Mi Elvi: Dos esposas Bi

Trio con mi vecina

Relato enviado originalmente por Elvi Uls el 3 de Noviembre del 2000 a www.SexoServicio.com

Aun cuando hay mujeres que le se insinúan a mi esposa, Elvi no es lesbiana,

y sólo habia tenido un par de escaramuzas con chicas hace tiempo, pues

prefiere un hombre haciedole el amor, sobre todo; pero eso es, es una chica

super-sensual y erotomanaPero dejenos contarles estos dos encuentros.

El primero, con una pareja joven con quien pronto entablamos charla, ella

tiene un busto impresionante, y tuve oportunidad de constatarlo al jugar

“gallinita ciega”, Luego platicamos animadamente, coincidi en muchos

aspectos en la forma pensar de él, pues le encanta que su mujer llame la

atención, que juegue a la seducción, que atraiga las miradas, sueña con

llegar un dia a su casa y escuchar los gemidos de la recámara donde dos

tipos le estén cogiendo a su mujer.

Les contamos de 2 o 3 de nuestras “pato-aenturas” chuscas en estas lides

del intercambio, y el ambiente de la charla comenzó a entrar en claro:

internamente sabiamos bien una cosa, que estabamos en la misma frecuencia

los 4

Asi, él sacó a bailar a Elvi, vi de reojo a mi esposa y sabia que estaba

caliente, mojada; asi es que sólo esperé unos minutos a que se dieran las

cosas en el cuatro de baile, y entonces invité a bailar a la hermosa chica.

Cuando entramos al pequeño salón, habia luces apagadas, se escuchaba la

musica, junto coin gemidos, lentamente mis ojos se acostumbraron a la

penumbra, resaltando algunas parejas en el fondo que se entregaban ya al

sexo.y Elvi? Bueno, comenzamos a bailar Paola (asi se llamaba) en el centro

y en un lado descubri a una pareja: a nuestros conyuges, ella estaba frente

a frente con el, tenía mi esposa la microfaldita levantada, y él la poseía

tomándola de las nalgas; era una escena prendidisima, pues mi mujer gemia y

él ponia sus ojos en blanco, tratando ambos de disfrutar cada vaivén de las

caderas, cada penetración; paola y yo nos quedamos un tanto pasmados por el

espectáculo, casi no bailabamos sino que veiamos a la pareja, capté su

exitación de la chica y le dije al oido “quieres acercarte a ellos”.ella

contestó de inmediato que sí.

Casi nos quedamos pegados, a ellos, entonces ella me sorprendió un tanto y

me dijo:

“pudo tocar a tu mujer, esa es mi fantasia mas ardiente, sentir a otra chica

en mi piel”

Me sorprendió, y me prendió aun mas la propuesta, “claro”, le dije, al

tiempo que la acercaba, ella de frente, levantándole el vestido de Elvi;

Paola deslizo sus blancas manos por las caderas y nalgas de Elvi, no

tardaron las dos (cada marido se ocupo de ello, al ver lo que se avecinaba)

en quitarles el vestido…las dos hembras traían ligueros; inicialmente Elvi

siguio dándole la espalda a ella, y quizá entendiendo el juego, se bajo a

mamarle el pene a su marido, sentada en cuclillas, Paola se acariciaba a si

misma, viendo es escena, enseguida Elvia se enderezó, pero ahora dandole el

frente a Paola, y jalándola hacia ella, los dos hermosisismo cuerpos se

untaron, los pechos de las dos chicas se restregaban uno contra el otro, sus

pubis se buscaron, sentia como ardia, tanto Paola como mi Elvi, y de pronto,

las lenguas de las dos super.hembras se trenzaron en un magico beso y reto

de espadachines

Los dos hombres nos hicimos a un lado, dejando que ellas gozaran aquellos

momentos, ,,,la verdad, no quize interrumpir esa escena, esa vision tan

soñada por todo swinger- Lo curioso es que mientras los dios cuerpos se

comian a caricias, “tenian ya publico”, que eran dos hombres y otra chica,

juntos y en fila viendo al espectaculo, uno de ellos me dijo “puedo?” y, les

soy franco, me negué, diciéndole “déjalas que disfruten por favor”

Momentos después, Paola me musitó, ya no puedo mas, ayudame a venirme,

quiero estallar toda; y me le pegue atrás, restregando mi pene contra sus

nalgas, y mi esposa, por enfrente, tallandosele toda, lo que motivo un

estallido de pronostico reservado, de los tres. Al terminar voltée y vi a

su marido en el suelo, sentado, con otra chica montada sobre él, al pie de

nosotros; que espectáculo tenia¡

La segunda aventura ocurrió un par de semanas después, Elvi se puso un

vestido color gris claro, “hamponcito”, parecia una Colegiala, con cabello

suelto y ondulado, negro, hermoso, y esa mirada que conozco. se puso su

liguero nuevo, muy coqueto. Y zapatillas de plataforma. Se veia super.

Estuvimos platicando con una pareja nueva, en eso mi Elvi dijo “voy al baño”

y se paró, pero los minutos transcurrieron y nada que venia, y entonces mi

pene empezo a pararse.seguramente estaba ya haciendo de las suyas por ahi. y

de veras que sí, al entrara a saloncito de baile, habia “espectaculo” pues

dos varones estaban haciendo “sandwich” a una mujer, mientras la esposa de

uno de ellos, Silvi, se las ingeniaba para tomar el pene de su marido

(frente a la chica envidiada) y restregarlo contra el pubis de ella,

mientras alcanzaba a acariciar los pechos de la chica “semi-violada”, que

era.lo adivinaron, Elvi

Luego me confesaria Elvi que vivió uno de los momento mas eroticos, pues “me

hacia para adelante y me metian la verga, retrocedia ante aquella enormidad

de carne queriéndome traspasar, y entonces otro falo taladraba mis nalgas.”

Pude participar el la parte final, cuando “el de atrás” se retiró jadeante

aún; y seguimos el juego por unos minutos. él la volteó, reclinandola hacia

mi, y poseyendola por el ano (posicion favorita de ella, por cierto), eran

implacables sus entradas, mi Elvi exclamaba con cada embestida, pero ponia

todo de su parte en las caderas para que la penetraran mas y mas..pronto

estallaron ellos. A mí me sentia que me saltaba la cabeza de ver todo eso.

Sin embargo, no nos retiramos, Ella, mi Elvi, se sentia cachonda, deseosa,

estuviomos platicando mas de media horas con otras parejas, y con Silvi y su

marido también; ya casi para retirarnos una chica dijo a Elvi si “podia

sacarme a bailar” (?) ella se rió, y asi lo hicimos, pronto ella, una

hermosa mujer, empezó a darme un agasaje de pronostico, y cuando menos lo

pensé estaba restregándole el falo en su pubis, ya no traia pantaletas;

fueron momentos delicIosos

En el momento que ella se inclinó para mamarme el falo, entonces me di

cuenta que su marido, ya recuperado, estaba masturbándose, con el pene

afuera, frente a el, su mujer y yo; senti algo raro, pero exitante. Fue

entonces cuando Elvi se apareció, no se como, y tomó al hombre, inclinándose

para mamarlo. No tardaron las dos hembras en estar agachadas, con las manos

contra la pared, siendo poseidas por nosotros, cada uno con la esposa del

otro; fueron momentos increibles, hasta que en un instante, ella se movio

un poco hacia Elvi y quedaron casi juntas, comenzando la hermosa chica a

mamarle los pechos y besarle el cuello a Elvi, quien respondia gozosa y

exitada las caricias, mientras el marido seguia su labor de penetración.

Es asi como estallamos los dos maridos en nuestras hembras ardientes,

quienes no obstante aun prolongaron por unos minutos, ya “safadas” de los

penes, un beso ardiente y un abrazo de amigas. de amigas en todo.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.