El Carpintero (2a Parte)

Por
13 mayo, 2019 10:35 am

Hola mis amores!!!

Gracias por sus mensajes y comentarios, y por petición de muchos de ustedes publico la segunda ocasión que estuve con el carpintero.

Después de aquella ves, no dejaba de pensar en lo que había sucedido, el simple hecho de pensarlo me hacía que me humedeciera y la falta de sexo de mi esposo hacia que me pusiera a mil y la mayoría de veces terminaba masturbándome en la sala, en la cama, en el baño y por supuesto en la cocina donde recordaba lo sucedido ahí!!

Como mi marido se tardó en llamarlo para la reparación de la cocina, le pedí el teléfono, para yo marcarle a lo que accedió sin ningún problema, lo que quiere decir que no sospecha nada, me dio su tarjeta y en cuanto la recibí al día siguiente luego luego le marque.

Estaba muerta de nervios a la hora de marcarle, pero lo hice.

-bueno, contesto

-Con Don Juan (el nombre fue cambiado)

-A sus órdenes

-Habla Claudia, la del fraccionamiento “X”, me recuerda??

– cómo no!!!!, como olvidarte putita?!?!

Como olvidar ese culito apretadito, quieres más???

-(Me puso muy nerviosa pero también muy caliente), he…ha… sabe mi cocina necesita una reparación y quería ver si podría venir mañana?

-Claro que si perra!!! A qué hora quieres que este?

-mmhh a las 10 está bien.

– ahí estaré culito!!

-Bye!!

Cuando colgué estaba temblando, y también me di cuenta que estaba humedisima, tuve que tumbarme en el sillón y masturbarme salvaje y desenfrenadamente, gritando hasta tener un violento orgasmo!!

Esa noche llego mi marido, me pregunto si le había hablado al carpintero, le conteste que sí, que me dejara para pagarle ( no hay que mezclar el placer con negocios), nos sentamos a ver tele y en ese momento sentí un cólico…. Ho…no!!! Fui al baño y mi regla había comenzado!! No puede ser!! La verdad es que no me gusta hacerlo en mis días, no se me hace agradable el batidero. Regrese muy molesta el ver la tele y él lo noto, que pasa? me pregunto,  es solo mi regla le conteste, pero la verdad era la frustración, tenía unas ganas inmensas de coger, es algo que solo las mujeres me entenderán ese deseo tan intenso y no poder tenerlo.

Durante toda la noche me la pase pensando si debía hablarle para cancelar, fue hasta ya entrada la madrugada que me quede dormida. Al día siguiente mi marido se fue a trabajar, yo me levante me di un baño me puse una pantaletas negra, deportivo de licra negro, top rosa sin bra, y la chamarra del deportivo.

Llego muy puntual a las 10, lo hice pasar con su caja de herramienta ahora si me asegure de cerrar la puerta, y lo alcance en la cocina, en cuanto me tuvo de frente, me brazo y me beso con una lujuria que me quería devora, me apretaba las nalgas, metía su lengua en mi boca, me dejaba el sabor a tabaco, me lamia y me besaba el cuello, aquí estoy putita!!, así que te gusto?!?! Todas las perras como tu son iguales, me decía.

Usando todas mis fuerzas lo empuje a la pared y mientras le decía con una voz de zorra que me salía, no me puedes coger papi, pero no por eso te voy a dejar con las ganas, mientras mis manos desabrochaban su cinto, me arrodille y acabe de desabrocharle el pantalón y bajarle el bóxer tipo cholo, dios santo!!! Le dije, estaba su verga semi erecta y es enorme!!!

Se le comencé a sobar con mis manos y pasar mi lengua por todo el tronco, el solo gemía de placer…hay cabrona me decía, su olor era de sudor, de verga olorosa, lo cual me excitaba mucho, en poco tiempo esta paradisima apuntando al techo, como pudo entrarme todo eso le decía…tuve que agarrarla con mis dos manos una sobre otra y salía su cabeza morada y dura de la excitación, así mi boca cubría todo su glande para no atragantarme.

El suspiraba y gemía de placer yo estaba engolosinada con ese tremendo zipote!! Empujaba mi cabeza para que me lo metiera mas, pero la forma como mis manos sostenían su tronco lo impedía, no quería que me hiciera arcadas o me hiciera daño, en un momento me jalo del cabello y me levanto, me beso con lujuria, me babeaba toda, me mordía el cuello, de un tirón me bajo el cierre de la chamarra, sobo mis tetas por encima del top, para después subírmelo y quedaron al descubierto mis senos, mis pezones estaban duros de la excitación, muy hábilmente me tomo por la cintura y me alzo, hasta que mis senos quedaron frente a su boca, los devoro con lujuria desenfrenada, mordía mis pezones, me hacía gritar del dolor y el placer, con mis piernas rodee su cintura, cómelas papito, son tuyas le decía.

Como pudo con el pantalón a los talones me acerco a la barra de la cocina y me sentó ahí, ya con sus manos libres me apretaba los senos al grado de hacerme gritar, los mordía los estrujaba, me tenía excitadísima, mi cuerpo se arqueaba del placer y al mismo tiempo ofrecérselos.

Me volvió a besar con esa lujuria, me mordió las orejas y me dijo, te quiero coger perra. No puedo papi, estoy en mis días, le conteste. Violentamente me jalo del cabello y me dijo entonces te vas a tomar mi leche perra!! Acabando de decir eso me metió su lengua en mi boca como si quisiera llegar a mi garganta, en cuanto me soltó de un brinco me baje de la barra, lo tome de la mano se medió subió el pantalón y lo lleve al sillón, lo senté abrí sus piernas, me hinque entre ellas y nuevamente tomando con ambas manos esta tremenda verga comencé a mamarle, gemía y me insultaba, que rico hija de la chingada me decía, eres de lo más puta, a cada palabra que decía, más me prendía, de vez en cuando empujaba mi cabeza, pero mis manos ayudaban a solo meterme la cabezota.

Estaba muy entretenida con lo mío, cuando nuevamente me jala del cabello y me levanta, abro mis piernas para sentarme en sus muslos, me muerde nuevamente mis senos, me las tima, me hace daño me suelta y me da a chupar su dedo medio, chúpalo puta!! Esta sucio, pero lo hago, chúpalo bien, me grita!!!, me lo saca de la boca, ya ensalivado, me mete la mano por atrás debajo de la pantaletas y de un solo movimiento lo clava en mi culito, me hace gritar y temblar del dolor y del placer…hhhaaaaa, no papi, le digo, lo empieza a mover sin importarle lo que diga, me lo saca y me lo vuelve a dar para que lo chupe, a lo cual me rehusó, sin pensarlo me da una bofetada, aquí el que manda soy yo pendeja, me grita!!! Y de un movimiento casi violento me lo mete en la boca, lo miro con mis ojos llenos de lágrimas, me dolió la cachetada. Pórtate bien o te doy otra pinche puta!!! Me dice.

Nuevamente me lo vuelve a meter en mi culo, comienzo a gemir de placer mmmhhhhhh. Ya lo ves perra!!!, me lo saca nuevamente y ahora me da a chuparle dos, lo obedezco, pues no quiero que me pegue de nuevo, ahora los dos los mete en mi culito agghhhh. Me duele papi!! (La verdad la posición no ayuda mucho), estuvo estrujando mi culito hasta que quiso, me mataba esa mezcla de placer y dolor!!

Nuevamente me toma del cabello y casi me tira, poniéndome nuevamente entre sus piernas, inmediatamente mis manos lo tomas una sobre otra y comienzo el lengüeteo en su cabeza, abro toda mi boca para mamarla, no tardo mucho cuando comenzó con los espasmos, mientras me decía, trágatelo todo puta!! En eso grito de placer agghhhhhhhh, y fue un chorro tremendo que invadió mi boca, no pude tragarlo todo cuando me retire varios chorros de semen llenaron mi cara y mi cabello, resbalaban por mis senos, esto solo lo había visto en las películas, una cantidad tremenda de semen, tenía toda la cara llena, el cabello salpicado y mi chamarra y top, toda manchada, el suspiraba y gemía, quise levantarme para besarlo y me dijo: ve asearte puta barata!!!

Comprendí que así tenía que ser fui al baño a limpiarme era increíble nunca pensé que unos huevos pudieran guardar tanto semen, me cambie la chamarra y el top regrese a la sala ya se había limpiado con su pañuelo, que ricas mamadas perra, me dijo y medio otro beso. Se puso a trabajar en las puertas de la cocina.

Ya por la tarde le ofrecí de comer acompañado de una cerveza, lo cual acepto, platicábamos de lo desatendida que me tiene mi marido a lo cual me dijo que cuando quisiera solo le hablara. Al terminar la comida, me hinque nuevamente y le chupe su pito flácido, pero no se le paro a lo que apenadamente me dijo que no había traído su medicina. Pero que a la otra estaría preparado.

Se fue ya tarde, mi marido llego después fue a la cocina y abrió la alacena para tomar un vaso y me dijo, esta puerta esta floja, que hizo el pinche carpintero?!?!?, no lo sé amor yo lo vi trabajando ( y vaya que si trabajo), pinche viejo huevon, le voy a marcar para que arregle esto.

Se sentó en el sofá a ver tele y me dice que es esto?!?!?…..ho..ho…manchas de semen, que descuidada, no tuve la precaución de revisar. Hay amor es que sabes que no quise que me viera comer y me vine a tomar mi fruta con yogurt a aquí y se me cayó, no tuve la precaución de limpiar, creo que se la creyó, ya que no menciono nada………

Entradas recientes

Por
22 octubre, 2019 6:00 pm
Por
22 octubre, 2019 10:00 am
Por
22 octubre, 2019 2:00 am
Por
21 octubre, 2019 2:00 am

Deja un Comentario

Tu dirección de Email no sera publicada. Los datos requeridos están marcados*

Ver comentarios