Mi vecina, mi empleada, mi amante…

Por
22 March, 2020 1:00 am

Mi relato es tan real como respirar, para esto soy un tipo que a mis 30 años sigo soltero con un buen trabajo y ya desde hace tiempo con mi propia casa gracias a una herencia familiar, aunque lamentablemente junto vive mi familia lo cual me favoreció como no se imaginan.

Junto a mi casa viven mis vecinos que han pasado malas rachas económicas, razón por la cual mi vecina una mujer de no mas de 45 años vive con su marido, su hija, su papa y un hijo ya casado con esposa y dos niños por lo que el dinero escasea.

Todo empezó cuando una familiar hablo con ella y le dijo que me pidiera trabajo de limpiar mi casa, lavar y demás quehaceres para que se ayudara un poco mas, esto porque yo por mi trabajo estoy fuera toda la semana solo llego a dormir y casi medio fin de semana se me va en trabajo, sin mas rodeos un fin de semana ella me pidió trabajo y yo que necesitaba quien lo hiciera acepte gustoso, claro recordando las tantas veces que la vi en la azotea secando la ropa; ella una mujer madura como lo dije no fea no bonita una mujer normal, no es delgada ni modelo simplemente una mujer normal de talla media sin llegar a ser obesa, eso si bendecida con una cadera ancha y un trasero grande, que a pesar de su edad aun merece miradas aunque de joven era algo digno de ver, desgraciadamente como muchas mujeres un gran trasero pero pechos pequeños, pero eso si gracias a su situación económica (aunque no debo ser cruel) mas de una vez la vi con blusas ya desgastadas y algunos bra ya de uso marcando unos lindos pezones oscuros, grandes y que aun apuntan con ganas de comerlos.

Ella comenzó a limpiar la casa y demás quehaceres mientras yo trabajaba, algo sin novedad, sino que alguien me metió la idea de que por su situación no estuviera robando algo, por lo que decidí poner una cámara oculta, siendo yo muy desconfiado, al cabo de la segunda semana revise las grabaciones de los 3 días que trabajaba, no vi nada raro lo único que vi fue que ella llegaba con leggins muy pero muy ajustados, con blusas ajustadas, supongo para hacer la limpieza cómodamente, alguna otra vez de falda, que para mi sorpresa era pequeña y por el angulo de la cámara pues podía ver algo mas allá de sus piernas cuando se agachaba, el morbo corría por mis venas así como sentía erecciones al verla,  por lo que decidí llegar tarde a mi trabajo y esperar a verla, para esto ella se sorprendió porque aunque no tenia llave, la pedía junto con mi familia, pues estaba sola trabajando, cuando la vi iba de unos leggins color blanco bastante ajustados que marcaba su aun atractivo trasero que para mi sorpresa y a pesar de su edad y condición usaba ropita interior sexy, digamos un cachetero respetable aunque lo mas apetecible fue lo bien que se le marcaba sus encantos su camellito, obviamente la vi sin pudor y su blusa marcaba su bra de media copa y un escote que jalaba la mirada y todo esto a lo que ella respondió con una sonrisa y un poco apenada.

Pasada otra semana se me ocurrió revisar de nuevo los vídeos, los mire con ansia como si fuera el mayor voyeur, aunque sin intenciones aparentes pareciera que le gustaba ser provocadora a tal grado de que se miraba en un espejo y se contemplaba y hasta posaba de maneras bastante cómicas pero daba buen show, pero para mi sorpresa el viernes no había asistido, quizá porque se le había juntado sus quehaceres, porque se había enfermado, un sin fin de cosas pasaron, ya el sábado llegando a medio día del trabajo ella toca la puerta, le pido que pase, eso si como todo caballero ella por delante y yo atrás mirando esas nalgas que tanto me han calentado.

Pasamos a la sala y ella apenada se disculpa por no haberse presentado el día anterior ya que su esposo por su trabajo le habían cambiado el día libre y pues queria aprovechar para atenderlo, a lo que yo no prestaba mucha atención ya que prestaba mas atención a su escote y a sus piernas que a su boca, hasta ahora jaja!!,  quedamos en que los sábados haría lo del viernes y no hubo problema pues empezó inmediatamente, mientras yo comía miraba sus piernas moverse y sus lindas nalgas cuando se agachaba, mas de una vez deje de comer por verla, mas era ya mi calentura por tomarla ahí mismo que el hambre.

Ella notaba mi lujuria, la disfrutaba a tal grado de que exponía sus nalgas ante mi y mas de una vez se acercaba a preguntarme cualquier tontería recargandose de la mesa mostrando su generoso escote a lo que yo respondía con una mirada descarada y solo le decía que se iba a enfermar por andar tan destapada, ella reía y decía que pues a una mujer de su edad con tantos bochornos por la menopausia lo mejor era andar así despatadita aunque prefería andar mas fresca, y yo por mi parte encantado le decía que con confianza que era libre de andar como quisiera, solo reía y decía que aunque estaba feliz porque le había dado trabajo que no creía que alguien como ella no debería andar así de fresquecita porque era casa ajena y que para eso tenia a su marido aunque últimamente por su trabajo ya no la atendía como quisiera y solo llegaba cansado, en fin ese día termino le pague su semana.

La siguiente semana normal ella limpiando y yo viendo los vídeos, aunque el sábado se espero a que llegara y la vi consternada, me contó que por falta de dinero les habían cortado la luz y el agua que necesitaba un adelanto que la apoyara a lo que no accedí porque se que nunca lo recuperaría, a lo que ella me pidió que la ayudara que ella sabría pagarme muy bien que trabajaría mas y que haría que estuviera contento con ella, a lo que respondí que me pone contento cuando la veo vestida sexy, porque era un taco de ojo verla que a su edad se veía muy bien y aun mas que estaba ya en vacaciones y que podría verla 3 semanas así, ella sonrió a pesar de su preocupación y me dijo que si lo que me gustaba era como se veía ella prometía que en mis vacaciones se esmeraría por verse bien y por tratarme de lo mejor, y yo con corazón de pollo accedí a darle su adelanto.

Ya el lunes despierto por el ruido maldiciendo porque en mis vacaciones queria dormir hasta tarde, cuando me levanto y veo desde mi cama a mi vecina con una falda pequeña y ajustada, marcando sus lindas nalgas y una blusa de tirantes, no lo podía creer, se veía muy bien, escucho mi ruido me saludo y me dio los buenos días, ademas de decirme que ojala estos días ella logre que los pase muy bien, y vaya comienzo, inmediatamente se va a mi habitación y empieza a limpiar, sin pena ella se movía y coqueteaba conmigo, yo solo podía verla y decirlo lo bien que estaba, ella solo sonreía y decía que nadie sabia que estaba vestida así que metió la ropa en su bolso, pero que como había prometido que se esmeraría por verse bien para mi porque sabia que la miraba porque había descubierto la cámara.

Para esto ella me pidió que le explicara el porque lo había hecho y que le enseñara las grabaciones, algo a lo que me negué, pero ella me dijo que si yo lo hacia ella haría algo por mi,ante esto accedí aprovechando, se las mostré y ella se sorprendió porque no creo que se vería así de provocadora, ante esto en la mesa ella se había recargado y miraba atenta la computadora y yo atento a su escote, me levante pero no sin una erección bastante notable ya que solo uso shorts para dormir.

Ella me miro y pregunto que si ella lo había provocado, conteste que si y ella se lleno de alegría porque no creí que aun podía causar eso, al momento se callo algo y ella se agacho a recogerlo quedando su cabeza a la altura de mi verga, como desee que ahí mismo la sacara y la chupara, pero solo la miro se levanto y dijo que ahora yo podía pedir que queria a cambio de haberle mostrado los vídeos, solo le pedí que se volteara hacia la mesa y que se agachara un poco que queria ver en vivo lo que solo veía en vídeo.

Ella lo hizo, me hacer que a ella tocando la piel de sus piernas con mis dedos para dar paso a mis manos completamente y así acariciar lo que había deseado desde tanto, era sumamente rico sentirla ir llevando mis manos hacia sus nalgas, acariciarlas y apretarlas con tantas ganas, ir a un lado a otro hasta que mis manos comenzaron a subir su pequeña falda para darme una hermosa vista de su colita, ella solo se dejaba hacer y solo abría sus piernas poco a poco ofreciéndome todo lo que quisiera sin resistencia alguna.

Con mis dedos acaricie su cosita que recién se humedecía mientras besaba sus muslos sus nalgas y me impregnaba mis sentidos a ese olor a sexo que solo me ponía mas excitado, ante esto ella me dijo ” levántate y sacatela quiero sentir a una verga dentro de mi, quiero que me cojas…” ante tal petición, no pude resistirme a hacerle de lado su calzoncito y darle unos lengüetazos, riquísimo su sabor de mujer, a lo que ella solo movía su generosa cadera de un lado a otro, me levante y con mi pene jugaba con su humedad, paseaba mi cabecita sobre sus bordes, su calor y su humedad aumentaban, ella ya deseosa de que se lo metiera buscaba mi verga con su mano para que se lo metiera de una buena vez, pero le dije que queria disfrutarla.

La puse totalmente boca abajo en la mesa, levantando sus nalgas al aire y las piernas en el piso, le pedí que se masturbara para mi mientras yo la veía sentado en una silla, se negó rotundamente porque ella no había sido educada para eso, y que no sabia como hacerlo, así que tome su mano la pase por debajo de ella misma, quedando su palma contra su cuevita, comencé a mover su mano poco a poco pidiéndole que se tocara que se frotara en el lugar donde mas placer y sensibilidad sentía.

Empezó a hacer movimientos circulares sobre su clítoris, era hermoso ver como su primera masturbación era frente a mi, le tomo gusto rápido porque solo dejaba escapar pequeños sonidos, le pregunte si le gustaba a lo que ella solo decía “aja”, me acerque tome su mano nuevamente e introduje uno de sus dedos, ella solo separo mas las piernas y se sacudió un poco, yo ya mas caliente que nada me quede ahí acariciando sus nalgas, pero al cansarse de utilizar sus dedos y al querer cambiar de mano aproveche para seguirle lamiendo su cosita ahora mas mojada y caliente, solo me decía que siguiera que era muy rico.

Era una imagen digna de cualquier película erótica sexo oral y masturbación al mismo tiempo, me encantaba como apretaba sus nalgas, y ahí fue cuando decidí que era momento, le pedí que siguiera masturbándose dirigi mi verga a su entrada y embestí como si quisiera meterme con todo y huevos a lo que ella solo alcanzo a decir “mmmm” ya queria tenerlo dentro, empece el mete y saca, tomándola de sus caderas, era un placer poder rebotar en sus nalgas, clavarla como si no hubiera otro momento.

lo metía y pareciera que estaba con una jovencita, su lubricación era perfecta, solo de recordarlo siento una enorme erección, seguimos así por unos momentos mas hasta que ambos llegamos, derrame toda mi leche dentro, ella solo tenia pequeños espasmos, aun así seguí hasta exprimir todo, me salí, ella se sentó descanso al igual que yo y solo me miro con una sonrisa confidente como de quien hace algo oculto, nos miramos, nos paramos frente a frente nos besamos y un abrazo, me fui a bañar, ella conmigo para poder limpiar con gusto, ya ahí pegue sus nalgas a mi, por fin pude disfrutar de sus pechos, acariciar sus enormes pezones, enjabonando su cosita, solo fue así algo mas placentero para ella, terminando ella a lo suyo y yo a desayunar.

En otro dia fue magnifico despertarme viendo esos leggins marcando su camellito, alcanzandolo con mis manos y ella solo dejandose hacer, ahi por primera vez pude sentir esa boca tan exquisita, como lo habia referenciado al principio, como lo habia comentado era bastante recatada, solo la hinque a un lado de la cama ella misma saco mi verga la masturbo un poco de ahi le fui dando la confianza para que diera su primera mamada, inexperta tan solo le dije que se dejara llevar simulando un helado, y como tal lo lamia, metia la cabecita, le daba pequeños mordiscos para su primera vez algo placentero, hasta hacer explotar mi verga y tragarse la leche, lamio como si fuera el nectar mas sagrado, a lo que respondi llevandola a la cama y devolverle el favor, fue una mañana espectacular, y pensar que apenas empezaban mis vacaciones.

Ha sido un relato quiza un poco largo pero me encanta recordar esos momentos, si este les agrada, tengo otros sobre ella, saludos

Entradas recientes

Por
29 March, 2020 5:00 pm
Por
29 March, 2020 9:00 am
Por
29 March, 2020 1:00 am
Por
28 March, 2020 5:00 pm

Deja un Comentario

Tu dirección de Email no sera publicada. Los datos requeridos están marcados*

Ver comentarios