Continua de Helena III

Introducción

Con los inviernos, era para las jóvenes propio el calor de la familia, y ese era negado para Helena, puesto sus gentiles maneras dejaron de ser las de una joven. Era para ella mancha el propio proceder y era ahora solo en sueños de amor de pasados irrepetibles, habían sido colores prohibidos al goce y sido manchados en impuros. Era para la niña muerte del corazón y desmejorada fue la salud de Helena. Decianse en los pasillos de esa casa los futuros inciertos de esa la joven. Eran desde la madre, eran desde la servidumbre y desde toda alma noble. Para con la niña.

Sirvienta 1.- ¡La niña helena se muere! , eso solo a los amores se atribuye.

Cocinera.- ¡Callad!, que si la señora te escuchara pondría tus cosas a la calle.
Que a su hija jamas llamaría alguien impura sin represalia de ella.

Sirvienta 1.- pues eso injusto seria, si por ello la hija no muriera.
Fin de la introducción.

Helena_Narra.-Con el murmullo de mis noches amadas me atormentaba cada momento, era irrefrenable el recordarlas después de el atardecer, que antes me decía prontas eran mis felicidades.

Ahora lloraba y pronto mis fuerzas agotaron. Parecía pronto dejaría de sufrir, los rayos del sol que cada tarde mi madre procurabame, eran faltos del calor para mi alma y así yo enfriaba y cercana a el fin estaba.

Pero a mi padre debo el que no fuera así, a su interés en mi, qu en mis cumpleaños con regalos intento primero, con antiguos caprichos míos después, sin resultado, pero uno de esos días, un cachorro me regalo y ese cachorro, era joven, lleno de felicidad, felicidad que pronto me contagio, el Parecía amarme sin condición, solo era para mi, y atendía cada vez, y pronto yo le ame.

A ese cachorro le llame Rocko, le tome mucho cariño mientras olvidaba yo mis antiguas manias y al recuperarme, todo volvió a la normalidad, y solo a Rocko me debía yo, todo el día jugaba, asta que note que al ser tan pequeño aun extrañaba el seno materno cuando por la noche yo dormía, el estando sobre mi pecho durmiendo yo, comenzó a buscar las mamas maternas y encontró las mias.

Yo desperté y me encontraba profundamente excitada, al principio no me percate, pero al sentir mis senos succionados y chupados con tanta desesperación, lo mire, en la penumbra sus ojos tenían el brillo de la luna que por la ventana asomaba, y mis pechos estaban inflamados por la larga jornada de mama que parecía habían mantenido con Rocko, yo no sabia que hacer, era mi pequeño Rocko el que me daba placer y yo le veía maternalmente, así que no me daría gusto, me lo quite de esa posición y me dispuse a dormir, pero no pude conciliar el sueño y con la insistencia de el por mamar de mis pechos al parecer mis senos producían una leche joven aun no era leche real, pero era un fluido que salía en pequeña cantidad al parecer por la larga mamada de mi Rocko, y entonces decido dejar que me diera placer mientras el se sentía mejor mamandome y lo regrese a la posición de la que lo había sacado. Lo metí debajo de mi camisón y le dirigí a mi pezón, el enseguida comenzó a mordisquear y pataleaba sobre mis senos.

Yo lentamente baje mi mano derecha hasta mi vientre y comencé a acariciarme en círculos mientras Rocko me excitaba mucho mas, y al poco rato perdí el control y baje aun mas mi mano, y en mi entrepierna proseguí aquél movimiento en círculos, mis labios mayores estaban muy hinchados y de mi vagina chorros de lubricación salían yo no podia manejar tal volumen y pronto mis sabanas se vieron llenas de mis jugos de mujer, eran mas viscosos que los de hacia algunos meses la ultima vez cuando había tenido relaciones. Y mis ardores eran mil veces mas intensos, decido hacer aun algo mas atrevido y a mi Rocko le acostumbre un poco de esos jugos, pasandoselos con mis dedos, pronto lo tome encendí mi lampara y lo puse justo entre mis piernas, y le mostré mi clitoris que mi perrito no distinguía diferente de mis pezones y lo tomo entre sus fauces, jalaba de el y succionaba como nadie, aveces se separaba y lamia toda la entrada de mi gruta, ohh que delicioso era sentir a ese cachorro dandole placer a mama, yo misma chupaba entonces los jugos que de mis pezones brotaban, y metí entonces una de sus patitas delanteras en mi puchita, era delicioso sentir sus bellos húmedos de fluidos vaginales entrando y saliendo mientras el se encargaba de mi coronita(Clitoris).

En algunos minutos alcance el orgasmo y yo decía: ohhhh, si si, perrito, dale de puñitos a tu dueña, daselos entre las piernas, asme una cerda Rocko.

Mi cachorrillo lamia mis pliegues muy bien se encargaba meticulosamente de puntos que nadie había explorado con tanta dedicación. Y sus uñas me hacían sentir por dentro mucho placer al rascar mis paredes superiores alcanzo una bolita de carne que me daba mucho placer, yo miraba hacia el techo tomando la pata de Rocko metiendola y saccandola con rapidez, y tocando repetidamente ese punto de placer, que Parecía crecía conforme mi excitación, hasta que por fin me corrí tan fuerte que la patita de Rocko quedo atorada por la fuerza de mis contracciones que a su vez me hicieron orinarme en mi cama, a Rocko lo empape todo y el ritmo que yo tome le hizo ponerse violento mordiendo mi papaya, por suerte el era demasiado pequeño y sus mordidas no me causaron mas que pequeñas marcas de dientecitos en mi papayita, después de ese encuentro sexual con el cachorrillo, no hacia yo mas que tenerlo debajo de la falda, ya fuera por voluntad de el o por la mia. Así que guisa fui demasiado cruel pues poco tiempo estaba Rocko fuera de mi falda.

La siguiente variante de eso, fue cuando yo me encontraba un sábado de abril en la fiesta de mi madre en la entrada de los jardines traseros a la casa, y como la casa estaba repleta de familiares, me pareció muy excitante hacerlo frente a sus narices sin que se percataran y así fue. Mientras en el jardín trasero se daba una fiesta, yo sentada en las escaleras que daban a la casa frente a todos, lleve a Rocko y cuando nadie le veía yo que traía una falda amplia y larga negra, lo metí debajo, mis bragas me las había quitado para facilitar a mi perrito el acceso a mi panocha, y al principio me daba muchas ganas de reír, porque me estaba burlando de toda mi familia, al hacer eso, Rocko me lamia como siempre y pronto el rubor sexual que me caracterizaba y nadie excepto mi tío conocía estaba presente sin que nadie se percatara, una prima se me acerco y comenzamos a platicar, de repente me preguntaba:

Que te pasa, parece que estas acalorada.

Y yo le decía no es que mi piel es muy sensible y era cierto, pero la piel de mi intimidad que Rocko lamia.

Continuamos hablando y de repente me arquee y ella se preocupo y yo la miraba a los ojos teniendo un orgasmo que me dominaba y me corrí enfrente de ella y parecí transmitir ese deseo, pues enseguida ella que era de mi edad comenzó a tocar sus piernas, no sabíamos ninguna que era lo que la otra pensaba pero definitivamente sentíamos lo mismo, ella pronto se retiro al baño, ella se había masturbado al menos unas tes veces durante la fiesta pues falto bastante tiempo a ella, yo mas alegre que nunca, tuve mas de 5 corridas frente a toda mi familia sin que nadie supiera porque hacia tantos gestos y movimientos extraños, al anochecer, me levante cuando nadie pudiera ver que Rocko saliendo de mi falda y fui a lavarme, me aleje rápido de el lugar donde estaba pues las escaleras estaban manchadas de mi flujos, ya por la noche, denuevo me encontré con mi prima Aldana, me miraba de manera extraña y yo para estar en una situación mas favorable, me aleje de la casa hacia el jardín.

Aldana_Narra.- después de haberme masturbado por cuarta vez, regrese a la fiesta de la tía, donde mire a mi prima Helena muy fresca y elegante, nunca antes me invadieron pensamientos hacia una mujer, pero en aquel momento solo eran para mi prima, no sabia que hacer, quería decirle lo que estaba sintiendo pero aun había la posibilidad que me rechazase y aun peor que me delatara. para mi era muy bella y no podia controlarme, le veía constantemente, pero ya la fiesta se había trasladado al interior de la casa y de esa forma yo no podia decirle nada sin riesgo de ser escuchada por algún otro miembro de la familia, y ella pareció percatarse de mis miradas, pronto le fue obvio el acecho hacia ella y al parecer molesta salio del salon principal.

Yo decidí seguirle al jardín lateral donde ella se había dirigido y pronto se interno en el laberinto de rosales que la casa poseía, yo pronto sospeche que era muy extraño que hiciera eso, y cuando dio vuelta en una esquina de ese laberinto creí perderla, así que corrí y justo en tal esquina ella me sorprendió de frente, y nos miramos fijamente, ella estaba sin gestos, creí estaba muy molesta, y de repente sus ojos parecían examinarme minuciosamente, yo misma hacia lo mismo con sus mejillas y sus labios, y sin contenerme le bese en la boca, ella no me respondí,o pero su roce fue como el de una princesa, tan suave que un impulso gentil percibí, parecía relajada y lo estaba pues cuando el beso termino rodeo mi cuello con sus brazos y ella misma acerco sus labios a los míos y me conquisto con ese beso de nuevo gentil pero aprobatorio y su lengua lentamente toco mis labios, parecía que me lamia y me saboreaba, yo apenas pudiendo sostenerme sobre mis piernas, la tome de la cintura y jugamos durante varios minutos con nuestras lenguas.

El segundo beso termino y mientras otros pequeños lo sustituían, me decía tomándome de la parte trasera de la cabeza con su mano izquierda mirándome con dulzura, que era muy bonita y que solo una fémina pura se sentía como yo, pronto ella se sentó recargada en uno de los arbustos que formaban las paredes del laberinto con las piernas recargadas a su costado izquierdo y yo me senté de frente a ella con sus piernas debajo de mi y la s mias a sus costados, mientras me arremango la parte superior de mi vestido y sus labios conocieron mis senos, era en aquel momento por primera vez de alguien, Helena me sacudía con sus lamidas y sea testigo mi virginidad que jamas de esos placeres goce, rápidamente de eso paso a mis nalgas, las acariciaba por encima del vestido y me decía que la besase.

Helena_Narra.- Aldana era una ricura, y me confeso pronto que era virgen y que a mi daría tales gustos desvirgandola, me calentó y decidí decirle que se acostara sobre su vestido, y mi pariente lo hizo, recogí su falda y aparte sus bragas, para darle mas gusto, comencé a lamerle el coño mientras ella gritaba, acariciaba yo sus piernas mientras le comía su coño con jugos virgíneos, de ves en cuando la miraba y lo que veía, era una señorita gozando de una mamada, con cuidado le tocaba el ojete del culo para darle mas placer y los jugo que resbalaban la lubricaban, le metí dedo por atrás, esperando para al mejor momento, darle por la pucha, ella se impaciento y me pidió que quería lamerme ella también, entonces las dos nos recostamos, de lado cada una viendo a al conejito de la otra, así continuamos hasta que se corrió con mucho escándalo, por suerte nadie estaba cerca y decidimos ir a mi cuarto, para eso se acomodo su vestido y fuimos rápido.

No metimos a mi cuarto y cerré la puerta con llave, se desnudo y se metió a mi cama, y comenzamos de nuevo a besarnos, ahora sin mas demora se dedico a lamerme el clitoris yo me di la vuelta y le dije que quería que me chupara el culo y abnegada lo hizo, parecía que quería llegas a mis intestinos, pues lo hacia con mucha fuerza, así me hizo venirme dos veces, cuando de pronto tocaron a mi puerta, eran los padres de Aldana pues ya se iban me vestí lo mas rápido posible y le dije a mi prima …

Aldana_Narra.- después de que nos besamos creí era mi turno de darle gusto a mi primita y me baje a chuparla, lo hice como ella me había dado mas placer y pronto de esa manera se corrió y me dijo que si le podia lamer por atrás, yo como agradecimiento por lo bien que la habíamos pasado le lamí con gusto aunque nunca pensé haría eso lo disfrute, disfrute ver como su esfínter se hacia mas grande con cada lamida que le daba y pronto descubrí que si presionaba fuertemente con mi lengua su ano a ella daba mas placer, mi saliva le lleno el culo de placer y cuando ella se venia, tocaron a la puerta, Helena se incorporo rápidamente y me dijo: tápate y finge estar durmiendo yo lo solucionare.
Yo hice caso y enseguida abrió la puerta.

Helena.- ¿tío Que pasa?

Julio (padre de Aldana).- es hora de irnos llama a Aldana.

Helena.- es que ella se ha dormido, me dijo que le dolía mucho la cabeza y por eso yo la traje para que descansara un poco, pero se durmió.

Julio.- aun así llámala solo la llevaremos al auto para irnos.

Helena.- tío, seria mejor que la dejases aquí solo por esta noche, al fin mañana es domingo, pobre de ella, ¿la llevarías sin considerar su dolor?.

Julio.- pues tienes razón, sera mejor que se quede, así sera mejor para ella, buenas noches Helena.

Helena.- Buenas noches para ti también tío.

Aldana_Narra.- todo lo escuche mientras me fingía dormida, y Helena cerro la puerta, se abalanzo sobre mi y comenzamos de nuevo pero con las luces apagadas y debajo de los cobertores, las dos nos trocábamos mucho y con especial énfasis en nuestras maripositas. Después de venirnos eran las 3:30 de la mañana, ambas estábamos exhaustas y aunque yo quería ser desvirgada, le dije a Helena que me sentía cansada, ella dijo estar cansada también y propuso lo hiciéramos mañana pues teníamos mas tiempo, así dicho nos abrazamos nos besamos y desnudas la una contra la otra, con nuestras piernas cruzadas y nuestras maripositas rozándose nos dormimos.

Helena_Narra.- después de dormir un rato desperté y la posición en que estábamos había cambiado, ella estaba con sus labios mamando mis pechos y al parecer lo hacia mientras soñaba pues le llame y no me respondió, era aun temprano contando que habíamos dormido a las cuatro de la maña aproximadamente.

El sol estaba apenas salido y por mis ventanas se filtraban algunos rayos de luz, era una mañana fresca, era una mañana especial como la de los días de los regalos de diciembre, me sentía nerviosa por lo que seria mi regalo, rápidamente baje a la planta baja de la casa con mi camisón puesto para revisar que había en la cocina, lleve una poca de leche, de pan algunas rebanadas tostadas y mermelada en lata. Subí a ver a mi princesita virgen, entre ami cuarto con una charola con lo obtenido y la puse en mi mesa de desayuna, la mire, estaba de espaldas recostada y el sol que se filtraba, la hacia ver muy hermosa, descubierta hasta la cintura estaba y me le acerque, decidí tener una experiencia mientras ella dormía.

Entonces me puse sobre ella y la acaricie, primero por su espalda y después hacia su cintura, sobe sus pompis y me recargue de cuerpo entero sobre ella, no despertó y decidí ponerme el Strapon (Calzoncillo para penetrar). Me le acerque por detrás y el falo plástico lo restregué contra su vagina, pero cuide el no penetrarla pues eso lo haríamos juntas. Le di placer a mi preciosa jovencita mientras dormía, quería sin embargo penetrarla, pero me controle y ella alcanzo un orgasmo dormida, su cara estaba sonrojada y sus gemidos eran muy lindos, era ella de cabellos castaños como los míos y de rulos, con cara mas tierna que nadie y muy sensible, aunque nunca había visto bien el incesto, a ella la amaba.

Y pronto con ese orgasmo despertó sonrojada, volteo y me miro, sonrío y me dirigió una mirada mas de ternura que aunque fuera mi amada, me pervertía, miro al levantarme yo el juguete que yo traía y su cara se volvió picara, se veía como las muchachas que en su regularidad de movimientos revelan que observan con cautela a su alrededor meditativas y en espera de que las fantasias eróticas se vuelvan reales, y le ofrecí un baso de leche ella y yo desayunamos juntas mientras nos veíamos y reíamos como cómplices de lo que pasaría, ella tomaba leche de una manera graciosa, arrugaba su boquita mas de un lado que de el otro y eso me cautivaba, mis latidos estaban acelerados y las dos frente a frente me daba muchos nervios, ella se veía natural y no le preocupaba, sabia que virgen no saldría de esa habitación y parecía gustarle mucho eso. Ya terminando el desayuno improvisado, ella me miro con profunda gratitud, no por el desayuno, sino por el detalle, parecíamos una pareja de recién casados, mis sentimientos confusos y exaltados me pedían hablarle de eso y le dije:

Helena.- al…al…Aldana.

Oh por dios, estoy tartamudeando. pensé

Helena.- yo, ttt…te…te…

Aldana.- lo se.

Y se lanzo a mi cuello, me beso y me dijo que no me preocupase, pues ella seria la desvirgada y pronto me incorpore, ella me lamia el vientre mientras yo estaba casi petrificada y mis calores iban en aumento, después me repuse y comencé yo a mamarle, para prepararla, nos daba el sol de frente sobre mi cama y si algún curioso hubiera pasado por el gran balcón que conectaba todas las ventanas que daban al frente de la casa hubiéramos sido vistas, pero no fue así, y mientras ella aflojaba sus paredes, yo con el Strapon puesto decidí que era tiempo de penetrarla, abrimos sus labios juntas y mientras yo apoyaba mis brazos a sus costados y apuntaba ella el tolete en su entrada me decía te quiero mucho y te quiero mas dentro, después introduje de un solo empujón hasta romper su himen, ella grito y lleno de sangre mis sabanas, despacio continue agrandándole su canal, hasta que el ritmo se hizo mas rápido, ella me miraba y gemía como una bebita, me dijo dime palabras sucias, le hice caso. Y comencé a decirle que su concha era deliciosa, que era apretadita como el de una gatita, que me gustaba el fondo de su canal.

Aldana_Narra.- me jodia por la vagina y yo sentía como me apretaba los órganos internos con el pollon que se había puesto, se movía con rapidez y fuerza, y mi vagina no aguantaba mas, mi lubricación me daba mucho placer y me gustaba mas imaginarla como si fuera su polla verdadera, me estiraba la chucha y la jalaba de su lugar cuando sacaba el miembro, me puso en cuatro patas y me siguió dando mientras se encargaba de mi culo, escupía para lubricarlo y metía sus dedos para agrandarlo, me estaba dando doble placer sin que yo pudiera controlarme, gemía muy fuerte, me corrí varias veces y comencé a juguetear con ella, dije que dejara de tenerme y ella me domino fácilmente, en un posición incomoda, parecía disfrutar yo mas ella me presionaba contra la cama con su cintura y el miembro insertado en mi, una de mis piernas estaba al aire la otra sobre la cama, me encantaba como aparentemente me forzaba, después de correrme de nuevo, dijo que volvería enseguida y salió de su cuarto corriendo aun con el Strapon puesto, tomándolo con una mano, regreso y traía entre sus brazos a un cachorrito, comenzamos de nuevo mi penetración.

Helena_Narra.- cuando reanudamos el sexo Aldana estaba en cuatro patas desnuda solo con unas clacetas blancas su cabello se ponia sobre su espalda y caia a sus costados agitándose como sus senos, jale a rocko y le dije a ella, te gustara como mi perrito te acaricia, ella se extraño y miro por debajo de sus senos como mi perrito trataba de alcanzarle el clitoris, poco después ella le ayudo a hacerlo y después de eso los jugos corrían mas rápidamente, decía ella:

Dale, dale perrito, me matas, ohhhh siiii,
chupa mi panocha.

Con el roce de hacia rato finalmente me corrí desfalleciendo como era costumbre en mi sobre Aldana, ella soporto mi cuerpo por algún tiempo en cuatro patas, mientras Rocko le daba un orgasmo y así sentí como se arqueaba su espalda y cayo también desfallecida hacia el frente, yo estuve sobre ella con el falo en su interior y Rocko nos lamia ambas, llego la hora en que mis padres se levantaron y yo al despertar miraba como Aldana se daba gusto a centones sobre mi, con el Strapon, y tenia a Rocko atento en su gruta, yo le dije que me había lastimado con esos centones pues me dolía la cadera y pronto atendio a hacerme un cunnilingus chupándome al fin quito mis molestia y cojimos hasta la hora de comer, después llegaron a recojerla, yo le dije que me encantaba y que siempre que estuviéramos juntas yo la atendería sexualmente.

Y nos despedimos muy amigablemente.

Continua en Helena V

Por favor hacedme saber su opinión acerca del relato Helena IV y sus antecesores Helena I, II y III a : pietrolecapeno@hotmail.com

Por DIESIRAE