera de cuarto no estaba, le dije que ya llegaria y que pasara buenas noches pero ella me planto un beso tiernisimo en los labios.

Yo lo respondi, empeze a besar su cuello lentamente, sus oidos, su barbilla, desabrochando poco a poco su camisa de lino azul asi sin decir nada, sin mediar palabra, desprendiendosela hasta quedar revelados ante mi los pechos mas hermosos que habia visto en mi vida cubiertos por un sosten de florecitas casi infantil.

La recoste en la cama y me aplique afanosamente en lamer su pecho, sintiendo su respiracion ya entrecortada sobre mi cabeza, resbalando mis ancias, mi lengua y mi deseo por su estomago lamiendo muy lentamente su ombligo.

SOY VIRGEN me dijo, pero yo ya lo sabia, no podria ser de otra manera, su piel tersa, blanca como la leche, su olor inmaculado, tenia que ser virgen esos ojos no mentian.

Le quite los zapatos de media bota que llevaba, los calcetinies y empeze chupar su pie, poco a poco baje su pantalon, y subi desde su pie, lamiendo su pantorrila, chuopando detras de su rodilla, sintioendo su olor puro , encantador hasta llegar a su ingle , ella daba pequeños saltitos en la cama.

Se iba exitando cada ves mas, gradualmente, enloquecida ya sin conciencia, baje sus bragitas y percibi el olor de su sexo, senti entre mis dedos sus bellos, y su clitoris sintio por primera ves una lengua, acariciendolo, tratando de hacerlo sullo, de volcarse todo en su cuerpo,su cuerpo que ya no respondia mas que al instinto.

Subi de nuevo hacia el norte de su cuerpo y bese su ombligo, sus senos rosas como flores, su cuello, su barbilla su boca, su nariz sus ojos, y sus labios que solo habian dejado escapar gemidos hasta entonces dijeron TE AMO.

Yo senti que la amaba y baje nuevamente a su entrepierna chupando, lamiendo, haciendo hueco en ese camino que aun no estaba explorado y tuvo en mi cara el primer orgasmo de su vida.

Me tendi junto a ella yo aun vestido solo con la camisa de fuera y me dijo -quiero que tu tambien lo sientas- yo le di un beso y me detuve contemnpaldo sus ojos NO AQUI, NO ASI le dije, no debes de ser solo una mas en mi cama, te deseo en serio pero siento que tambien te quiero.

Y asi pasamos toda la noche abrazados con las puertas d l sexo abiertas pero sin cruzarlas…….no por esa ves……… CONTINUARA………… SERGI G.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario