La inquilina

NeoPene

Me fui a vivir con mi abuela cuando tenia 18 años y me dijo que dormiría en un cuarto del apartamento que tenia en la parte de atrás de la casa, los cuartos tenían puerta cada uno pero en el interior también se comunicaban entre si mi abuela le había colocado un triplex para dividir los dos cuartos pero le había dejado siempre una entre luz en cada triple que había colocado pasado unos quince días de haberme mudado donde mi abuela ella le alquilo el otro cuarto a un matrimonio sin hijos, la noche en que se pasaron para el cuarto les ayude a entrar sus cosas el era un tipo de unos 45 años, ella una joven de 18 años cuando la vi me encanto mona cabello largo un lindo rostro un senos provocativos delgada y unas nalgas redondas.

NeoPene

Esa noche solo acomodaron la cama para que ella descansara ya que el señor trabajaba de noche manejando un taxi cuando el señor se fue yo me despedí de mi abuela para irme a dormir pero mi intención era mirar esa mujer atravez del entre luz que mi abuela había dejado espere un buen rato hasta que mi abuela apago las luces y solo quedo prendida la luz del cuarto de la inquilina que de por si se llama luisa me asome por el entreluz y en ese momento ella se estaba peinando se paro de la cama busco una toalla y se dirigio al baño, se ducho y volvio envuelta en la toalla el corazon se me puso a mil cuando se paro al frente del espejo y se quito la toalla y quedo completamente desnuda tenia al frente esas nalgas redondas se volteo y pude admirar sus grandes senos y sus pezones un poco inchados creo del frio ya que era casi media noche busco una pijama se acosto sin calzon y brazier apago la luz y esa fue la primer paja por mi inquilina pasaron los dias y yo la espiaba y me pajeaba.

Un dia no me toco clases en el colegio entonces podia dormir hasta tarde mi abuela salio para su trabajo cuando me asome por la entreluz ya el marido habia llegado y estaba dormido y ella al lado me quede acostado y me quede dormido al rato empeze a escuchar el crujir de una cama y me asome por la entreluz y estaban estos dos personajes teniendo sexo el encima de ella moviendose como un animal me sorprendio que ella no emitia ningun gemido hasta que el señor le acabo en su vientre el se paro y alcance a ver que el señor tenia un pene pequeño ella se paro se limpio y fue al baño el se quedo en la cama boca arriba y le importo que su mujer haya quedado iniciada porque cuando ella volvio del baño se sento en una silla y empezo a masturbarse hasta que alcanzo un orgasmo, de apoco fui entrando en confianza con ella y le empeze a regalar dulces que compraba antes de llegar a la casa cuando salia del colegio.

Un lunes cuando volvia del colegio me la encontre en la calle le pregunte que hacia donde iba y me dijo que a caminar que el encierro la estaba matando entonces la acompañe y caminamos hasta un parque cerca y comenzamos a hablar le dije que si tenia algun problema que me lo contara que yo en algo le ayudaria me dijo que la relacion que tenia con el marido era muy monotona que el no la sacaba ni a un cine que no se separaba porque ella era de un pueblo y que no podia volver porque ya no tenia familia que estaba cansada que siempre el llegaba de trabajar y dormia hasta la una o dos de la tarde se levantaba a ver television y ella aburrida y que tenian sexo una o dos veces a la semana y que ella se sentia insatisfecha que necesitaba un hombre que la hiciera sentir mujer aqui fue donde dije este es el momento de atacar. Le dije que a mi tambien me hacia falta encontrar una mujer a la cual yo le pudiera dar todo este fogaje que tenia por dentro y empezamos a decirnos lo que no hacia falta hasta que vimos la hora y ya eran las 3 de la tarde y quedamos en que seguiriamos conversando en su cuarto despues que mi abuela se acostara a dormir .

A si fue mi abuela se acosto a dormir apago todas las luces de la parte de adelante de la casa y solo quedo prendida la luz del cuarto de luisa me pase al cuarto sin hacer bulla y ella estaba sentada frente al espejo peinandose y ya se habia puesto la pijama un camison corto que se le veian los pezones y sus piernas delgadas pero bien contorneadas me sente en el suelo y comenzamos a hablar le dije que era muy bonita y que estaba bien buena para desperdiciar su juventud al lado de ese señor en ese momento se volteo hacia mi y le alcanze a ver unas tangas negras con encaje y me dijo voy a cambiar voy a vivir la vida como quiero le dije que si le podia ayudar y me dijo que si, siguio con las piernas entre abiertas y mi pene que siempre es bastante grande empezo a crecer y ella noto que mi bulto era mas grande y alzaba mas los brazos para que su pijama se levantara mas me pregunto que si tenia buen cuerpo le dije que si que me gustaria deleitar ese cuerpo y me dijo que me quedara a dormir con ella fui cerre la puertas de los cuartos me pare detras de ella y empese a masajearle los hombros ella se paro y quedo dandome la espalda y hay aproveche para sobarle me pene entre sus nalgas empeze a acariciarle su grandes tetas y le iba subiendo su pijama de a poquito ella mando la mano a mi bulto y me dijo que grande lo tienes se volteo y nos besamos le quite por completo la pijama y esas tetas quedaron a mi disposicion empeze a lamerle esos pezones redondos continue con su ombligo despues le daba besos a su vajina sobre la tanguita que tenia la corri la tanga y empeze a besarle su clitoris empezo a gemir ella con sus manos se sobaba las tetas yo le introducia mi lengua hasta donde podia y sucsionaba sus fluidos volvi a pararme la bese y ella se acosto boca le quite la tanga y volvi a lamerle ese clitoris y a meterle los dedos despacio estaba tan exitada que senti su primer orgasmo daba brinco la deje que se recuperara.

Me acoste al lado de ella y empezo a acariciarme y a darme besos por todos lados llego a mi pene y lamia la cabeza y la chupaba de a poco empezo a meterselo y me lo vaveaba todo me dijo que nunca la habia echo pero que ella habia visto en peliculas como se chorraban en la boca que se los echara me lo empezo a chupar tan rico que no aguante y le llene la boca de leche que se ahogo el resto le cayo en el pelo las tetas se limpio y se acosto a mi lado me dijo que empezaria una nueva vida nos recuperamos se monto encima y la penetre hasta los huevos jadeaba gemia me pedia mas y yo pendiente que mi abuela no se diera cuenta tuvo otro orgasmo que apreto mi pene se acosto encima de mi y respiraba muy fuerte la puse en la posicion del perrito y empeze a bombearla con fuerza me pedia mas y mas hasta que le llene la vajina de mi leche era tanta la exitacion que se me olvido ponerme un condon descansamos nos quedamos dormidos y como a las 4 de la mañana me desperto y yo estaba con mi pene erecto me dijo que en una hora llegaria el marido que ya me tocaba irme pero al verme el pene parado empezo otra vez a chuparlo y ya se lo introducia todo al cabo de una buena mamada le llene la boca de mi leche pero esta vez no rego nada desde esa noche empezo mi faena todas la noches dormia con esa mujer con falta de sexo duramos 4 meses hasta que se mudo a otra ciudad.

Relatos Similares:

NeoPene

1 comentario en “La inquilina

Deja un comentario