Camille y su padre. Y yo q me los monto con ganas!!

… solo leanlo que les va a gustar…
Imaginense dos franceses cabrones, listos para follar conmigo que estaba caliente por ellos!! Aún no entiendo porque, pero sucede que siempre me he sentido inclinada por los hombres menores que yo (aunque esta historia no solo tiene pedofília). Y esta historia comienza hace unos dos años atrás cuando conocí a Camille. Comenzaré diciendo que tengo ahora 20 años, estudio en una universidad privada en mi país, estudio algo referente al ámbito jurídico. Conocí a Camille cuando estaba aún en el colegio. Debo decir que soy bajita, delgada y tengo unos senos bastante grandes (lo que muchas veces me incomoda) con las areolas de los pezones color rosa, mi cosita es rasuradita y rojita, tengo la piel muy blanca y pecosa, el pelo negro y los labios color carmesí. Camille era un muchacho francés que venía con su familia, los que eran diplomáticos en el país. Era alto y delgado, tenía el pelo de un color entre el rubio y el gris, los ojos aceitunados y negros como el petróleo y la piel de avellanas tostadas al sol. Confieso que después de mirar sus facciones me dedique a mirarle un trasero exquisito y un paquete desproporcionado, el cual no tardaría mucho en mirar. Me llamaremos Candela, esto hará mas fácil el entendimiento. Candela era varios cursos mayor que Camille, era presidente del centro de alumnos de su colegio por lo que le toco incorporar a Camille en el curso que le correspondía. Cuando entró por la puerta de la sala de estudio lo mire de pies a cabeza venía con el uniforme desordenado y un gorro azul que le tapaba los ojos y con unos audífonos enormes. Me miro y dijo algo en francés que no entendí. Me acerque a él, me quite las gafas y me las lleve a la boca, hice un circulo a su alrededor y lo mire de pies a cabeza, cuando llegue nuevamente a mi lugar lo mire mejor y me di cuenta que tenía el cierre del pantalón abierto, me acerque a él con una cara bastante sugerente, se puso nervioso pero no se movió con una mano agarre su pantalón desde abajo y con la otra subí su cremallera. ?Si no lo cuidas te lo pueden comer, o te lo puedo comer?, guiñé un ojo y salí de ahí, haciéndole una seña para que se siguiera. Lo incorpore sin inconvenientes y me fui a mis tutorías.
A la salida de clases vi un auto negro muy elegante con patente diplomática desde el cual una mano me hacía gestos para que me acercara, me arreglé la falda (que era muy cortita bastaba un movimiento para que se viera el culito) y la blusa de piqué blanco (que llevaba sin sostenes). Me acerqué para ver de quien se trataba, era un hombre igual a Camille pero en versión adulta, supuse que era el padre y pensé ?otro francés más y como cresta le hablo ahora??, pero para mi sorpresa me dijo en un español bastante provincial, ?Te llevo a tu casa o te vas a la nuestra, tu decides, aparte tengo un trato que ofrecerte?… me subí al auto mientras Camille y u padre no paraban de mirarme las piernas y las tetas. Llegamos a una casa hermosa y muy espaciosa. Un chofer me ayudó a bajar del vehículo, y lo que sucedió fue que se me vieron las pantaletas y el culito, sentí un quejido de Camille mientras su padre ni siquiera se había inmutado. Entramos en la casa y el padre de Camille lo envió a su habitación hasta nuevo aviso.
-Candela te llamas no es cierto?
-Si Candela
-Yo me llamo Alain Gaglionne, pero dime Alain a secas.
-Bueno Alain dime Candela, pero que necesita usted de mi?
En ese momento sentí su mirada recorrerme sin ningún dejo de moral, acerco una de sus manos a un tenedor q había sobre la mesa y lo dejo caer. Se agacho para recogerlo me miro las piernas sin ningún pudor.
-Lo que necesito es q refuerces a Camille en español ya que nos vamos en medio año a Perú y a Venezuela y quiero que aprenda, antes vivía con su madre y este cambio es bastante fuerte para él, puedes?
-Claro que puedo, (puedo eso y mucho más) me espera un segundo necesito ir al baño.
Me mostró por donde era y me dijo que lo esperara en la habitación del final del pasillo. Entré en el baño y capte que si no hacía algo no podría tirarme al viejazo que estaba de lo mejor. Me saque los calzoncitos q eran muy pequeños los guarde en mi morral y salí del baño. Camine por el pasillo que era bastante amplio, al pasar por la pieza de Camille lo vi frente al computador por lo que no me presto ni un poco de atención. Seguí caminando, pues como ya dije antes la casa era inmensa, hasta que entré en una habitación muy amplia que tenia que tenia sillones, una chimenea y una cama de casi tres plazas. Y en los sillones frente a la chimenea (que no estaba prendida pues hacia un calor de puta madres) me hizo un gesto de que me sentara, me ofreció un trago y gustosa lo acepte, para entrar en calor. Me pregunto sobre mis padres, la escuela y demás tonteras. Pero la cosa se puso interesante cuando me dijo que tenía un jacuzzi (es una tina que tiene hidromasajes, es que no se como se dice en otros países), me invitó al baño a mirarlo y acepte, me acerque a una puerta transparente en la que se veía un baño muy espacioso y elegante y al fondo de el una tina enorme. Me acerque a el jacuzzi mientras Alain cerraba la puerta y bajaba unas persianas. Me apoyé en la tina y levanté la colita, lo que dejo ver mi vagina perfectamente rasurada. Alain se acerco con cuidado y me pregunto si deseaba bañarme, a lo que respondí rápidamente que si.
-Bueno entonces ahora ?te la lleno? para que te bañes
Ese te la lleno se refería a mi colita o la tina?. Se apoyó en mi para llenar la tina y me rozo con un pena muy erecto que casi estallaba bajo ese pantalón. De a poco se llenó la tina y yo jugueteaba con el agua mientras Alain me punteaba con su flamante pene. De repente el agua ya estuvo en su punto y me dio el si para meterme en la bañera, pero antes de poder hacerlo se arrodillo, me subió la falda, me separó las piernas y me beso el conchito, primero muy despacio y luego con más fuerzas y ganas. Separo mi ranurita con una lengua muy diestra, con una de sus manos comenzó a apretar mi botoncito, yo solo podía gemir y morderme los labios, con la otra mano me comenzó a tocar mis pezones que ya estaban erectos. Con un movimiento brusco me dio vuelta me saco la blusa sin parar de besarme los labios que tenían sabor a mi. Me saco toda la ropa y la tiró en el suelo me miro y me comenzó a besar los pechos se los metió en la boca me mordía los pezones casi nos frenesí, le saqué a tirones los pantalones, lo que dejó escapar su verga que esta realmente dura (era enorme y con la puntita rosada) me dieron muchas ganas de darme la mamada del siglo. Pero me contuve y me deje comer, comenzó a bajar por mi estomago liso hasta mi pubis y dijo ?Lo tienes todo mojadito, puedo entrar??, ?No puedes porque es mío?. Me miro directo al coño y dijo, ?es mío y cagaste?. Comenzó a comérselo, por su lengua se resbalaban mis jugos, el los saboreaba con ganas y calentura. Gemidos, gritos y muchos rasguños en su espalda le di. Los masturbe mientras me devoraba la concha. Me sentí venir y grite como una perra. Alain sorbió todos los líquidos de Candela sin dejar una sola gota fuera. No tuvo tiempo de reponerse pues Alain arremetió contra ella con ese Pico gigante que ostentaba. La penetró con fuerzas y cabalgo sobre ella, pensó que si no la partía como un queso tendría que masturbarse como un loco o llamar a su hijo para que se la chupase. La metía y sacaba como un loco estuvo así una hora sin parar hasta que todo el semen fue a parar dentro de candela inundándola de placer al venirse una vez más. Se incorporó y grito ?Alé Alé?. Y casi de inmediato entró en el baño Camille, que al ver a Candela en el baño y a su padre en pelotas no dijo nada, había naturalidad en sus ojos. Alain le dijo a Camille algo en el oído y este se acercó a Candela ay le tendió una mano. Esta se levanto y camille la agarró por las caderas y la apretó contra el, la beso en los labios sin que Candela pudiera decir que no. Camille se desvistió y dejo fuera un pene similar al de su padre pero un poco menos grande. Camille tomó a Candela que ya gemía, entre sus brazos y afirmo en el lavabo, la penetró como un potro, gemía como un loco, mientras Candela lo miraba como si no pudiera creer que el pudiera estar partiéndola así. Camille descargó su leche dentro de Candela. Alain tomo a candela y la metió dentro de jacuzzi predio los masajeadotes y la puso en cuatro patas, le hizo una seña a Camille y este saco un pote de lubricante de un botiquín. Se lo acercó al padre y este lo tomo, lo abrió y comenzó a esparcirlo sobre el ano a Candela, primero metió un dedo, luego dos y cuando ya estuvo dilatado la penetro con toda la fuerza, Candela gimió y sus tetas bambolearon lo suficiente como para despertar el miembro de Camille. Este se acerco y tomo también el pote de lubricante y se lo esparció en el pene. Candela pensó que la iban a penetrar, pero no fue a ella, fue al padre que se chanto como si fuese masa, comenzaron los tres a gemir. Mientras Camille y Alain gritaban como perros en celo. Candela se volteo y le dijo a Camille que la montara que ya no daba más de comerselo. Camille atendió al llamado y la penetró con todas las fuerzas del mundo, la re partió la hizo gritar mientras su padre le lamía las bolas y le tocaba las sendas tetas a Candela. Candela quizo mamar y tuvo su mamada, se metió hasta la gargante ese pene tan rico, lo lamio lo mordio mientras el padre le chupaba la coña y le apretaba los pezones. Candela se sintió venir al mismo tiempo que sintió semen en su boca, lo tragó todo sin decir una palabra, mientras Camille le entregaba un cinturón con un falo negro. Candela lo lubrico y comenzó a penetrar a Alain, este se retorcía y gemía mientras despertaba el Pico de Camille a chupadas. Alain tuvo su orgasmos y quedamos todos contentos. Me seque y vestí, Camille me siguió y me dejo al oído. ?Si enseña com lo hace, tenemo muchio sexo pur delante?. Me gire y lo bese. Salí de la casa el chofer me esperaba, me miro subir y dijo algo q no entendí. Hasta el día de hoy cada vez que este nene viene y su padre me montan y los monto, pero algo no dije y es que Camille tenía 13 años y tenía un pico de puta madres. Y por cierto Camille habla muy bien el español. Opinen es mi primera historia y quiero compartirla y por cierto, es real…

Author: yayita

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.