Gaby: Mi fantasia cumplida!!!

Por
28 mayo, 2019 10:57 pm

La mujer que toda la vida fue mi fantasia, fue mi mujer y lo sera por siempre…Al entrar en los 20 años, gracias a mi trabajo en un club pude conocer a Gaby, una mujer casada con un policia y con una hija menor de edad. Desde que la conoci me atrajo mucho y como laboraba en el mismo local que yo la empece a ver frecuentemente.

Como toda fantasia, era casi inalcansable. Gaby es una mujer de casi 1.68 mt, de cuerpo muy bien proporcionado para mi gusto: pechos no muy grandes, pero firmes; cintura delgada, pirnas muy ben trabajadas y sobretodo unas caderas anchas, de ensueño!!! Su piel es trigueña y sus labios inspiran seduccion.

Al cabo de un largo tiempo, nos toco un ascenso de puestos y por la cercania entre nuestras funciones la amistad se estrecho, compartiamos reuniones, almuerzos, agazajos y demas. Y de un momento a otro ella empezo a confiar en mi detalles de su vida matrimonial. Ya llevaba casi 10 años de casada y su matrimonio habia caido en la tipica monotonia, ademas por el trabajo de su esposo, este pasaba bastante tiempo fuera de la ciudad y la tenia desatendiad en todos los aspectos.

Mientras yo me enteraba de esto iba creciendo mis ganas por poseerla y hacerla mia, hacerla mi hembra… pero en ese momento casi me confeso que ya mantenia otra relacion paralela su matimonio y que yo era la unica persona con quien creia que podia conversarlo y defogarlo, pues la hacia sentir algo apenada.

Luego de un tiempo ambos salimos de ese trabajo y quedamos con mucho tiempo libre para acompañarnos. Y en esas conversaciones me confezo sentierse muy mal porque su relacion extramatrimonial habia terminado de un moento a otro, por lo que tanto habia luchado, se desvanecio, estaba muy dolida pero para mi fue toda una oportunidad.

Siempre nos enviabamos mensajes al celular y en una de esas quedamos para salir a bailar y tomar unos tragos con otra pareja de amigos. Fue asi como bailando y tomando pude alcanzar la primera parte de mi fantasia. Bailando fuimos pegando cuerpos, hablando cada vez mas cerca, acelerando corazones y humedeciendo intimidades. Le dige lo mucho que me gustaba desde hace tanto tiempo, me confeso un gusto de siempre tambien y fue asi como se estrecharon nuestras lenguas, sin importar que hubiese gente que nos conociera o no.

Ese dia lamentablemente nos pudimos besamos como locos y ante la presencia de amigos nos tuvimos que conformar con rozar y acariciar nuestros cuerpos por encima de la ropa que traiamos puesta. Como habiamos quedado incredulos de lo acontecido, acordamos juntarnos para conversar mas tranquilos del tema. La cita fue en mi casa, mi cuarto fue el entorno perfecto. Sin tema de conversacion previa ni bien entramos ambos empezamos a tocarnos como salvajes. Su lengua y la mia eran una sola. Rapidamente empezamos a despojarnos de nuestras prendas, hasta que estando casi desnudos trato de reaccionar, pero llegue a tocar gusto ese punto en su entrepierna que la hizo estremecerse y entregarse como una quinceañera. Empece a jugar con mis dedos en su ya humeda vagina, con su clitoris y la notaba cada vez mas y mas humeda, sentia como su cuerpo de retorcia de placer y por su gemidos sabia que al cado de 5 minutos ya habia tenido 2 o 3 orgasmos. En ese momento yo solo queria estar dentro de ella, queria descargar toda la arrechura que llevaba por ella casi 8 años. Asi fue como sin temor alguno le pregunte si queria seguir a lo que me respondio suplicando «te quiero adentro miiio…ahhh…entra por favorrr» y sin pensarlo ni un segundo la estaba cabalgando como siempre habia imaginado.

Primero la tube boca arriba con las piernas abiertas reciebiendo cada embestida mia. Las priemras fueron con mucha ternura, delicadas lo cual hacia muy romantico el encuentro, pero luego de unos 5 minutos los movimientos se volvieron cada vez mas fuertes, todas le excitaban y le proporcionban gran placer, sentia como alcanzaba orgamos consecutivos, nunca habia tenido una experiencia asi, la mujer que tanto deseaba me estaba enloqueciendo con sus orgasmos. Esta cabalgata duro unos 5 minutos, hasta que mi calentura me llevo a poner sus piernas en mis hombros, era una vista impresionante, sus pantorrillas a la altura de mi cara, sus preciosos muslos y pechos se movian al ritmo de mis fuertes envestidasa y en su cara se podia ver lo arrecha que estaba y entre cada gemido repetia: «masss…masss…mass…». En esta pose habremos estado otros 5 minutos mas hasta que ya no pude mas por todo lo arrechante de la situacion y descargue todo mi semen dentro de ella.

Al despertar de su ultimo orgasmo empezo a llorar como una niña por la situacion incomoda de infidelidad. No voy a negar que esto me exito mas aun, pero la abrace e hice ver que esto no era algo pasajero sino mas bien el comienzo de algo duaradero, a pesar de su relacion de casada.

Descansamos y conversamos unos minutos, a pesar de habernos metido un polvazo nuestras ganas seguian latente, el primer beso que nos dimos encendio nuevamente el deseo de sexo. Mi mano nuevamente empezo a jugar con su clitoris, encontre ese punto que la enloquecia se movia como loca y gemia como diosa:
«ahiii…siii.ahi..sigue…mas…mas…sigue por favorrr…no paresss… ahhh… ahhh»
Yo la escuchaba y no podia creerlo pero seguia jugando con su cuerpo. De la arrechura puso su mano en mi berga que ya andaba bien parada y empezo a masagerla muy bruscamente, como si asi la deseara dentro suyo, yo estaba a mil y lo unico que queria era verla llegar a sus miles de orgasmos seguidos, en unos 10 minutos no habran sido menos de 15 y la cosa iba muy enserio.

Ya no podia soportar mas la arrechura asi a que sin preguntarle nada la voltie boca abajo y empece a jugar con mi pene entre sus labios vaginales, lo que por sus gemidos y movimientos la exitaba mucho, me pedia:
«entraaa…entraaa…por favor hazme tuya otra vez pero yaaa…te quiero adentro amorrr…hazme tuyaaa… hazme tu mujer de una buena vez… te quiero adentro mio papito… ahhh…»

Y empujando suavemente deje que mi berga la hiciese presa nuevamente de una cabalgata colosal. Ella estaba completamente hechada boca abajo a merced de mis empeñones, yo por mi parte levante medio cuerpo para poder ver de un mejor angulo los movimientos de esas anchas caderas que por años fueron mi sueño, veia como levantaba su cuerpo para poder sentirme mas adentro, veia como apretaba con gran fuerza las sabanas y como su boca chupaba sin verguenza alguna hasta 3 dedos de mi mano. A cada movimiento solo sentia su gemidos sus palabras entrecortadas sus grititos de placer. Mi cuarto escuchaba solo palabras que denotaban un alto placer una exitacion inalcanzable:
«masss…ahiii…sigueee…demorate mucho por favor…no acabes nunca…no acabes…masss…masss…quieeero que estesss deeeentro mioooo por siempreee…yaaa…yaaa…que buenooo»

Sus manos apretaban cada vez mas fuertes las sabanas y podia sentir como se humedecia su interior a cada minuto con cada ogasmo que alcanzaba. Me heche por completo encima de ella y empece a lamerle el cuello, los hombros, sus oregas, se los lamia,se los mordia y ella solo se venia en orgasmos, le repetia al oido: «Gaby eres lo que siempre soñe, eres mi fantasia y eres mia, no abes que rico culo que tienes, no sabes lo bien que te mueves y cuanto me haces gozar…»

Esto la hizo calentar mas y sus movimeintos y gemidos se hicieron mas fuertes, hasta que me vine como nunca antes lo habia hecho dentro de ella, alcanzamos un orgasmo juntos y quedamos tendidos por largos minutos asi sin movernos, con nuestros cuerpos agitados, humedos por dentor y por fuera.

Este es solo el primer relato de Gaby: Mi fantasia Cumplida!!!

Esperen los que viene que son muy intensos y arrechantes

Entradas recientes

Por
24 septiembre, 2019 5:46 am
Por
23 septiembre, 2019 5:39 pm
Por
23 septiembre, 2019 5:19 am
Por
22 septiembre, 2019 11:12 pm

Deja un Comentario

Tu dirección de Email no sera publicada. Los datos requeridos están marcados*