Me encanta coger con mi entrenador.

Les quiero compartir una experiencia inigualable, soy una chica de 19 años, no es por nada pero soy muy guapa, de buen cuerpo, pechos grandes y redondos, trasero de buen tamaño, de piel clara y pelo negro y largo.

Hace poco decidí meterme al gym para matar algo de tiempo todos los días. Me presentaron a mi instructor, un tipo alto, rubio, pero de piel ligeramente bronceada, barba, buen cuerpo, tatuajes en los brazos, un tipo guapísimo.

Bueno, el comenzo a ponerme ejercicios en base a los intereses físicos que tengo, mas tarde me pidió que pasara al consultorio medico del gimnasio para hacerme una evaluación, fuimos, cerro la puerta y me tomo peso altura, para esto yo ya me había duchado y cambiado mi ropa deportiva por un vestido negro de tipo piel, escotado, dejando ver mis grandes senos, y muy corto, dejando ver mis piernas, y unos tacones de 12 cm algo abiertos, con el cabello lacio y largo hasta mi cintura.

Bueno, en el consultorio, comenzo a hacerme una entrevista, la verdad que como a mi el tipo me encantaba, le dije que me sentía un poco mareada, y le pedí si podía recostarme en la camilla, a lo que el asintió, yo subí una pierna dejandole ver una tanguita diminuta negra, y note como se puso nervioso.

Luego le pedí si me tomaba la temperatura, ya que yo creía que tenia calentura, primero el me toco la cara y me dijo que si me sentía algo tibia, el aprovecho para agarrarme un seno, luego se disculpo, yo le conteste agarrándole la verga por encima del pants, el se quedo atónito y solo le dije, no hagas ruido, me baje de la camilla, y le frote mi culo en su verga.

El ya excitadisimo, me comenzo a pellizcar las tetas, despues me voltee le baje el pantalón y el boxer, y comencé a mamarle la verga, los huevos y el solo gemía de placer, me levanto, me sento y puso mis rodilla en su hombro, me quito mi tanga y beso mi vagina bien rasuradita y mojada, me metía la lengua, los dedos, hasta que le pedí que me lo metiera.

Se puso por detrás mio y comenzo a embestirme, era tan delicioso esa sensación, el estaba mas que excitado con mi cuerpo, me manoseaba toda, me ponía de perrito, yo lo montaba, pero de esa forma no duraba tanto, y se venia muy pronto, follamos un buen rato.

Estabamos muy sudados, finalmente le dije que queria que me diera por el ano para que se viniera ahí, me acomodo recostada en la camilla y el de pie, casi como de perrito, y comenzo a penetrarme lentamente, yo sentía su enorme verga rozándome el culo, y un ligero pero excitante dolor, me embistió con una furia deliciosa, solo sentí como se venia, veía el placer en sus ojos, y yo junto con el tuve un orgasmo delicioso.

Terminamos, el se vistió y yo me puse mi tanguita, salimos del consultorio, y nos fuimos como si nada hubiera pasado, pero yo se que ahora el no podrá dejar de masturbarse pensando en mi, hasta que volvamos a follar, y no falta mucho para eso……

Relatos Similares:

7 comentarios en “Me encanta coger con mi entrenador.”

  1. Soy profesor de depores y siempre me follo las nenas calientes en la enfermeria del gim me encierro con alguna, o dos o tres y les doy verga. Me encanta terminar embistiendoles por el culo. Que rico…

Deja un comentario