La mujer de mi mejor amigo. Parte 1


Visitar Comix Harem!


Fue 6 años antes durante el verano cuando conoci Joel Eliot cuando ambos ingresamos a trabajar en la fabrica, no paso mucho tiempo para que nos convirtiéramos en buenos amigos pues a pesar de ser él 10 años mayor que yo, nuestra forma de ser nos identificó a uno con el otro. Unos meses despues tuve la oportunidad de conocer a su esposa Gaby, una mujer no muy guapa y tampoco muy atractiva, pero con una sonrisa y una mirada muy cautivadoras, ademas de un toque de sensualidad que la hace sobresalir apesar de no ser tan agraciada físicamente. Ellos tienen un par de hijos, ambos varones, Ulises el mayor y Brandon el menor.

A lo largo de ese tiempo JE y yo compartimos muchas cosas entre fiestas y borracheras se forjo nuestra amistad, siempre leales uno al otro, complices en casi todas nueatras fechorias, fueron incontables ocasiones las que yo estuve en su casa y en las que jamas vi a su mujer de otra forma diferente, sino, como la mujer de mi mejor amigo.

Debido a la delicada situacion economica por la que empezaron a atravesar una vez que sus hijos hiban avansando en la escuela, decidieron poner un negocio de venta de ensaladas, el cual era atendido por Gaby y del cual me converti en cliente frecuente. Disfrutaba mucho ir a comer una ensalada y platicar comodamente con JE y su mujer, quien siempre se vestia muy guapa y hacia gala de su hermosa sonrisa para atender a los clientes.

Una tarde mientras trabajabamos de manera normal JE recibio una llamada, salio de la bodega en la cual estabamos y ya no regreso, al termino de la jornada lo llame rapidamente y me dio la noticia, le habian otorgado una visa para ir a trabajar al extrangero y requerian su presencia en un plazo maximo de una semana, por lo cual renunciaría a la fábrica y emigraría al país del norte. Todo fue muy rapido apenas pude ir a despedirme de mi amigo un par de días después, y desearle el mejor de los exitos en lo que estaba por emprender.

Todo transcurria con normalidad despues de la partida de JE hasta que un dia acosado por el antojo de una ensalada, despues del trabajo decidi dirigirme al negocio de Gaby toda vez que pase a mi casa a darme un baño. Al llegar al local alli estaba ella atendiendo con la sonrisa que le caracteriza, habia unos 6 o 7 personas esperando ser atendidas antes que yo, por lo que tome aciento para esperar mi turno y en un momento que hasta la fecha no puedo describir con cladidad, mi mirada se poso sobre ella.

“Pero que monumento de mujer” la que tengo frente a mi, pues por el lugar en el que me sente podia verla por su perfil izquierdo, de pies a cabeza pude apreciar su culo que anque no es muy grande se hace resaltar en ese pantalon entallado, asi como tambien sus tetas que aunque medianas lucen muy bien con esa blusa negra.

Pero que me pasa? Esto no parece ser normal, ella es la mujer de mi mejor amigo y no puede ser que yo la esté mirando de esa manera.

Asi que despues de recibir mi pedido regrese a mi casa, apenado conmigo mismo y tratando de olvidar lo sucedido, no podia ser yo autor de una deslealtad tan grande como esa.

Pero no es que fuera algo efímero, el culo y las tetas de esa mujer me habían impresionado.

Después de varios días de tratar de olvidar lo sucedido y encontrar otra explicación decidí regresar a aquel local, dentro de mi había la esperanza de que aquello no volviera a suceder y que lo que se despertó en mi al ver a Gaby unos días antes hubiese sido solo algo pasajero, pero también existía la sospecha de que aquello volvería a suceder tal cual o incluso con mayor fuerza.

Y justo así fue, al llegar  aquel lugar no lo pude evitar y lo primero que hice fue buscar a aquella mujer para apreciar su belleza, y allí estaba ella, enfundada en unos ajustados jeans que acentuaban maravillosamente su culo, pero con un holgado suéter que tapaba por completo la forma de sus pechos. Y nuevamente el conflicto en mi cabeza, púes aquello no debería de estar pasando, no debería estar yo deleitándome con el culo de Gaby, mis miradas morbosas no deberían de estar sobre ella, así que, al igual que la vez anterior, solo esperé a recibir mi pedido para regresar a mi casa.

El conflicto que este sentimiento generaba en mi mente contrastaba con la excitante sensación de morbosear un poco con el cuerpo de aquella dama, de tratar de imaginar un poco lo que había debajo de esa ropa y sobre todo lo que me gustaría hacer con su cuerpo. Así que deje las semanas pasaran y trate de olvidar lo sucedido, de quitar de mi mente esos pensamientos y sobre todo de anular esas sensaciones que me provocaban el pensar en ella, hasta que finalmente un día la tentación me gano y decidí regresar a ese negocio y no solo con el objetivo de comer una ensalada, sino de mirar y deleitarme con el cuerpo de aquella mujer, así que me dirigí hasta allí y esta vez como nunca había bastantes clientes esperando un turno delante de mí, así que busque la mejor posición para esperar y encontré justo un lugar detrás de la mesa donde ella despachaba.

En esta ocasión ella vestía con unos leggins en color negro que se ajustaban completamente a su trasero incluso denotando su ropa interior, así como también una blusa manga larga ajustada que hacia sobresaltar sus tetas y realzaba su cintura y abdomen semi marcado producto de algunos meses de trabajo en el gimnasio, esta vez tejió su cabello castaño y sus labios los pinto color coral lo cual formaba un contraste perfecto con su piel trigueña y hacia relucir su coqueta sonrisa.

No sé cuánto tiempo estuve allí viendo el cuerpo de esa fémina, lo cierto que salí de ese lugar convencido de que ella me gustaba y la notoria erección que me había provocado me lo constataba.

Al llegar a mi casa haría algo impensable hasta ese momento, después de quitarme la ropa y tirarme en mi cama di rienda suelta a mi imaginación, puse un poco de lubricante en mi mano y comencé a jalar mi verga, lo hacía lentamente mientras imaginaba a Gaby arrodillada al lado de mi cama con solo ropa interior de nylon en color negro cubriendo sus partes íntimas así como también unas pantimedias del mismo color. Sus labios pintados en color coral y su sonrisa en sus labios, ya espera ansiosa tenerme frente a ella y justo cuando eso sucede hace llegar sus labios hasta mi verga y la empieza a mamar, lo hace de manera efusiva mientras sus manos posan sobre sus rodillas, ansiosa por tener mi sexo entre sus manos, su boca recorre mi verga desde la cabeza hasta la base, al tiempo que con sus manos se quita el brasier y deja sus pechos expuestos. Frota sus pechos y tuerce sus pezones hasta que estos están bien prados, al tiempo que me sigue mamando intensamente, los dos mirándonos a los ojos, ella puede mirar lo mucho que estoy gozando esa mamada, mientras que yo puedo ver en ella el deseo de sentir mi verga dentro de su cola.

Ahora la tengo frente a mí, montando mi verga y moviéndose salvajemente, su carita de sumisa llena de placer me excita más y más al igual que ver como juega con sus pechos, los toca, los junta, los soba, frota sus pezones, los aprieta y los tuerce, el silencio es absoluto y solo escucho sus jadeos, su vagina está muy húmeda y ella desea seguir montando, pero ya está muy agotada, tiene tanto sin ser cogida que se ha cansado fácilmente, así que ahora la recuesto de espaldas en mi cama, no tengo que pedirle que habrá las piernas, ella sola lo hace y con sus dedos abre su vagina.

 

-“métemelo papi, métemelo ya”

 

Es todo lo que su cansada voz puede decir, la empiezo a penetrar fuertemente, sus ojos están cerrados y sus manos rasgan las sabanas, sus gemidos son  incesantes que quizás los vecinos escuchen, su cuerpo no miente, mi verga le encanta, sus manos vuelven a jugar con sus tetas, aquel momento es lo máximo, es el clímax de este encuentro,  no lo puedo evitar, estoy a punto de venirme, pero es la mujer de mi mejor amigo así que no puedo vaciarme dentro de ella, tengo que respetar, es así como salgo de su vagina y lanzo mis chorros de leche caliente sobre su abdomen, mi piel se eriza y llego al éxtasis, que orgasmo me ha regalado, que rica jalada me he dado, solo ella ha provocado eso y aunque ha sido solo en mi mente me ha encantado, ahora mi mano y está llena de semen y estoy bañado en sudor, la culpa se ha ido y solo sé que lo quiero repetir.

 

Continuará……..


Visitar Comix Harem!


Author: blackma

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.