Mi Sobrino (continuación)


Visitar Comix Harem!


Los días siguientes transcurrieron sin novedad. Aunque debo decir que mi sobrino a raíz de lo que había pasado me observaba más libremente, claro, encontrándolos solamente él y yo en casa.

Por mi parte, empecé a vestirme con short ocasionalmente, lo que le permitía ver mis piernas y mi trasero.

Sin embargo al acercarse el fin de semana empecé a inquietarme y se me ocurrió que, aprovechando que mi esposo no iría a comer porque saldría fuera, podría provocarlo de nuevo.

Trate de idear algunas cosas pero no daba pie con bola, hasta que recordé que mi esposo en una ocasión había comprado una película porno y estaba guardada en algún lugar de nuestra habitación. La busque y pude encontrarla entre algunos discos. La tome y me cerciore de que era efectivamente la película así que la deje a la mano de cerca al televisor y al reproductor de dvd en la sala, lógicamente con otras películas.

Llego. Yo estaba vestida con una playera de algodón color beige sin sostén, si bien la blusa me quedaba un poco floja no impedía que mis pezones se marcaran. Me deje un short de algodón un poco flojo sin pantis. Estaba nerviosa obviamente y excitada. Note que al entrar miro mis senos, se sentó en la sala mientras yo terminaba de preparar la comida. Platicamos de cosas sin sentido en ese momento más para no estar callados y le dije que ya estaba servido que se pasara a comer.

Paso al baño a lavarse las manos, intencionalmente había dejado unas pantis mías usadas. Note que tardo un poco en salir.

Se sentó y empezamos a comer. El silencio era impresionante.

“¿Le has contado a alguien?” pregunte

“No.”

“Has estado muy serio” Dije “Creí que te gustaría repetirlo”

“Si, si quiero. En las noches lo hago, me la jalo pensando en usted”

“¿Te imaginas que me tocas?

“Si. Pongo mi almohada debajo de mi pensando que es usted” Mientras decía eso el ritmo de su respiración se incrementaba y miraba mis senos, la blusa mostraba lo erecto de mis pezones y yo me sentía un poco excitada”

No dije más. Terminamos de comer y recogí los platos. Él fue a la sala y empezó a sacar sus útiles escolares intentando hacer su tarea.

Termine de lavar la loza y fui al baño. Me di cuenta que las pantis que había dejado estaban colocadas de forma distinta, así que entendí que las había tomado. Las agarre y fui a la sala, me acerque despacio y me senté a su lado, él no se movió, extendí mi mano mostrando las pantis

“Toma”

Dejo sus cosas y las agarro.

No sé por qué mi mano se posó sobre la suya quedando mis pantis entre ambas

“Yo lo hago”

Lo recosté sobre el respaldo del sofá y mi mano se posó sobre su pantalón. Sentí su pene duro, baje el cierre y una vez que moví su ropa interior vi su pene, tome mis pantis y lo rodee con ellas y mi mano lo apretó sintiendo su dureza, el respiro hondo. Mi mano empezó a moverse de arriba abajo masturbándolo “Tía” dijo y su respiración se agitaba más. Su pene era delgado y media unos 13 cm ya que mi mano cubría todo su tronco y su glande quedaba expuesto. El líquido brilloso y transparente se hizo presente y acelere el movimiento de mi mano. Empezó a gemir “Tía” volvió a decir y entonces su pene exploto en chorros de semen que salían fuerte y muy líquidos, algunas gotas cayeron sobre mi cara haciéndome sentir lo caliente de las mismas. “Ya” dijo y se pene empezó a perder su dureza regresando a su estado flácido.

Con mis pantis limpie lo poco que había quedado en su pene de semen.

Me levante y él se dirigió al baño mientras yo dejaba las pantis en la lavadora.

 


Visitar Sex Chat Live ES!


Author: sarahi

Hola, soy una mujer casada de 26 años dedicada al hogar.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.