Matrimonio de a tres algo inesperado.

Matrimonio de a tres, algo inesperado.
Bueno como les he contado antes en el otro relato, mi esposa y yo incluímos en nuestra vida un chico joven llamado Claudio, joven,viril,sano y robusto, no tenía apuros por relacionarse emocionalmente con ninguna chica, así estaba conforme por cumplir todas nuestras fantasías sexuales.
Todo iba bien, viajabamos los fines de semana, nos veíamos y planificabamos encuentros sexuales, probabamos juguetes, juegos de roles, siempre heteros y HMH.
Yo disfrutaba y me excitaba viendo a mi esposa siendo follada (cogida) por Claudio, tanto gritaba ella que teníamos que buscar sitios apartados e intimos para tener sexo, cada vez que llega al climax pone los ojos en blanco, abre la boca y tiene contracciones entra en un rictus maravilloso.
Un día vimos la opotunidad de alquilar en invierno temporada baja, una casa totalmente equipada, solitaria en la sierra junto a un lago interior, estaba tan apartada que solo se podía llegar en todo terreno por caminos de mulas, el pueblo más cercano se hallaba a muchos quilometros, era una casita junto con un galpón de herramientas.Era caro el alquiler pero lo valía.
Dejaríamos los niños con la abuela, no habría forma de comunicarnos por no haber cobertura telefónica.
El propietario nos la alquilo por 10 días y nos puso un chofer (parece que era esto muy común) a disposición, pero debíamos viajar en bus hasta un pueblito en el valle junto a la sierra donde el chofer y un Jeep nos aguardaban, sin hacer evidente nuestras intenciones al hombre subimos al coche, un día antes enviamos el equipaje.Llegamos despues de andar horrible 1 hora entre piedras y culebras, el empleado nos dío las llaves se despidió y nos dijo que volvería en diez dias después.
Luego de acomodarnos, dimos una vuelta, conocimos el lugar y disfrutamos el paisaje.Llego la noche prendimos la estufa a leña, que estaba en el living, una gran alfombra de cuero de vaca ,un juego de sofás y una mesa ratona decoraban el lugar, nos vestimos elegantes para la cena, pero mi mujer se encerro en otra habitación a vestirse.
Me senté en el sofá con Claudio, esperando a ella.Sale del dormitorio vestida de sirvienta o mucama, con el vestido azul, muy,muy corto, su delantalcito y su vincha blanca, con su pelo largo en un moño y prolijamente maquillada, pone música,toma una bandeja del barcito , nos sirve unos martinis, con sus aceitunas y su latita llena para acompañar.Le sirve una copa a Claudio y luego otra a mí, al servirme agacha el cuerpo me enseña su generoso escote pero del otro lado enseña su trasero en pompa a nuestro amigo, este ríe y le levanta la pequeña falda para descubrir con grata sorpresa, que no llevaba ropa interior,sin tanga le enseñaba su coñito, húmedo,rasurado,parece una empanadita, él toma su Martini y lo vuelca en la raya del culo de ella.
Ella gime-“!Huy está frío!”.Luego él toma la aceituna y la introduce dentro de su coño hasta lo más profundo.Mete su cabeza y le lame el coño empapado de Martini, tratando tambíen de recuperar su aceituna con su lengua.Ella gime de placer, me para y ella me baja la bragueta del pantalón, saca mi pene erecto y lo mama con desesperación.Nuestro amigo tira de la cremallera que esta en la espalda de ella y el uniforme cae al suelo, ella queda de tacos,medias,liguero y vincha,el resto de su cuerpo desnudo.Claudio toma la latita de aceitunas va sacando una a una y desaparecen creo que las come con el Martini que chorrea de su coño.Mi mujer gime, cada pocos segundos, -“¡Ah!, sssh, ah!”-.Veo que Claudio se para, se baja los pantalones se acerca a ella…apronta su verga,tira del prepucio hacia atrás, empuja, vence la resistencia de la vulva, empuja entra, embiste con su cadera,le saca la vincha y tira de moño de su pelo desarmandolo, la toma del pelo como las riendas de un caballo, ella mueve las caderas,cachonda,grita-“Así ,aaaahhhh”pasado unos minutos ella llega al climax,un rico orgasmo, clavando sus uñas en mis piernas -“Aaaahhhhh,!Que rico!-y después-¡Ah, duele, despacio, hay, ah, así, así!-El toma sus caderas envistiendola una y otra vez, pero usando su entrada de servicio, un perfecto anal, se derrama llenando sus intestinos,ella me ordeña sacando y bebiendo mi leche.Luego se pone de rodillas toma el pene goteante de claudio y se lo limpia con su boca hasta que el joven tiene una nueva erección ,se corre en la boca y cara de ella, ella toma mi copa y bebe para ayudar a tragar la leche de su boca,unos segundos mas tarde mi mujer sale hacia el baño rapidito y apretando las piernas, -“!Chicos, me urge,necesito el baño, si tardo es que me estoy bañando!”.Se va.
Tomo y bebo un sorbo de mi tibio Martini, pido alguna aceituna a Claudio.
-“¡No tengo!”-me responde riendo.
-“¿Qué?,¿Las diez?” pregunto.
-“¡Si!”-me responde.
-“¿Te las comiste?”-pregunto.
-“!Nó!”-afirma.
-“¿Entonces donde están?”-pregunto intrigado.
-“Dentro de la colita de ella, de tu mujer”-responde a carcajadas, había introducido una a una con su dedo las naturalmente lubricadas aceitunas como si fueran bolas chinas, para luego empujarlas hasta lo profundo con su pene, regandolas con su esperma.
-“Vaya”-respondo perplejo.
Ella vuelve ahora bañada, vestida normal, dice -“¿Satisfechos con el aperitivo?, ¿Cenamos?”-
El siguiente día es agitado, veo a Claudio muy ocupado preparando una sorpresa en el galpón, se lleva un bolso que trajo él, vuelve sucio y cansado ha limpiado y preparado ese galpón.Se lleva nuestra video cámara y trípode.Vuelve a la noche cansado pero satisfecho.
Tercer día, a la tarde nos invita a ver su galpón, entramos…-”!Guau!”-era mi fantasía, cadenas, mesas con grilletes, fustas y látigos, una casa de BDSM, mi mujer abría la boca de la sorpresa y dice -“¿Esto estabas preparando?”-.Luego ríe, curiosa ve la video cámara montada y pregunta-“¿Y cuando jugamos?”-pregunta.
Entonces Claudio la ata a una cadena que cae del techo, luego le arranca las ropas, yo me preparo para el espectaculo sentandome sobre un cajón.
De un rincón del galpón trae una lata de grasa para carromatos , antigua, viscosa, enegrecida por los años y el polvo.Unta sus manos en la vieja grasa y lentamente la acaricia a ella, toda, piernas hacia arriba, nalgas, costados y senos, dejandola, grasienta,sucia , ennegrecida como mecánico.
El Amo (Claudio) toma una fusta, ella lo ve y pregunta sonriente -“¿Me va a doler?”-la azota con fuerza ella grita -“!Hayyyy, bruto!”,luego le pone pinzas de ropa en partes sensibles,toma un viejo martillo y cincel ancho grande, cuando parece que va hacer algo atroz, toma el cincel lo clava en vaselina y se lo introduce en su colita separandole las nalgas y ahí se queda, ella gime, -“!uggg!”- luego toma el martillo por la bola de hierro y lo usa como consolador introduciendolo en su coño, ella aguanta -“!Uff,ufff!”-gime y luego, hasta que no aguanta más y … -“!Ahhhhhhhh!” un orgasmo largo intenso, al ser intensamente masturbada con el martillo, que sale empapado,luego toma una vela, la enciende y roza con la llama su pubis, sus nalgas, sacandole chillidos muy reales, luego le hace gotear la cera ardiente en sus tetas y nalgas, ella pega saltitos al sentir el ardor de la cera.El Amo le grita -“!Dime que quieres que te folle!”-ella responde, -“!Sí, Negro follamé toda!”-riendo, Claudio le mordizquea los pezones ella excitada lo disfruta y gime -“!Sí, comemelos no dejes nada!”-toma una mordaza y le dice -“Ahora te vamos a follar (coger)”-ella ve la mordaza y le dice, -“! Espera!, no, tengo que decirles algo antes de… yo no… ¡ugggghhhhmmm!”-No le dejo finalizar la frase y la amordazo, luego le dice -“No te va doler, no te vamos a pegar más”-pensando que ella lo que tiene es miedo.
Ella intenta hablar pero no se le entiende nada, él la desata de la cadena colgante,le quita el cincel del culito, pero le ata tobillos y manos, la carga sobre hombros y la lleva a una mesa preparada con grilletes, la deja atada de pie un tobillo atado en cada pata de la mesa, inclinada sobre su pecho sobre la mesa y atada sus manos.
Abierta de piernas enseña todo su sexo, su Amo se desnuda, apunta su pene erecto su calvo glande, su cíclope, al familiar coño de mi mujer y la penetra, ella gime -“!mmmmggh!”-, el bombea una, otra vez y le susurra -“Te voy a llenar de lechita”-ella gime amordazada, -“!nnnnngggg!”-entonces Claudio ruge y le deja llena a rebozar su intimidad, blanca su vulva chorrea, ella siente a inyeccion de semen caliente, gimendo sin entenderle,-“!nnnnnnggggg,nnnngggggg!”-me pareció ver lágrimas en sus ojos pero estaba yo lejos.
Yo excitado juego con mi pene y no aguanto, me desnudo, me acerco la veo abierta chorreando, me excita, tomo vaselina le uno la cola y la penetro, ella sigue gimiendo, saco mi polla y cambio de agujero, siento el semen de claudio y no me da asco, salpica chorrea, hasta que me derramo dentro, mezclando mi esperma con el de nuestro amigo, mi esposa gime nuevamente, -“!nnnngggg, nnnnngg!”-.
Le abro el coño con mis manos y observo extasiado como esta llena de caliente semen.Claudio se acerca mete sus dedos en el coño y saca muchísimo semen retenido dentro cayendo por las sucias piernas de ella.Luego con mimo le besa y acaricia el trasero.Ella parece llorar.
Claudio la desata y desamordaza, ella sin dar explicación y sin tomar sus ropas sale corriendo desnuda a traves del campo a la casa.
Nuestro amigo perplejo pregunta –“¿Qué le pasa, tal vez fui muy violento para ella?”-
Durante los 7 días restantes mi mujer, apenas, salió del dormitorio argumentado sentirse mal con cara de preocupada.
No hubo mas sexo, nos dedicamos a pescar en el lago y salir de caminatas, le digo a Claudio -“! Qué lástima ya le pasará el malestar!”-.
Décimo día viene el 4×4 y nos devuelve a la ciudad.
Mi mujer acude inmediatamente a su médico.
Desarmando las valijas encuentro un paquete de condones y sabiendo que toma la píldora le pregunto cuando vuelve.
-“¿Qué es esto… estas enferma?” indicando los condones.
-“No…eran para usar en la sierra” me responde, hace una pausa y agrega “Estuve tomando las pastillas por mucho tiempo y el Ginecólogo me mandó dejarlas unos meses…el descanso se le llama, les quise decir pero no me dejaron, lejos de todo no hubo plan B ni farmacias cerca y creo, casi estoy segura que Claudio me preño…o tú, pero él insemino primero”-Un mes después compramos un test de embarazo en la farmacia…Positivo.
Otro mes más tarde, sus pechos crecieron, su pancita empezo a crecer y la ecografía confirmo su estado…preñada, prenadisima un feto grande y una dosificacion de BetaHCG altísima, un embarazo viable en toda regla.
No se puede hacer un estudio de paternidad sino hasta después de nacido.Ella tiene vergüenza de confesar a su médico nuestras travesuras sexuales.
No hemos dicho nada de esto a Claudio que ha llamado un par de veces y tampoco hemos tomado una decisión…tenerlo o…abortar.Se nos va el tiempo y no sabemos que hacer…

Relatos Similares:

Deja un comentario