EL DIA EN QUE MI PADRE Y YO NOS AMAMOS PARA SIEMPRE

Relato erotico de una adolescente

Resumen del relato:

Hola me llamo Roxana y les cuento la increible historia que vivi con mi
padre siendo todavia una adolescente. Resulta que con Roberto (mi padre) siempre hubo “feeling” o cariño si lo queres llamar de esa manera. Desde que yo tenia 15 años siempre nos tocabamos las partes intimas, nos besabamos, pero jamas el
llego a penetrarme, aunque mi calentura iba en aumento hasta que cierta noche cuando veniamos de una fiesta de graduados del bachillerato ambos nos abrazamos perdidamente en mi habitacion y yo comence a besarlo desmedidamente. Como a el le encanta besarme en los labios seguia besandome
hasta que yo lo agarre del cuello y juntos caimos en mi cama. Yo seguia besandolo mientras le ponia mi pierna arriba de la suya y mi mano comenzaba a acariciar su miembro que ya estaba hinchado. De repente sentia que sus manos comenzaban a introducirse debajo de mi pollera escocesa de colegiala lentamente, acariciando mis piernas y llegando hasta mi bombacha
blanca. Yo con mi mano le desabroche la bragueta y llegue a ver por primera vez el miembro descomunal de mi padre a la vez que el intentaba bajarme la bombacha. Ese fue un momento de tension e indecision para mi querido pa, ya que en determinado momento cerro sus ojos por que sentia verguenza. Yo me desabroche la pollera escolar escocesa y el se exito tanto que me abrio las piernas y se monto arriba mio. Podia sentir su pija tan grande golpeando contra mi vagina mientras nos besabamos perdidamente totalmente exitados. Yo le abria bien los ojos con mis manos a la vez que le decia: “pa, te amo demasiado”. El miembro de mi padre era tan grande que resfalaba en
las paredes de mi vagina. Pa, me tomo de la mano e hizo que sostuviese su pija, pero yo no conforme con eso y algo confundida, introduje lentamente su miembro en mi vagina. Venia de una frustrada experiencia sexual anterior con mi ex novio, pero esto seria mucho mas exitante. Comenzaba a sentirme su mujer al sentir tanto
placer, mientras el me susurraba al oido : “hija, perdoname , pero te
quiero muchisimo y no se lo que decirte”. Yo lo volvi a besar locamente
hasta que senti que mas de la mitad de su miembro estaba adentro de mi concha bien caliente. Sentia que su corazon latia a 100 km por hora a medida que le acariciaba su cuerpo. El me acariciaba las tetas y me las chupaba desesperadamente. Yo me sostenia las tetas con las mano para que las chupara bien durante un buen rato con todo su romanticismo y mamara de mis pezones hasta saciarse de esa dulce sed de placer. Fue asi como me dejo las tetas bien duras y rojizas.
Pero su pija era elemental para mi y me monte sobre el hasta que esa enorme pija entro totalmente en mi concha. Podia sentir como golpeaban sus huevos llenos de leche contra las paredes de mi conchita y le gritaba desesperadamente: “Dame, pa, dame mas y mas…”
El seguia cogiendome con toda la lujuria y salvajismo de un toro
salvaje hasta que comence a sentir un poco de su leche caliente dentro de mi vagina. De repente el saco esa deseada pija de mi concha y la puso frente de mi boca. Yo se la chupe y no pare de chuparsela mientras el enloqueciamas y mas a tal punto que sus manos acariaban mi cabello. Volvio a besarme y acariciarme hasta que me dijo : “te deseo tanto que quiero ser tu legitimo esposo aunque nos tengamos que mudarnos del vecindario”. Yo le replique: “Pa, ire a vivir donde vos me lo pidas con tal de que estemos juntos y nos amemos eternamente” “quiero embarazarme de amor de tu amor y de tu amor naceran nuestros hijos que amaremos toda la vida. pa”. “No quiero a otro hombre” . Fue asi como nos volvimos a besar perdidamente mientras el me sostenia la espalda con su mano. Yo levantaba mis piernas para facilitarle una nueva penetracion y asi fue : mientras nos besabamos yo comenzaba a sentir como esa pija descomunal de mi padre comenzaba a penetrarme hasta partirme en dos. El repetia reiteradas veces que me queria muchisimo y yo otra vez le decia que queria embarzarme de su
amor. El entendio mis palabras y largo toda su leche dentro de mi
destrozada vagina. Su liquido era tan abundante que ambos fantaseabamos con la posibilidad de tener un hijo en una relacion prohibida , pero de mucho amor.
Rios de su leche inundaban mi concha hasta que totalmente agotada le pedi que durmiese al lado mio abrazado a mi. Esa fue inolvidable porque dormimos abotonados y durante la mañana pude sentir que su miembro comenzaba a pararse y a entrar a mi concha nuevamente e inudarme con su leche caliente.
De repente me acaricio la cola y yo se la entregue: el me penetro
lentamente por miedo a lastimarme , pero a mi tambien me gustaba por
atras hasta que acabo nuevamente. Parte de las sabanas se mancharon con su leche
a la vez que el agujero de mi culo estaba inundado de su esperma. Fue
hermoso. Hoy vivimos en un pueblito de 20 mil habitantes a unos pocos
kilometros de San Carlos de Bariloche como marido y mujer. Tenemos sexo 4 o 5 veces por semana, somos muy felices y como si eso fuese poco tenemos dos hermoso hijos que son el fruto de nuestro amor prohibido. El me ama como su autentica mujer y yo a el como mi legitimo esposo a quien voy a amar toda mi vida. Quienes deseen escribirnos pueden hacerlo a : [email protected] o en su defecto a: [email protected]

Roxana, 23 años y Roberto, 45 años.
Bariloche , Argentina.

Author: alexa66

2 thoughts on “EL DIA EN QUE MI PADRE Y YO NOS AMAMOS PARA SIEMPRE

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.