La vecina casada


Visitar Sex Chat Live ES!


Siempre fui muy respetuoso y pensaba que estar con una mujer casada sería algo que nunca haría sin embargo la calentura es la calentura.

Paty era la que organizaba a todo el fraccionamiento de casas donde yo vivía.

Era una mamá joven, en ese tiempo rondaría los 31 años y ya con hijos algo grandes.

Desde un inicio en mensajes por celulares ella siempre fue muy amable y me la imaginaba una señora de 60 años.

Super agradable, para ese tiempo solo y soltero tenía muy poco tiempo para las quehaceres admin del hogar.

Siempre era un lío los pagos de mantenimientos y firma de recibos, minutas etc etc ..

Paty siempre siempre siempre salía a mi rescaté, así duramos meses, todo era amistad fiel y pura…

Cosas del destino y de la vida:

Cuándo un día era de vida o muerte pasarle a pagar a Paty por qué el internet se había caído.

Con mucha pesadez y poca gana, tuve que ir a visitar a Paty.

Ohoooo sorpresa, Paty de una sonrrisa hermosa y unos ojos redondos, pestañas largas y cabello recogido.

Era guapa, muy guapa para ser sinceros…

Yo creo que se extraño al ver mi sorpresa y mi timidez de no encontrar a una señora hermosa de edad.

Si no hermosa casi de mi edad…

No sé cuánto dure en poder hablar y a medio explicarme; solo le entregué el dinero y casi salí huyendo

El esposo pregunto que quien rayos era a esta hora… Jajajajaja…

No tarde ni un min en recibir un mns de Paty:

diciéndo a su marido que le fui a dejar el pago, que ella eso supuso, jajajaja

Fue muy cómico y lo sigue siendo hasta hoy que lo recuerdo grato.

-Pues bien el ritmo y nivel de pláticas por celular fueron cambiando:

Enpezamos a conocernos mas, charlar de lo que fuera y a todas horas.

Era una buena amiga y la amistad empezó a hacerse más fuerte.

En un evento de la primavera, cada vecino que quisiera participar debía regalar algo a los niños.

Yo jamás participaba pero Paty ya influía en mi y entonces me volví participe.

Bromeamos con los trajes que debían usar los niños entre otras cosas

Una de las condiciones para participar era que Paty debería ir y pedir cómo niña.

Entonces iría de flor, de árbol , de ardilla, de manzana, de papaya, de mango….

– El tono sexual:

Esa plática fue de las primeras en tono sexual.

Yo la veía poco y de lejos por qué el esposo trabajaba siempre en casa, vestía joven siempre pero nada muy sexual.

De alguna manera el marido influía en qué no mostrará tanto…

No fue así el día del evento de primavera ya que el marido por alguna razón no estaba en casa.

Con pena me dijo que se pondría algo para sorprender me y para que diera buenos regalos:

ahí fue cuando sentí como un impulso eléctrico recorrió desde mi cabeza hasta la punta de mi pene.

se aceleró la respiración, el corazón empezó a latir…

Las horas fueron eternas y no podía concentrarme en nada.

solo quería verla y con morbo imaginar a qué se refería con sorpresa.

ella siempre fue cortante y nada abierta en ese tipo de temas.

me sorprendió y yo ya sentía una atracción por ella.

debo de confesar que más allá de lo sexual.

Pasaban las horas y los minutos cuando recibí el mns de “ya vamos para allá”.

era grande la comitiva de niños pero pocos padres.

y si efectivamente fue una sorpresa para mí verla en ese minivestido rojo.

– ceñido, entallado, podía delatar perfectamente sus curvas… Todas.

Paty era una mujer de 1.60 cuando mucho, muy bella, senos grandes, nalgas grandes y una cintura media.

lo cual la hacía ver espectacular en ese traje de flor, seré sincero y ya creí que habría algo así debajo de toda esa ropa de señora casada.

sin duda una mujer así pasaría como una de las mejores en cualquier lugar público.

Estoy seguro que muchos vecinos lo agradecieron y otras lo reprocharon.

pero mi cordura siempre fue mayor hasta ese momento, solo entregue los regalos, sonrrei y cerré con prisa.

Paty no tardó ni dos min en reprochar lo poco cortes y caballeroso, pero no pude más que demostrar más nerviosismo.

su mirada y mi mirada era obvio que nos conectaba.

– El valor o calentura?:

Tome valor y esa misma noche le confesé lo mucho que me atraía:

lo mucho que disfrutaba verla en la calle y ver su sonrrisa.

que estaba seguro que detrás de esas ropas de casada escondía una hermosa piel.

Ella por su lado: no estoy seguro si jugando su juego me llamo loco.

y que no inventara cosas que seguramente solo quería acostarme con ella.

y que con mucha confianza me contó cosas que jamás nadie sabrían.

ni a una amiga contaría, y que por favor ya no la buscará mas.

Sigo pensando que está poquito loca.

– pero después de unos min me llamo y me dijo que estaba fuera de su casa pensando en todo lo que le decía y me cuestionó:

¿si era verdad?

Solo pude decirle ven para decirlo a la cara, ella solo colgó el telefono sin antes decirme dejara la puerta abierta…

Fue ahí donde llega ese shock de energía, cuando el corazón comienza a latir, la respiración se agita…

Cuando baje las escaleras, la puerta se abrió y ahí estaba ella , con angustia, con cierto miedo, pero con unos ojos de mucha ansia, de sorpresa, de inocencia.

más yo solo la pude tomar de las manos, pegarla a mi pecho.

Comencé a besar, un beso de lo más rico, amoroso, apasionado, nada morboso, fue un beso increíble.

nuestros corazones, la mirada, la respiracion entonces se sincronizaron.

éramos uno mismo, su cuello era mío,y mis manos eran suyas…

Cayó la bata que traía para dejarme sentir un vestido para dormir de seda hermoso.

sus pechos eran cuál montañas vírgenes, su olor y su piel (me recordaron mis primeras experiencias sexuales)

eran tan suaves, tan ricas.

Así parados llevo mis manos a su vagina, estaba húmeda y caliente, su clítoris:

estaba perfectamente asomado cuál botón en primavera, quería ser estrujado, mi mano nunca dejo de tocarlo,

mis dedos nunca dejaron de manosearla y mi boca de besar sus senos, fueron minutos de máximo placer…

Yo no dejaba de decir su nombre y ella no dejaba de jadear.

pude sentir esa corriente de calor por su cuerpo y como dejaba caerse en mis brazos, sus impulsos eran anormales,

se retorcía con un gusto mientras gritaba lo mucho que le encantaba….

La lleve al sillón en brazos y la recosté:

es verdad que había perdido el sentido, fue una locura, era una mujer casada.

yo sabía que no era correcto, pero era una mujer hermosa en todos los sentidos.

pero el  olor de  su cuerpo y su vagina era algo que ya no me hacían razonar… Continuará.


Visitar Sex Chat Live ES!


Author: Leon

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.