Mi sobrina, mi amante – Parte 2

MI SOBRINA MI AMANTE 2.

Eran como las doce de la noche y estábamos en la mesa terminando de comer y mirando tele, mi mujer, mi sobrina y yo.

Con mi sobrina nos mirábamos ansiosos que mi mujer ya se fuera a dormir, yo estaba desesperado, ya quería tener a mi sobrina desnuda frente a mí, yo ya creo que para ese entonces mi mujer sospechaba algo, al fin se decidió y subió a la habitación a dormir, con mi sobrina nos quedamos un rato esperando que se durmiera y así poder dar rienda suelta a nuestro amor, ella mientras tanto estaba en la compu y yo mirando televisión, ya pasado un tiempo prudencial me siento a lado de ella y comienzo a tocarle sus delicados pechitos pequeños pero que me volvía loco.

Ella sigue en la compu, yo comienzo a besarla en el cuello y a tocarla por todos lados, veo que ella apaga la compu y se para para que yo la empiece a desvestir, le saco la remerita y queda con su corpiñito blanco y delicado que tanto me gusta, la beso en el cuello y comienzo a bajar besándola hasta sus tetitas, las mordisqueo sobre su corpiñitoy paso las manos hacia atrás para desprenderlo, lo desabrocho y se lo saco lentamente y comienzo a chupar sus pezoncitos pequeños, a ella le gusta y le hace cosquillas.

Mientras hago esto comienzo a desabrocharle el Jean y se lo bajo hasta sus tobillos, sin perder más tiempo le bajo la bombachita también, la siento en la mesa y le termino de sacar la ropa junto con las zapatillas, quedo desnuda en mi mesa, la beso y le digo que se acueste en el futon de el living, ella lo hace boca abajo y me espera, yo acomodo la cámara y comienzo a filmar, me tiro sobre ella yo aún vestido y comienzo a besarle el cuello y paso mis manos por debajo de ella y comienzo a amasarles sus pechitos.

Le digo que quiero estar abajo y entonces se sube arriba mío, yo aprovecho el movimiento y me saco el pantalón de jogging junto con el slip, ella sobre mí se mueve sobre mi miembro sin penetración sentía el movimiento de sus labios vaginales en todo lo largo de mi pene, ya estaba mojadita su cosita y la sentía cuando llegaba a mi cabeza de el pene y volvía hacia atrás.

Después de unos minutos le digo que se siente sobre mi cara, eso me encanta sentir su cuerpito sobre mi cara es lo mejor, después de unos minutos moviéndose sobre mi cara y yo metiéndole todo lo más posible mi lengua sentía sus jugos y mi saliva correr por mi cara, en eso estábamos cuando de repente se abre la puerta y aparece mi mujer.

Que cagada, mi sobrina salto de mi cara y se hizo un bollito en un rincón y se tapaba la cara como podía, yo me pare y me puse delante de ella por si mi mujer le quería pegar, le alcance la ropa y mi mujer que no paraba de preguntar que estábamos haciendo, ella se comenzó a vestir y salió corriendo hacia arriba a la habitación de ella.

Yo me quede con mi mujer aguantando el sermón, ya vestido y mi mujer que amenazaba con decirle a la madre. Logre convencerla de que no hiciera nada que solo era un juego y que además si se sabía iba preso o los padres me mataban a palos, me dijo que no diría nada pero no la quería ver nunca más en la casa, fui arriba a ver a mi sobrina, como estaba ella tenía mucho miedo de que se enterara la madre y la tranquilice diciéndole que no se enteraría.

Ella igual insistía que se quería matar, entonces le digo vamos a otra parte y para colmo llovía, yo por suerte tenía la llave de una casa que estaba cuidando en esos días y le digo que nos vayamos allá, bajamos y mi mujer aún estaba levantada y le digo que la iba a llevar a la casa de ella, con insultos para los dos nos fuimos, pero no la lleve a su casa porque era muy tarde y la madre preguntaría que paso.

Nos fuimos a la casa que yo cuidaba y ella seguía asustada, la acosté en la cama y me acosté a lado de ella y comencé a besarla, ella primero no quería pero al tocarle su cosita se calmó y aflojo las piernas, entonces comencé a desnudarla y me desnude yo, la bese totalmente como me gustaba hacerlo lamí su cosita hasta que tembló y se mojó su cosita.

Me acuesto boca arriba y ella me monta, comenzó a frotarse contra mi pene y yo no daba más ( cabe aclarar que ella aun es virgen) intentamos una penetración pero ella es muy chiquita y le duele mucho, me conformo con el sexo oral hacia ella más que nada porque yo le había prometido nunca lastimarla.

Estuvimos un rato más con esos juegos, pero ella no estaba bien, entonces le digo que otro día seguimos, que durmiera tranquila. Le di un gran beso y la deje dormir sola. Me fui a dormir a el sillón y la llamo a mi mujer para decirle que la había llevado a su casa pero yo me iría a dormir solo a la casa que cuidaba, ahí ella me dijo que había visto el vídeo y las fotos que habíamos echo, yo me olvide de la cámara y ella vio todo.

Discutimos y lo que más me recriminaba era que lo había hecho con mi sobrina.

Conste que mi sobrina aun es virgen, solo fue sexo oral, jamás la lastimaría, por lo menos físicamente.

Luego publicare otros encuentros que tuvimos con mi sobrina hasta que nos separamos por un tiempo.

Relatos Similares:

7 comentarios en “Mi sobrina, mi amante – Parte 2”

    • Que pasaría si tu eres la esposa, una mujer hablando así de otra q mal… Y si la embaraza crees que será así de fácil cuando la vean embarazada o cuando de a luz todo se sabe quien es el padre y va preso… Ademas en las menores de edad casi niñas hay riesgos de muerte x embarazo…

      Los PEDOFILOS caen fácil yo también soy PEDOFILO pero no hago huevadas que se que me van a cagar hace unos días se llevaron presos a 2 pedofilos x cometer pederastia, realmente caen x idiotas…

Deja un comentario