La jodida de mi esposa Meli y mi cuñado – Segunda Parte

Como dije organizar una velada, estoy seguro que estaría dispuesta a la invitación, se me ocurre invitarlo como cena de desagravio por mi mal comportamiento en la última fiesta, seria en la sala de la casa compraría cerveza y ella como siempre se pondría esa ropita ajustadita que me gusta y que le marca tan bien el culito, prepararíamos su plato favorito rollo de carne y comenzaríamos a beber cerveza desde temprano aunque es buena bebedora también se desinhibe con el alcohol.

Propondría un juego con penitencias como quitarse la ropa prenda a prenda por ejemplo a veces se pone unas tangas de locura y le propondría que bailáramos y bueno y es que mi esposa es bien jodidíta, recuerdo en una ocasión que nos separamos por otra vieja con la que me fui cuando éramos novios , me conto un día algo tomaditos que supuestamente estaba muy mal y que se fue a tomar con su hermana y su cuñado un señor ya mayor que ella calvo, alto algo barrigón de gafas y de pecho peludo a la antigua o que podría ser el papa, que ya estando muy tomada dijo que se iba para el apartamento donde vivía con la mama, la hermana muy preocupada le dijo al esposo que la acompañara hasta alla el accedió de buena gana.

Llegaron se sentaron en la sala y el llevaba trago ella saco dos vasos ya que él le dijo que un traguito la relajaría y tranquilizaría ya que la veía muy triste, el apartamento estaba solo porque la mama es decir la suegra venia hasta el día siguiente, yo le pregunte con mucho morbo aunque denotando supuesto mal genio ¿ y cómo estabas vestida? me dijo algo incomoda que con jean que yo le había regalado descaderado que yo sabía se le notaba el inicio del culito cuando se sienta y una camisetica apretada ombliguera que también le había dado con un muñeco de chicas super poderosas que también le había dado es que ella es algo pueril, y me imagino que mi cuñado se le paro al ver semejante bombon.

Como dije mi esposa está muy buena en una ocasión recuerdo que estando de descanso en una finca mi novia en ese entonces acostumbraba ponerse bikinis de dos piezas pequeñitos y a mi cuñado se le caía la baba mirándola inclusive tomándonos unas cervezas fuera de la piscina ella subía las piernas sobre la silla y el no hacía otra cosa que mirarle entrepierna disimuladamente, yo se lo mencione y ella dijo que tal como se te ocurre no seas mal pensado yo quiero mucho a George como si fuera otro papa.

Luego volviendo a lo del apartamento ella me dijo que ya estaba muy mareada y yo intencionalmente le daba más cerveza asumiendo una supuesta actitud comprensiva que me siguiera contando absolutamente todo, ella dijo pero no te vayas a poner bravito y notaba cierta excitación en mi voz creo que esto la animo a seguirme contándome justificándose que estaba muy despechada; que estando sentada en la sala él se le sentó pegadito al lado de ella mirándola como raro y la abrazo por detrás acariciándola la piel con sus ásperos y gruesos dedos por donde no le tapaba la ombliguera y le dio un beso en la mejilla esto la hizo sentir un calor raro pero le agrado y el olor a loción de viejito la mareo un poco mas pero siguió hablándole como si nada, que por una extraña razón le conto que ella había hecho conmigo lo que nunca había hecho con otro novio por lo cual resultaron hablando de sexo con su cuñado y que el pregunto con voz de papa comprensivo hablándole casi al oído y en voz bajita sin dejarla de acariciar por la espalda ¿ que que habían hecho? y ella le dijo deshinbida por el alcohol que el cuñado le servía a borbotones con voz cómplice, pero primero me volvió a decir ¿ de verdad quieres que te cuente?

El bulto en mi pantalón era ya notorio y ella lo había notado a pesar de que estaba muy mareada y me dijo ¡eres un enfermito! yo me puse serio y le dije que continuara, que le dijo que me la había mamado y tomado toda mi leche lo cual nunca lo había hecho por que le daba ceba y que me había permitido ser el que le inauguró en el sexo anal que le pregunto dándole nuevamente un beso en la mejilla ¿que como le había parecido? Y ella le dijo que no se acostumbraba al sabor de mi leche pero que se la tomo todas las veces que yo quise y que lo del sexo anal le pareció rico por lo salvaje y animal sorprendida de sus propias respuestas.

Intento hacer para un lado al cuñado que la tenia contra la baranda del sofá sujetada por la cintura y otra mano acariciando su muslo de arriba abajo y las piernas de él pegadas a las de ella, en la pierna donde le coloco la enorme mano sentía su calor y le hacía ciertas cosquillitas la caricia que estaba dando, que el no la dejaba parar que luego miro su camisa desabotonada el pecho peludo que tenia sobre su prominente barriga y sin saber por se quedo mirándole un instante la entrepierna y noto un bulto prominente, su cuñado lo noto cuando lo miro sonrió e hizo que se acomodaba el paquete como hacen los hombres le dijo no te vayas hablemos un rato más que me gusta mucho escucharte chiquita y no la dejaba parar por el contrario la apretó mas contra la silla y le dijo ahora te cuento yo de mi experiencia sobre el sexo, que meli se sonrojo y él le dijo con tono de profesor a alumna, pues la verdad me precio de tener un paquete grande las mujeres les ha gustado por ejemplo a tu hermana y me gusta mucho el sexo anal y que me la mamen y se tomen mi lechita que ella a pesar de los tragos se apeno trato de cambiar el tema nerviosa y su cuñado le tomo una mano y se la puso muy cerca a su paquete que ella se hizo la distraída como que no se daba cuenta y le dijo de verdad te parezco agradable y él le dijo muchísimo y me parece muy bien que no vuelvas a ser boba eres muy linda y seguía acariciando la piel de su cintura por detrás donde no la tapaba la camisa.

Ella se paro con decisión pero al apoyarse por lo mareada sin querer le puso la mano en su paquete y le sorprendió lo dura y grande que estaba el fingió que no se daba cuenta y le dijo me voy a acostar por que uno tomada y mareada hace y dices cosas de las que después se arrepiente y George le dijo solo cuéntame una cosa que tal te consideras en el sexo, ella ya parándose le dijo algo confundida, pues hasta ahora George ningún tipo se ha quejado, luego trato de ayudarla a parar poniéndole la mano en el culo sobre el apretado jean y ella sintió un leve apretón, sin embargo le preguntó y tu georgi ¿ que tal polvo te consideras? Como te dije todas han quedado felices.

Luego sorprendida por la conversación que había tenido con su cuñado se dirigió al cuarto muy perturbada pero caminando lentamente como meneando el culo ya que la calentó la tocadita , el se quedo en la sala mirándola por detrás por que lo vio en el espejo con cara de lujuria y eso la calentó aun mas, tal vez el trago, la falta de sexo, la conversación la tenia así, que se regreso a donde él y le pregunto que yo le había dicho que alguna vez el estaba de mirón con ella en la finca cuando éramos novios, le dijo que si la miraba mero admirando su bello cuerpo que le dijo ¿ te parece que soy linda? Mucho le dijo, que ella le dijo no te creo eres como todos los hombres mentiroso, que él le dijo que era verdad, que podía demostrarle fácilmente, ¿ que ella entre intrigada e ingenua le dijo como? No se podrías desfilar y verías como me excitas, dijo listo trato hecho no deshecho, que le dijo que se sentara en la mitad del sofá ella corrió la mesita de centro se quito los zapatos se soltó el cabello puso una emisora guapachosa y empezó a bailar delante de el que lentamente se quito la camisetica que llevaba de espaldas a el también me dijo que se quito el pantalón quedando solo en tanguita y sostén azul, que George aplaudía se desabotono toda la camisa y se bajo la cremallera del pantalon que ella se quedo haciendole poses sensuales en ropa interior en el espejo de espaldas a el como sacando la cola y bajando las tiras de brassier y preguntándole ¿ Como te parece georgi?

Que el ya no se aguanto se bajo el pantalón hasta la mitad los calzoncillos y saco a relucir una guama venosa y peluda de buen tamaño y se empezó a pajear, que ella se quedo con la boca abierta, en esas el le dijo que te dije vez como me excitaste decía con cara de frenesí, que en esas sono el teléfono que ella apago la música y era su hermana preguntando cómo estaba ella algo agitada le dijo que bien que Georgi era una buena compañía y las miradas de los dos se cruzaron de forma como cómplice…………continuara

Relatos Similares:

Deja un comentario