La Desvirgada De Jenny


Visitar Fuego de Viva!


Jenny es una chica adolescente de 13 años, vive en un pueblo pequeño y su familia es de clase media. Nunca fue una chica como las otras, mientras sus amigas todavía pensaban en jugar muñecas, Jenny pensaba en algo mas perverso. Desde temprana edad Jenny ha estado fascinada con el miembro masculino, quizás se deba a que tiene dos hermanos mayores o a que estaba acostumbrada a encontrar a su padrastro andando desnudo por la casa a horas de la noche. A esta temprana edad Jenny ya tenia curiosidad sexual, ya que había visto varias de las películas porno de sus hermanos y le fascinaba lo que veía. Pero Jenny no tenia curiosidad por los chicos de su edad, lo que a ella le llama la atención eran los hombres mayores y en especial su padrastro, Miguel.

Miguel ya tenia dos años con la mama de Jenny y vivía en la casa. El verdadero padre de Jenny se mudo a la ciudad cuando paso el divorcio. Todos los hermanos querían mucho a Miguel, especialmente Jenny, a quien el consentía mas. Una noche Jenny despertó con sed y bajo cuidadosamente a la cocina, al pasar por la sala se dio cuenta que la televisión estaba prendida y al acercarse al mueble se dio cuenta de que Miguel estaba allí recostado, desnudo y masturbándose mientras veía una película de sexo. Jenny, asustada y sin saber que hacer salio corriendo lo mas callada posible, hasta el agua que había bajado a buscar se le olvido. Al llegar a su habitación Jenny no aguantaba la excitación, quedo tan impresionada con lo que había visto que se puso a masturbarse como había aprendido de las películas.

Después de este hecho Jenny nunca vio a Miguel de igual manera como lo hacia antes. Ahora se fijaba mas en su paquete y hacia lo mas que podía para sentársele encima mientras veían televisión o la ocasión le permitiera. Pero esto no era suficiente para nuestra Jenny, ella tenia que ser de Miguel axial que cuando su mama no estaba o no se daba cuenta Jenny coqueteaba con Miguel. A veces si iba al baño a bañarse pretendía que se le caía la toalla en frente a Miguel, otras veces se doblaba a recoger algo sin tener pantis para que Miguel le viera la concha y el culo. También cuando chupaba helados o paletas en frente de Miguel lo hacia sugestivamente.

Un Viernes por la noche Jenny se encontraba sola en la casa con Miguel. Su mama y sus hermanos se habían ido de fin de semana para donde su abuela, pero Jenny no pudo ir por compromisos escolares. Ese Viernes por la noche Jenny no se aguantaba y fue y le toco la puerta a Miguel. Al abrir la puerta Jenny noto que tenia una toalla puesta, de inmediato se dio cuenta de que Miguel duerme desnudo. ?Perdóname Miguel, pero es que tengo mucho miedo estando sola en mi habitación y me preguntaba si podía dormir aquí esta noche? le dijo. ?Jenny, no se si es buena idea? le contesto Miguel. ?Pero porque Miguel? índale por favor, que tengo mucho miedo? le suplicaba Jenny. ?Es que no se. Tu mama no esta aquí y no quiero problemas. Te haz estado comportando muy extraño conmigo estas ultimas semanas, con tu desnudez y todo eso? le explico Miguel. ?OH Miguel, soy yo simplemente jugando contigo. Acaso no te gusta?? le pregunto. ?No, no es así, lo que pasa es que eres muy menor Jenny y no quisiera problemas? le respondió Miguel. ?Bueno, no voy hacer nada, te lo prometo!? le rogó Jenny. ?Pues, esta bien, pero compórtate por favor. Dame un minuto para ponerme calzoncillos.?

Los dos se acostaron a dormir en la cama, pero Jenny no podía dormir. Miro el reloj y eran las 3 AM, Miguel esta en un sueño muy profundo y Jenny se aprovecho de la ocasión. Primero le puso la mano en el pecho y la bajo lentamente, roseándole el estomago. Jenny sentía el calor y los pelos de su cuerpo, al bajar a su mano a la verga de Miguel, Jenny la sintió blandita. Jenny metió su mano en el calzoncillo de Miguel y le agarro la verga! El corazón le salía del pecho, pero ella no podía parar, saco la verga de Miguel, quien todavía dormía sin darse cuenta de lo que pasaba. Jenny lo pajeo un poco y luego bajo y comenzó a basarle y lamerla la verga. Se la metió en la boca y empezó a chuparla como había visto que lo hacían las actrices en las películas. Sentía como endurecía la verga de Miguel en su boca, cuando de repente Miguel despertó! Espantado y un poco desorientado prendió la luz y encontró a Jenny in fraganti, con su verga en mano.


Visitar Fuego de Viva!


No, no, no! Que estas haciendo Jenny?! Me prometiste que no ibas hacer nada!? exclamo Miguel. ?No te preocupes Miguel, mira como estas.! Estas tan tieso y estas solo este fin de semana, creo que necesitas el calor de una mujer? le dijo Jenny mientras pasaba sus manos por sus senos. ?Una mujer? Si eres una niña de 13 años! No eres mujer Jenny, y necesitas estar con muchachos de tu edad? le explicaba Miguel, ?Que diría tu mama si supiera de esto?! Te mataría Jenny!!? ?Okay, por favor contrólate Miguel. No seas así, pensaba que eras mas macho! Primero, mi mama no tiene por que enterarse porque si tu no se lo dices yo no se lo digo tampoco! Segundo, no me interesan los muchachos de mi edad, me gustan como tu, hombres y maduros, con experiencia y vergas grandes y gordas. Y por ultima, lo de no ser mujer lo puedes cambiar tu esta noche Miguel. Quiero darte mi virginidad! Quiero que seas tu quien me desvirgue y me haga mujer! Por favor! Enséñame lo macho que eres!? le suplico Jenny.

Miguel parece que no sabia como reaccionar, especialmente cuando Jenny comenzó a desnudarse y a manosearse mientras el miraba. ?Dame tu verga Miguel, por favor! La necesito!? Le rogaba Jenny, quien a este punto se había lanzado al piso e iba en cuatro hacia Miguel, quien estaba parado y boquiabierta. Jenny se arrodillo en frente de el y lo miro en los ojos. El podía notar el deseo y la lujuria en sus ojos y ya el no aguantaba la tentación. ?No se lo dirás a nadie?? al fin le pregunto Miguel. ?No Miguel, te lo prometo. No quiero problemas ni para mi ni para ti, así que mantendré la boca cerrada? le aseguro Jenny. ?Pues ándale putita, comete esa verga!? le respondió Miguel con un sonrisa en la cara.

Jenny se metió la verga en la boca, chupándola como toda una profesional. Miguel quedaba enloquecido cada vez que la escuchaba atragantarse fuertemente con ella. ?Que puta eres Jenny. Tu mama no sabe chupar así! Donde aprendiste, eh? Dime perra cachonda, contesta!? le dijo Miguel. ?Mmm? Aprendí viendo las películas porno de mis hermanos y practicando con bananas? le respondió Jenny con cara de satisfecha. Miguel la agarro por los pelos y le clavaba la verga fuertemente en la boca a Jenny. Las babas le salían por las esquinas de la boca, Miguel tenia tanta baba en la verga que le bajaba por los huevos. Jenny se atragantaba aun mas fuerte y le salían lagrimas por los ojos lo cual satisfacía mucho a Miguel. En una ocasión Jenny no aguantaba la atragantada, ya que Miguel la había obligada a tragarse su verga entera. Jenny lo empujo para poder tomar aire ya que casi se asfixia. Pero Miguel se enfado y la agarro por los pelos y le escupió la cara y le dio una fuerte cachetada. ?Perra! Sucia! Si quieres que te chingue va ser a mi manera. No te atrevas a empujarme de nuevo porque te va ir mal. así que vete acostumbrando a mis entrenamientos! Aquí quien manda soy yo, tu solo eres una perra puta, entiendes?!? le gritaba Miguel a Jenny, ?Dime perra, entiendes? Respóndeme!? ?Si!? le respondió Jenny, llena de pasión y lujuria. ?Si que?!? volvió a preguntarle Miguel. ?Si, señor! Entiendo.? ?así es perra, mas te vale que entiendas!?

No quiero que tu mama encuentre las sabanas untadas de nada!? le dijo Miguel al agarrarla por los pelos y arrastrarla al suelo. ?Abre las piernas puta, que eso es lo que quieres porque para eso es lo único que sirves!? le ordeno Miguel. Jenny abrió sus piernas y Miguel quedo impresionado con su concha, era pequeñita y estaba mojadita con los jugos de Jenny. Miguel instantáneamente clavo su lengua en la concha de Jenny, lamiendo y saboreando sus jugos mientras Jenny gemía y retorcía del placer. Miguel aprovecho para manosearle las tetas con las manos mientras le comía la concha a Jenny, quien ya había envuelto sus piernas sobre su cabeza y tenia sus manos agarrando firmemente el cabello de Miguel. Finalmente, Miguel saco la cabeza y se subió encima de Jenny, ?Abre la boca!? le ordeno y al abrirla escupió dentro de ella, ?Pruébate putita, prueba tus jugos ricos y sabrosos? le decía Miguel. Miguel le metió la lengua en la boca enseñándole a besar a Jenny. ?así perrita, aprende a besar como una mujer? le decía, Jenny sentía su verga sobándose sobre su concha y esto la enloquecía.

Al notarlo Miguel de inmediatamente comenzo a meterle la verga a Jenny, quien tiro un grito de dolor. ?Aguanta perra! Que no querías que te hiciera mujer. Si eso quieres tienes que aprender a cojerlo como una mujer? le decía Miguel al oído mientras su verga poco a poco penetraba la concha de Jenny por primera vez. La Jenny se movía tanto que Miguel se le tuvo que tirar encima y sujetarle las manos. ?Ay Miguel! Me duele! Por favor! Para! Dámelo mas lento!? le rogaba Jenny. ?Ya te dije que te voy a chingar a mi manera y tu no te la dabas tanto de que estabas lista para un hombre? Pues ahora te aguantas perra!? le respondió Miguel mientras le clavaba la verga mas fuerte y profunda! Jenny gritaba y secretamente pensaba que alguien la escucharía y la salvaría! ?Grita todo lo que quieras puta! Es en vano, estas sola, nadie te va escuchar!? le decía Miguel.

Jenny sentía el piso frió y duro a su espalda, mientras encima tenia el cuerpo caliente y sudorífico de Miguel. Este sentía lo apretada que tenia Jenny la concha y estaba súper caliente y húmeda también! Esto lo provocaba a darle mas duro, sentía líquidos saliéndole a la concha de Jenny y sabia que era una mezcla de su sangre y sus jugos. Antes de corredse Miguel saco su verga y se masturbo sobre los senos de Jenny, embarrándolos completamente con su semen caliente. Miguel la agarro por los pelos y la hecho a un lado, buscando servilletas limpio el piso donde estaban y las servilletas se untaron de liquido rojo. Jenny sabia que ya era mujer, y eso la alegraba. Miguel arrastro a Jenny hacia la ducho donde los dos se bañaron el uno al otro.

?Que tal Jenny? Como estuvo tu primera vez con un hombre?? le pregunto Miguel. ?Fue mejor de lo que esperaba Miguel! Eres tan caliente, me encanto!? le respondió Jenny. ?Si quieres seguir vamos a tener cuidado de que tu mama y tus hermanos no se enteren. Y recuerda de no contarlo a nadie, porque nadie te va a creer y te matare!? le advirtió Miguel. ?Y vamos a ver si te conseguimos pastillas porque estoy loco por llenarte esa concha con mi semen!? le dijo Miguel.

Después de la ducha los dos se acostaron de nuevo, tenían el fin de semana entero solos y Miguel tenia que enseñarle mas a Jenny, quien estaba muy ansiosa por aprender mas.


Visitar Fuego de Viva!


Author: epson

22 thoughts on “La Desvirgada De Jenny

  1. es una relato kom reforzado… no es real.. lo rela me paso ami un tio cuando tenia 8 me metio la lengua el la vagina y me hizo meaar del gusto… jajajaj

  2. Uy que rico
    Mi padrasto me manoseo durante 4 años fue tan rico.
    Uyyyy me mojaba a mares. Me chupaba mis tetitas de lo más rico y me comía mi cuca tan delicioso de sólo recordar se me paran las tetas

  3. No quiero ser el agua fuestas pero en los dualogos utiliza guiones medios (-) para separarlos en logar de interrogaciones porque eso confunde, por lo de más, está padre tu relato y bastante exitante

  4. me gusto este relato, y me da envidia que la chava haya empezado a gozar desde joven yo tengo 35 y no conozco el placer no e estado con ningun ombre

  5. Me encanto el telato y me exito espero leer mas .. Celeste Delgado …Vivis… Maria C ..Carmen agreguenme en facebook. Buskenme como Ezequiel Huarez Herrera

  6. Todo esto me recuerda cuando era estudiante y me entretenía con primas o sobrinitas, aprovecha amos estar solos y andar desnudos, culiando desde entonses, recuerdo que no tenían bello púbico y eso todavía me excita massss

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.