el trauma que provoco mi infiel madre


Visitar Comix Harem!


a la edad de 9 años tuve un trauma que me ah marcado a lo largo de mi vida y del cual pude salir hace poco, ese trauma lo ocasiono mi madre que desde que tuve uso de razón  junto con mi padre tomaban hasta embrutecerse, y aunque empezaban tomando bien no sabia porque siempre terminaban peleando, y no se si eso orillo a mi madre a hacer lo que provoco el trauma que les comento, fue una ves que mi padre llego con un tipo con el cual junto con mi madre tomaron y convivieron, y ya en la noche  estando dormido las ganas de orinar me despertaron y al ir al baño me pareció extraño ver a mi padre solo y dormido en la sala, pero mas extraño me pareció no ver a mi madre y al tipo, y pensando que el tipo ya se había fui al cuarto de mis padres para ver si mi madre ya dormía, y al ver la puerta medio abierta me asome para  quedarme como pendejo al ver como en la cama el tipo arriba de mi madre mamaba sus chiches mientras metía y sacaba su dura verga de la peluda verija de mi madre, como era la primera ves que veía coger me quede tan impresionado que no supe que hacer, luego de ver un poco mas el tipo y mi madre se quedaron quietos gimiendo y pujando, y apenas vi que el tipo se quitaba de encima de mi madre me fui antes que me vieran,  ya acostado no podía creer que mi madre hiciera eso y que aceptara que ese tipo metiera y sacara su verga de su peluda verija, y sabiendo que era malo quise decirle a mi padre pero al levantarme y sentir extraña mi verga me la toque para con sorpresa sentirla dura y parada por primera ves, y sabiendo que era por haber visto eso preferí no hacerlo pues quien sabe que pasaria, así que mejor me dormí deseando que no volviera a ocurrir para no pasar por lo mismo, pero no iba a ser así pues una semana después mi padre llego de nuevo con el tipo y al ver que a mi madre parecía darle gusto enojado vi como volvían a tomar de nuevo, pero sin saber porque ese enojo fue desapareciendo al imaginar lo que podía pasar de nuevo, y ya con esa insana idea me fui a mi cuarto y espere a que todo quedara en silencio, para luego levantarme y ya con la verga parada fui a la sala donde convivían, y al ver a mi padre dormido mientras en su cuarto se oían ruidos todavía tuve la intención de decirle lo que estaba pasando, pero el morbo por ver de nuevo como mi madre era cogida me venció, así que ya caliente fui a su cuarto y ya ahí solo basto abrir un poco la puerta para ver como mi madre empinada movía sus nalgas gimiendo y pujando mientras el tipo metía y sacaba la verga de su peluda verija, al ver eso de nuevo sentí que mi verga ya bien parada pedía algo mas y sin pensarlo me la empece a agarrar y apretar viendo como mi madre y el tipo gozaban sin parar de coger, y como era la primera ves que me masturbaba no tarde en ver como todos mis mocos salían por mi verga sintiendo la cosa mas rica del mundo, luego que termine vi como el tipo se quedaba quieto pujando y apretando las nalgas de mi madre para luego sacar su ya aguada verga aun escurriendo de mocos como los míos, luego de sentir por primera ves lo rico que era venirse comprendí porque el tipo gozaba tanto metiendo y sacando su verga de la peluda verija de mi madre, pues si yo había gozado tanto con solo ver ya me imaginaba lo rico que sentía ese tipo al cogerse a mi madre, luego de esa rica pero insana experiencia mi trauma creció y como me había gustado masturbarme y venirme lo hacia casi a diario recordando como la  peluda verija de mi madre recibía una y otra ves la dura verga del tipo penetrada, lo que provoco que naciera en mi el deseo de tocar esa peluda verija que tanto hacia gozar al tipo pero sabiendo que eso seria mas malo no  me atreví, y aunque quise conformarme viendo de nuevo coger a mi madre hacer eso ya no pude pues mi padre yo creo sintiendo algo dejo de llevar al tipo, y ya resignado a no volver eso que tanto me había gustado ocurrió algo que me hizo comprender porque mis padres discutían cuando tomaban, y fue cuando una noche que tomaban me fui a dormir y luego de tiempo las ganas de orinar me hicieron ir al baño y al oír ruidos en su cuarto mi verga se paro imaginándome lo que hacían, y el deseo de volver a ver cogiendo a mi madre se apodero de mi y sin importarme que fuera malo me fui acercando a su cuarto, y al abrir un poco la puerta vi a mi madre empinada  mientras mi padre se masturbaba tratando de parar su aguada verga y al no lograrlo mi madre enojada se acostó diciéndole, ya ves ni puedes siempre es lo mismo contigo por eso mejor ya duérmete, al ver y oír eso me retire comprendiendo que lo malo que hizo mi madre fue en parte  culpa de mi padre por no poder cogerla, y viéndola mas victima que culpable mis malos deseos se apaciguaron y mas porque luego de unos meses mi madre dio a luz a mi hermanita ante la indiferencia de mi padre que en lugar de feliz hasta parecía hasta molesto, pero aun así todo iba bien hasta que una noche en que mi padre no llegaba de trabajar fui a su cuarto a ver si mi madre y hermana estaban bien, y al entrar sentí un vuelco en el corazón al ver como mi madre se había quedado dormida dándole de comer a mi hermanita, la cual ya satisfecha dormía al lado de su chiche que como era natural estaba mas grande, y mientras veía esa chiche con negro pezón, vino a mi mente cuando ese tipo lo chupaba y lamia con gran delicia mientras metía y sacaba la dura verga de su peluda verija, y sin querer el deseo de tocarla regreso y sin importarme el respeto que ya le tenia, me hinque para luego ir metiendo mi nerviosa mano bajo la cobija hasta tocar la caliente piel de su pierna que me hizo que tragar saliva de la emoción, luego de unos segundos de rica sensación mi mano fue subiendo entre sus piernas hasta tocar los pelos que salían por la orilla de su calzón, los cuales acaricie suavemente sintiendo como mi verga se ponía dura y mas cuando mis dedos tocaron el bulto que hacia su verija en su calzón, y ya sin contenerme lo empece a sobar lentamente aumentando mi emoción al sentir como se mojaba lo que hizo que mis dedos se fueron metiendo bajo su calzón, y apenas sentí su babosa verija al natural basto acariciarla solo un poco para sentir como mis mocos empezaban a salir provocando que me saliera un gemido de placer, placer que acabo al oír como la puerta de la entrada se abría, dándome apenas tiempo de sacar mi mano y salir, ya en mi cuarto acostado no podía creer lo que había pasado era tan increíble lo que había sentido y aunque sabía que había sido lo peor que había hecho no me arrepentí, al contrario el deseo de hacerlo de nuevo me invadió y mas cuando puse mis dedos en la nariz con el rico olor a la verija de mi madre que hizo volver a masturbarme, ya que me vine otra ves me dormí feliz esperando el momento de hacerlo de nuevo, momento que para mi insano deseo se dio a los pocos días que mi padre no llegaba y apenas creí que mi madre ya dormía ya estaba frente a ella, viendo esa gran chiche que había iniciado todo y viendo que mi hermana ya no la quería el deseo de hacer lo mismo que el tipo llego, así que luego de acercarme mi mano bajo hasta sentir su suave y caliente piel  luego de unos segundos de gran emoción la empece a acariciar hasta llegar y sentir su duro pezón, emoción que me hizo sacar mi parada verga para luego masturbarme sin dejar de acariciar la chiche de mi madre, y apenas sentí que me venia me hice a un lado para no salpicarle con mis calientes mocos, luego de terminar y viendo que mi verga seguía parada pidiendo mas placer me hinque y metí mi mano bajo la cobija para con sorpresa sentir que no traía calzón y la sorpresa crecería al sentir su mano en la peluda verija, la cual suavemente hice a un lado para luego deleitarme acariciando la ya mojada verija de mi madre, y pensando que era por lo que hacia ya no me medí y uno de mis dedos fue entrando entre su verija hasta sentir su caliente hoyo, en el cual fui metiendo lentamente mi dedo y ya que estuvo todo adentro con gran emoción lo empece a meter y sacar despacio y estaba tan feliz disfrutando ese nuevo placer que ni me di cuenta que mi padre ya había entrado a la casa, dándome apenas tiempo de meterme bajo la cama y con miedo vi que entraba borracho para luego de quitarse la ropa como pudo acostarse, y luego de unos minutos sentí como la cama se movía, y el solo imaginar que ya le estaba metiendo la verga hizo que sintiera coraje por no ser yo el que lo estuviera haciendo, lo bueno fue que mi coraje no duro mucho pues esos movimientos no tardaron y al oír que ya roncaba en salí debajo de la cama y me retire pero ya con el deseo de cogerme a mi madre, que gracias a que mi padre no lo hacia estuvo a punto de suceder el día que hice mi primera comunión en la cual  como era de esperarse se hizo una fiesta faltando mi padre que le tocaba doblar turno trabajando, y así la fiesta acabo quedando solo mi madre y su cuñado que extrañamente seguían la fiesta, y al ver que mi madre ya se veía bien borracha sentí que mi insano deseo se podía cumplir, así que deseando que su cuñado se fuera ya me fui a mi cuarto a esperar el ansiado momento, luego de tiempo los ruidos cesaron y con mi verga ya bien parada me dirigí al cuarto de mis padres, y al ver la luz apagada me causo extrañeza pues mi madre la mantenía prendida por mi hermanita, así que intrigado entre y la prendí para con sorpresa ver a mi madre y su cuñado acostados sobre una cobija en el piso dormidos, el con los pantalones abajo con verga toda aguada y mi madre acostada de lado casi desnuda enseñando toda su peluda verija, luego de la sorpresa y ya sin importarme lo malo que había hecho otra ves mi deseo por meterle mi verga aumento, así que ya decidido a todo en silencio moví a su cuñado y  despertar y darse cuenta lo que había hecho, sin decir nada como pudo se subió los pantalones para luego salir, luego de oír como cerraba la puerta me saque la verga y me empece a masturbar viendo verija de mi madre que tanto deseaba penetrar, así que ya sin contenerme me acosté tras ella y cuando estaba a punto de cumplir mi insano deseo, mi hermanita empezó a llorar provocando que aprisa me levantara y saliera del cuarto oyendo a lo lejos como mi madre con voz de borracha ya la consolaba, ese fallido intento provoco que mi trauma aumentara todavía mas pues ya solo pensaba en meterle la verga a mi madre, lo cual no pasaría pues luego de unos días al llegar por la noche encontré a mis padres tomando con el hermano de ella con el cual últimamente lo hacían seguido, y dándome cuenta que seria imposible cumplir mi deseo me fui a mi cuarto a dormir, pero luego de esa noche extrañamente mi madre cambio pues luego de dejar de tomar se comporto como una verdadera madre atendiéndonos y dándonos amor como nunca lo había hecho, eso hizo que mis insanos deseos fueran desapareciendo y preguntándome porque había sido ese cambio fuimos felices, esa felicidad duraría 3 años en los cuales conocí a un amigo el cual desgraciadamente conoció mi madre, pues se enamoro de el al grado de abandonarnos para irse con el, y bueno así fue como empezó mi trauma el cual acabo después de muchos años y que en el próximo relato contare como.


Visitar Comix Harem!


Author: zovek

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.