ORGIA EN INTERNADO DE SEÑORITAS


Desde hace un año que trabajo como jardinero en un internado de señoritas, a esta escuela concurren niñas de entre 16 y 18 años, estas pertenecen a familias muy adineradas, y provienen de diferentes regiones del país, son chicas bastante grandes de cuerpo algunas y otras son menudas, su uniforme consta de una blusa blanca, un saco verde, falda negra que le llega apenas a las rodillas, con medias blancas y zapatos negros.
Yo ingrese a trabajar a este lugar, porque el jardinero anterior murió de viejo, y el antes de morir aconsejo a las autoridades del colegio que me contrataran, debo señalar que las autoridades del colegio son mujeres de entre 40 y 50 años de edad y son bastante rígidas con la disciplina, en definitiva yo soy el único hombre en esta escuela, la cual esta situada al pie de una montaña y se comunica con el resto de la ciudad a través de una carretera.
En los primeros días de mi trabajo todo era normal, me gustaba sacar mis herramientas y arreglar el jardín, un día todo eso cambio, ya que me llamaron para arreglar un problema en los baños, cuando fui a ese lugar me encontré con dos niñas del internado estaban sentadas en el suelo jugando con vibrador, una de ellas se lo introducía en la vagina a la otra, yo podía escuchar su jadeo y sus gemidos, sus conchitas eran bastante peludas, pero me contuve y solo me dedique a mirar de lejos, y espere que ellas terminaran de darse satisfacción con ese objeto artificial.
Al día siguiente, yo me encontraba nuevamente en los baños, para terminar de arreglar el desperfecto, cuando en un momento determinado, ingresaron cinco chicas completamente desnudas, listas para bañarse, no se molestaron por mi presencia, ellas jugaban con los jabones y yo de reojo las espiaba, podía ver que sus glúteos eran firmes y duros, sus pechos jóvenes invitaban a ser chupados, casi todas ellas tenían abundante pelo pubiano, hubo un momento en que una de ellas se agacho para recoger el jabón del suelo, se le abrió tanto la cola que casi le pude ver el ano, mi calentura a ese momento ya era enorme y mi pene golpeaba con fuerza a mi pantalón, estaba enloquecido, pero nuevamente me contuve, termine de arreglar el baño y me marche.
Yo soy un muchacho de 30 años y no estoy casado, para mi este trabajo es maravilloso porque me encanta las plantas, pero todo eso estaba apunto de cambiar, una noche yo estaba en mi habitación y de pronto tocaron la puerta de mi habitación, cuando la abrí me encontré con tres niñas del internado que decían que tenían problemas eléctricos en su habitación y me pedían que yo lo arregle de inmediato, agarre mis herramientas y fui cuando ingrese al cuarto este estaba oscuro, en el momento que quise dar otro paso, sentí que alguien manoseaba mi pene y que querían abrir el cierre de mi pantalón, yo me asuste, de golpe se cerro la puerta y se prendió la luz, allí pude ver que en el cuarto habían 5 niñas desnudas, una de ellas se me acerco y me dijo que estaban dispuestas a pagarme dinero si yo tenia sexo con ellas, por supuesto yo respondí que si, me desnude por completo y empecé a penetrar vaginalmente una por una, algunas eran vírgenes y podía sentir el dolor que ellas tenían al ser penetradas, para mi sorpresa ellas no conocían lo que era el sexo anal, así que también las penetre por el culo, las que mas gritaron de dolor fueron las de menor edad, pero son las que mas gozaron y pidieron repetir la experiencia, yo las monte varias veces en esa noche, quede tan extenuado, que al día siguiente no me hice presente en mi trabajo, pero a la noche otro grupo de niñas vino a buscarme, se havia corrido el rumor de que yo les podía dar satisfacción, y así han ido pasando mis días aquí en este internado, a esta altura de los tiempos puedo decir que ya casi e montado todas las niñas de este internado, ya algunas se van definitivamente del colegio, es decir que egresan, muy pronto vendrán nuevas chicas y seguramente tendrán que aprobar la materia sexo conmigo, ya que a mi me gusta el sexo anal, se que todas estas nuevas chicas que ingresen, egresaran de este colegio con el culo bien abierto y dilatado.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares

5 comentarios en “ORGIA EN INTERNADO DE SEÑORITAS”

  1. 😳
    Dios yo soy saleciana y vivo en una residencia saleciana en caracas – venezuela de monjas y veo que lo que yo hago con sor yasmin y mis compañeras, es algo normal a comparacion de otras casas
    lo mejor de todo es cuando yo voy de viaje a otros internados y hay consigo carne nuevas, sobre todo aquellas niñas que son incomprendidas en su hogar.
    Hay entro yo y les doy mucho amor, bueno y sexo con mis bibradores…..

Deja un comentario