Mi padre me obligó

NeoPene

Fue mi despertar a la sexualidad, no sé si es bueno o malo lo que voy a relatar pero es mi historia y quiero contarla.Mi nombre es Nataly y quiero contarles lo que me sucedió hace unos años, cuando yo tenía 19.

NeoPene

El día más triste de mi vida fue aquel en que mi Madre murió de una enfermedad cardiaca y me dejó sola en este mundo. Aunque vivía yo con mi padre Ramón y mi hermano menor Héctor; en mi casa siempre fueron muy machistas, para ellos, el hombre era el fuerte de la casa y el que debía sostenerla y la mujer tenía que atender al hombre en todo; así vivió mi madre toda su vida y mi Padre y mi hermano querían que yo hiciera lo mismo.

Pasaron casi cinco meses desde que Mamá murió y yo tuve que atender la casa, mi Papá quería que yo me saliera de la escuela, pero como me negué, me dijo que yo tenía que tener la casa en orden y atenderlos a él y a mi hermano como lo hacía mi Mamá y que era mi problema a que hora lo hiciera, que la casa debería estar reluciente y la comida lista y caliente cuando ellos llegaran de trabajar uno y de la escuela el otro; bueno, mi Papá no lo sabía, pero Héctor ya no iba a la escuela, se la pasaba de vago con sus amigotes todo el día, todos los días.

Pues total, que yo iba en las mañanas a la escuela y por las tardes tenía que cocinar, lavar, planchar, barrer y hacer todos los deberes de la casa; Héctor siempre llegaba como a las 7:00 y se sentaba a ver televisión todo el tiempo o se encerraba en su cuarto durante horas. Mi Papá llegaba como a las 8:00 u 8:30 y de inmediato me pedía que les sirviera de cenar a ambos; cenábamos y una vez que terminábamos, ellos veían televisión mientras yo recogía la mesa y lavaba los trastes; para después hacer mi tarea de la escuela; terminaba todos los días como a las 3:00 o 4:00 de la mañana y me tenía que parar a las 5:30 a bañarme y hacer el desayuno para todos.

Así transcurrió mi vida como les digo durante unos cinco meses, para ese entonces yo ya me sentía como agotada, pues no descansaba sábados ni domingos; empecé a fallar en la escuela, mis calificaciones bajaron bastante y empecé a adelgazar un poco, pero aún así me conservaba bastante bien; mi cuerpo de mujer ya estaba desarrollado, mis senos eran turgentes y firmes, mis caderas anchas y tenía muy buena pierna, además de mi culito bien parado y mi cintura chiquita; no me faltaban pretendientes, pero no tenía tiempo para ellos, hasta que llegó el momento en que me quedaba dormida en clase.

Un día mi Papá me dijo que quería ver mis calificaciones y que si no iba bien me sacaría de la escuela; me angustié mucho, pues andaba ya bastante mal y varios profesores ya me habían avisado que estaba por reprobar el semestre. Pero eso fue mínimo con lo que me pasó después.

Ese día mi Papá no llegó a la hora de siempre, nos extrañó, pero Héctor solo me pidió que le diera de cenar y se fue a dormir, yo me quedé esperando a mi Papá y me dormí en el sofá. Como a las 2:00 de la mañana me desperté porque escuché ruidos y al levantarme vi que mi Padre llegaba borracho con tres amigos suyos; él venía casi cayéndose, de hecho ellos lo traían cargando prácticamente. Yo me levanté y les agradecí que me hubieran llevado a mi Padre, les ofrecí café y les dije que a él lo acostaría, pero me miraron con morbo, entonces recordé que yo estaba descalza y vestida solo con un short muy cortito y una playera pegada por la cual se notaban muy bien mis senos sin sostén.

Ellos me dijeron que no venían por café, que mi Padre les había prometido â??otra cosaâ? y yo inocentemente les pregunté que era esa otra cosa y ellos me contestaron: â??A tiâ?. Me extrañé muchísimo de esto y enojada les dije que se largaran, que mi Padre no sería capaz de eso y a él le dije que se los dijera, que estaban locos, que se largaran y no volvieran nunca. Mi Padre, que hasta ese momento había permanecido aletargado, solo me miró con sus ojos vidriosos y me dijo: â??Tengo que pagar una apuesta y ellos ganaronâ?. Me quedé muda, no podía creer que mi Padre me hubiera apostado en un juego, eso era una estupidez retrógrada desde mi punto de vista, pero ellos ya estaban ahí y querían el pago de su apuesta. Uno de ellos dijo: â??Tenías razón, tu hija está muy buenaâ? y al verlos acercarse a mí peligrosamente, intenté huir, pero como iba de espaldas, tropecé con la mesa de centro y caí estrepitosamente al piso, tirando el adorno de la mesa. Intenté gritarle a mi hermano, pero ellos ya estaban encima de mí y uno de ellos me tapó la boca de inmediato; de cualquier manera, mi hermano se despertó con el ruido que hice al caer y salió de su cuarto a ver que sucedía; pero mi Padre lo reprendió y le gritó que no se metiera en lo que no le importaba y que se fuera a su cuarto de nuevo.

Uno de los hombres me tomó de los brazos y otro de las piernas y entre los dos me levantaron en vilo mientras yo me retorcía y gritaba que me dejaran, pues me habían destapado al boca. Me colocaron de nuevo en el sofá y uno de ellos empezó a besarme el cuello, encaramado sobre mí, mientras el otro tipo me seguía deteniendo los brazos. Sentí las manos del hombre recorriendo mi cuerpo y como me desnudaban, uno de ellos metía sus manos en mi blusa y acariciaba procazmente mis senos, mientras otro jalaba hacia abajo mi short sin dificultad y después mi tanguita, dejándome desnuda de la cintura para abajo; yo pataleaba tratando de quitarlos de encima, pero su fuerza y superioridad numérica me obligaban a permanecer acostada con uno encima. Este último se levantó un poco y tomó mi blusa de abajo, levantándola hasta dejar mis senos redondos descubiertos. El mismo empezó a besármelos mientras otro subía por mis piernas besándome todo, yo lloraba y gritaba, pero parecía estar sola, nadie escuchaba mis ruegos; volteé hacia la recámara de mi hermano y vi que por la puerta entreabierta espiaba lo que sucedía, le grité: â??¡Héctor, ayúdame, Héctor, por favor no dejes que me violen!â? pero no obtuve respuesta.

Dos de los hombres se bajaron los pantalones y vi sus penes erectos; me asusté mucho al ver lo que me iban a meter; uno de ellos se acercó, pero en ese momento mi Padre los detuvo con un grito; yo pensé que por fin me defendería y me salvaría, pero él les dijo a los hombres: â??Acuérdense en lo que quedamos, yo la tengo que estrenarâ?, entonces sí me volví loca, mi propio Padre me violaría antes que los tipos para desvirgarme. Lo vi acercarse a mí ya desnudo, con su pene levantado apuntando hacia mí; se encaramó en el sofá, obligándome a abrir las piernas; yo gritaba: â??¡no, por favor, no, no lo hagas, soy tu hija, no!â?, pero él parecía sordo y se colocó dentro de mis piernas abiertas; puso la punta de su miembro en la entrada de mi vagina y empujó hacia adelante, metiéndome su pene de un jalón, sin darme tiempo a nada; solté un grito de dolor, pues sentí como si me estuviera desgarrando, mientras un mar de lágrimas surcaba mis ojos. Mi Papá empezó a entrar y salir de mí, gozando con la violación incestuosa y gimiendo de placer. Cerré mis ojos y volteé mi cara para no ver el rostro de satisfacción de mi Padre mientras abusaba de mí.

No tardó mucho en terminar, no se salió de mí y se levantó sin decir nada, solo se dio la vuelta y se fue a sentar a otro sillón. Uno de los hombres tomó su lugar y de nuevo metió su pene en mí sin darme tiempo a lubricarme o a descansar un poco siquiera, sentí de nuevo la penetración salvaje en mi vagina y el bombeo inmisericorde el tipo; vi su cara de satisfacción al cogerme, mientras gemía, le decía a mi Padre que era increíble que yo hubiera sido virgen, que el me hubiera estrenado desde los 15, y otras cosas burlonas. El otro tipo se acercó a mi cara y puso su pene delante de mí, me dijo: â??Chúpameloâ?, yo volteé la cara hacia el otro lado y cerré con fuerza los labios, pero el hombre me tomó d elos cabellos y me obligó a voltear de nuevo hacia donde estaba su miembro, volvió a ordenarme: â??¡Chúpalo perra!â?; y colocó cu pene en mis labios, me resisití lo más que pude, pero al final tuve que abrir los labios y mamarle el pene al tipo ese mientras el otro me penetraba salvajemente y el último me detenía de los brazos. El hombre que me tenía tomada del cabello me hizo mover la cabeza hacia delante y hacia atrás, mamándole el pene mientras el me decía que lo chupaba muy bien y que era una muy buena mamadora, incluso me felicitó, pero yo no me sentí halagada, por el contrario, me sentí humillada y usada. El dolor físico era mucho, pero el psicológico era peor.

El hombre que me hizo chupársela terminó y dejó su pene en mi boca, obligándome a tragar su líquido mientras él me seguía teniendo de los cabellos, tragué con asco el semen y entonces intercambiaron, el hombre que me estaba deteniendo los brazos se colocó frente a mí y el otro me detuvo los brazos; se la tuve que chupar también, apenas comenzaba cuando el tipo que estaba violándome por la vagina tuvo un orgasmo y se vino también sin salirse de mí. El otro, al ver esto, prefirió penetrarme por la vagina también, se colocó entre mis piernas y me clavó su pene sin miramientos, provocándome de nuevo mucho dolor. Hizo lo mismo, bombeó dentro de mí y me violó hasta que se vino también dentro de mí; me entró otra preocupación, pues ninguno de ellos usó protección y me dio mucho miedo que me embarazaran o me pegaran alguna enfermedad.

Una vez que terminaron todos, me soltaron y mi Padre me ordenó vestirme y lavarme y me dijo que en cuanto terminara, saliera a servirles algo para que cenaran. Humillada, confundida y adolorida, no atiné mas que a obedecer, me fui a bañar llorando, sin saber que podría hacer y con un profundo odio en mi corazón.

En el baño me senté a llorar, pero no me dejaron descansar, pronto escuché golpes en la puerta del baño y los gritos de mi padre ordenándome apurarme, pues sus amigos tenían hambre. Me bañé lo mejor que pude, tratando de eliminar todo lo sucia que me sentía y rápidamente salí para hacer lo que mi padre ordenaba. A partir de ese día, mi vida se convirtió en un infierno.

Hice lo que me pidió y como a las 4:20 a.m. me fui a dormir, dormí hasta que me despertaron a las 6:00 a.m., mi padre gritaba que por mi flojera el iba a llegar tarde a trabajo y mi hermano a la escuela, me regañó y me apuré lo más que pude para que ellos se fueran. Noté que Héctor me miraba, pero cuando yo volteaba a verlo, el desviaba la mirada. Cuando ellos se fueron, me volví a acostar, me sentía muy cansada, me dormí de nuevo pero no descansé, tenía pesadillas y desperté como a las 12:00; no fui a la escuela ese día ni el siguiente, ni la siguiente semana. Me sentía sucia y usada, no sabía que hacer, pero esa reacción tardía traería sus consecuencias después.

En una ocasión estaba yo haciendo la limpieza de la casa, para limpiar siempre me pongo ropa cómoda, pues nadie me ve; ese día traía una ombliguera negra pegada y un short muy corto con unos zapatos cómodos, mi cabello lo llevaba recogido con una pañoleta envolviéndolo.

Como a eso de las 4:00 p.m. llegó Héctor con dos amigos como de 17 o 18 años más o menos; los dos me miraron morbosamente al entrar; traían cartones de cervezas y se sentaron a ver la televisión. Les pedí que se fueran a otra parte porque estaba yo limpiando esa área y se levantaron, pero al hacerlo, los amigos de Héctor se burlaron de él, diciéndole que yo lo mandaba y que era un mandilón y que había mentido cuando les dijo que él mandaba en su casa. El los callaba y les decía que se calmaran o les iría mal, a lo que ellos respondían que si una â??viejaâ? lo mandaba, no le iban a tener miedo ellos que eran â??machosâ?.

Héctor volteó a verme y me ordenó: â??Te apuras y luego vas a limpiar mi cuarto, nos traes unas botanas, pero rapiditoâ?. Esto me molestó mucho, pero supe que tenía que obedecer, pues si no lo hacía, Héctor le contaría a mi padre y él me pondría un duro castigo o me pegaría. Así que me quedé callada viendo como se retiraban a la recámara de mi hermano.

Terminé de limpiar la sala y me dirigí a su recámara, recordé lo que me pidió y fui por unos bocadillos ara ellos; al entrar a la recámara, los vi tirados en el suelo desnudos fumando marihuana, dejé rápidamente la bandeja con los bocadillos en una mesita y me iba a retirar cuando Héctor se levantó rápidamente y e impidió el paso a la puerta de salida; quise hacerlo a un lado, pero él me tomó de las muñecas y me dijo: â??Tranquila hermanita, ¿porqué te vas tan rápido?â? Vi sus ojos vidriosos y me asusté un poco, le dije que me dejara ir, que tenía cosas que hacer, pero él me sostuvo con fuerza y me acercó su boca pestilente a marihuana para darme un beso en la boca, yo reaccioné alejándome de él, lo que lo hizo enojar y me aventó sobre la cama; quise levantarme, pero Héctor ya estaba encima de mí, acariciándome morbosamente y besándome el cuello; le grité y pataleé, pero ya sus amigos estaban también ahí y mientras uno de ellos me agarraba de las muñecas con los brazos hacia arriba, el otro me quitaba la pañoleta de la cabeza y me la metía en la boca; Héctor me bajó rápidamente el short con todo y pantaleta, dejándome desnuda de la cintura para abajo; mientras uno de sus amigos me rompía la blusita y me bajaba el sostén. Uno de ellos exclamó: â??Carnal, de verdad que está buena tu hermana como nos habías dicho, vientos por ti, te felicitoâ?. Vino a mi mente el recuerdo de la violación de mi padre y sus amigos y me horroricé de saber que estos chicos querían lo mismo; pensé para mis adentros que esto no podía estar pasando, que era una pesadilla y que pronto despertaría, lamentablemente no fue así.

Héctor me miró y me dijo: â??no sé porque te haces la mustia, si vi como lo hiciste con mi Papá y sus amigos, bien que te gusta esto, putaâ? y me dio un bofetón en la mejilla; acto seguido, metió su cara entre mis piernas, las cuales me obligaban a mantener abiertas y comenzó a meter su lengua en mi clítoris y en mi vagina; la caricia me tomó por sorpresa, pues nunca había sentido nada igual; quise evitarlo, pero mi cuerpo respondió a la caricia y mis jugos vaginales empezaron a fluir, lubricando mi vagina. Mientras, el otro muchacho me acariciaba los pechos y a veces los lamía; por primera vez en mi vida sentí placer, pero mi mente me ordenaba zafarme y salir de ahí, por lo que yo seguía resistiéndome y tratando de evitar que continuaran, pero ellos no estaban dispuestos a dejarme ir hasta quedar satisfechos y de que forma lo hicieron.

Héctor se levantó y me dijo: â??¿No que no putita?, si bien que te gusta la verga, lo sé, por eso te voy a dar verga para que goces mamacitaâ? y se colocó en posición de penetrarme; sin detenerse ni un momento, me clavó todo su pene en mi vagina, en esta ocasión el dolor fue menor, pues estaba lubricada, pero la molestia de saberme violada por mi hermano era mayor. Los otros dos chicos animaban a Héctor y le gritaban: â??¡Así, así campeón, dale duro, dale duro, que sienta la verga hasta el fondo la puta!â? Mi hermano entró y salió de mi un buen rato, hasta que sentí como su pene se endurecía más y soltaba una gran descarga de semen dentro de mí. El se salió de mí y entonces me levantaron y Héctor me ordenó hincarme, como no lo obedecí, me dio un puñetazo en el estómago que me hizo doblarme del dolor y caer de rodillas; uno de sus amigos se paró enfrente de mí y tomándome del cabello, puso mi cara a la altura de su pene y me ordenó abrir la boca, yo obedecí por el miedo de que Héctor me volviera a pegar; el chico metió su pene en mi boca y me ordenó chuparlo, de nuevo el miedo me hizo obedecer y se lo mamé, aguantando el asco que sentía.

El chico empezó a moverse dentro y fuera de mi boca, mientras decía: â??¡Ah mamacita, que rico chupas, si eres bien puta, bien que sabes hacerlo!â?. Le chupé su miembro hasta que se vino, saliéndose de mi boca y llenándome la barbilla, el cuello y el pecho de semen; entonces, el otro amigo de Héctor se paró frente a mí y me ordenó acostarme en el piso, así lo hice y él se montó sobre mi estómago, poniendo su pene en medio de mis pechos, puso sus manos a los lados de mis senos y los apretó, dejando en medio su miembro, empezó a moverse hacia delante y hacia atrás, masturbándose con mis senos mientras gemía y me decía: â??¡Estos son pechos, no pendejadas!â?, mientras Héctor y su otro amigo reían. El amigo de Héctor se masturbó hasta que eyaculó, llenándome de nuevo de semen el pecho y la cara.

Cuando él se levantó, Héctor me ordenó salir de ahí e irme a lavar, llamándome puerca y puta, salí de su cuarto casi corriendo humillada, pero alcancé a ver que sus amigos le entregaban dinero y entendí que Héctor me había vendido como una puta. Me fui al baño y me lavé muy bien, lloré al pensar que yo no valía nada para mi Padre y mi hermano, mi autoestima bajó hasta lo más profundo y llegué a pensar que solo servía para coger con desconocidos.

Tal parece que mi padre y mi hermano pensaron lo mismo, porque a partir de ahí, me convirtieron en â??sexoservidoraâ? como se dice rimbombantemente, yo sé que ya era una prostituta, en una ocasión alcancé a escuchar como Héctor convencía a mi papá de que hicieran negocio conmigo y como ellos dos se ponían de acuerdo en las tarifas que cobrarían por que yo me acostara con otros hombres; incluyendo todo: Sexo vaginal, oral, anal, en fin.

Desde entonces cogía yo a diario, a veces con uno, a veces con dos o más, Héctor y mi padre se convirtieron en mis â??padrotesâ?, me regenteaban y cobraban por mis servicios; mi padre renunció a su trabajo y se dedicó a traer hombres a la casa para que yo cogiera con ellos; Héctor y él se hincharon de dinero con mi desagradable trabajo. Sé que en este momento se preguntarán porque no hice nada, pero la verdad es que me tenían amenazada de todo y no me dejaban salir a ningún lado, nunca estaba sola ya, siempre estaba alguno de los dos en la casa conmigo; me levantaban a las 5:00 a.m. a bañarme y me hacían que les sirviera su desayuno, una vez que terminábamos de desayunar, me violaba uno de los dos, uno por día y luego me ordenaban bañarme de nuevo; después tenía que hacer los quehaceres de la casa y lavar su ropa y la mía y hacer la comida, a las 2:00 p.m. comíamos, después me ordenaban bañarme de nuevo, mientras, mi padre iba por sus amigos o a conseguir clientes; cuando yo salía de bañarme, casi siempre mi hermano me cogía antes de que llegaran los â??clientesâ?.

Cuando llegaban los hombres, iban entrando uno por uno a violarme, yo tenía prohibido hablar con ellos y solo podía tener sexo vaginal con ellos, si alguno quería sexo oral, yo tenía que avisar para que le cobraran más, o si alguien quería strip-tease, también le cobraban más, durante mucho tiempo estuve así, cogía con muchos hombres a diario, pues me dejaban descansar hasta la 1:00 o 2:00 a.m.; incluso recuerdo que en algunas ocasiones me dormí mientras me cogían, pues el sueño era inaguantable.

Ese ritmo de vida menguó mi salud, adelgacé mucho y tenía ojeras, empecé a sentirme mal y en ocasiones vomitaba mucho o tenía diarrea, me enfermaba muy seguido, pero aún así a ellos no les importaba, solo sabían que habían hallado una mina de oro y no estaban dispuestos a dejarla.

El colmo fue en una ocasión en que entró a coger conmigo uno de los amigos de Héctor, me pidió que me diera vuelta y me pusiera boca abajo en la cama, le dije que tenía que avisar si quería sexo anal, además era la primera vez que alguien me lo pedía; pero él no me dejó salir, me tomó de las muñecas y me aventó a la cama, sacó un cuchillo y me dijo: â??¡Ni se te ocurra gritar porque te mueres!â? y sacó de sus ropas una soga larga, me ordenó colocarme boca abajo en la cama, cortó la cuerda y me ató de las muñecas separadas a la cabecera de la cama, me ordenó abrir las piernas y me ató de los tobillos, de tal manera que no pudiera cerrar las piernas; tomó un trapo y me lo metió a la boca para que no gritara, se colocó atrás de mí y escupió en mi culo, metió un dedo en él y sentí un intenso dolor, me tensé, pero él me dijo: â??Esto no es nada, espera a que te meta el garrote y entonces si te va a doler de verdadâ?, metió otro dedo y luego otro, los movió un rato dentro de mí y luego los sacó, se subió a la cama y se hincó detrás de mí, volvió a escupir en mi culo y sentí la punta de su pene en la entrada de mi ano, empujó poco a poco hacia adentro y sentí como me abría las paredes del culo, empecé a sudar copiosamente, pues el dolor se tornó insoportable, una vez que me metió todo el pene, se quedó quieto un instante y luego lo sacó todo, volvió a meterlo, pero esta vez más rápidamente y lo volvió a sacar, así estuvo haciéndomelo, lo sacaba todo y esperaba a que mi ano se cerrara un poco y luego lo volvía a meter con fuerza; yo lloraba amargamente y seguía sudando, me hizo esto hasta que terminó y eyaculó dentro de mí. Sentí como el semen entraba a mis entrañas y el se levantó, se vistió, me desató y se fue, no sin antes amenazarme diciéndome que si yo decía quien me había dejado así regresaría para matarme.

Después de eso una idea comenzó a formarse en mi mente, tenía que escapara de ahí a como diera lugar o llegaría el día que me moriría con esta actividad. Esa idea se reforzó esa misma noche, pues cuando se fue el último cliente, me bañé de nuevo, pero al salir me estaban esperando mi padre y mi hermano; me preguntaron si era cierto que uno de los hombres me había cogido por el culo; les contesté que si e intenté explicarles que él me había forzado, pero antes de que pudiera explicar algo, recibí una andanada de golpes e insultos por parte de ellos dos, decían que yo era una estúpida y una puta por no haberles avisado, yo intentaba decirles que el tipo me amenazó, pero no me escuchaban, mi padre me tomó de los cabellos y me arrastró por toda la habitación; cuando se detuvo, me levantó sin soltarme del cabello y me dijo que le explicara que había ocurrido, pidiéndole a mi hermano que el tomara el lugar del tipo que me había violado por el culo y ordenándome desnudarme. Mi hermano sin tardanza dijo que sí y mientras mi padre se sentaba en un sillón, sollozando, me desvestí y empecé a explicar:

-El tipo me pidió que me volteara y me acostara boca abajo…
-¡Voltéate y ponte boca abajo en la cama! Gritó Héctor
-Si quieres sexo anal, debo salir a avisar, pero el me detuvo de las muñecas y me aventó a la cama…

Todo lo que yo iba explicando y que ya conté antes, lo iba haciendo mi hermano, sacó el cuchillo y me amenazó, luego me ató con la cuerda igual que el tipo aquél y me amordazó igual; una vez que quedé así ya no pude explicar nada, y vi como mi padre se paraba y se acercaba a la cama donde yo estaba atada y amordazada, me dijo que no me creía nada, que seguramente yo había provocado al tipo aquel para que me cogiera por el culo y que iba a corroborar mi historia; diciendo esto, se dirigió a la puerta y la abrió, entraron no sé cuantas personas más, pues yo estaba volteada y no alcanzaba a ver hacia la puerta. Mi padre preguntó: â??¿Es cierto lo que dice esta puta, Javier?â? y escuché una voz que le contestó: â??No, señor, nada de lo que dijo es cierto, ella me dijo que si quería buen sexo, probara su culo, que tenía muchas ganas de hacerlo por ahíâ?; entendí que el tal Javier era el individuo que me había violado por el culo y ahora estaba mintiendo, intenté gritar que el mentía, pero no pude hacerlo y sentí la dura mano de mi padre en una nalga mientras me reprendía: â??¡Cállate puta, que estamos hablando los hombres!â? y entonces les preguntó a los otros hombres: â??¿Ustedes quién creen que esté mintiendo, Javier o la puta esta?â?, ellos empezaron a decir un sinfín de mentiras, dijeron que yo a todos les había ofrecido que me cogieran por el culo, que así era más rico, que yo les decía que la diferencia en precio me la dieran a mí y no se que tantas mentiras más. Escuché esto asqueada y sin poder defenderme, mi padre les preguntó si me habían cogido por el culo y todos dijeron que no, que ellos respetaban lo que acordaron con él y que la mentirosa era yo.

Mi padre les preguntó si les gustaría cogerme por el culo gratis y todos respondieron que sí, lo único que les pidió mi padre fue que dejaran a mi hermano hacerlo primero y que procuraran hacerme sentir mucho dolor. Escuché todo esto con dolor y llanto, atada en cruz y amordazada sin poder decir ni una palabra en mi defensa; todos salieron del cuarto menos mi hermano. El se sentó en la cama y me dijo: â??De verdad que eres pendeja, hermanita, ya nos hiciste enojar y ahora vas a tener que aguantar tu castigoâ? y se colocó detrás de mí para cogerme por el culo; me abrió las nalgas e intentó meter su pene por mi culito; al principio no pudo, pues mi culo estaba muy apretado, pero el siguió intentándolo hasta que pudo meter parte de su pene, me dijo: â??no que no puta, si te va a entrar toda, nada más es cuestión de tiempo, no te preocupesâ? y metió un poco más su pene provocándome mucho dolor y haciéndome llorar; empezó a bombear adentro y afuera, diciéndome cosas obscenas y masacrando mi culo sin compasión, hasta que, después de un prolongado tiempo, se vino dentro de mí, dejándome caer todo el peso de su cuerpo.

Héctor se salió de mí, se vistió y se fue; dejando la puerta abierta, de tal manera que entró otro, no sé quién y volvió a hacerme lo mismo; después fue otro y otro y otro, no se bien cuantos fueron, pero me dejaron el culo muy adolorido; el último en entrar fue mi padre, el cual se paró junto a la cama y oliendo a borracho me dijo: â??Estás disfrutando esto, ¿verdad puta?, eres igual de puta que tu madre, por eso te trato igual que a ella; por eso se murió, por puta la hija de %%&#â?â?(//& y a ti te va a pasar lo mismo si sigues de puta como hasta ahora, vas a ver pinche putaâ?. Y se colocó atrás de mí; clavó su pene sin compasión en mi culo; este, al estar sangrando le proporcionó una lubricación que no había tenido antes, por lo que fácilmente entró, causándome más dolor. Se quedó quieto dentro de mí y luego se salió totalmente, esperó un poco y me lo volvió a clavar, volvió a hacer lo mismo varias veces mientras me decía: â??te gusta, ¿verdad puta?, lo estás gozando, gózalo hija de putaâ? y así me lo estuvo haciendo hasta que terminó también dentro de mí, gritando: â??¡Ahh, así hija de puta así hazme gozar como gozas tu perra!â?

Por fin se salió y me dejó en el cuarto atada y amordazada. Fue en ese momento que tomé una decisión.

Al otro día Héctor me desató y me ordenó que limpiara la casa, que estaba hecha un asco. Me levanté como pude, adolorida física y moralmente; me bañé e hice el desayuno. Escuché como mi padre se metía a bañar y en ese momento me decidí; tomé el cuchillo con el que estaba cortando y me dirigí al baño, mi padre nunca ponía el seguro en el baño, así que entré con facilidad; a través de la cortina vi su figura a través de la cortina bañándose y cantando, me acerqué sigilosamente y al más puro estilo de la película de Alfred Hitchcock â??Psychoâ?, abrí la cortina y apuñalé a mi padre una y otra y otra y otra vez, los forenses dijeron que fueron 16 puñaladas, yo solo sé que descargué toda mi furia, frustración, coraje y humillación en ese momento. Héctor había salido y yo corrí hacia la calle, allí alguien me detuvo y me llevó a la policía, conté todo lo que me sucedió y como maté a mi padre; mi hermano Héctor fue capturado al poco tiempo y ahora está en la cárcel, pagando sus culpas y de mi padre; alguien me dijo que los otros reos lo usan como dama para sus orgías.

Yo estoy aquí en este lugar, hay árboles y flores, todos los días me dan de comer y la gente es buena conmigo; mis compañeros están locos todos, pero yo no, ellos creyeron que lo estaba, pero aunque no hablo ni oigo ni me puedo levantar de mi silla de ruedas, todo está aquí en mi mente. A veces veo a Mamá y platico con ella; a Papá no lo veo, ella me dice que no llegó al mismo lugar que ella, que d

Relatos Similares:

  • No hay relatos similares
NeoPene

41 comentarios en “Mi padre me obligó

    • A mi también me iso llorar cada ves que leía te imaginaba sufriendo por ese dolor pero ahora estás en un lugar mejor lugar me alegro yo tengo un secreto también pero no sufrí como vos

  1. hola como estas espero ke bien la verdad tambien me da ravia de leer todo lo ke pasaste en tu vida pero recuerda que al final del tunel ay luz y que bueno que tu pádre recibio su merecido merecia mucho mas pero tu no te caigas en un mundo no te encierres en el tu eres fuerte eres alguien eres mujer eres especial eres grande eres un ser de dios y dios esta contigo animo amiga ami me gustaria mandarte flores o darte un abrazo pero quiero que sepas que te abrazo con el corazon y te mando mi apoyo levantate de esa silla e inicia una nueva vida por que ay un mundo ai afuera que te esta esperando para que tu seas grande asta luego i cuidate mucho

  2. Me dio rabia de leer todo lo que pasaste,como dijeron levantate de esa silla que alla fuera una nueva vida te espera,te mando un abrazo de corazon y cuidate.

  3. No te sientas mal por lo que te sucedio ya con esto sabemos que tu padre y hermano son unos monstruos, no son humanos tu solo fuiste una victima de monstruos con forma humana, te mando una brazo fuerte de apoyo y mi consejo es que mires adelante y el pasado borralo con toda tu alma, se que cuesta pero espero que lo logre, con tiempo. al menos alguien esta pagando por el daño que te hicieron, montonesde cariños y de verdad tu historia fue muy triste, fuerte y conmovedora, habian puntos que no quice leer y preferi saltarmelos por los detalles escabrosos.. un fuerte abrazo y fuerza de apoyo para ti espero estes bien.

  4. QUE LAMENTABLE QUE TE HAYA PASADO ESO.QUE LAMENTABLE.ESOS DESGRACIADOS DEBEN ESTAR NO EN LA CARCEL.SINO EN EL INFIERNO.ESE ES EL CASTIGO QUE DEBERIAN DE TENER X HACERTE ESO.SI HUBIESE ESTADO EN ESE MOMENTO AMIGUITA ,SI YO HUBIESE ESTADO EN EL MOMENTO,SI YO HUBIERA SIDO TU HERMANA.CREEME QUE NO HUBIESEN VIVIDO PARA CONTARLO.ESOS TIPOS DE HOMBRES SON BASURAS.SI LOS TUVIERA A MI LADO.LOS HAGO PICA,PICA.DIOS ESTA CONTIGO.SIEMPRE LO VA A ESTAR.LAS COSAS SUCEDIERON ASI.DIOS TE BENDIGA.NO SE COMO ENTRE A SAPEAR EN ESTAS PAG.PERO TU RELATO ES MUY CONMOVEDOR.TU VALES,ERES IMPORTANTE,TE LO DIGO YO.Y PUNTO.BYE SALUDITOS.

  5. RSPONDEME A MI FACE.AHI ME ENCONTRARAS.SOLO TU.QERO SER TU AMIGA.ME E QUEDAO SIN PALABRAS.SOLO ME QUEDA DEIRTE QUE DIOS ESTA CONTIGO.EL NUNCA TE A DEJADO Y NUNCA LO VA HACER.TE HAS GANADO EL CIELO.SOLO DALE LA OPORTUNIDAD AL DIVINOSOLO EL PUEDE AYUDAR.CUANDO VUELVAN A VENIR ESOS RECUERDOS TAN HORRIBLES Y ASQUEROSOS.CUIDATE.BYE.

  6. Miraa yo no vivi lo qe tu viivizt xro dbe zer fuerte y zalir adelant.. Yo no tngo padre xro zii madre y zi m ubiera pazado lo mizmo qe a tii loz ubiera matado a loz 2.! Yo un hno qe ez grande y el nunka m e hizo ni me va a hcer lo qe tu hno t hizo a ti.! Tkm spero qe Dioz y ayude.. Chau..!!

  7. d 🙁 hola he leido tu relato con mucha tristeza qd impactado x todo lo que pasaste noc como decirtelo pero animo no decaigas no vajes los brasos levantate de tu silla como ya te dijeron ai un mundo que te espera yo soy de gendarmeria te juro que yo ubiera matado a todos es mas matarlos es poco se merecen sufrir que diocito te vendiga por favor no vajes tus brasos tns un futuro x delante animo saludos besos

  8. e :mrgreen: paso a contarles mi historia actualmente tengo 15 años bueno cuando tenia 12 años tenia un novio de 15 años un día el bino a mi casa como siempre ese día ivamos a salir con unos amigos y cuando me estaba bañando el entra y se mete yo no sabia como raccionar estaba asustada y me dice en el oido:TRANQUILA NO TE VA A DOLER NADA ESTO
    Yo me asuste y el comenzo a chuparme los pechos que para 12 años tenia muy grandes hay me exito mucho luego salimos del baño y fuimos al sillon el abrio mis piernas y en ese momento si tuve miedo de que me doliera el saco su pene y lo metio directamente en m,i vagina con fuerza senti que me cuerpo se electrocutaba como algo que nunca abia sentido estuvo hacia un rato mientras yo gozaba el me decía:TE DOY MAS DURO TE DOY MAS DURO HERMOSA
    entonces cambio de posición quería sexo por el culo lo hiso y cuando metió la cabeza no sentí nada pero cuando metió todo grite muy fuerte el siguió y siguió hasta darme un orgasmo muy fuerte que me eriso todo el cuerpo luego se lebanto y se paro me arrodillo y me pidió que le haga un pete yo comense a chupar y chupar el decía: DALE BONITA DALE QUE LE GUSTA A PAPI
    Cuando termine el siguió con sexo vagital que sabe que me encanta terminamos rendidos y sin aire miramos la tele y en un momento yo paso por adelante con un short veo que su pene se pone de vuelta erecto y me agacho y paso mis labios por su pantalones y le digo: PAPI. LA NENA QUIERE SU LECHITA
    El me responde y dale saco su pene y comense a hacerle una paja para que salga el chorro de semen y cuando salió comense a chupar y chupar todo
    Bueno gente hacia termina mi primera ves comenten si quieren mas porque esto paso cuando tenia 12 ahora tengo 15 me pasaron muchas cosas espero averlos exitado chau besitos mmchuaaa

  9. Hola pues de lo q te isieron pues pienso q fue un dolor terrible ser violada x tu padre y tu hermano eso si q sta trste bueno lo q te aconsejo sq sigas adelante y q no voltees al pasado okey eso lo q te aconsego xq si volteas el pasado tu vas a sufrir mucho okey 🙁

  10. HOLA UN SALUDO Y ESPERANDO PODER SER TU AMIGO DE CORAZON PARA LO QUE SE TE OFREZCA SOY DE LA CD DE MEXICO CUANDO GUSTES PONLE GANAS A TU VIDA Y SE LA PERSONA MAS HERMOSA QUE ERES HASTA ESTE MOMENTO BESOS.

  11. ns que decir esa historia me dejo sin palabras pero bueno cm dicen la realidad supera la imaginacion…pero bueno tnes que verle el lado positivo a td y recuperarte y empesar una nueva vida…yo digo que no tnes que olvidar lo que te paso sino que tenes que superar lo que te paso y dale para delante ojala pudiera estar cn vos y darte mi apoyo…chau suerte haa y para que sepas que cuando creas que tds te abandonan acrdat que dios siempre esta con vs y te obserba nunk dudes en pedirle ayuda..

  12. hola k tall .buenocuanto lo siento .. Pero a mi mepaso lo mismo.soi un chico de 17 años . Piel clara i cabello un poko rojiso . i sfri lo k sufristes icieron mi vida un verdadero infierno, pero fueron mis hermanos i sus amigos. Me proostituyeron dia i noche ,no tenia descanso . Pero no kier acerlo larga x k me duele mucho contar lo k me paso todavia tengo esos recuerdos n mi mente ,ahora me encuentrlo solo no tengo a nadies .
    Mi hermanos murieron juntos con sus dos amigos ime kede solo . Bueno espeo k te recuperes i pide a dios el es kien no nos deeja sta con nosotros cuidate i me gusto tu relato bay. 🙂

  13. La. Verdad leyendo esto me deja en otro mundo yo fui abusa da y te digo te en tiendo perfecta mente y si yo pudiera matar a ese hombre que me hizo eso no lo pienso dos veces pero hoy en día soy feliz y tu también lo puedes a ser no piense en eso perdona nada mas y sigue adelante eres un ser muy especial yo desde venezuela te mando un gran abrazo y un gran beso me gustaría saber de ti yo estoy asiendo un libro de mi vida y algún día
    Tener el valor para publicarlo cuida te se te quieres

  14. Sabes amiga no creo comprender el infierno q as d a ver pasado pero me gustaría q supieras q todos son iguales creo q lo sabes y en buen plan a quien tienes a un amigo para lo q nesesites estoy a tus ordenes cuidate mucho y echale muchas ganas

  15. Es relato erotico, muy descabellado por cierto. Así que simplemente es fake todo es un muy buen cuento, además como tendrías acceso a internet desde un manicomio

  16. Dime donde esta ese maldito de tu hermano ahora, mi correo es elloquenderomasmierdero@gmail.com, tu hermano pagara por todo lo que te a echo y tu padre lo seguire torturando en las llamas del infierno, ninguno se salvara y los hare sufrir, dime donde esta preso tu hermano e ire personalmente a darle tus saludos, atte Hell Smile.

  17. Te felicito ahunque tarde reaccionastes como dicen ese hombre merecia mas k eso yo tambien soy padre hey llegado a crearlos a dos hijas y un hijo pero los hey cuidado de todos lo males hoy en dia mis hijos ya estan grandes trate de hacerlos estudiar dos son enfermeras un mi hjio esta en navy usa. Pero amiga no te recaigas la vida continua te deseo suerte cuidate mucho sea donde estes un habrazo

  18. SABES SOLO DIOS DA LA CAPACIDAD DE PERDONAR PARA QUE TU CORAZON TU MENTE QUEDE LIBRE PRIMERO RECONCILIATE CON DIOS Y DILE QUE LO AMAS EL TE AMA Y QUIERE LIBERTARTE AMIGA MIA LO SIENTO MUCHOO VERDAD DIOS TE LIBERTARA SI TU CREES Y QUIERES BENDICIONES AMIGAAAAAAAAAAAA.

  19. dame la direccion de la carcel y pues yo los hare pagar lo que aun deben pagar lo siento mucho princesa pero como dicen levantate y mira hacia adelante que eso ya quedo en el pasado.cuidate princesa vales mucho no te conosco pero me gustaria t.k.m de corazon

  20. Me encanto el final, aunque fue duro lo que le sucedio repulsivo y bizarro que no lo pude leer me saltava muchas escenas, pero el final me encanto, me alegro por tu hermano que ahora es hermana, almenos le dejaron vivir.

  21. Pero princesa…, esto es lo mas triste que he escuchado. ESTA BIEN, ahora TODO esta bien nena. Me gustaria hablar contigo, saber mas de ti, ayudarte escuchandote, visitandote, o hablando por chat o por telefono, o por carta, como quieras. Espero y podamos comunicarnos alguna vez, que te vaya bien princesa.

  22. Hola me gustaría saber qué será de tu vida y a qué te dedicas ahora, y actualmente tu edad .Me dió mucha tristeza tu relato espero saber de tu vida actualmente (Si gustas búscame por facebook para platicar) 🙁

  23. tardaste mucho amiga en la violacion comitida por tu padre y luego por tu hermano deviste asesinarlos a los 2 porque tu hermano tendra la oportunidad de salir de la carcer y arremeter contra ti asi digan que estas loca lo unico que te pueda salvar es que lo maten en la carcer y asi podra estar en paz contigo misma yo por otra parte espero que estes bien y superes este episodio de tu vida y olvides ese lado oscuro y por favor no hay ley mas grade sino la de dios pero del resto como seres humano tanto hombre como mujeres tenemos los mismo derechos y dejarnos someter es porque uno quieres asi que tenganlo bien presente somos iguales

Deja un comentario