El culo de Kenia


[includeme file=”wibble.php”]


Que tal amigos, les voy a contar como me estuve cogiendo un culo súper rico, el nombre de ella es el real ya que sé que jamás se pondría a buscar sexo en la red, además es un homenaje al culo de ella, pues bueno en ese tiempo yo vivía en una unidad habitacional por el metro Oceanía, a mis 42 años era divorciado y viva solo en un departamento del 2°piso, en el 3° piso vivía una señora ya grande como de 70 años, Doña Julia, a veces la veía saliendo a comprar cosas y luego la deje de ver como por un mes, un día que salía de mi casa vi a una pareja de jóvenes ir subiendo las escaleras, esa era Kenia, una chica blanca de 23 años, cabello rizado hasta la cintura, bonitos pechos pero eso si tenía un culo redondito bien proporcionado, iba acompañada de un primo, en ese instante que la vi pensé que eran pareja, aun así como todos los hombres que vemos un rico culo, voltee para ver su culo subir las escaleras, fue amor a primera vista me gustó mucho y tuve la curiosidad de ver a donde iban y pues entraron en el departamento de la señora mayor, pasaron unos días y volví a ver a Kenia subiendo las escaleras en unos jeans muy ajustados, su culo se veía muy rico, ella volteo con mirada penetrante y como diciéndome ¿se te perdió algo?, baje la mirada y cada quien siguió su camino, no paso ni un día cuando vi que estaba subiendo unas bolsas del Wal-Mart, como eran varias, me ofrecí a ayudarle, ella aduras penas acepto, ya sabía que era vecino de ahí, pero en fin, le pregunte si vivía en un departamento, me dijo que le estaba ayudando a su abuela (Sra. Julia) por un tiempo, a partir de ese día cada vez que nos veíamos, me saludaba y hasta a veces sonreía.

Lo que me dio más confianza para preguntarle por qué no tenía novio, me dijo que hacía poco termino con alguien y que ahora no buscaba algo, Al saber que no tenía buey me propuse coger ese redondo culo, siempre que la veía y tenía oportunidad le miraba el culo y le decía que guapa se ve hoy, obvio en doble sentido, aunque no me decía nada ya sabía que me encantaba su trasero redondito y paradito, así lo estuve haciendo hasta que un día que iba subiendo la escalera con una falda negra que le llegaba a las rodillas, la salude con el clásico ¡Buenas Noches¡ y le vi las nalgas, esa vez si volteo y se me quedo viendo con una mirada penetrante, bajo las escaleras y me dijo en un tono serio “Me gusta ser directa y sincera así que te pregunto ¿quieres algo de mí?, me quede callado e impactado por su pregunta, aun así le conteste ” me gustaba tu trasero y me gustaría tenerlo”, tal vez no se sorprendió por lo que le dije, porque ya sabía que era lo que quería, se quedó pensando un poco y ella me dijo “lo voy a pensar” y subió las escaleras, me quede en shock por lo que había pasado y me quede con la incertidumbre sobre que pasaría, me puse a hacerme la cena pensando en esto, cuando habían pasado 40 minutos de la charla que tuvimos, tocaron mi puerta, me apresure a abrir y era ella, venia en una pijama rosa, se pasó y me dijo, que si lo iba a hacer solo que tenía 2 condiciones, una ser muy discreto y la otra nada de reclamos o celos, en ese momento no me importo nada más y acepte de inmediato, me dijo que mientras nos conocíamos iba a querer condón, le dije que no había problema, tenía en la reserva varios, le agarre de la cintura y la dirigí a que se pusiera de rodillas en el sillón de la sala, dejando su culo bien paradito.


[includeme file=”wibble.php”]


Le baje el pantalón de su pijama y vi una tanguita morada, que no alcanzaba a cubrir sus redondas nalgas, se las baje y ahora si pude ver su culo en todo su esplendor, tenía unas nalgas bien redondas, grandecitas, firmes, suavecitas, se las estuve acariciando lentamente y rico, después saque mi verga de mi pantalón y le estuve pegando con mi verga en sus redondas nalgas, le acomodaba mi verga en el canal de sus nalgas y la frotaba, ya no aguante y me levante por una crema, le abrí sus nalgas y le empezó a embarrar su ano para prepararlo, me puse el condón, me agarre la verga y se la coloque a la entrada de su ano, se la empuje y entro mi cabeza a la primera, ella solo lanzo un ay y lo siguió repitiendo hasta que mi verga se abrió paso hasta lo más profundo de su recto, una vez adentro de su culo me quede disfrutando de su rico culo, como me apretaba su ano y como mis huevos estaban incrustados en sus redondas nalgas, una vez que le di un respiro empecé con el clásico mete y saca con mi verga, la estuve cogiendo así unos 6 minutos y explote en su culo, así me quede dentro de ella hasta que se la saque, se fue al baño a limpiarse y se despidió como de la manera más natural, claro que no era su primera vez por el culo pero me encanto la manera en que aflojo el culo, al final era una chica hermosa que tenía un culo caliente y lo compartía conmigo,  pasaron 3 semanas y ya me dejo coger su culo sin condón, era todavía más rico, podía sentir su piel, calor y sus pelos.

Me di cuenta que coger por el culo ella lo hacía parecer de lo más natural aparte de que tenia un culo muy tragon de verga, a veces lo hacíamos rápido no más de 25 minutos, pero cuando ella tenía tiempo, me dejaba hacer lo que yo quería con su culo incluso había veces que me venía en su culo 2 veces, aunque ya en la segunda me salía poca leche, siempre me dejaba seco, recuerdo que había veces cuando despertaba y tenía la verga parada, le mandaba mensaje a su celular que necesitaba su culo, a los 10 o 15 minutos bajaba y su culo me ayudaba a deslecharme, los domingos que había futbol americano, me acompañaba y durante 3 horas disfrutaba de su culo, me dejaba hacerle de todo a su culo, lo único que no me parecía es que luego se arreglaba muy linda y salía por horas, como habíamos acordado no reclamar al inicio no me molestaba, pero al paso de los meses cuando ya estaba enamorado de su culo, le empecé a preguntar,  ella siempre me evadía, así pasaron 7 meses, había veces que me decía a mí mismo, que más quería si tenía su culo a mi servicio, Un día al estar tomando con un amigo, era el encargado de la panadería cercana,  le presumí que me estaba cogiendo a Kenia, No me creyó al inicio, pero le enseñe unas fotos donde me estaba cogiendo el culo de Kenia, fue que se sorprendió y me dijo que era un chingon y seguimos platicando de otras cosas, lo extraño es que al siguiente día me había quedado de ver con Kenia y no llego, ni me contesto el teléfono y así pasaron 3 días,  me empecé a sentir nervioso sobre que pasaba, espiaba a ver si pasaba a cada rato, parecía un adicto (a su culo). al siguiente día ella me toco a la puerta, abrí y estaba ella ahí, me dijo que el sr. de la panadería se le había insinuado y que  le había dicho que me la estaba cogiendo, No podía creerlo de ese viejo chismoso, trate de rogarle, pero no le intereso, me dijo que no quería que la volviera a molestar, me quede callado y solo vi cómo iba subiendo las escaleras, llevándose ese hermoso culo que tantas veces había llenado de leche, en un mes la vi como 2 veces, ni me dirigía la mirada, así que me deprimí mucho y mejor decidí irme a otro lado, me fui al estado de México, así llego al fin la etapa más feliz de mi vida, cuando me sentí mas pleno como hombre y por una idiotez lo eche a perder.

ResponderReenviar


[includeme file=”wibble.php”]


Author: Manu64

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.