El trasero de mi prima es el culpable.

El trasero de mi prima es el culpable.

Primero me presento soy una adolescente mexicana muy simpática y con un culazo espectacular.

Este es el primer relato que escribo y trata de una experiencia inolvidable que pasé al lado de una de mis primas las vacaciones pasadas.

Mi prima y yo nos llevamos 5 años exactamente y en aquel entonces yo tenia 16 y ella 21 recién cumplidos las dos y tal es el caso de que nos llevamos tan bien hasta la fecha que en ese entonces mi papá decidió invitarla a pasar una semana en la playa en Puerto Vallarta con nosotros y así fue.

Mi prima es alta muy guapa con pechos chicos pero con un trasero espectacular y yo no soy muy alta y al igual que mi prima no soy de pechos grandes pero por herencia las dos tenemos unas nalgas grandes y paradas de esas que hasta un perro tiene ganas de cogerlas.

lesbianasPero bueno este sexy relato comienza poco a poco dentro de la habitación del hotel la playa.

Cuando llegamos de carretera nos encontramos con la sorpresa de que mi papa nos había pagado una habitación sencilla para las dos y en fin llegamos de carretera todas llenas de sudor y decidimos bañarnos para refrescarnos y así fue; primero mi prima se metió a bañar y mientras yo desempaqué mi maleta y cuando ella salió sin pena alguna se cambio y se desnudó frente a mi; yo nunca había puesto atención en su hermoso y carnoso cuerpo hasta ese día, ella estaba mojada recién salida de bañar poniendo frente a mi su peluda y rosada vagina y sus pechos parados por el aire acondicionado y pues yo sentí una excitación grande y decidí bañarme enseguida y masturbarme aprovechando la calentura.

Y así pasaron los días, yo cada vez que la veía en ese bikini de tanga y sus pezones parados por el agua de la alberca me empapaba de excitación y corría junto a ella para orgasmearme cerca de ella.

En fin una tarde el hotel tuvo una actividad en la playa y toda mi familia se fue a participar en ella menos mi prima y yo, nos quedamos en la alberca tomando el sol y le pedí que si me ponía bloqueador en la espalda y me puso pero yo noté que empezó a masajearme de mas y que aparte de la espalda empezó a recorrer mis piernas y mis nalgas y se monto en mi y mientras me masajeaba la espalda empezó a morderme la oreja y a gemir y empezó a cabalgar en mis nalgas hasta que sólita se vino y yo llena de excitación y muy húmedas las dos decidimos ir al tocador del lobby y Dentro de un baño masturbarnos cada una su vagina hasta llegar al agotamiento total; pero ahí no terminó la cosa yo no me iba a rendir y ella tampoco hasta que las dos tuviéramos nuestra noche de sexo y flujos vaginales excesivos.

Y nuestro deseo no tardó mucho en cumplirse a la tercera noche decidimos ir a caminar a la playa y a tomarnos una cerveza a un baresito que se encontraba en la orilla de la costa, saliendo de ahí mi prima se metió a un minisuper a comprar algo en lo que yo pagaba la cuenta pero no lo supe hasta llegando al cuarto.

Ya eran como las 2 am cuando estábamos en la cama viendo la televisión cuando de repente ella la apaga y prende la luz y se mete al baño yo escuché que se cambiaba y de repente sale con un bikini espectacular y bañada en lubricante que había comprado un rato antes y me dice: «jugamos a las primas mas buenas del mundo?» Y le respondí que si y en ese momento se lanza encima de mi y nos comenzamos a besar y a desnudar y ella se deslizaba en mi cuerpo bañado ya en lubricante Y comenzó a hacerme sexo oral.

Yo solo sentía su lengua dentro de mi vagina y como con sus largos dedos me penetraba y me retorcía el clítoris y como jalaba mis pelos púbicos, yo no tarde mas que 2 min en llegar al orgasmo y ella se levanto y de la maleta saco un vibrador y me lo metió hasta adentro y ella sorprendida me dijo: ¿como es que te cabe todo esto ahí primita a los 16? Yo le respondí que desde los 14 había perdido la virginidad con uno de 22 y ella sorprendida para y me dice haber demuéstramelo: hazme el amor.

Yo escuché la gloria salir de esa boca y toda excitada me lancé en ella y la besé toda, toditita, le mordí los pequeños y peludines pezones y en su ombligo navegó mi lengua un momento cuando le dije prepara tu vagina primita y me dirigí ahí abajo le metí el vibrador en máxima potencia y con la lengua y los dedos de arriba a abajo la hice llegar al orgasmo y yo de verla me vine de nuevo y gemimos las dos como hembras calientes.

Un minuto mas tarde me preguntó que si quería mas y mi cara de excitada le dijo que si y se subió en mi y en la posición de tijeraros lésbicos cabalgaba en mi y solo se oían nuestros gemidos y el rosar de nuestros líquidos vaginales y esa fricción de nuestros pelos vaginales con el lubricante y al cabo de 3 min así llegamos al orgasmo mas intenso y de de ahí le siguieron otros 3 mas cada minuto ella se entregaba con mas ganas de que la llevara al paraíso y así hicimos la posición del 69 y nos masturbamos con las rodillas de las dos y al último bañadas en sudor y con ese olor peculiar a vagina nos besamos y seguimos masturbándonos hasta las 4 am y agotadas dormimos y en la mañana lo volvimos a hacer y así el resto de las noches de aquellas vacaciones.

Hoy en día todos los sábados hacemos el amor y practicamos la posición de tijerasos lésbicos que es nuestra favorita.

Relatos Similares:

9 comentarios en “El trasero de mi prima es el culpable.”

  1. llenas de sudor????? me encantaria lamerlas y probar su piel salada mojada por su transpiracion, apuesto que su sudor sabe a gloria, pasar mi lengua por todo su cuerpo sudado, por entre sus piernas, su ingles, entre sus pechos, su espalda y sus axilas…mmmmmmmmm!

  2. Uff! ese relato me hizo acabar. El fluido vaginal es lo mas delicioso que existe! soy un hombre que disfruta muchísimo de chupar la vagina de cada chica con la que estoy y si bien cada una sabe diferente, todas son deliciosas!!! excelente relato. saludos desde Argentina.

Deja un comentario