La tía amorosa

Tia

Relato enviado originalmente por Luis Enrique. el 6 de Octubre del 2000 a www.SexoServicio.com

Hace unos años, tuve una experiencia maravillosa creo que algunos quisiera

tener yo tenia 18 años, un dia recibí que mi tía política venia a

visitarnos, claro yo tengo una buena amistad con ella y me entusiasme mucho

ya que ella ha sido muy buena conmigo desde que era mas chico, ella es una

persona muy alegre y sobre todo joven bueno no tan joven tenia como 30 años

por ese entonces, por fin llego el dia cuando llego a mi casa, como

siempre saludo a todos, a mis papas, mis hermanas y primos, sobre todo a mi

mama ya que son muy amigas, tanto fue el gusto que le pidió que se quedara

hospedada con nosotros y por supuesto ella acepto gustosa, cuando yo la

salude note que tenia una personalidad diferente como muy Fresca, sexy puede

ser que como vive cerca de la frontera de EE.UU. la influencia que tiene es

de muy abierta, cuando me saludo me dijo que como había cambiado y que me

notaba un poco mas maduro claro que medio mucho gusto ya que no tenia mucho

éxito con la chavas por esos tiempos.Llagando la noche pregunto que en donde se quedaría si en el cuarto de mis

hermanas o en la sala, mi mama le dijo que estaba pensando en mandarme a mí

a la sala y que ella se quedara en mi cuarto ya que es pequeño pero cómodo y

sobre todo apartado del ruido, ya que mi cuarto se encuentra a fuera en el

patio y a veces mis hermanas se quedan escuchando música o viendo la tele

casi toda la noche y que ahí nadie la iba a molestar, desde luego mi tía

dijo que no le parecía que yo durmiera en la sala por su culpa desde luego

yo le dije que no era ningún problema ya que primero era la comodidad de

nuestra invitada y entonces fue ahí cuando propuso algo que cambia mi vida,

dijo ¿por qué No me quedo con mi sobrino en el cuarto?, dijo después: ya

que su cama es muy amplia y cabemos los dos, desde luego mis padres no

pusieron ningún pero, ya que nosotros siempre nos llevamos muy bien, solo mi

tía dijo ¡nada mas que cuídate que yo pateo mucho en la noche!……

Esa noche después de cenar, vimos un rato la tele y me dijo ya me voy a

dormir Luis, te dejo la puerta abierta para que entres, entonces me percate

que todos ya se habían dormido claro por todo un dia de emociones estaban

exhaustos. Al terminar la película que estaba viendo apague la TV y me

dirigí a mi cuarto cerrado todas las puertas de mi casa, fue entones que

percate que iba a llover y de pronto empezó a brizar de inmediato me metí

al cuarto.

Me sorprendí al ver que mi tía no estaba en la cama si no en el baño dándose

una ducha, fue cuando escuche su dulce voz diciendo, eres tu Luis,

respondiendo le dije si tía soy yo, esa noche la recuerdo bien cada palabra

que intercambiamos:

Mi tía dijo me pasa la toalla

claro tía, fue entonces cuando al mirar por la puerta vi un cuerpo, fresco,

con unas curvas muy pronunciada y sobre todos unos pechos enormes esa es la

cualidad más notoria de mi tía, de pronto se abrió la puerta bruscamente y

me dijo que estas mirando Luis, yo me que pasmado ya que pensé en ese

momento que me iba acusar o talvez a darme una bofetada pero mi sorpresa fue

mayor cuando me dijo te gusta mis cuerpo verdad, yo solo dije que si y el di

de inmediato la toalla, entonces ella la tomo y se empezó a secar el pelo

paro sin taparse nada y me pregunto que si me molestaba que ella durmiera

desnuda ya que sentía mucho calor y no lo soportaba, desde luego yo le dije

que no, y que pusiera cómoda de la manera que ella quisiera, esa noche no

pude dormir de saber que tenia a una mujer desnuda, hermosa pero lo que era

peor era mi tía…

Pasando las horas empezó a llover mas fuerte, fue entonces cuando sentí un

aliento cálido sobre mi oreja que me hizo estremecer, gire mi cara y me

percate que mi tía estaba dormida pero me estaba abrazando, fue entonces

cuando mi corazón se empezó acelerar y empecé a sudar frió la verdad ya no

sabia que hacer estaba atrapado, quise separarme pero fue inútil, sentí

después unos de sus enormes pechos tocando mi antebrazo fue en ese momento

que me percate de su pezón que era como punta de lanza chata fue tan

agradable la experiencia que decidí aprovechar y tallar mi brazo contra el

era demasiado bueno para ser verdad, de pronto mi tía despertó de tanto roce

y entonces dijo ¿tienes hambre chiquito?, y rápidamente tomo su seno con su

mano derecha y sujeto mi cabeza con la otra mano, acercando su pecho a mi

boca, mi reacción fue inmediata empecé a chupar y mamar su enorme chiche

como si fuera un bebe de repente ella tomo su otro seno y me lo dio, y me

dijo chupalas, muérdelas que son tuyas bebe, fue entonces cuando noto que mi

pené se había agrandado de tal forma que me dijo que era o que tenia abajo

que estaba muy duro, yo no supe contestarle ya que me temblaba todo de la

emoción y lo excitado que estaba y me dijo en voz baja, voy a investigar no

te muevas, fue recorriendo mi cuerpo con su boca poco a poco hasta llegar mi

vientre con sus dientes me quito el calzón y descubrió mi pené fue entonces

cuando sentí por primera vez que era una mamada fue de lo mas excitante ya

que mi tía me chupaba el pené como si fuera un caramelo le pasaba la lengua

a toda la cabecita de mi pené y se lo tragaba todo de repente como era mi

primera vez no puede evitar venirme pero eso lo le importo a mi tía ya que

ella se lamió todo mi semen y dijo este es el mas fresco que había probado

y todo se lo trago cosa que me calentó tanto que yo buscaba una forma de

corresponderle fue entonces que me mostró su vagina era enorme, rosadita y

con vellos rubios me dijo chupala, fue cuando la obedecí comencé temeroso

pero ella me enseño muy bien el camino empecé a chuparla jugando con su

labios vaginales y de decía meteme la lengua por favor¡¡¡¡… fue cuando

comprendí la necesidad de que la chuparla con mas pericia y fuerza me decidí

y le di un mamada que la hizo estallar, le metía la lengua, le chupaba su

clítoris dándole giros, estuve un buen rato mamandole el bollo hasta que me

dijo cuélame por favor que ya no aguanto mas… las palabra fueron crudas

para mi ya no lo había escuchado de una mujer y menos de mi tía fue cuando

la observe abierta de piernas a no mas poder y me dijo, metemelo o te acuso

carbón, yo se lo metí poco a poco veía su mirada perdida ya que mi pené

había crecido como uno 18 cm y algo grueso, gemía como loba hambrienta de

sexo, la cogí como 40 min., metiendo y sacando mi pené chorriante de su

jugo, de pronto se volteo y me dijo metemelo por el culo sin pensarlo lo

hice, entro sin ningún problema se notaba que tenia una preferencia por el

sexo anal ya que el camino estaba muy abierto pero yo lo disfrute como un

loco, por ultimo decidí tomar el control de la situación sin que ella me

ordenara que tenia que hacer, la tome de las caderas, y alternaba entre su

culo y su vagina cosa que la enloqueció de tal manera me decía mas rápido

papito, yo lo seguía haciendo, después la volteo me acosté sobre ella y la

seguí cogiendo con su vagina y chupando sus enormes senos, con los pezones

saltado se los mordí ella se retorcía de placer fue cuando sentí que me

volvía a venir me separo de inmediato y me dijo dame tu leche rápido, apreté

mi pené para que no regara nada y ella se o metió a la boca fue cuando

exploto dentro de su boca bañando su lengua de mi leche, era tan su afán de

no despredicar nada que tomaba mi pené como un biberón y lo succionaba como

una beba todo se lo comió como lo oyen le gusta tanto que empezó a

masturbarme con su boca y solo decía delicioso, muy delicioso, pero yo y

estaba muy cansado y no pude mas, y después de todo no quedamos bien

dormidos, en la mañana desperté la busque y no estaba corrí al baño pero

tampoco estaba, me bañe inmediatamente y entre a mi casa, en la sala se

encontraba mis papas muy sonrientes con mi tía, yo estaba pasmado y decide

no decir nada, fue entonces que me dice mi mama dice tu tía que dormiste

como un bebe, y le gusto dormir ahí en tu cuarto, porque es muy tranquilo y

relajante….. uffff, pensé… entonces mire a mi tía con una sonrisa y

cerrándome el ojo, me le acerque y me dijo en voz baja, “te espero

esta noche para que le des la mamila a tu beba”

1 thought on “La tía amorosa

  1. muy rico relato, me paso lo mismo con una tia materna pero estaba muy chico como 12 años y solo hubo fue tocada y conocer lo que eran unos senos y una vagina peluda jeje

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.