Mi hermana virgen ama mi semen – Segunda Parte

NeoPene

Como les gusto la primera les traigo la segunda parte de la historia

NeoPene

Un dia me di cuenta de lo raro que era esto, darle mi semen a mi pequeña hermanita virgen, y que le encantara, a mi siempre me exito esa idea, de tan solo pensar en que si me masturbo se tomara mi semen es una idea que me exita mucho, todo esto se comenzo a volver una exitante rutina, mi hermana siempre se asomaba a mi cuarto a ver si me estaba masturbando, y a pesar de que ya se volvio una rutina su timides siempre estaba ahi, me pedia en vos baja si podia pasar, y me agradecia en voz baja cuando le acababa en las manos.

Un dia me estaba masturbando en frente de ella, mientras ella arrodillada como siempre esperaba mi semen, pero esta ves no puso las manos y yo ya estaba por acabar, y le dije “dale, pone las manos”, y se sonrojo, y me dijo timidamente “esta ves la quiero en la cara”, lo que me exito mucho, y me masturbe mas rapido, y luego cuando quise acordar, vi su hermosa carita llena de semen, sonrio, y con el dedo indice se empezo a llevar el semen a su boca, yo quede perplejo, pero muy exitado, ella sonrojada y aun con un poco de semen en la cara me dijo timidamente y en voz baja “te la limpio?” , y yo me acorde que ella me habia dicho de que nunca me la chuparia, pero estaba tan caliente que le dije que si, y desde ese momento rompimos el tabu, mi hermana ya no solo que se tomaba mi semen, sino que me la estaba chupando, fue hermoso, ver mi pene en la boca de mi hermanita, que me la chupaba muy timidamente mientras se sonrojaba.

Entonces desde ese momento ya tomamos mas confianza, una noche antes de irme, como siempre le deje un vaso de mi semen para que juegue, y me fui a bailar con unos amigos, cuando volvi pasaba frente a su cuarto, y me dieron ganas de ser el que observa, y cuando me asome vi a mi hermana masturbandose, mientras tomaba despacito semen que le habia dejado, justo habia llegado en el mejor momento, mi hermana nunca antes se habia masturbado porque mi madre se lo prohibia, pero esta ves ella estaba dispuesta a romper las reglas, asique me meti en su cuarto, y ella se asusto cuando me vio, e inmediatamente dejo de masturbar su hermosa vagina, y sonrojada me dijo timidamente “no estabas bailando?” , “es que llegue mas temprano, que hacias” , se puso nerviosa, se sento sobre la cama, y me dijo “no es lo que parece, solo me estaba rascando”, pero el brillo de sus ojos no decia lo mismo, la mire y le quise decir que me la chupara, pero no me animaba, estaba muy nervioso, ella noto mi ereccion, y veia mi pene con cariño.

Los dos ya teniamos una idea en mente, pero la timidez fue tal que no nos podiamos decir ni una palabra, nos miramos a los ojos, los dos muy exitados, y cuando acordamos ya estabamos juntando nuestras cabezas, asique la bese, la bese como nunca bese a nadie, y la tire contra la cama, mi pene estaba duro como una piedra, y de entre la vagina de mi hermana salia un calor sofocante, estaba muy mojada, estabamos muy exitados, pero ¿cojerme a mi hermanita? me parecia demaciado, asique me pare, saque mi pene y me comenze a masturbar para sacarme la exitacion de la manera clasica, mi hermana se levanto, me saco la mano de mi pene, para agarrarlo ella, y lo comenzo a chupar desesperadamente, pero lo que no esperaba fue que mientras con una mano me la chupaba, su otra mano lentamente se desabrochaba el pantalon.

Asi que mi hermana se comenzo a masturbar mientras me la chupaba,  y yo quede tan exitado que le llene la boca de semen, y me quede tranquilo porque ya habia acabado, pero mi hermana seguia muy caliente, se bajo los pantalones, y me dijo “debolveme el favor”, “no te voy a cojer sos mi hermana”, “no, jamas te pediria eso, ya que yo te la chupe quiero que me devuelvas el favor”, asi que comenze a chuparle esa conchita que de tan mojada que estaba me empapaba la cara, ahora no solo que mi hermana tenia mi semen en su estomago, sino que yo tenia sus fluidos vaginales en mi cara y en mi lengua, se la chupe por cinco minutos, y ella al notar que tube otra ereccion por la exitacion, miro mi pija y me dijo “damela”, y yo sabia que si me la chupaba me la iba a terminar cojiendo, y no queria cojerme a mi hermanita, mas alla de que ya estaba muy exitado, asique le dije “voy a pagearme a mi piesa, te la dejo en un vaso”, y ella se comenzo a masturbar como loca, y me dijo “bueno dale, cerra la puerta al salir, pero mi oferta sigue en pie, cuando quieras cojeme, soy tuya”, asi que fui a mi pieza y acabe.

Lo que me habia dicho mi hermanita fue muy exitante, pero a la ves perturvador, mi hermana diciendome que era mia, desde ese momento no podia dejar de pensar que cada ves que mi hermana se masturbaba lo hacia con mi verga, pero habia entrado en un dilema, cojerme a mi hermanita virgen de 16 años era muy exitante, pero despues me arrepentiria, porque es mi hermanita, es muy joven, no sabe lo que quiere.

Si les gusto escribo la tercera parte, por favor comenten 🙂

Relatos Similares:

NeoPene

7 comentarios en “Mi hermana virgen ama mi semen – Segunda Parte

Deja un comentario