La Casa de Ama Loise

Contacta Mujeres Cachondas Buscan Sexo en Tu Ciudad

La casa de Ama Loise

Un día nos llego un regalo poco común, una sesión completa sin límites en “La casa de Ama Loise te realiza todas tus fantasías”.

Decía que para festejar  haber llegado al 99999 sesión la faltante para llegar a los 100000 sería un regalo al azar, valorada en 550 U$S, más una sesión de Spa en un conocido local valorada en 450 U$S  de regalo a ella o él, aclaraba que nuestra  dirección, había salido favorecida. De en caso de aceptar el/la usuaria, debe ponerse en contacto con nosotros, para concretar la cita y llegar algunos requisitos indispensables.

Lo comente esa noche con mi esposa, me preguntó en qué  consistía, le explique brevemente lo poco que sabía del tema BDSM, le dije que iba a tirar la tarjeta, pues yo no quería y ella no se animaba, entonces ella dudó.

 -“Por una sección de Spa de lujo, tolerar un poquito de cuero, unas lesbianas y unos azotes, juguetes  sexuales, es todo teatro, pan comido”. Responde ella.

¿Entonces te anotas? Pregunto.

-“Pues sí” Responde.

Al día siguiente nos entrevistamos con la Ama Loise,  una mujer grande rubia, con mucha soltura al hablar, nos muestra las instalaciones, pulcras, iluminadas, salitas como las de una clínica de masajes. Todas contaban con cámaras de vigilancia para controlar que no hubiera excesos por parte del personal. Nos dijo que usaban materiales,  nuevos esterilizados, que la salud del usuario no corría ningún peligro, de hecho tenían una médico habilitada y todos sus funcionarios, eran sanos, profesionales entrenados y sabían primeros auxilios. Además regalaban la filmación de la sesión en HD.

Luego nos hicieron firmar un contrato por el cual autorizábamos,  todas las maniobras a usarse, todas las prácticas son consentidas, no habrá reclamos o demandas de nuestra parte y ellos se comprometen a velar por la salud del usuario y producir lesiones. Confiamos y firmamos. Luego de firmado nos dijeron que la pareja del usuario no puede intervenir, pero ver todo por TV en una sala VIP. Llenado el contrato nos dieron un formulario a llenar, era muy parecido al formulario de ingreso a una clínica, era para crear un perfil de usuario/a.

Grupo sanguíneo-Edad-Sexo-Orientación sexual, Enfermedades que haya tenido-Presión arterial, Alergias, Consumo de medicamentos, Fechas probables de menstruación (mujeres), si toma anticonceptivos o DIU (mujeres), tabúes sexuales, fantasías sexuales, fantasía más extrema, miedos. Hasta últimas preguntas mi mujer contesto bien pero las últimas  se lo tomó para el  cachondeo y puso lo que se le ocurrió.

Tabúes: verse desnuda con hombres a su alrededor.

Fantasías: Coger con un mulato de 2 metros y con un aparato de 22cm.

Fantasía más extrema: 2 con mulatos a la vez, jajá.

Miedos: Gozar contra su voluntad.

Entregamos riendo ese absurdo formulario y esperamos la llamada de la Ama.

A los 15 días nos llaman, diciendo que el viernes 18 a las 22hs es la fecha más adecuada, que lleve toalla y artículos de higiene personal, se le sugiere no cenar antes, disculpas por las demoras estábamos buscando el personal adecuado para su bienestar.

Acudimos a cita con un bolsito, me despido con beso y un que te diviertas. Me hacen pasar a una habitación con AA, música funcional, un sofá, un minibar, baño privado y en la pared un monitor enorme con la señal fija del logo Ama Loise.

A mi mujer le dan un papel con las actividades 1) Depilación Integral y masaje Oriental con dos chicas Tailandesas

2) Consulta y examen médico con la Dra. Gómez. 3) Sección principal 4) Ducha relajante.

La hacen pasar a un vestidor y le dan una tolla. 1) Entra envuelta a la otra habitación y la reciben las chicas, en ese momento se me enciende el monitor de mi sala. Le quitan la tolla y al ver el sostén y las bragas, dicen “no, no! sin lopita, señola” tuvo que desnudarse. Se acostó en la camilla y con cera no le dejaron un pelo, ni en el pubis, una actividad normal para muchas mujeres luego el masaje con aceites aromáticos, le dieron unos parches para cubrir la vista por si quiere dormir boca abajo le aceitan el cuerpo, música suave, un placer. En un momento una de las chicas sale y su lugar lo ocupa un enorme  Samoano (o lo parecía) vestido de masajista. La Tailandesa le dice” dese la vuelta señola”  ella obedece sin quitarse los parches oculares. El sigue con el masaje un rato más, mi mujer yace enteramente desnuda sobre la camilla brilla por el aceite. El hombre le separa una pierna se la masajea, luego la otra, está abierta de piernas enseñando toda su raja al tipo, él se detiene en el extremo de la camilla y la Oriental habla “hemos finalízalo señola, la doctola la vera” cuando ella se saca los parches y pega un grito al ver a este hombre enorme mirándola y ella desnuda con las piernas abiertas hacia él, ruborizada roja como un tomate trata de cubrirse su depilado pubis y senos mientras el amablemente y sonriendo le da una toalla. El Samoano y la tailandesa se retiran con los aceites y la cera.

2) Entra la “Doctora” y dos sexis enfermeras, se dirige a mi mujer y le dice, suba a la camilla y deje esa toalla, le hace unas preguntas banales, le toma el pulso el ritmo cardiaco. Se pone unos guantes y le dice que habrá las piernas, le examina el coño, la vulva. Pregunta si ha cenado a lo que responde no, bien dice la doctora dese la vuelta y abra las piernas. Le separa las nalgas y mira dice humm, mira a una enfermera y le dice” trae un litro de solución isotónica B y un soporte”, ”le haremos una lavativa, un enema, ¿de acuerdo señora? hasta ahora todo normal para una sección de BSDM, no se niega, culito para arriba, le meten una manguerita conectada a una botella de a litro, la Doctora se va para volver a los 30 minutos, con un litro dentro y a punto de reventar la acompañan al WC, donde vacía sus intestinos, la traen de regreso y la doctora examina su vientre buscando que no haya quedado liquido. ”Acuéstese en la camilla boca abajo por favor”. Mira a una de sus enfermeras y dice “ya esta lista, ve a buscarlo” sale la chica y vuelve con un chico ataviado de enfermero, traen un riñón metálico con dos jeringuillas, alcohol, algodón y un paquete. Mi mujer se incomoda mucho a ver un tipo intenta moverse buscar algo para cubrirse y ve que la sujetan las dos chicas. El chico abre el paquete aparece una forma conocida del tamaño de una bala 45! un supositorio! Ella grita ¿Qué es eso? Ni tiempo le dan el chico lo toma, separa los glúteos de mi sujeta mujer, ubica el ano y para adentro, lo empuja con dedo mi mujer suelta un ¡ahhgg! El artefacto se pierde dentro del recto de ella, luego toma las jeringuillas e inocula en cada glúteo, con los ¡hay! de ella retumbando en el recinto al sentir los pinchazos y el espeso contenido. Mira con susto a la supuesta doctora y le pregunta  ¿Qué me metió? Y la “doctora” responde” el supositorio te va a relajar el esfínter para que no te desgarres, una inyección lleva un relajante muscular, estas muy tensa, chica, tienes que disfrutar y la otra una cosita para que lo pases bien”. Doctora se retira y las enfermeras la ayudar a bajar por los efectos del sedante. La pasan a la siguiente habitación.

3) La habitación siguiente es rara, parece medieval, iluminada con antorchas, una X en el medio con grilletes y un gran espejo detrás. a ella la atan desnuda a la X. Las chicas se desnudan y hay una tercera que filma. Sobre una mesa que tiene grilletes, hay una tela de seda roja sobre la cual hay diferentes instrumentos  y una tarjeta con el nombre de mi mujer el día , hora, Fantasías código y un número. La traen, brilla por el aceite y la atan a la X.

Mientras, yo trato se salir y hablar con la Ama, pero descubro que estoy encerrado bajo llave.

La sección sigue le azotan las nalgas, mientras le piden que admita ser una puta deseando ser cogida, no paran hasta dejarlas coloradas, ella grita admite lo que le piden hasta el momento no hay sorpresas todo va como una sección de bondage. Lo otro que le metieron con jeringuilla hace sus efectos y ella ríe como borracha,  Luego  le hacen gotear cera caliente de una  vela en los pezones, hielo en su conchita, agua salada en su cola raspada que la hace gritar. Con una batería de moto la hacen sufrir con descargas en vulva y pezones. Se banco todo sin gritar en exceso.

Una de ellas se pone un arnés con una gran verga de silicona la lubrica se la muestra a mi mujer que ríe al ver el consolador, de pone detrás de ella y la penetra por su conchita, otra de ellas le pone una capucha negra sobre su cabeza. La coge  se mueve y le saca gemidos ¡ahh!!Ahh! sí, sí dame más y para mi sorpresa entra el Samoano, desnudo ,depilado, tatuado, con una inmensa verga erecta, venosa, enfocada de cerca por la camerama, la chica que coge a mi mujer de detiene y saca el arnés. El gigante del pacífico, apunta su glande gordo inyectado en sangre a la vulva de mi mujer y empuja los labios rojos de la vulva ceden, la gran verga empieza a entrar y se pierde dentro, estupefacto veo como violan a mi esposa. El gigante bombea y bombea, ella, goza y goza llegando a un sonoro orgasmo  !aaahhhhhh! las chicas no paran de reír, ella llega al clímax y otro ¡ahhhhhhhh!, ¡para! gimotea no doy más, grita .El corpulento hombre es resistente y no deja se sobarle las tetas , mientras la embiste, la  camerama se acerca a mi mujer, una de las chicas le saca la capucha que le cubre la cara a mi esposa, que se ve reflejada  en el espejo, viéndose tomada y penetrada por el sonriente masajista, grita asustada ¡Ahhhhhh!, aquello no lo esperaba ni ella ni yo. Al instante un ¡Arrrggggghhh! del Samoano, acompañado de un ¡noooooooo! de mi mujer al sentir el caldo caliente del gigante dentro, llenándola, indicando la consumación del coito. El tipo embiste un par de veces más para vaciarse del todo. Sale y filman de cerca como una concha llena de leche empieza a hacer globitos y chorrear. Mi mujer llora, me quiero ir gimotea. Una de las chicas le pone una mordaza, esas con bolita de goma perforada. Pasmado por la impotencia sigo mirando. La desatan de la X y la atan a una mesa con el torso inclinado sobre ella. De una puerta aparece un mulato corpulento casi 2 metros de altura, físico- culturista o algo así, un gran falo, se masturba para ponerlo erecto, trae un objeto en la otra mano. Se acerca a la cara de  mi mujer, le muestra su verga erecta, el otro objeto es una regla, se mide el falo y le dice a ella con un acento lusitano, -“¿22 cm, esta bem para voceé?”Mi mujer intenta decir algo pero solo sale un ¡ujumnnggg! de su boca amordazada. El tipo gira al redor de la mesa se pone detrás de ella, una de las chicas le alcanza un envase negro, el lo hace gotear en su verga y sobre el culo mientras mi mujer adivinando lo que se le vendrá, intenta desesperadamente gritar, ¡uhmmm,aghum! El tipo se acomoda empuja y la chica de la cámara y otra filman, mi pantalla se divide en dos, en una veo su culo y en el otro su cara, veo  con angustia el preciso momento en que su ano, ayudado por aquel supositorio y la vaselina cede también veo  los ojos desorbitados de mi mujer en ese instante su !aggggghhhhhh! y unas lágrimas. Cinco largos minutos hasta que el tipo se corre dentro de su recto. Hacen una pausa  los tipos se van de escena aparece la “Doctora”, nuevamente. La examina, mi mujer está casi desvanecida, exhausta le toma el pulso. Saca otra jeringuilla de su bata ya preparada y la inocula en el glúteo. Luego le retira la mordaza. ¿Seguimos? preguntan las chicas, “sí” dice la Doctora. Se la llevan las chicas a otra habitación es un baño, hay una bañera preparada con espuma y sales, la meten en ella y la bañan lentamente, la perfuman, la limpian de todo el esperma, luego la sacan de la ducha la secan, la peinan y la maquillan, la visten con un sugerente babydoll blanco y una medias con liguero, está en una semiinconsciencia drogada sin duda. La llevan de la mano a una cama cerca de la ducha, una cama enteramente rosa, con peluches, para una virgen. La dejan en la cama como para un debut amoroso. Entran el Brasileiro y el Samoano, el latino se recuesta en la cama y el fuerte Samoano toma a mi mujer y la levanta, sentándola sobre la verga de su colega, el  tipo ríe, le levanta un poquito la pequeña prenda, busca en su rajita el agujerito rosa, cuando lo encuentra, la penetra, mi mujer gime ¡ah! Y luego el tipo la hace cabalgar, tanto que ella llega al orgasmo  ¡siiii! Ahhh!rico, el Carioca le saca el babydoll y le muerde y chupa las tetitas maquilladas, el Samoano de apronta y la encula mientras ella gime un ¡despacio!. Mi mujer drogada, goza como perra en celo, un orgasmo que vibro, convulsivo, puso los ojos en blanco, clavo las uñas en el colchón y ¡Ahhhhhhhhhhhh! Largo de mayor a menos intensidad mientras la cabeza del Brasilero se sumerge en sus tetas y la del otro en su nuca le mordisquea el cuello.. Treinta segundos después los tipos se corren, llenándola a presión la cámara no perdió detalles en ese preciso momento que el ano y concha de mi esposa chorreaban simultáneamente. La sacan de la habitación son las 4:30 de la mañana. Ella se recupera en una camilla en vestidores, recupera la consciencia por completo, esta desnuda solo porta las medias, sobre ella un sobre, una rosa, lo abre y es una copia del contrato y una de la hoja de admisión que lleno  con su letra y firma, cada fantasía esta tildada como hecha  con los nombres de pila de los que intervinieron, inclusive Roberto el Brasilero, Paul el Samoano, Elvira la “Doctora”, Lucy y Mae las Tailandesas y las enfermeras /os Alicia y Camila, Freddy. Hay copias parciales de las fichas médicas de los dos tipos destacando que están sanos. Finaliza esperamos haber cumplido tus expectativas, hay un CD con el logo de la casa y el cupón valido por una sección de Spa. Sorprendida se queda muda, no hay derecho al pataleo fue todo legal, se levanta, le duelen las piernas y las nalgas,  de su conchita chorrean una gotitas, siente su culo húmedo y pegoteado, se mira al espejo, se pasa las manos por su cuerpo  y entrepierna la saca blanca, recuerda los minutos vividos hace un rato, ríe, a pesar de todo lo disfrutó, se baña viste, sale a buscarme ella es la que me abre la puerta, sin decir palabra nos vamos. Cuando intimamos ponemos el CD para calentarnos y ella reconoce  que aún drogada gozo como yegua y se moja al recordarlo, las drogas dadas no le causaron amnesia. Me insiste en que yo vaya pero es carito el capricho.

Relatos Similares:

Un comentario en “La Casa de Ama Loise

  1. Jajaj lo del final ha sido un puntazo, “es carito el capricho”. Muy sado me ha gustado. Me he encanta el BDSM aunque no he tenido el placer de practicarlo es mi mayor fantasía. me conformo con un dildo que compré en sexshop21.com para darme placer a lo bestia y cuando viene mi novio a visitarme para que me azote pero nada más que eso =(

Deja un comentario