El Nuevo Trabajo

Este es el relato, de cuando entre una vez a trabajar a una empresa, como supervisor.
Nunca llegue a pensar que se convertiría en el sitio de tanta satisfacción sexual.Este es el relato, de cuando entre una vez a trabajar a una empresa, como supervisor.
Nunca llegue a pensar que se convertiría en el sitio de tanta satisfacción sexual.

Un día metiendo curriculums, fui a parar a una empresa que solicitaba un supervisor; la tarea era sencilla, pues solo tendría que monitorear a los obreros y ver que todo saliera bien; Otra de mis funciones era que terminado el día tenia que pasar mi reporte a la contadora; una mujer de unos 35 años soltera y que gustaba de ponerse ropa sexy; Ademas de ver a mi superior que era una mujer de unos 42 años, muy bien conservada y de muy buena figura.

NeoPene

Todos los días éramos los últimos en salir de la empresa; pues esperábamos a ver salir a los obreros, y después entregaba mis reportes y comentábamos el día, ademas de charlar; Esto fueron las primeras semanas. En transcurso de ellas, cada día me fijaba mas en mis compañeras de trabajo, la contadora lucia muy sexy, y cachonda, con un peinado medio locochon; y mi jefa, muy sobria y ejecutiva, pero a la vez muy sensual; con esos trajes sastre, o con ropa entallada. Las platicas eran cada día más personales y de vez en cuando bromeábamos entre nosotros. Un día al salir siendo como las 7:30pm, me llamo a la oficina mi jefa y me dijo que quería que le explicara un reporte. Llegue me senté y ella cerro la puerta; ese día ella bestia una minifalda color roja, muy entallada; unas medias negras con zapatillas rojas y un saco negro con un top rojo. Paso a su escritorio y se quito el saco, me dejo ver ahí ese escote pronunciado en su espalda justo cuando colgaba el saco en el perchero de atrás; cuando se volvio hacia mi, pude ver el escote en el frente de igual forma que el de atrás, y vi como se marcaban fuertemente sus pezones en el top. Ella me dijo que solo quería hablar conmigo; y empezamos a charlar, la charla se torno de común y se torno muy caliente cuando tocamos los temas del sexo; me dijo que era divorciada y que tenia rato que no estaba con un hombre, que de vez en cuando se masturbaba; pero que no era lo mismo que deseaba estar otra vez con un hombre. A lo cual yo empecé a reaccionar y mi pene también poniéndose duro; ella noto mi nerviosismo y mis miradas a sus senos lo cual se levanto con el pretexto de tomar agua( estaba en la cafetera detrás mío); y fue entonces cuando me empezó a dar un masaje en los hombros y en el cuello argumentando que se me veía tenso(mas tenso tenia el pene en ese momento).

Claro que eso fue el pretexto pues después de unos minutos empezó a bajar sus manos por mi pecho, y empezó a decirme en el oído que estaba muy caliente y que deseaba que la tomara.
Eso fue justamente lo que esperaban escuchar mis oídos; asi que me levante, y la tome por la cintura; y empecé a besar en la boca con mucha pasión y pronto sentí sus manos en mis nalgas y me apretaba con mucha fuerza. Pude sentir lo duro de sus senos apretándose contra mi y ella pudo sentir lo mismo con mi pene que no resistía mas y quería salir.
Ella bajo sus manos y empezó a tocarme el bulto, y pronto bajo el cierre del pantalón y empezó a tocarme por encima de los boxers que tanto me gusta usar. Yo hice lo propio, y empecé a desabotonar su falda por detrás y empecé a bajar su top; y ohh gran sorpresa que ella no llevaba puesto, nada debajo, empecé a estrujar sus senos y le subí el top para poder verlos bien; Con la otra mano quite por completo su falda y dejando ver sus lindas bragas color negro con vivos rojos, y su ligero del mismo juego, sujetando sus medias negras, eso me excitó mucho, pues me encanta la lencería.

Por su parte ella me bajó los pantalones y me quito la camisa que llevaba puesta y empezó a besarme el cuello mientras me empujaba hacia la silla; me sentó y me jalo los pantalones y después hizo lo mismo con el boxer. Se hincó y le empezó a dar unas suaves jaladas a mi verga, que para ese momento estaba totalmente erecta y dura ademas de caliente y húmeda.
No duro mucho el masaje, y pronto se alisto a introducirlo en su boca; me dijo que la de su exesposo no era tan rica como la mía, y que nunca había sentido una verga tan dura y caliente como la mía. L a chupaba y la mamaba como si quisiera secarme los huevos, me jala las bolas y hacia tronar el glande con sus chasquidos en sus labios. No resistí mas y me puse de pie e hice que se acomodara en su escritorio de espaldas, pude ver por fin ese hermoso culo desnudo por detrás y tome sus bragas entre mis dedos y se las desgarre una vez rotas le empecé a rozar su raja con las mismas bragas como si quisiera hacerle calzón chino, las jalaba de un lado al otro; Ella empezaba a mojarse, cuando sentí en mis dedos la humedad de su sexo, las jale por completo hacia fuera y de inmediato empecé a jugar con mis dedos en su vulva, le apretaba una de sus nalgas con una de mis manos y con la otra jugaba, luego me hinque, y le abrí las nalgas con las manos y me empecé a comer su culito y su concha, tenían un sabor un poco amargo, pero a la vez era muy excitante, no tardo mucho en soltar mas jugos por tanta excitación y poco después a soltar grandes gemidos, de placer, y después una serie de orgasmos (era multiorgasmica). Esto hizo que me excitara mas y ya no pude resistir las ganas de penetrarla, fue entonces cuando la volví, hacia a mi; Para sentarla en la silla; y justo en ese momento que mi mirada voltio hacia la ventana; pude ver ala contadora por entre las persianas como esta masturbándose, semidesnuda en el corredor, con la vista fija sobre nosotros. Entonces le dije al oído eso a “Yola” (a si le llamare a mi jefa) y ella pronto volteó a ver si era verdad; “Lupe” (asi le llamare ala contadora) entonces se dio cuenta que la habíamos sorprendido espiándonos, y se turbo demasiado. Fue entonces cuando aun más me sorprendió que Yola; llamara con un gesto a Lupe y la invitara a pasar; lo más sorprendente fue que Lupe aunque dudo por un momento, acepto e ingreso a la oficina, y después cerro el seguro, y la persiana y dijo; para que no haya más mirones, y soltó una risita burlona y descarada.
Una vez adentro, se sacó por completo la blusa que llevaba ese día una blusa azul, de seda, y una minifalda color blanca; quedando solo en su conjunto blanco de encaje, que pronto se alisto Yola a quitárselo mientras le besaba el cuello por todas partes. Lupe, solo cerraba los ojos y se dejaba llevar; Pronto, me puse detrás de ella y empecé a estimularla desde atrás y acariciaba su entre pierna y sentía su negro y abundante vello pubico, Aunque era abundante lo tenia bien delineado., Enseguida sentí que estaba empapada ya de la excitación, y Yola enseguida se tumbo en la alfombra de la oficina e invitaba a Lupe a que jugara con ella, Lupe se acomodo y empezó a besar primero sus senos mientras yo me la jalaba mientras las observaba; después de un rato Lupe bajo por su abdomen y empezó a besarle los muslos a Yola, y después la entrepierna. Solo gemía Yola y su contorsionaban sus caderas. Así que tome a Lupe por detrás le enderece el culo; me hinque detrás de ella y dirigí mi pene a su vagina, fue así, como introduje la punta del glande en su vagina, que se sentía tan cálida y húmeda; Antes de que pudiera intentar envestirla ella dio un ligero salto hacia atrás y se introdujo todo el glande, después de esto le remate metiendole toda la verga dentro, empezamos con el bombeo y rápido empezó a pujar y a gemir como loca mientras se comía la concha de Yola, después de estar así un rato pude sentir como se contraía toda su vagina y como soltaba quejido mas fuertes; así que se la saque y me acosté le dije a Yola que se subiera en e mi y a Lupe que le dije que le mamaria su coño; así que Yola, me empezó a montar y a Lupe le empecé a mamar su biscocho ella se sentaba sobra de mi quería sentí mi lengua muy fuerte y apretaba sus piernas en mi cara para no dejarme ir; Apenas podía respirar, solo respiraba su sexo y bebía sus jugos, que por cierto eran mas dulces que los de Yola. Yola me estaba haciendo un trabajo estupendo, su montada era salvaje y hacia chocar sus nalgas contra mis huevos con mucha fuerza. Solo alcanzaba a escuchar el clásico sonido de las carnes rebotando y chocando y el sonido de los fluidos en el mete y saca; Pues Lupe, no dejaba ver, mas que su vulva; después de un rato Lupe alcanzo otro orgasmo y se estremeció dejándome mucho mas de sus jugos en el rostro, al escuchar esto Yola se excito mas y no tardo ella también en venir al orgasmo. Después de esto; las coloque a ambas en posición de misionero en el escritorio; y mientras ellas se besaban y se tocaban los senos, les empujaba alternadamente mi pene a ambas; primero a una, y después ala otra, una y otra, nuevamente; después solo a una y ala otra con los dedos; y después al revez; después Lupe se paso arriba de Yola y ella empezó a besarle su coño mientras, Lupe me besaba a mí en la boca y yo tocaba sus tetas morenas con esos pezones paraditos, después, Lupe bajo una de sus manos y estimulaba a Yola desde donde estaba y después a mi me agarraba las bolas o las nalgas o no dejaba que se la metiera a Yola y me jalaba el palo, para después dejar otra vez que se la empujara a Yola. Después de un Rato ellas cambiaron de posición y yo seguí, solo que ahora empujándosela a Lupe y besando a Yola y tocándole sus senos blanquitos voluptuosos. No pude resistir mas, después de ver nuestra imagen por el reflejo de unos de los vidrios del librero del costado, y pronto anuncie que me vendría; ellas dejaron su lugar y se dispusieron a hincarse frente de mi mientras una me besaba las bolas y me tocaba las nalgas (Lupe), la otra me mamaba la verga y me la jalaba (Yola), hasta que por fin eyacule y ellas hicieron todo lo posible por tragarse y chupase todo el semen que salía de mi verga, les salpico a ambas el rostro, era tanto lo que salía que a pesar de ambas tragaron bastante, no fue suficiente y se desparramo por la alfombra de la oficina.

Después de terminada, la mamada que me hicieron para limpiarme completamente; Lupe pregunto la hora y viendo que eran cerca de las 9:30pm se arreglo y se despidió no sin antes decir que le había encantado y que le avisáramos cuando volveríamos a hacer otra fiesta como esa. Después Yola se puso solo la falda y el saca y me dijo que me apurara; Porque aun era temprano y tenia planes para ambos en esa noche. Así que me hice lo mismo que Yola, y salimos rápido de la empresa; para disponernos a emprender una noche larga de pasión y sexo.

Pero eso quizás se los cuente en otra Historia.

Si deseas saber mas o realizar algún comentario no dudes en escribir; y más si eres mujer a:
sweetboymx@hotmail.com

Estaré esperando sus comentarios; hasta la próxima.

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

Deja un comentario