LA VENGANZA PUEDE SER MUY DULCE

NeoPene

Era diciembre del 1994, yo con dos amigos nos íbamos a encontrar con tres chicas que estudiaban enfermería en la universidad, el encuentro seria en la zona del litoral central, las chicas aceptaron la invitación, pero con una condición, teníamos que llevar a un amigo para que hiciera de pareja con una amiga de ellas; ese amigo era el juan, un chico que por muchos motivos no tenía éxito con las mujeres, de hecho, la única novia que tuvo fue hace tres años y era la chica más fea del colegio.
Llegamos a la cabaña y nos encontramos con las chicas, yo quede con Johanna y los otros dos con la Isidora y la Paola, bueno, era hora que juan conociera su pareja, se llamaba Andrea, era muy tímida, al conocerla nos percatamos que era gordita, pero, era muy hermosa, de melena castaña, ojos café, grandes pechos y un gran trasero, mi amigo, no le gustó mucho, pero acepto a la Andrea. Esa semana fue muy bueno, los despertábamos a l medio día, las chicas cocinaban el almuerzo las tardes íbamos a la playa, las chicas, se bañaban con sus sensuales bikinis, al atardecer nosotros realizábamos la parrilladas y en la noche, fiestas y sexo (cada pareja tenía su dormitorio)
El juan no le dio mucho interés a la relación con la Andrea, de hecho, no bajaba a la playa, porque la Andrea salía con pantalón corto y polera a bañarse y no tuvieron sexo durante las noches, de hecho, al final había abandonado a la Andrea, aunque claro los primeros días se besaban y llevaban una relación. Al terminar la semana nos regresamos a nuestras casas a retomar las relaciones formales con nuestras novias, obvio menos el juan que estaba solo.
En enero me encontré con la Andrea, conversamos he inclusive, le presente a la Pilar, mi novia, salíamos junto, se hiso muy amiga de Pilar, cuando Pilar, se fue de vacaciones seguí saliendo con la Andrea, como amigos, hasta que en febrero ella se fue de vacaciones y nunca más la vi, hasta el próximo verano.
Era enero de 1996 y la Andrea me llamo, quería que nos juntáramos, aprovechando que estaba de cumpleaños el juan el 11 del mes, íbamos hacer una parrillada con piscina; yo estaba solo, había terminado con la Pilar, fui a buscar a la Andrea a su casa, cuando salió, ¡uuuuuuh!, se había transformado en una espectacular diosa, de oruga había pasado a mariposa, mantenía su hermosa melena castaña, su cintura había disminuido grandemente y su gordura había desaparecido, sus pechos se mantenían hermosos y su trasero, se había tonificado, fue tanta la impresión que deje caer el cigarro de mi boca, cuando llegamos a la fiesta, el juan no podía creerlo, la Andrea se fue a cambiar y se puso un bikini negro que dejo la gran escoba. El juan quiso conquistarla, pero Andrea solo se mantuvo como mi pareja en esa velada, ahora el juan la invito a salir, ella aceptaba, pero tenía que ir yo con ellos o ella no aceptaba.
A pesar de las citas que el juan tenia o teníamos con ella, él se había enloquecido y quería desflorarla (aún era virgen) así que elaboró un plan, fuimos a una fuente de soda y yo tenía que salir a comprar cigarros y no volver, cuando fuimos a buscarla en el automóvil del papá del juan, ella salió vestida con unos pantalones cortos café ajustadito que se marcaban sus calzones, un peto blanco apretadito, que se marcaban sus pechos y se notaban sus pezones y un chaleco rosado sobre sus hombros, sí que nos dejó hot, fuimos a la fuente de soda, pero todo salió mal, para el juan. Al salir a comprar cigarros ella me siguió, compramos cigarros y nos fuimos a fumar a la plaza y conversamos, me conto que un chico de la universidad se le había declarado y que volviendo el de vacaciones ella tenía que darle la respuesta, el tema que no lo amaba, pero quería estar con él, pues era muy guapo y tenía mucho dinero, pero, no quería que la desflorara porque cuando ella estaba gordita, él nunca la tomo enserio, bueno le dije que era complicado el tema, y que ella tenía que tomar una buena decisión, al volver a la fuente de soda, el juan se había ido así que tomamos unas cervezas y pasamos horas conversando. Ya era tarde así que tomamos un taxi y fui a dejarla a la casa, me dijo que estaba sola y que si quería pasara la noche con ella y me fuera en la mañana, obvio, me paso unas cobijas para que durmiera en el sillón, bueno me acosté, pensando en ella, en eso ella se aparece en calzones y con una polera semitransparente, me pegunto si estaba cómodo, pero si quería, podía dormir con ella, diciendo eso, subió la escaleras y yo de un salto subí corriendo, antes que cerrara la puerta, entre, nos acariciamos, nos besamos y nos sacamos la ropa. Empeze a besarles sus pechos ella se acostó y le empecé a tocar su clítoris viendo que si era virgen, ella me dijo despacio, pero cuando empezaba penetrarla gritaba, diciendo que le dolía, así que ella apoyo su cabeza en el colchón y empezó a respirar profundamente, en eso, la penetre con fuerza y su grito fue enorme, empezamos con un misionero y terminamos con una carretilla, a las 09:30 de la mañana golpearon la puerta ella vistiéndose con los calzones y la polera, se levantó y me dijo que me quedara en la cama, miro por la ventana y era el juan, ella bajo y lo atendió, conversaba y baje y el juan le tomaba las manos tratando de convencerla que fuera su novia, que no había dormido pensando en ella, yo me asome y el juan me vio y ella le dijo, como vez estoy con él y juan se fue enojado, volvimos al dormitorio y me dijo si esto quedaba hasta acá, obvio que no, se sacó la ropa y en una silla se montó encima mío y tiramos besándole sus pechos.
La cosa que nos juntamos tres días después a follar en su casa y cuatro días después en mi casa en el sillón del jardín en estilo perrito, después terminamos porque su futuro novio volvería en una semana más.

NeoPene

Ella tuvo su novio, también su venganza y yo una de la historia más increíble de mi vida

Relatos Similares:

NeoPene

Deja un comentario